Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Pensamientos o amenazas suicidas

Generalidades del tema

El suicidio ocurre casi con el doble de frecuencia que el asesinato. Cada año, alrededor de 36,000 personas en los Estados Unidos mueren por suicidio. En los EE. UU.:1

  • El suicidio es la 10.ª causa principal de muerte.
  • El suicidio es la tercera causa principal de muerte en personas de 15 a 24 años y la segunda causa principal en personas de 25 a 34 años.
  • Las tasas de suicidio han aumentado en adultos de mediana edad y mayores. Cada 4 intentos de suicidio, ocurre una muerte por suicidio.
  • Las mujeres intentan suicidarse más a menudo, pero los hombres tienen 4 veces más de probabilidades de morir por un intento de suicidio.
  • El uso de un arma de fuego es el método más común de suicidio.

Muchas personas tienen pensamientos fugaces de muerte. Los pensamientos fugaces de muerte son un problema menos importante y son muy diferentes de planear en forma activa cometer suicidio. Su riesgo de cometer suicidio aumenta si piensa en la muerte y en suicidarse a menudo, o si ha hecho un plan de suicidio.

La mayoría de las personas que consideran seriamente la posibilidad de suicidarse no quieren morir. En su lugar, ven el suicidio como una solución a un problema y como una manera de poner fin a su dolor. Las personas que consideran seriamente la posibilidad de suicidarse se sienten sin esperanza, impotentes y sin valor. Una persona que se siente sin esperanza cree que nadie puede ayudarla con un hecho o con un problema en particular. Una persona que se siente impotente está inmovilizada y no puede tomar medidas para resolver los problemas. Una persona que siente que no tiene valor está abrumada con una sensación de fracaso personal.

La mayoría de las personas que consideran seriamente la posibilidad de suicidarse o que intentan hacerlo tienen uno o más de los siguientes riesgos:

  • Antecedentes personales o familiares de intentos de suicidio.
  • Antecedentes familiares de intentos de suicidio o de suicidio concretado.
  • Antecedentes personales o familiares de ansiedad, depresiĆ³n u otros problemas de salud mental graves, como trastorno bipolar (enfermedad maníaco-depresiva) o esquizofrenia.
  • Un problema con el alcohol o con las drogas (problema de abuso de sustancias), como alcoholismo.

Las señales de advertencia de suicidio cambian con la edad.

Siempre que alguien hable acerca de suicidio o acerca de querer morir o desaparecer, la conversación debe tomarse en serio, incluso si está bromeando. Un intento de suicidio, incluso si el intento no le produjo un daño a la persona, también debe tomarse en serio. No tenga miedo de hablar con alguien que usted piense que podría estar considerando la posibilidad de suicidarse. No hay pruebas de que hablar acerca del suicidio conduzca a pensamientos suicidas ni al suicidio. Una vez que conozca los pensamientos de la persona sobre el tema, es posible que pueda ayudar a prevenir un suicidio.

Las personas que tienen pensamientos suicidas quizá no busquen ayuda debido a que sienten que no se las puede ayudar. Por lo general, este no es el caso. Muchas personas con pensamientos suicidas tienen afecciones médicas que pueden tratarse en forma exitosa. Las personas que tienen pensamientos suicidas a menudo tienen depresión o abusan de sustancias, y ambas afecciones pueden tratarse. Es importante buscar ayuda cuando ocurren pensamientos suicidas debido a que el tratamiento médico suele ser eficaz para disminuir estos pensamientos.

La posibilidad de suicidio es más grave cuando una persona tiene un plan para suicidarse que incluye:

  • Tener a disposición los medios, como armas o medicamentos, para cometer suicidio o para hacer un daño a otra persona.
  • Haber fijado una hora y un lugar para cometer el suicidio.
  • Pensar que no hay otra manera de resolver el problema o de poner fin al dolor.

Las personas que están considerando la posibilidad de suicidarse suelen estar indecisas sobre elegir entre la vida o la muerte. Con ayuda compasiva, es posible que elijan vivir.

Revise sus síntomas para decidir si debe ver a un médico u obtener otra ayuda y en qué momento.

Revise sus síntomas

¿Le preocupa que usted o alguien a quien usted conoce estén pensando en suicidarse?
Suicide concern
No
Suicide concern
¿Qué edad tiene?
Menos de 12 años
Less than 12 years
12 años o más
12 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
Suicide risk
No
Suicide risk
¿Ha intentado suicidarse recientemente?
Recent suicide attempt
No
Recent suicide attempt
¿Está pensando acerca del suicidio, pero no tiene ningún plan?
Considering suicide but does not have a plan
No
Considering suicide but does not have a plan
¿Ha estado pensando mucho en la muerte o en el suicidio?
Frequent thoughts of death or suicide
No
Frequent thoughts of death or suicide
¿Cree que alguna persona a quien usted conoce ha planeado suicidarse?
Concern about someone who may have suicide plan
No
Concern about someone who may have suicide plan
¿Tiene una preocupación relacionada con el abuso o maltrato que le causa sentimientos de ansiedad o depresión?
Concern about abuse causing feelings of anxiety or depression
No
Concern about abuse causing feelings of anxiety or depression
¿Le preocupa hacerse daño a usted mismo?
Esto puede incluir actos como cortarse, quemarse o estrangularse a propósito, o meterse objetos bajo la piel (como pedazos de metal, vidrio o madera). Por lo general, las personas que hacen esto no tratan de matarse, pero los resultados aún pueden ser muy peligrosos.
Concerns about self-harm
No
Concerns about self-harm
¿Está preocupado que los sentimientos de depresión o los pensamientos de suicidio no están desapareciendo?
Feelings of depression or thoughts of suicide not going away
No
Feelings of depression or thoughts of suicide not going away

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

El riesgo de un intento de suicidio es más alto si:

  • Tiene los medios para suicidarse, como un arma o medicamentos.
  • Fijó un horario y un lugar para hacerlo.
  • Piensa que no hay otra manera de resolver el problema o de poner fin al dolor.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Tratamiento en el hogar

Si está pensando en el suicidio, hable sobre sus sentimientos con alguien. Es importante que recuerde que hay personas que están dispuestas a hablar con usted acerca de sus pensamientos suicidas y que pueden hacerlo. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas suicidas pueden recibir ayuda para sentirse mejor sobre la vida.

Las personas con las que podría hablar incluyen:

  • Un familiar, un amigo o un consejero espiritual.
  • Su profesional de la salud, como un médico o un consejero.
  • Otros recursos de salud mental, como una agencia de salud mental comunitaria o un programa de asistencia al empleado.
  • Su línea local de ayuda para el suicidio o la línea nacional de ayuda para el suicidio: 1-800-273-TALK o 1-800-273-8255. También puede encontrar información en www.suicidepreventionlifeline.org.

Consejos para la familia y los amigos

Es posible que pueda ayudar a alguien que está considerando la posibilidad de suicidarse.

  • Si la amenaza de suicidio parece real, y la persona tiene un plan de suicidio específico:
    • Llame al 911 (o a la policía si el 911 no está disponible) para impedir que la persona lleve a cabo la amenaza.
    • Considere su propia seguridad. Si está en un entorno seguro y la persona no le hará daño:
      • Permanezca con la persona, o pídale a alguien en quien confíe que permanezca con la persona hasta que llegue la ayuda.
      • No discuta con la persona ni utilice afirmaciones como "No es tan malo como piensas" ni la desafíe diciéndole "No eres el tipo de persona que se suicidaría". Discutir con la persona solo podría aumentar su sensación de no tener el control de su vida.
      • Hable acerca de la situación con la mayor libertad posible. Dígale a la persona que usted no quiere que se muera ni que le haga daño a otra persona. Muestre comprensión y compasión.
    • Si cree que alguien que conoce ha ideado un plan para suicidarse, llame a su profesional de la salud.
      • Es posible que su profesional de la salud le ayude a identificar un especialista de salud mental y coordinar una cita para una persona que piensa que está considerando la posibilidad de suicidarse. Es posible que no sea necesaria una cita con su profesional de la salud.
      • Si no puede hablar con su profesional de la salud, llame a su línea local de ayuda para el suicidio o a la línea nacional de ayuda para el suicidio: 1-800-273-TALK o 1-800-273-8255. También puede encontrar información en www.suicidepreventionlifeline.org.
      • Una vez que se haya desarrollado un plan de tratamiento, es posible que pueda asistir a la persona para obtener la ayuda que necesita.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si se presenta alguno de los siguientes síntomas antes de que vea a su profesional de la salud:

  • Las señales de advertencia para la amenaza de suicidio, como tener un plan para suicidarse, son reales.
  • Los síntomas se vuelven más graves o frecuentes.

Prevención

El suicidio puede prevenirse. Si bien algunos suicidios ocurren sin advertencia, esto no sucede en la mayoría de los casos. Puede aprender a reconocer las señales de advertencia de suicidio y adoptar medidas inteligentes cuando las señales estén presentes. Tome decisiones inteligentes para evaluar sus sospechas si piensa que alguien que conoce está considerando la posibilidad de suicidarse.

  • Las señales de advertencia de suicidio cambian con la edad. Conozca las señales de advertencia de suicidio:
  • Tome todas las señales de advertencia en serio, incluso si la amenaza o el intento suicidas parecen menores. Tome en serio cualquier conversación sobre el suicidio, incluso si la persona está bromeando.
  • No tenga miedo de preguntar: "¿Cuál es el problema?" ni de sacar el tema del suicidio. No hay pruebas de que hablar acerca del suicidio conduzca a pensamientos suicidas ni al suicidio.
  • Esté dispuesto a escuchar. Si un familiar, un amigo o un compañero de trabajo hablan acerca del suicidio o de querer morir o desaparecer, la conversación debe tomarse en serio, incluso si está bromeando. Una vez que conozca los pensamientos de la persona sobre el tema, es posible que pueda ayudar a prevenir un suicidio.
  • Ayude a la persona a hacer arreglos para consultar a un médico o a un profesional de la salud mental de inmediato.
    • Dado que una persona suicida podría sentir que no se la puede ayudar, es posible que tenga que asumir un papel activo para encontrar un profesional de la salud y para lograr que la persona asista a la cita.
    • Si usted no está familiarizado con los recursos de salud mental en su área, un médico, un consejero, una agencia de salud mental comunitaria, una línea local de ayuda para el suicidio o la línea nacional de ayuda para el suicidio (1-800-273-TALK o 1-800-273-8255) pueden ayudarlo a identificar a un profesional de la salud. También puede encontrar información en www.suicidepreventionlifeline.org.
    • Asegúrese de que la persona tenga a alguien que la acompañe en todo momento hasta que sea posible comunicarse con un profesional de la salud mental.
    • Ayude a la persona a identificar otras fuentes de apoyo posibles entre las personas que la quieren, como la familia, los amigos o el consejero espiritual.
  • Haga un seguimiento para averiguar cómo marcha el tratamiento de la persona. Una persona suicida podría ser reticente a buscar ayuda y podría no continuar con el tratamiento después de la primera visita con un profesional de la salud. Su apoyo puede ayudar a la persona a decidir continuar el tratamiento.
  • Retire todas las armas de fuego del hogar. Las armas de fuego son el método más comúnmente usado. Los estudios han demostrado que los intentos de suicidio tienen más probabilidades de conducir a la muerte en los hogares en los que hay un arma, incluso si el arma se mantiene descargada y trabada en forma segura.
  • Deseche todos los medicamentos recetados y sin receta que no se estén utilizando actualmente.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Puede ayudar a su profesional de la salud a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Durante cuánto tiempo ha tenido pensamientos suicidas?
  • ¿Con qué frecuencia piensa en suicidarse?
  • ¿Qué estaba pasando en su vida cuando notó los sentimientos depresivos o suicidas por primera vez?
  • ¿Alguna vez tuvo pensamientos similares en el pasado? De ser así, ¿buscó y recibió tratamiento?
  • ¿Intentó suicidarse en el pasado? De ser así, ¿buscó y recibió tratamiento?
  • ¿Alguna vez se le diagnosticó un problema de salud mental, como ansiedad o depresiĆ³n graves o esquizofrenia?
  • ¿Algún familiar o amigo cercano alguna vez intentó suicidarse o se suicidó?
  • ¿A alguien de su familia alguna vez se le diagnosticó un problema de salud mental, como depresión o esquizofrenia?
  • ¿Ha tenido un evento estresante reciente en su vida?
  • ¿Tiene armas en su hogar?
  • ¿Consume alcohol o drogas ilegales en forma regular o excesiva? ¿Ha consumido alcohol o drogas ilegales para reducir los síntomas de depresión?
  • ¿Está tomando algún medicamento recetado o sin receta? De ser así, haga una lista de sus medicamentos y llévela con usted.
  • ¿Está tomando un medicamento para tratar la depresión? ¿Cuál es el medicamento? ¿Cuándo empezó a tomar el medicamento?
  • ¿Tiene algún factor de riesgo que haga que tenga más probabilidades de tener pensamientos suicidas?

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

National Suicide Prevention Lifeline
Dirección del sitio web: www.suicidepreventionlifeline.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Center for Injury Prevention and Control, Centers for Disease Control and Prevention (2012). Suicide: Fact sheet. Available online: http://www.cdc.gov/ViolencePrevention/suicide/index.html.

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
David Messenger, MD
Última revisión 27 noviembre, 2012

Última revisión: 27 noviembre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.