Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Lesiones en la cadera, 11 años o menos

Generalidades del tema

Una lesión en la cadera puede ser difícil de manejar, tanto para el niño que la tiene como para su padre, madre o cuidador. Es posible que un niño con una lesión en la cadera sienta dolor en la cadera, la ingle, el muslo o la rodilla. Es posible que un niño con dolor cojee o no tenga la capacidad o la voluntad para pararse, caminar o mover la cadera lesionada. Un bebé con dolor puede llorar, estar irritable y presentar otras señales de dolor.

Para comprender mejor los problemas en la cadera, puede ser útil saber cómo funciona la cadera. La cadera es la articulación de "esfera y cavidad" más grande del cuerpo. El hueso del muslo (fémur) encaja justo dentro de una cavidad de la pelvis que tiene forma de taza (acetábulo). La articulación de la cadera es más rígida y más estable que la articulación del hombro, pero no se mueve tan libremente. La articulación de la cadera se mantiene unida por los músculos de los glúteos, de la ingle y de la columna vertebral; por tendones; por ligamentos y por una cápsula articular. Varios sacos llenos de líquido (llamados bursas) amortiguan y lubrican la articulación de la cadera, y permiten que los tendones y los músculos se deslicen y se muevan con facilidad. El nervio más grande del cuerpo (nervio ciático) pasa a través de la pelvis hacia la pierna.

Lesiones en la cadera

Es posible que ocurra una lesión repentina (aguda) a causa de una caída sobre una cadera, un golpe directo en una cadera o en la rodilla, o una torsión o flexión anormales de la pierna. Las lesiones agudas incluyen:

  • Distensión muscular en la cadera, en la ingle o en el glúteo.
  • Moretón (contusión) de los músculos de la cadera. Es posible que ocurran moretones profundos en los músculos con otras lesiones en la cadera. También es posible que haya sensibilidad y espasmo muscular.
  • Dislocación de la cadera, fractura de cadera o fractura pélvica. Las dislocaciones y las fracturas de las caderas y de la pelvis no suelen verse en niños, a menos que haya ocurrido una lesión grave (como un accidente automovilístico).
  • Fractura por avulsión. Esto ocurre cuando un músculo se desprende de un hueso a la fuerza y quiebra un trozo de hueso.

El tratamiento de una lesión en la cadera depende de la ubicación, el tipo y la gravedad de la lesión, así como de la edad del niño, su estado de salud general y su nivel de actividad. El tratamiento puede incluir medidas de primeros auxilios; aplicación de un aparato ortopédico, un yeso, un arnés o tracción; fisioterapia; medicamentos o cirugía.

Revise los síntomas de su hijo para decidir si su hijo debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Su hijo ha tenido alguna lesión en la cadera?
Hip injury
No
Hip injury
¿Qué edad tiene?
Menos de 5 años
Less than 5 years
5 a 11 años
5 to 11 years
12 años o más
12 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
¿Su hijo se ha sometido a alguna cirugía de cadera en el último mes?
Si un yeso, una tablilla (férula) o un aparato ortopédico son la causa del problema, siga las instrucciones que recibió acerca de cómo aflojarlos.
Hip surgery in past month
No
Hip surgery in past month
¿Ha pasado más de un mes desde la lesión en la cadera?
Hip injury over a month ago
No
Hip injury over a month ago
¿Su hijo ha tenido algún trauma grave en las últimas 2 a 3 horas?
Major trauma in past 2 to 3 hours
No
Major trauma in past 2 to 3 hours
¿Su hijo tiene algún sangrado intenso que no se ha desacelerado con presión directa?
Severe bleeding
No
Severe bleeding
Signs of shock
No
Signs of shock
¿Su hijo tiene problemas para mover la cadera o la pierna?
Difficulty moving hip or leg
No
Difficulty moving hip or leg
¿Su hijo puede mover la cadera y la pierna en alguna medida?
Able to move hip and leg
No
Unable to move hip and leg
¿Su hijo ha tenido problemas para mover la cadera durante más de 2 días?
Difficulty moving hip for more than 2 days
No
Difficulty moving hip for more than 2 days
¿Su hijo parece tener algún dolor en la cadera?
Appears to have hip pain
No
Appears to have hip pain
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala del 0 al 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
5 a 10: Dolor moderado a grave
Moderate to severe pain
1 a 4: Dolor leve
Mild pain
El dolor:
¿Ha empeorado?
Pain is increasing
¿Se mantiene más o menos igual (no está mejor ni peor)?
Pain is unchanged
¿Ha mejorado?
Pain is improving
¿Su hijo parece tener algún dolor en la cadera?
Appears to have hip pain
No
Appears to have hip pain
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala de 0 a 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
8 a 10: Dolor grave
Severe pain
5 a 7: Dolor moderado
Moderate pain
1 a 4: Dolor leve
Mild pain
El dolor:
¿Ha empeorado?
Pain is increasing
¿Se mantiene más o menos igual (no está mejor ni peor)?
Pain is unchanged
¿Ha mejorado?
Pain is improving
¿Su hijo ha tenido dolor durante más de 2 días?
Pain for more than 2 days
No
Pain for more than 2 days
¿La pierna o el pie de su hijo tienen un color azul, o están muy pálidos o fríos y son diferentes uno del otro?
Si el área está en un yeso, una tablilla (férula) o un aparato ortopédico, siga las instrucciones que recibió acerca de cómo aflojarlos.
Leg or foot blue, very pale, or cold and different from other leg or foot
No
Leg or foot blue, very pale, or cold and different from other leg or foot
¿Hay alguna hinchazón o algún moretón?
Swelling or bruising
No
Swelling or bruising
¿Tuvo hinchazón o moretones en los 30 minutos siguientes a la lesión?
Swelling or bruising within 30 minutes of injury
No
Swelling or bruising within 30 minutes of injury
¿La hinchazón ha durado más de 2 días?
Swelling for more than 2 days
No
Swelling for more than 2 days
¿Su hijo ha tenido entumecimiento, hormigueo o debilidad en la cadera que ha durado más de una hora?
Debilidad significa que el niño no puede usar la pierna o la cadera con normalidad, sin importar cuánto se esfuerce. Es posible que el dolor o la hinchazón hagan que le resulte difícil mover la pierna o la cadera, pero esto no es lo mismo que tener debilidad.
Numbness for more than 1 hour
No
Numbness for more than 1 hour
¿Cree que la lesión puede haber sido causada por maltrato?
Injury may have been caused by abuse
No
Injury may have been caused by abuse
Symptoms of infection
No
Symptoms of infection
¿Cree que el problema podría estar causando fiebre?
Algunos problemas óseos y articulares pueden causar fiebre.
Possible fever
No
Possible fever
¿Hay vetas rojizas que se alejan del área o pus que drena de ella?
Red streaks or pus
No
Red streaks or pus
¿Su hijo tiene diabetes, el sistema inmunitario debilitado o algún tipo de elemento quirúrgico en el área?
"Elemento" incluye cosas como articulaciones artificiales, placas o tornillos, catéteres y bombas de administración de medicamentos.
Diabetes, immune problems, or surgical hardware in affected area
No
Diabetes, immune problems, or surgical hardware in affected area
¿Su hijo ha tenido síntomas durante más de una semana?
Symptoms for more than a week
No
Symptoms for more than a week

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Aplique presión directa y constante en la herida hasta que llegue ayuda. Mantenga el área elevada si puede.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.
Problemas en la cadera, 11 años o menos

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Síntomas de infección pueden incluir:

  • Aumento del dolor, la hinchazón, la temperatura o el enrojecimiento en la zona o a su alrededor.
  • Vetas rojas que emanan de la zona.
  • Pus que supura de la zona.
  • Fiebre.

Dolor en niños de 3 años y mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que el niño no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor. Nadie puede tolerar un dolor intenso durante más de algunas horas.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente fuerte como para perturbar las actividades normales y el sueño del niño, pero el niño puede tolerarlo durante horas o días.
  • Dolor leve (de 1 a 4): El niño nota el dolor y podría quejarse de eso, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.

Un traumatismo importante es cualquier evento que pueda causar una lesión muy grave, como:

  • Una caída desde más de 10 pies (3.1 m) [más de 5 pies (1.5 m) para niños menores de 2 años y adultos mayores de 65 años].
  • Un choque en el que alguno de los vehículos involucrados fuera a una velocidad de más de 20 millas (32 km) por hora.
  • Cualquier evento que cause sangrado intenso que no pueda controlar.
  • Cualquier evento lo suficientemente fuerte como para producir una fractura grave en un hueso.

Dolor en niños menores de 3 años

Puede ser difícil saber cuánto dolor siente un bebé o un niño pequeño.

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que el bebé no puede dormir, no puede estar cómodo y llora constantemente sin importar lo que usted haga. Es posible que el bebé patee, cierre los puños o haga muecas.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El bebé está muy molesto, se aferra mucho a usted y podría tener problemas para dormir, pero responde cuando usted intenta calmarlo.
  • Dolor leve (de 1 a 4): El bebé está un poco molesto y se aferra un poco a usted, pero responde cuando usted intenta calmarlo.

Cuando un área se vuelve azulada, muy pálida o fría, puede significar que ha habido un cambio repentino en el riego sanguíneo del área. Esto puede ser grave.

Existen otros motivos para los cambios en el color y en la temperatura. Los moretones a menudo son azulados. Una extremidad podría ponerse azulada o pálida si la deja en una posición durante demasiado tiempo, pero regresa al color normal después de moverla. Lo que debe buscar es un cambio en el aspecto del área (se vuelve azulada o pálida) y en cómo se siente (se vuelve fría al tacto), y este cambio no desaparece.

El choque ("shock") es una afección que pone la vida en peligro y que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque en un niño podrían incluir:

  • Desmayo.
  • Mucha somnolencia o dificultad para despertarlo.
  • No responde cuando lo tocan o le hablan.
  • Respira mucho más rápido que lo habitual.
  • Actúa confuso. Es posible que el niño no sepa dónde está.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Determinadas afecciones de salud y medicamentos debilitan la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones y las enfermedades. Algunos ejemplos en los niños son:

  • Enfermedades como diabetes, fibrosis quística, enfermedad de células falciformes y enfermedades cardíacas congénitas.
  • Medicamentos esteroides, que se usan para tratar una variedad de afecciones.
  • Medicamentos que se hayan tomado después de un trasplante de órganos.
  • Quimioterapia y radioterapia para el cáncer.
  • No tener bazo.

Con sangrado intenso, cualquiera de estas afirmaciones puede ser verdadera:

  • Sale sangre a chorros de la herida.
  • El sangrado no se detiene ni se reduce al aplicar presión.
  • La sangre empapa rápidamente una venda tras otra.

Con sangrado moderado, cualquiera de estas afirmaciones puede ser verdadera:

  • El sangrado se reduce o se detiene al aplicar presión, pero comienza nuevamente si deja de presionar.
  • La sangre puede empapar algunas vendas, pero no en forma rápida ni descontrolada.

Con sangrado leve, cualquiera de estas afirmaciones puede ser verdadera:

  • El sangrado se detiene por sí solo o al aplicar presión.
  • El sangrado se detiene o se reduce a supuración o goteo después de 15 minutos de aplicar presión. Es posible que exude o gotee por un máximo de 45 minutos.
Problemas posoperatorios

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.
Lesiones en la cadera, 12 años o más

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ayudar a aliviar el dolor de cadera, la hinchazón y la rigidez de su hijo. Si su hijo colabora, use los siguientes consejos. Si su hijo se disgusta o no colabora, no lo obligue.

  • Reposo. Haga que su hijo guarde reposo y proteja la cadera dolorida. Haga que su hijo interrumpa, cambie o se tome un descanso de cualquier actividad que pueda estar causándole dolor o molestias.
  • El hielo ayudará con el dolor y la hinchazón de su hijo. Aplique hielo o compresas frías en la zona dolorida de inmediato. Aplíquele hielo durante 20 minutos cada hora, y haga esto 4 veces o más en los primeros 1 o 2 días. Si su hijo colabora, use el hielo con frecuencia. Si su hijo no colabora, use el hielo tantas veces como pueda sin luchar con su hijo. Envuelva el hielo en una toalla húmeda. No aplique el hielo directamente sobre la piel. Si su hijo se duerme, quítele el hielo.
  • Coloque a su hijo sobre el lado no lesionado para dormir.
  • Masajee suavemente o frote la cadera de su hijo, para aliviar el dolor y estimular el flujo de sangre.
  • Durante los primeros 1 o 2 días después de una lesión, no permita que su hijo haga actividades que puedan aumentar la hinchazón, como tomar duchas calientes, usar tinas calientes o compresas calientes.
  • Después de 2 o 3 días, si la hinchazón ha desaparecido, puede aplicar calor en la cadera. Su hijo puede retomar las actividades normales cuidadosamente. Es posible que el calor húmedo con una bolsa de agua caliente, una toalla tibia o una almohadilla térmica a baja temperatura le causen una buena sensación a su hijo.
Medicamentos que puede comprar sin receta
Pruebe algún medicamento de venta libre para tratar la fiebre o el dolor de su hijo:

Hable con el médico de su hijo antes de alternar entre dosis de acetaminofén e ibuprofeno. Cuando alterna entre dos medicamentos, existe la posibilidad de que le administre demasiado medicamento a su hijo.

Consejos de seguridad
Asegúrese de seguir estos consejos de seguridad cuando use medicamentos de venta libre:
  • Lea y siga cuidadosamente todas las etiquetas que vienen en el frasco y la caja del medicamento.
  • Dele, pero no exceda, la dosis máxima recomendada.
  • No le dé a su hijo un medicamento si ha tenido alguna reacción alérgica a este en el pasado.
  • No le dé aspirina a ninguna persona de menos de 20 años a menos que el médico de su hijo se lo indique.
  • No le dé naproxeno (como Aleve) a niños de menos de 12 años, a menos que el médico de su hijo se lo indique.

Consejos para el cuidado del yeso

Si su hijo tiene un yeso, vea consejos para cuidar el yeso.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame al médico de su hijo si ocurre alguna de las siguientes situaciones durante el tratamiento en el hogar:

  • Se desarrolla dolor o hinchazón.
  • Se desarrollan señales de infección.
  • Se desarrolla entumecimiento, hormigueo o debilidad.
  • Se desarrolla piel pálida, blanca, azul o fría.
  • Su hijo no quiere llevar peso en el lado de la lesión de cadera.
  • Los síntomas no mejoran con el tratamiento en el hogar.
  • Los síntomas se vuelven más graves o más frecuentes.

Prevención

Los siguientes consejos pueden prevenir la posibilidad de lesiones en la cadera.

  • Siempre sea delicado con su hijo. No agarre a su hijo de las piernas.
  • Esté atento a la posibilidad de que su hijo se caiga, y tome medidas para prevenir caídas.
  • Nunca deje a un bebé sin supervisión en lugares altos, como sobre la superficie de una mesa, en una cuna con los lados bajos, o incluso sobre una cama o un sofá.
  • No deje a un bebé sin supervisión en ningún asiento para bebés ni en juguetes para sentarse, como una mecedora, un andador, un platillo o un saltador. Use todas las correas de seguridad que haya.

Establezca buenos hábitos de seguridad en forma temprana, de modo que su hijo continúe con ellos cuando sea más grande.

  • Coloque a los niños en una silla de seguridad para el auto para niños aprobada cuando viaje en un vehículo a motor. Siga las instrucciones del fabricante para instalar y asegurar el asiento.
  • Haga que los niños mayores usen el cinturón de seguridad cada vez que se encuentren en un vehículo a motor. Ponga el ejemplo usando siempre el cinturón de seguridad al viajar en automóvil.
  • Haga que su hijo use equipos de protección cuando practique deportes de contacto, como fútbol americano o hockey.

De vez en cuando, las lesiones pueden ser una señal de maltrato. Es posible que pueda prevenir nuevos abusos reportándolo y buscando ayuda.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar la afección de su hijo preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los síntomas principales que tiene su hijo? ¿Durante cuánto tiempo ha tenido síntomas su hijo?
  • ¿Cómo y cuándo ocurrió la lesión?
  • ¿Ha tenido su hijo alguna lesión en la misma zona en el pasado? ¿Tiene su hijo algún problema continuo debido a la lesión anterior?
  • ¿Cojea o se queja su hijo por sentir dolor al caminar? ¿Dónde siente el dolor? ¿Qué distancia puede caminar su hijo sin sentir molestia? ¿El dolor mejora o empeora a medida que su hijo continúa caminando?
  • ¿Qué actividades hacen que los síntomas de su hijo mejoren o empeoren?
  • ¿En qué actividades participa su hijo? ¿Ha comenzado su hijo una nueva actividad recientemente?
  • ¿Qué medidas de tratamiento en el hogar ha probado? ¿Le ayudaron?
  • ¿Qué medicamentos recetados o sin receta ha tomado su hijo? ¿Le ayudaron?
  • ¿Tiene su hijo algún riesgo de salud que pueda aumentar la gravedad de los síntomas de su afección en la cadera?

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 29 julio, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.