Antecedentes médicos y examen físico para una hernia discal lumbar

Generalidades del examen

Durante la primera visita al médico por una posible hernia discal lumbar (parte baja de la espalda), se le preguntará acerca de sus antecedentes médicos, incluyendo:

  • El patrón, la intensidad y la duración del dolor en la pierna o en la espalda (se le puede pedir que complete un dibujo del dolor para identificar las zonas y los tipos de dolor que tiene).
  • Accidentes, lesiones o enfermedades anteriores relacionadas con la espalda.
  • Operaciones, procedimientos o inyecciones raquídeas o epidurales anteriores.
  • Antecedentes familiares de hernia discal y dolor en la parte baja de la espalda.
  • Antecedentes de consumo de cigarrillos, drogas y alcohol.
  • Historial de empleo.
  • Participación en deportes y otras actividades de ocio.

Su médico también le hará preguntas para comprobar si usted tiene otras afecciones que pudieran estar causando sus síntomas. Esto puede incluir preguntas sobre:

  • Señales de infección, como fiebre y escalofríos.
  • Síntomas que pueden sugerir daño nervioso significativo. Los ejemplos incluyen:
    • Entumecimiento en o entre la zona genital y rectal (anestesia en silla de montar).
    • Debilidad o pérdida importante de coordinación en una o ambas piernas.
    • Nuevos problemas de control de la vejiga o el intestino o de función sexual.
  • Posible fractura de la columna vertebral. Esto puede deberse a lo siguiente:
    • Una lesión reciente y grave en la espalda, como a causa de una caída, un accidente de automóvil o de motocicleta, o una lesión relacionada con el deporte.
    • Una lesión en la espalda de leve a moderada (por torcerse o levantar un objeto pesado) en personas mayores de 50 años de edad, especialmente mujeres (que tienen un alto riesgo de osteoporosis).
    • Uso prolongado de corticosteroides.
  • Antecedentes de cáncer, osteoporosis, enfermedad ósea o ciertas otras enfermedades.
  • Pérdida de peso reciente.

Durante el examen físico, su médico observará cómo usted se sienta, se para y camina. También se le pedirá que haga ciertos movimientos mientras está de pie, sentado y acostado. Esto le permite a su médico evaluar la flexibilidad de la columna vertebral, cualquier zona adolorida o sensible, y cualquier problema muscular o nervioso que normalmente ocurre con una hernia discal.

Estas pruebas pueden incluir:

  • Pruebas de fuerza muscular. Su médico examinará la fuerza de músculos específicos (en las piernas o en los pies) para ver si hay señales de un nervio comprimido.
  • Pruebas sensoriales. Las pruebas sensoriales miden su capacidad para sentir el tacto ligero, un pinchazo o calor y frío.
  • Reflejos tendinosos profundos (reflejo rotuliano y aquíleo). Su médico le golpeará ligeramente las rodillas y los tobillos con un martillo de reflejos. Si hay compresión de la raíz nerviosa en la zona lumbar, es posible que tenga pocos reflejos o ninguno en la rodilla (tendón rotuliano) o el tobillo (tendón de Aquiles).
  • Prueba de pierna recta acostado. Se recostará de espaldas con ambas piernas extendidas. Su médico le levantará la pierna afectada hacia la cabeza. Un resultado positivo de hernia discal produce dolor a lo largo de la parte posterior de la pierna, debajo de la rodilla, cuando se eleva la pierna.
  • Prueba de pierna recta sentado. Usted se sentará en la mesa de exploración con las piernas colgando y las rodillas dobladas en un ángulo de 90 grados. Su médico le extenderá lentamente una pierna hasta que la rodilla esté recta. Se suelta la pierna y se realiza la prueba en la otra pierna. Un resultado positivo de hernia discal produce dolor a lo largo de la parte posterior de la pierna, debajo de la rodilla, cuando se eleva la pierna.
  • Prueba de estiramiento femoral. Usted se acostará boca abajo sobre la mesa de exploración con las piernas extendidas. El médico le levantará una pierna hacia el techo y luego le doblará la rodilla. Si esta prueba produce dolor que se desplaza (irradia) hacia la parte delantera del muslo, es probable que una de las raíces nerviosas ubicadas en la parte alta de la región lumbar esté irritada.
  • Maniobra de Valsalva. Usted toserá o pujará, como si fuese a evacuar el intestino. Si usted tiene una hernia discal, la maniobra de Valsalva puede aumentar el dolor u otros síntomas relacionados con el disco.

Además de las pruebas anteriores, el examen físico también puede incluir exámenes generales del abdomen, la pelvis y el recto.

Por qué se hace

Los antecedentes médicos y el examen físico se realizan cuando hay síntomas de una hernia discal (como dolor o entumecimiento en las piernas).

Resultados

Los resultados de los antecedentes médicos y el examen físico pueden incluir los siguientes.

Normales

El dolor, la debilidad o los síntomas nerviosos no pueden reproducirse durante el examen físico. Pueden hacerse pruebas de laboratorio y exámenes físicos adicionales para averiguar si alguna otra afección médica es la causa de sus síntomas.

Anormales

Sus antecedentes médicos ofrecen información que sugiere que la irritación y la presión sobre una raíz nerviosa pueden ser una causa de sus síntomas. Las pruebas realizadas durante el examen físico provocan dolor y/o síntomas nerviosos típicos de una hernia discal.

En este momento, se puede iniciar el tratamiento (medicamentos para el dolor, aumento gradual de la actividad y otros tratamientos en el hogar). Probablemente no se necesitarán estudios por imágenes a menos que su médico sospeche que la compresión de la raíz nerviosa se debe a una causa más grave, como una infección o un tumor.

Para pensar

Por lo general, se puede diagnosticar una hernia de disco por medio de los antecedentes médicos y el examen físico.

Complete el formulario de información sobre pruebas médicas (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta prueba.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Robert B. Keller, MD - Ortopedia

Revisado4 junio, 2014