Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Pruebas de la actividad hepática

Generalidades del examen

Algunos análisis de sangre se usan para determinar si tiene el hígado dañado o inflamado. A pesar de que estas pruebas ayudan a su médico a evaluar lo bien que le está funcionando el hígado, no pueden decir si usted tiene hepatitis C.

Pruebas que evalúan la función hepática

Su médico puede hacer pruebas para medir determinadas sustancias químicas producidas por el hígado. Estas pruebas pueden ayudar a su médico a revisar lo bien que le está funcionando el hígado.

Las pruebas pueden medir:

Pruebas que detectan inflamación del hígado (estudios de las enzimas del hígado)

Puede tener el hígado dañado si tiene un aumento en los niveles de:

Un aumento en el nivel de la fosfotasa alcalina (AP, por sus siglas en inglés) puede indicar una obstrucción de las vías biliares.

Por qué se hace

Las pruebas hepáticas se hacen cuando un historial médico o un examen físico parece indicar que puede haber algún problema con el hígado.

Estas pruebas también pueden ayudar a diagnosticar infecciones de largo plazo (crónicas). La infección por hepatitis C se considera crónica cuando las enzimas del hígado permanecen elevadas por más de 6 meses.

Si lo están tratando con terapia antiviral, es posible que le hagan análisis del hígado de vez en cuando para ver si está funcionando el tratamiento.

Resultados

Los resultados de las pruebas de la función hepática pueden incluir lo siguiente:

Normal

Todos los niveles están dentro de los límites normales.

Anormal

Uno o más niveles están fuera de los límites normales. Las pruebas de la función hepática anormal pueden indicar que su hígado está inflamado o que no está funcionando normalmente. Esto puede ser una señal de que tiene una infección viral.

Para pensar

Una elevación en las enzimas del hígado puede estar causada por muchas otras cosas además de la hepatitis C, como la obesidad, la hepatitis B, la hepatitis autoinmunitaria, algunos medicamentos o el consumo de alcohol a largo plazo. De modo que usted necesitará otras pruebas (como un análisis de sangre de anticuerpos contra la hepatitis C o una biopsia del hígado) para confirmar un diagnóstico de la hepatitis C.

Las personas con hepatitis C crónica tienen niveles anormales de enzimas hepáticas la mayor parte del tiempo. Pero los niveles pueden fluctuar entre normal y anormal a lo largo de la evolución de la enfermedad.

Las pruebas hepáticas pueden usarse para ayudarlos a usted y a su médico a desarrollar un plan de tratamiento. Las señales de que usted podría necesitar tratamiento incluyen:

  • Niveles de enzimas del hígado que permanecen arriba de lo normal por más de 6 meses, lo cual es evidencia de una infección crónica.
  • Los niveles detectables del virus de la hepatitis C en la sangre (resultado positivo de la prueba ARN (ácido ribonucleico) de la hepatitis C). Esta es una señal de una infección activa.
  • Evidencia de grave daño al hígado. Se detecta con una biopsia hepática.

Complete el formulario de información sobre pruebas médicas (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta prueba.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
W. Thomas London, MD - Hepatología
Última revisión 27 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.