Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Problemas y lesiones en las uñas

Generalidades del tema

Los problemas menores en las uñas de las manos y de los pies son comunes. En algún momento u otro, casi todos se han atrapado una uña en algún objeto, lo que hizo que esta se desprendiera, o se han aplastado un dedo con una puerta, lo que dejó sangre debajo de la uña. Estas clases de lesiones pueden ser muy dolorosas, pero no suelen ser graves. A menudo, usted puede aliviar el dolor y prevenir la infección de los problemas menores en las uñas en el hogar.

Normalmente, las uñas de las manos crecen alrededor de un décimo de milímetro cada día. Las uñas de los pies crecen a alrededor de la mitad o a un tercio de la velocidad de las uñas de las manos. El envejecimiento y las enfermedades que disminuyen el flujo de sangre a las manos y a los pies pueden retrasar el crecimiento de las uñas.

Los cambios comunes en las uñas incluyen:

  • Uñas partidas, descascaradas o quebradizas. Estos son problemas comunes que suceden cuando las manos están frecuentemente expuestas al agua, a los jabones fuertes y a otras sustancias químicas. Es posible que pueda prevenir algunos de estos problemas si usa loción y evita poner las manos en agua repetidamente.
  • Cambios de color.
    • A menudo, aparecen pequeñas marcas blancas (leuconiquia) después de lesiones menores. Es posible que duren semanas o meses y, por lo general, desaparecen por sí solas.
    • Es común que una uña se ponga negra después de una lesión. El color negro o púrpura oscuro es causado por sangre debajo de la uña y desaparecerá a medida que sane la lesión.
    • La coloración negra, marrón o púrpura debajo de una uña que no se ha lesionado podría ser causada por melanoma.
  • Cambios en la forma o textura de las uñas, que pueden producirse por una variedad de motivos. Algunos de los cambios en las uñas, como la formación de protuberancias, son normales con el envejecimiento. Las uñas gruesas, quebradizas u oscuras son más comunes en los adultos mayores que tienen mala circulación.
  • Uñas encarnadas, que suelen ser causadas por cortarlas en forma inadecuada, calzado apretado o cuestiones hereditarias. Las uñas pueden crecer dentro de la piel que las rodea, lo que causa dolor, hinchazón e infección. En raras ocasiones, podría formarse un absceso debajo de una uña (absceso subungueal).
  • Separación del lecho de la uña. Una vez que la uña se separa del lecho de la uña, por cualquier motivo, no volverá a adherirse. Las uñas crecen nuevamente en forma lenta. Las uñas de las manos demoran alrededor de 6 meses y las uñas de los pies demoran hasta 18 meses en crecer y adherirse nuevamente al lecho de la uña.
  • Infecciones y reacciones alérgicas. Estos son problemas comunes causados por las uñas artificiales.
  • Infecciones micóticas de las uñas, cuyo aspecto puede variar según el tipo de hongo que infecta la uña o la ubicación de la infección. No es inusual que las infecciones micóticas de las uñas aparezcan después de las infecciones del pie de atleta. Para obtener más información, vea el tema Infecciones micóticas de las uñas.

Los problemas en las uñas también pueden ser causados por:

  • Una lesión en una uña.
  • Padrastros, que podrían provocar una infección menor junto a las uñas (paroniquia), lo que causa que la piel alrededor de las uñas se hinche y se sensibilice.
  • Comerse las uñas, que puede provocar que las puntas de las uñas tomen color rojizo y duelan, y cutículas sangrantes. Comerse las uñas también aumenta las posibilidades de que se produzcan infecciones bacterianas alrededor de los lechos de las uñas y en la boca.
  • Efectos secundarios de medicamentos, como quimioterapia y medicamentos antipalúdicos.
  • Enfermedades de la piel, como psoriasis y eccema.
  • Crecimientos de la piel, como verrugas, quistes y lunares.
  • Otras enfermedades, como enfermedad de Addison, enfermedad arterial periférica e infecciones por el VIH.

Revise sus síntomas para decidir si debería ver a un médico y en qué momento.

Revise sus síntomas

¿Tiene algún problema en las uñas?
Esto significa un problema que afecta sólo las uñas y ninguna otra parte de la extremidad (ninguna otra parte del dedo o de la mano, o del dedo del pie o del pie).
Nail problem
No
Nail problem
¿Qué edad tiene?
Menos de 12 años
Less than 12 years
12 años o más
12 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
¿Se lesionó una uña?
Esto podría incluir el desgarro de una uña, la separación de la uña del lecho de la uña o un golpe lo suficientemente fuerte para que se acumule sangre debajo de la uña.
Nail injury
No
Nail injury
¿Tiene dolor debajo o alrededor de la uña?
Nail pain
No
Nail pain
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala de 0 a 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
8 a 10: Dolor grave
Severe pain
5 a 7: Dolor moderado
Moderate pain
1 a 4: Dolor leve
Mild pain
¿Tiene diabetes, un sistema inmunitario debilitado o enfermedad arterial periférica?
Diabetes, immune problems, or peripheral arterial disease
No
Diabetes, immune problems, or peripheral arterial disease
¿Hay algún objeto debajo de la uña que no puede quitar?
Object under nail
No
Object under nail
Symptoms of infection
No
Symptoms of infection
¿Cree que podría tener fiebre?
Possible fever
No
Possible fever
¿Hay vetas rojizas que se alejan del área o pus que drena de ella?
Red streaks or pus
No
Red streaks or pus
¿Tiene una uña encarnada?
Una uña encarnada significa que la uña ha crecido dentro de la piel en lugar de crecer sobre esta.
Ingrown nail
No
Ingrown nail
¿Ha tenido problemas en las uñas durante más de 2 semanas?
Nail problems for more than 2 weeks
No
Nail problems for more than 2 weeks

Dolor en adultos y niños mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente intenso como para perturbar sus actividades normales y el sueño, pero lo puede tolerar durante horas o días. Moderado también puede significar dolor que aparece y desaparece incluso si es intenso cuando está presente.
  • Dolor leve (de 1 a 4): Usted nota el dolor, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Determinadas afecciones de salud y medicamentos debilitan la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones y las enfermedades. Algunos ejemplos en los adultos son:

  • Enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas y VIH/SIDA.
  • Problemas a largo plazo con el alcohol y las drogas.
  • Medicamentos esteroides, que pueden usarse para tratar una variedad de afecciones.
  • Quimioterapia y radioterapia para el cáncer.
  • Otros medicamentos usados para tratar la enfermedad autoinmunitaria.
  • Medicamentos que se hayan tomado después de un trasplante de órganos.
  • No tener bazo.

Síntomas de infección pueden incluir:

  • Aumento del dolor, la hinchazón, la temperatura o el enrojecimiento en la zona o a su alrededor.
  • Vetas rojas que emanan de la zona.
  • Pus que supura de la zona.
  • Fiebre.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ayudar a aliviar el dolor, prevenir la infección y estimular la sanación. Para aliviar el dolor de una lesión en la uña, intente lo siguiente:

Medicamentos que puede comprar sin una receta médica
Intente con un medicamento sin receta para ayudar a tratar su dolor a causa de la fiebre:

Hable con el médico de su hijo antes de alternar entre dosis de acetaminofén y de ibuprofeno. Cuando alterna entre dos medicamentos, existe la posibilidad de que su hijo reciba demasiado medicamento.

Consejos de seguridad
Asegúrese de seguir estos consejos de seguridad cuando utiliza un medicamento sin receta:
  • Lea y siga cuidadosamente todas las instrucciones del frasco y de la caja del medicamento.
  • No tome más de la dosis recomendada.
  • No tome un medicamento si ha tenido una reacción alérgica a él en el pasado.
  • Si se le ha indicado que evite un medicamento, llame a su médico antes de tomarlo.
  • Si está embarazada o pudiera estarlo, no tome ningún medicamento que no sea acetaminofén, a menos que su médico se lo haya indicado.
  • No le dé aspirina a ninguna persona de menos de 20 años, a menos que su médico le indique que lo haga.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si sucede alguna de la siguientes situaciones durante el tratamiento en el hogar:

  • Aparecen señales de infección.
  • Los síntomas se vuelven más graves o frecuentes a pesar del tratamiento en el hogar.

Prevención

Para prevenir los problemas comunes en las uñas:

  • Aplíquese crema de manos con frecuencia a lo largo del día. Asegúrese de masajear la crema en la uña y la cutícula.
  • Use guantes cuando esté trabajando en su jardín o cuando haga frío.
  • Use guantes de goma recubiertos con algodón o guantes de plástico desechables para protegerse las manos de la sobreexposición al agua, a los detergentes y a otras sustancias químicas.
  • Córtese las uñas de las manos semanalmente, después del baño, cuando están más blandas.
    • No se corte las uñas muy cortas.
    • Use una lima y tijeras de manicura afiladas o alicates para cortarse las uñas de las manos. Las uñas prolijas y bien cuidadas tienen menos probabilidades de sufrir daños.
  • Córtese las uñas de los pies mensualmente, después del baño.
    • Córtelas en línea recta y deje las uñas un poco más largas en las esquinas, a fin de que los bordes filosos no le corten la piel.
    • Si tiene una enfermedad crónica, como diabetes, enfermedad arterial periférica o una enfermedad que le cause problemas en el sistema inmunitario, hable con su médico acerca de la mejor manera de cortarse las uñas de los pies antes de hacerlo usted mismo.
  • Tenga especial cuidado cuando le corte las uñas a su bebé.
  • Evite cortarse las cutículas. Incluso un corte menor junto a la uña puede causar una infección.
  • No se muerda ni se mordisquee las uñas.

Para prevenir una infección micótica de la uña:

  • Mantenga los pies limpios y secos. Los pies secos tienen menos probabilidades de infectarse. Aplíquese talco en los pies cuando sea necesario.
  • Use medias limpias y secas. Cámbiese las medias una vez al día o con más frecuencia si se humedecen.
  • Use zapatos amplios que permitan que el aire circule alrededor de los pies.
  • Use sandalias para el baño o calzado para el baño cuando utilice piscinas, bañeras de hidromasaje y duchas públicas.

Para prevenir problemas con las uñas artificiales:

  • Verifique que no tenga una reacción a la uña artificial aplicándose solo una uña. Espere varios días para ver si desarrolla enrojecimiento, comezón, dolor o salpullido alrededor o debajo de la uña, o separación de la uña del lecho de la uña.
  • No se aplique una uña artificial si la uña o la piel alrededor de la uña luce irritada o infectada.
  • Si una uña artificial se separa del lecho de la uña, sumerja la punta del dedo en alcohol isopropílico (de frotar) durante 15 segundos antes de volver a adherir la uña artificial. Esto limpiará el espacio entre las uñas.
  • No use uñas artificiales durante más de 3 meses seguidos. Dele a las uñas naturales un mes de descanso antes de volver a aplicarse las uñas artificiales.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuándo comenzó su problema en las uñas?
  • ¿Tuvo una lesión?
  • ¿Alguna vez tuvo un problema en las uñas similar en el pasado? Si lo tuvo, ¿cómo fue tratado?
  • ¿Intentó algún tratamiento en el hogar? De ser así, ¿cuál fue? ¿Le ayudó?
  • ¿Tuvo una mejoría en su problema en las uñas o este empeoró?
  • ¿Está tomando algún medicamento?
  • ¿Tiene algún riesgo para la salud?

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 7 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.