Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Examen físico de la piel para el cáncer de piel

Generalidades del examen

Durante un examen físico para detectar un problema en la piel, su médico examinará la piel de todo el cuerpo para ver si hay crecimientos, lunares o lesiones sospechosos. El examen se hace utilizando una luz intensa y, a veces, una lente de aumento. El cuero cabelludo se examina separando el cabello.

Por qué se hace

El examen de la piel se realiza si usted tiene:

  • Lunares o lesiones en la piel que sean sospechosos.
  • Síntomas de cáncer de piel en fase inicial.
  • Antecedentes de haber tenido cáncer de piel.
  • 50 lunares o más.
  • Lunares atípicos (nevos displásicos).
  • Antecedentes familiares de cáncer de piel.

Resultados

Las señales iniciales del cáncer de piel son un cambio en la piel, como un crecimiento, una irritación o una llaga que no sana, o un cambio en una verruga o en un lunar.

Señales de melanoma

La regla del ABCDE para la detección del cáncer significa prestar atención a lo siguiente:

  • Asimetría. Una mitad del lunar no coincide con el aspecto de la otra mitad.
  • Bordes irregulares. Los bordes son irregulares, dentados o difusos.
  • Color. La pigmentación (el color) no es uniforme. Están presentes matices de café claro, café y negro. Toques de rojo, blanco y azul le dan un aspecto jaspeado. Los cambios en la distribución del color, especialmente la difusión del color desde el borde del lunar hacia la piel que lo rodea, también son señales tempranas de melanoma.
  • Diámetro. El lunar o el crecimiento de la piel superan los 6 mm (0.2 pulgadas), o aproximadamente del tamaño de la goma de un lápiz. Cualquier crecimiento de un lunar debería ser motivo de preocupación.
  • Evolución. Hay un cambio en el tamaño, la forma, los síntomas (como comezón o sensibilidad), la superficie (especialmente sangrado) o el color de un lunar.

Otras señales de melanoma en un lunar incluyen cambios en:

  • La altura, como el engrosamiento o la elevación de un lunar que antes era plano.
  • La superficie, como descamación, desgaste, exudación, sangrado o formación de costra.
  • La piel que lo rodea, por ejemplo, enrojecimiento, hinchazón o aparición de pequeñas manchas nuevas de color alrededor de una lesión más grande (pigmentaciones satélites).
  • La sensibilidad, como comezón, hormigueo o ardor.
  • La consistencia, como ablandamiento o fácil desprendimiento de partes pequeñas (friabilidad).

Otras señales de cáncer de piel

Las señales del cáncer de piel incluyen:

  • Un bulto firme y transparente cubierto de diminutos vasos sanguíneos con finas líneas rojas (telangiectasias).
  • Un área de la piel que está enrojecida o irritada.
  • Un nuevo bulto en la piel (nódulo) de aspecto liso y con bordes elevados y el centro hundido.
  • Un bulto liso, brillante o perlado que podría parecerse a un lunar o a un quiste.
  • Una zona brillante de piel con aspecto tirante, especialmente en la cara, que se parece a una cicatriz y tiene bordes poco definidos.
  • Una llaga abierta que exuda, sangra o forma costras y que no ha sanado en 3 semanas.
  • Un bulto persistente y rojo en la piel expuesta al sol.
  • Una llaga que no sana o una zona de piel engrosada en el labio inferior, especialmente si fuma o consume tabaco para masticar, o si los labios están frecuentemente expuestos al sol y al viento.

Para pensar

Se pueden usar fotografías para documentar y detectar los cambios en la piel, en particular los lunares atípicos. Algunos centros médicos utilizan computadoras para comparar fotografías tomadas en un examen anterior con nuevas fotografías de lunares y lesiones sospechosos. Esta técnica puede determinar con mayor precisión si un lunar o una lesión está cambiando.

Los médicos no tienen que realizar una biopsia para determinar si una lesión es benigna (no cancerosa). Pueden utilizar un dermatoscopio para observar las manchas en la piel. La lente de aumento y la fuente de luz especiales de este instrumento ayudan al médico a observar la piel con mayor claridad. Además, los médicos pueden observar con aún mayor detalle los cambios en las células y el tejido de la piel por medio de un método llamado microscopía confocal de barrido por láser (CLSM, por sus siglas en inglés).

Algunos expertos opinan que es una buena idea revisarse la propia piel todos los meses y hacer que el médico la revise periódicamente. Las personas que corren el riesgo de tener cáncer de piel o aquellas mayores de 40 años podrían querer pedirle al médico que les revise la piel todos los años. Si usted ya ha tenido cáncer de piel, su médico le recomendará exámenes más frecuentes.

Complete el formulario de información sobre pruebas médicas (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta prueba.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Amy McMichael, MD - Dermatología

Revisado12 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.