Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Problemas en los dedos de los pies, pies y tobillos, no relacionados con lesiones

Generalidades del tema

Ilustración de los huesos del pieTodos hemos tenido un problema menor en un dedo del pie, en un pie o en un tobillo. La mayoría de las veces, los movimientos de nuestro cuerpo no causan problemas, pero no resulta sorprendente que se desarrollen síntomas como consecuencia del desgaste diario o del uso excesivo. Los problemas en los dedos de los pies, en los pies o en los tobillos también pueden producirse por lesiones o por el proceso natural de envejecimiento.

Los dedos de los pies, los pies o los tobillos podrían arderle, pincharle, dolerle, y podría sentir que esas partes están cansadas, doloridas, rígidas, adormecidas, con hormigueo, calientes o frías. Es posible que haya tenido lo que en inglés se conoce como "charley horse" (calambre muscular) en un pie mientras se encontraba en la cama por la noche. Es posible que los pies o los tobillos cambien de color o se hinchen. Es posible que haya notado un olor avergonzante en los pies. Algunos cambios en los pies y en los tobillos son normales a medida que una persona envejece o durante el embarazo. Por lo general, lo único que se necesita para aliviar los síntomas es tratamiento en el hogar.

Los problemas en los dedos de los pies, en los pies o en los tobillos podrían ser causados por una lesión. Si piensa que una lesión causó su problema, vea el tema Lesiones de los dedos de los pies, de los pies o de los tobillos. Sin embargo, los problemas en los dedos de los pies, en los pies o en los tobillos tienen muchas causas no relacionadas con lesiones.

Problemas en la piel

La mayoría de los problemas en la piel que afectan los pies son más molestos que graves. Si tiene:

  • La sensación de que camina sobre piedritas: es posible que tenga verrugas plantares en la planta de los pies.
  • Parches de piel gruesa y dura en el talón o en el antepié: es posible que tenga callosidades, callos, ampollas o crecimientos de la piel.
  • Piel enrojecida, descascarada, agrietada y con sensación de ardor y de comezón entre los dedos de los pies o en la planta de los pies: es posible que tenga pie de atleta. O quizá sea una reacción de los pies a los zapatos que usa (dermatitis de contacto por el calzado).
  • Piel enrojecida, hinchada y dolorida alrededor de la uña de un dedo del pie: es posible que tenga una uña encarnada o una infección alrededor de la uña (paroniquia).
  • Plantas de los pies enrojecidas e hinchadas que son dolorosas al tacto o cuando camina: es posible que tenga una infección bacteriana. Las duchas públicas, las bañeras de hidromasaje o las piscinas (albercas) son lugares comunes en donde las infecciones bacterianas, el pie de atleta y las verrugas pueden transmitirse a los pies.

Problemas articulares

Las articulaciones de los dedos de los pies tienen más probabilidades de desarrollar problemas que otras articulaciones del pie.

  • La sensación de calor, el dolor, el enrojecimiento, la hinchazón y la sensibilidad extrema que aparecen rápidamente en la articulación del dedo gordo del pie podrían estar causados por gota. Pueden producirse síntomas similares con una infección.
  • Si tiene hinchazón o un bulto en la base del dedo gordo del pie, es posible que tenga un juanete.
  • Si tiene un bulto en el lado externo del dedo pequeño del pie, es posible que tenga un juanetillo, que también se llama juanete de sastre.
  • Si los dedos de los pies, excepto los dedos gordos, se doblan en una posición extraña, es posible que tenga dedos en martillo, dedos en maza o dedos en garra.
  • El dolor, la rigidez y la hinchazón de las articulaciones son comunes cuando tiene afecciones como bursitis, artritis, lupus o gota.

Dolor

Es posible que desarrolle dolor en la parte anterior del pie (antepié) (metatarsalgia) o en el talón. A menudo, ocurren problemas en los talones cuando usa excesivamente los músculos de las pantorrillas, usa calzado con tacos altos o participa en actividades, como correr, que causan golpes reiterados en los talones.

Entumecimiento u hormigueo

Es posible que muchas afecciones afecten los nervios del pie y causen entumecimiento, hormigueo y ardor.

  • El dolor, ardor, hormigueo o entumecimiento que se produce entre los dedos de los pies, especialmente entre el tercer y el cuarto dedo, y en el antepié podrían estar causados por un crecimiento alrededor de los nervios (neuroma de Morton).
  • El dolor, el entumecimiento y el hormigueo que comienzan en la espalda o en la nalga, bajan por la pierna y llegan al pie podrían ser ciática, causada por un nervio comprimido (compresión de la raíz nerviosa).
  • El dolor en el pie y en el tobillo que se produce acompañado de entumecimiento y de debilidad en el pie podría estar causado por un nervio comprimido en el tobillo (síndrome del túnel tarsal) o en la espalda (ciática).
  • El ardor, el entumecimiento o la falta de sensibilidad en los pies podrían estar causados por mala circulación, especialmente en personas que tienen diabetes o enfermedad arterial periférica. Un problema de circulación puede ocasionar daños en los nervios (neuropatías periféricas). Los problemas en los pies tienen más probabilidades de desarrollarse en personas que tienen estas afecciones.

Revise sus síntomas para decidir si debería ver a un médico y en qué momento.

Revise sus síntomas

¿Tiene algún problema en el dedo del pie, el pie o el tobillo?
Esto incluye síntomas como dolor y cambios en la manera en que se ven o se sienten los pies.
Toe, foot, or ankle problem
No
Toe, foot, or ankle problem
¿Qué edad tiene?
Menos de 5 años
Less than 5 years
5 años o más
5 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
¿Se lesionó el dedo del pie, el pie o el tobillo en el último mes?
Toe, foot, or ankle injury in the past month
No
Toe, foot, or ankle injury in the past month
¿Se ha sometido a alguna cirugía de dedo del pie, de pie o de tobillo en el último mes?
Si un yeso, una tablilla (férula) o un aparato ortopédico son la causa del problema, siga las instrucciones que recibió acerca de cómo aflojarlos.
Toe, foot, or ankle surgery in the past month
No
Toe, foot, or ankle surgery in the past month
¿Tiene algún problema en las uñas?
Esto significa un problema que afecta sólo las uñas y ninguna otra parte de la extremidad (ninguna otra parte del dedo o de la mano, o del dedo del pie o del pie).
Nail problem
No
Nail problem
¿Una repentina y grave debilidad o un grave entumecimiento le han afectado toda la pierna o todo el pie?
Debilidad es no poder usar la pierna o el pie con normalidad, sin importar cuánto se esfuerce. Es posible que el dolor o la hinchazón hagan que le resulte difícil mover la pierna o el pie, pero esto no es lo mismo que tener debilidad.
Numbness or weakness in leg or foot
No
Numbness or weakness in leg or foot
¿Cuándo comenzó?
Piense en la primera vez que notó la debilidad o el entumecimiento, o en la primera vez que notó algún cambio importante en los síntomas.
Hace menos de 4 horas
Numbness or weakness began less than 4 hours ago
Hace entre 4 horas y 2 días (48 horas)
Numbness or weakness began from 4 to less than 48 hours ago
Hace entre 2 días y 2 semanas
Numbness or weakness began 2 days to 2 weeks ago
Hace más de 2 semanas
Numbness or weakness began more than 2 weeks ago
¿Aún tiene debilidad o entumecimiento?
La debilidad o el entumecimiento que no desaparecen podrían ser algo más grave.
Numbness or weakness is now present
No
Numbness or weakness is now present
La debilidad o el entumecimiento:
¿Ha empeorado?
Numbness or weakness is getting worse
¿Se mantiene más o menos igual (no está mejor ni peor)?
Numbness or weakness is unchanged
¿Ha mejorado?
Numbness or weakness is improving
¿El pie o alguno de los dedos de los pies tienen un color azul, o están muy pálidos o fríos y son diferentes del otro pie o los otros dedos de los pies?
Si el pie o la pierna están en un yeso, una tablilla (férula) o un aparato ortopédico, siga las instrucciones que recibió acerca de cómo aflojarlos.
Foot or toes are blue, very pale, or cold and different from other foot or toes
No
Foot or toes are blue, very pale, or cold and different from other foot or toes
¿Hay algún dolor en los dedos de los pies, el pie o el tobillo?
Pain in toes, foot, or ankle
No
Pain in toes, foot, or ankle
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala del 0 al 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
5 a 10: Dolor moderado a grave
Moderate to severe pain
1 a 4: Dolor leve
Mild pain
El dolor:
¿Ha empeorado?
Pain is increasing
¿Se mantiene más o menos igual (no está mejor ni peor)?
Pain is unchanged
¿Ha mejorado?
Pain is improving
¿Ha empezado a cojear?
New limp
No
New limp
¿Tiene algún dolor en los dedos de los pies, el pie o el tobillo?
Toe, foot, or ankle pain
No
Toe, foot, or ankle pain
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala de 0 a 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
8 a 10: Dolor grave
Severe pain
5 a 7: Dolor moderado
Moderate pain
1 a 4: Dolor leve
Mild pain
¿Cuánto ha durado el dolor?
Menos de 2 días completos (48 horas)
Pain less than 2 days
2 días a 2 semanas
Pain 2 days to 2 weeks
Más de 2 semanas
Pain more than 2 weeks
El dolor:
¿Ha empeorado?
Pain is getting worse
¿Se mantiene más o menos igual (no está mejor ni peor)?
Pain is unchanged
¿Ha mejorado?
Pain is getting better
¿Cree que el problema podría estar causando fiebre?
Algunos problemas óseos y articulares pueden causar fiebre.
Possible fever
No
Possible fever
Symptoms of infection
No
Symptoms of infection
¿Hay vetas rojizas que se alejan del área o pus que drena de ella?
Red streaks or pus
No
Red streaks or pus
¿Tiene diabetes, un sistema inmunitario debilitado, enfermedad arterial periférica o algún elemento quirúrgico en el área?
"Elemento" incluye cosas como articulaciones artificiales, placas o tornillos, catéteres y bombas de administración de medicamentos.
Diabetes, immune problems, peripheral arterial disease, or surgical hardware in affected area
No
Diabetes, immune problems, peripheral arterial disease, or surgical hardware in affected area
¿Tiene problemas para mover el pie o los dedos de los pies?
El dolor y la hinchazón pueden limitar los movimientos.
Difficulty moving foot or toes
No
Difficulty moving foot or toes
¿Es muy difícil moverlo o algo difícil moverlo?
"Muy difícil" significa que usted no puede moverlo para nada, en ninguna dirección, sin que le cause un dolor intenso. "Algo difícil" significa que usted puede moverlo al menos un poco, aunque podría sentir algo de dolor al hacerlo.
Muy difícil
Very hard to move
Algo difícil
Somewhat hard to move
¿Durante cuánto tiempo ha tenido problemas para mover el pie o los dedos de los pies?
Menos de 2 días
Difficulty moving foot for less than 2 days
2 días a 2 semanas
Difficulty moving foot for 2 days to 2 weeks
Más de 2 semanas
Difficulty moving foot for more than 2 weeks
La pérdida de movimiento:
¿Está empeorando?
Difficulty moving is getting worse
¿Se mantiene más o menos igual (no está mejor ni peor)?
Difficulty moving is unchanged
¿Está mejorando?
Difficulty moving is improving
¿Hay alguna hinchazón?
Swelling
No
Swelling
¿Tiene falta de aire o dolor en el pecho nuevos?
Cuando esto ocurre con hinchazón o dolor profundo en una pierna puede ser un síntoma de un coágulo de sangre que se ha movido desde la pierna hasta el pulmón.
Shortness of breath or chest pain
No
Shortness of breath or chest pain
¿Ha orinado mucho menos que lo habitual últimamente?
Decreased urination
No
Decreased urination
¿La hinchazón está empeorando rápidamente (en el término de horas o días)?
Swelling is quickly getting worse
No
Swelling is quickly getting worse
¿Hay un bulto, juanete, crecimiento o área engrosada dolorosos en el pie o en el dedo del pie?
Painful lump, bump, thickening, or growth on toe or foot
No
Painful lump, bump, thickening, or growth on toe or foot
¿Ha tenido problemas en el dedo del pie, el pie o el tobillo durante más de 2 semanas?
Symptoms for more than 2 weeks
No
Symptoms for more than 2 weeks
Lesiones de los dedos del pie, de los pies y de los tobillos

Cuando un área se vuelve azulada, muy pálida o fría, puede significar que ha habido un cambio repentino en el riego sanguíneo del área. Esto puede ser grave.

Existen otros motivos para los cambios en el color y en la temperatura. Los moretones a menudo son azulados. Una extremidad podría ponerse azulada o pálida si la deja en una posición durante demasiado tiempo, pero regresa al color normal después de moverla. Lo que debe buscar es un cambio en el aspecto del área (se vuelve azulada o pálida) y en cómo se siente (se vuelve fría al tacto), y este cambio no desaparece.

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Dolor en niños menores de 3 años

Puede ser difícil saber cuánto dolor siente un bebé o un niño pequeño.

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que el bebé no puede dormir, no puede estar cómodo y llora constantemente sin importar lo que usted haga. Es posible que el bebé patee, cierre los puños o haga muecas.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El bebé está muy molesto, se aferra mucho a usted y podría tener problemas para dormir, pero responde cuando usted intenta calmarlo.
  • Dolor leve (de 1 a 4): El bebé está un poco molesto y se aferra un poco a usted, pero responde cuando usted intenta calmarlo.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Dolor en niños de 3 años y mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que el niño no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor. Nadie puede tolerar un dolor intenso durante más de algunas horas.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente fuerte como para perturbar las actividades normales y el sueño del niño, pero el niño puede tolerarlo durante horas o días.
  • Dolor leve (de 1 a 4): El niño nota el dolor y podría quejarse de eso, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.
Problemas y lesiones en las uñas
Problemas posoperatorios

Síntomas de infección pueden incluir:

  • Aumento del dolor, la hinchazón, la temperatura o el enrojecimiento en la zona o a su alrededor.
  • Vetas rojas que emanan de la zona.
  • Pus que supura de la zona.
  • Fiebre.

Dolor en adultos y niños mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente intenso como para perturbar sus actividades normales y el sueño, pero lo puede tolerar durante horas o días. Moderado también puede significar dolor que aparece y desaparece incluso si es intenso cuando está presente.
  • Dolor leve (de 1 a 4): Usted nota el dolor, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Determinadas afecciones de salud y medicamentos debilitan la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones y las enfermedades. Algunos ejemplos en los adultos son:

  • Enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas y VIH/SIDA.
  • Problemas a largo plazo con el alcohol y las drogas.
  • Medicamentos esteroides, que pueden usarse para tratar una variedad de afecciones.
  • Quimioterapia y radioterapia para el cáncer.
  • Otros medicamentos usados para tratar la enfermedad autoinmunitaria.
  • Medicamentos que se hayan tomado después de un trasplante de órganos.
  • No tener bazo.

Tratamiento en el hogar

La mayoría de los problemas menores en los dedos de los pies, en los pies o en los tobillos desaparecen por sí solos. Por lo general, el tratamiento en el hogar es lo único que se necesita para aliviar el dolor, la hinchazón y la rigidez.

  • Si tiene hinchazón, asegúrese de quitarse todos los anillos, tobilleras o cualquier otra joya que tenga alrededor de la pierna o del tobillo. Será más difícil quitar las joyas si la hinchazón aumenta, lo cual a su vez puede causar otros problemas graves, como compresión de los nervios o restricción del flujo de sangre.
  • Haga reposo, utilice hielo, compresión y elevación (RICE, por sus siglas en inglés) para el dolor y la hinchazón.
  • Interrumpa, cambie o tómese un descanso de cualquier actividad que cause sus síntomas.
    • Evite correr cuando sienta dolor, lo que podría aumentar el daño en los pies.
    • Considere la posibilidad de cambiar su rutina de ejercicios si piensa que correr o hacer otro deporte de alto impacto están causando el dolor en los pies. Cambie temporalmente a una actividad de bajo impacto, como esquiar a campo traviesa, usar escaladores, andar en bicicleta (normal o fija), remar o nadar.
    • Use técnicas de entrenamiento deportivo sensatas, como usar el calzado adecuado y estire antes de las actividades.
  • Masajee suavemente los pies para reducir la molestia, relajar los pies y estimular la circulación.
  • Use calzado y calcetines que le den apoyo y que sean cómodos. Vea los consejos relacionados con el buen calzado para aprender a elegir el calzado adecuado para usted.
  • Considere la posibilidad de usar un dispositivo ortopédico para el calzado, como un soporte de arco, para ayudar a aliviar el dolor en los pies.
  • Pruebe ejercicios para el tendón calcáneo para aumentar la fuerza y la flexibilidad, si el talón o el tendón calcáneo (tendón de Aquiles) están tensionados y doloridos. Es posible que esto ayude a aliviar el dolor en los talones.
Medicamentos que puede comprar sin una receta médica
Pruebe un medicamento sin receta para ayudar a tratar su dolor:

Hable con el médico de su hijo antes de alternar entre dosis de acetaminofén y de ibuprofeno. Cuando alterna entre dos medicamentos, existe la posibilidad de que su hijo reciba demasiado medicamento.

Consejos de seguridad
Asegúrese de seguir estos consejos de seguridad cuando utiliza un medicamento sin receta:
  • Lea y siga cuidadosamente todas las instrucciones del frasco y de la caja del medicamento.
  • No tome más de la dosis recomendada.
  • No tome un medicamento si ha tenido una reacción alérgica a él en el pasado.
  • Si se le ha indicado que evite un medicamento, llame a su médico antes de tomarlo.
  • Si está embarazada o pudiera estarlo, no tome ningún medicamento que no sea acetaminofén, a menos que su médico se lo haya indicado.
  • No le dé aspirina a ninguna persona de menos de 20 años, a menos que su médico le indique que lo haga.

Pruebe el tratamiento en el hogar para estos otros problemas en los pies, como:

  • Calambres en los pies. Pruebe el siguiente tratamiento en el hogar para ayudar a aliviar los calambres en las piernas:
    • Estire la pierna.
    • Sostenga el pie y tire de él en dirección a usted. Probablemente sea más fácil hacer esto cuando está sentado. Puede pasar una toalla alrededor del extremo del pie y tirar de ella en dirección a usted, si tiene problemas para llegar al pie.
    • Frote o masajee el pie suavemente.
  • Callosidades y callos. El tratamiento en el hogar podría ayudar a aliviar la molestia causada por callos, callosidades u otros engrosamientos de la piel:
    • Para afinar un callo o una callosidad, frote el engrosamiento de la piel con una toalla después de la ducha o del baño.
    • Use una piedra pómez después de bañarse para reducir el tejido. No la use si tiene diabetes, enfermedad arterial periférica o un problema del sistema inmunitario, o si le han dicho que tiene mala circulación en los pies.
    • Cubra las zonas en las que haya presión con una almohadilla de fieltro con forma de rosquilla, con parches de una tela especial llamada "molesquín" o con lana de cordero.
    • Nunca corte los callos o las callosidades. Podría desarrollarse una infección.
    • Es posible que algunas lociones y humectantes también alivien los síntomas de callos y callosidades.
  • Ampollas. El tratamiento en el hogar para las ampollas depende de si la ampolla es pequeña o grande y de si se ha abierto o no. Vea una imagen de ampollas.
  • Tobillos y pies hinchados. Pruebe las siguientes medidas de tratamiento en el hogar para reducir la hinchazón de los tobillos y de los pies:
    • Eleve los pies y los tobillos hinchados colocándolos sobre un apoyapiés o sobre almohadas (por encima del nivel del corazón) cuando esté sentado durante cualquier cantidad de tiempo.
    • Levántese y camine durante algunos minutos cada hora si se sienta durante cualquier cantidad de tiempo.
    • Reduzca el consumo de sal (sodio) o prepare un sustituto de la sal. El sodio puede estar oculto en alimentos como el queso, las sopas enlatadas y los aderezos para ensaladas. Hable con su médico antes de utilizar un sustituto de la sal.

Si le diagnostican un problema en el pie, es posible que otras medidas de tratamiento en hogar le ayuden.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Revise sus síntomas si ocurre alguna de las siguientes situaciones durante el tratamiento en el hogar:

  • Se desarrolla dolor o hinchazón.
  • Se desarrollan señales de infección.
  • Se desarrolla entumecimiento, hormigueo o piel fría y pálida.
  • Los síntomas continúan a pesar del tratamiento en el hogar.
  • Los síntomas se vuelven más graves o frecuentes.

Prevención

Los siguientes consejos podrían prevenir problemas en los dedos de los pies, en los pies o en los tobillos.

Consejos generales

  • Lave diariamente los pies con agua tibia (no caliente). Use un jabón suave, preferentemente uno que contenga productos humectantes, o use un humectante en forma separada.
  • Evite problemas usando buen calzado. Use calzado cómodo que le dé apoyo. Sujete los tobillos débiles o inestables con un aparato ortopédico o encintándolos antes de hacer ejercicio o actividades que aumenten su riesgo de tener problemas.
  • Use pantimedias y medias del tamaño correcto. Evite usar ligas apretadas o medias hasta la rodilla o hasta el muslo.
  • Use un tapete de goma para estar de pie si su trabajo requiere que permanezca de pie sobre superficies duras. Esto podría ayudar a reducir el esfuerzo sobre los pies.
  • Mantenga un peso razonable para su estatura.

Consejos para hacer ejercicio

  • Haga ejercicios de estiramiento para los tendones de la parte posterior de los talones. Esto es especialmente importante para los deportistas antes de las actividades deportivas, pero también es útil para las personas que no practican deportes.
  • Camine en forma regular para mejorar la circulación, aumentar la flexibilidad, reducir la fatiga y estimular el desarrollo de huesos y músculos.
  • Establezca buenos hábitos de ejercicio y técnicas de entrenamiento deportivo.
  • Considere la posibilidad de consultar a un especialista en entrenamiento deportivo si usted es un deportista de competición o un deportista recreativo que se toma el deporte en serio. El especialista puede recomendar programas de entrenamiento y de acondicionamiento para prevenir problemas en los pies.

Consejos para el cuidado de los pies

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo sacar el mejor provecho de su cita.

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son sus síntomas principales?
  • ¿Durante cuánto tiempo ha tenido sus síntomas?
  • ¿Qué estaba haciendo cuando comenzaron sus síntomas?
  • ¿Ha tenido este problema en el pasado? Si lo ha tenido, ¿sabe qué causó el problema en ese momento? ¿Cómo se lo trató?
  • ¿Qué actividades relacionadas con los deportes, con el trabajo o con su estilo de vida hacen que sus síntomas mejoren o empeoren?
  • Los problemas en los pies, ¿comenzaron después de haber empezado a usar calzado nuevo?
  • ¿Qué tratamiento en el hogar ha probado? ¿Le ayudó?
  • ¿Qué medicamentos sin receta ha tomado? ¿Le ayudaron?
  • ¿Ha comenzado a tomar medicamentos nuevos o ha tenido un cambio en la dosificación de un medicamento?
  • ¿Tiene algún riesgo para la salud?

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 1 octubre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.