Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Infecciones de transmisión sexual

Generalidades del tema

Además de los resfriados y la gripe, las infecciones de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) son algunas de las infecciones más transmitidas en los Estados Unidos y en el resto del mundo. Las STI afectan tanto a los hombres como a las mujeres, y casi la mitad de todas las STI ocurren en personas de menos de 25 años. La exposición a una STI puede ocurrir en cualquier momento que tiene contacto sexual con alguien, que involucra los genitales, la boca (oral) o el recto (anal). La exposición es más probable si tiene más de una pareja sexual o no usa condones. Algunas STI pueden transmitirse mediante contacto no sexual, como al compartir agujas, durante el parto o durante el amamantamiento. Las infecciones de transmisión sexual (STI) también se llaman enfermedades de transmisión sexual (STD, por sus siglas en inglés).

Las STI son una preocupación de la salud pública a nivel mundial, porque existen más oportunidades de que las STI se propaguen debido a que hay más personas que viajan y participan en actividades sexuales. Algunas STI han sido vinculadas a un mayor riesgo de adquirir ciertos tipos de cánceres e infecciones con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Las mujeres embarazadas pueden propagar las STI a sus bebés. Es posible que muchas personas no tengan síntomas de una STI pero aun así pueden propagar una infección. Las pruebas para detectar STI pueden ayudar a encontrar problemas en forma temprana, a fin de poder comenzar el tratamiento si es necesario. Es importante tener relaciones sexuales más seguras con todas las parejas, especialmente si usted o ellas tienen comportamientos sexuales de alto riesgo. Vea la sección Prevención de este tema.

Si piensa que puede tener síntomas de una STI:

  • No tenga contacto ni actividad sexuales mientras espera su cita. Esto evitará la propagación de la infección.
  • Las mujeres no deben hacerse lavados vaginales. El lavado vaginal cambia el equilibrio normal de las bacterias en la vagina. Es posible que el lavado vaginal haga que la infección ingrese en el útero o en las trompas de Falopio y cause una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

Infecciones de transmisión sexual comunes

Existen al menos 20 diferentes STI. Pueden ser causadas por virus, bacterias y protozoos. Algunas de las STI más comunes en los EE. UU. son:

Las STI bacterianas pueden tratarse y curarse, pero las STI causadas por virus por lo general no pueden curarse. Usted puede contraer una STI bacteriana una y otra vez, aun si es una que se haya tratado y curado en el pasado.

Adolescentes y adultos jóvenes sexualmente activos

Los adolescentes y los adultos jóvenes sexualmente activos corren un alto riesgo de tener STI, debido a que tienen cambios biológicos durante la adolescencia que aumentan su riesgo de contraer una STI y puede ser más probable que:

Los estudios demuestran que:

  • Los adolescentes y los adultos jóvenes sexualmente activos:
    • De 15 a 24 años de edad contraen casi la mitad de todas las STI nuevas cada año.
    • Tienen los índices más altos de clamidia y gonorrea.
    • Los índices de sífilis son los que más han aumentado en personas de 15 a 24 años.
  • Alrededor de 1 de cada 5 mujeres y 1 de cada 9 hombres contraen herpes genital, y es más común en las mujeres que en los hombres.
  • Las nuevas infecciones por VIH han aumentado en personas de 13 a 29 años.

Es importante que busque tratamiento si cree que es posible que tenga una STI o que haya estado expuesto a una STI. La mayoría de los departamentos de salud, clínicas de planificación familiar y clínicas para STI proporcionan servicios confidenciales para el diagnóstico y el tratamiento de las STI. El tratamiento temprano puede curar una STI bacteriana y prevenir complicaciones.

Si es padre de un adolescente, existen muchos recursos disponibles, como su profesional de la salud o las clínicas de planificación familiar, que pueden ayudarle a hablar con su adolescente acerca de tener relaciones sexuales más seguras, prevenir las STI y ser evaluado y recibir tratamiento para las STI.

Riesgos específicos para mujeres con infecciones de transmisión sexual

En las mujeres, las STI pueden causar una infección grave del útero y de las trompas de Falopio (órganos reproductivos) llamada enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). La EIP puede causar la formación de tejido cicatricial que obstruya las trompas de Falopio, conduciendo a esterilidad, embarazo ectópico, absceso pélvico o dolor pélvico crónico.

Las STI en las mujeres embarazadas pueden causar problemas como:

  • Aborto espontáneo.
  • Bajo peso al nacer.
  • Parto antes de término.
  • Infecciones en el bebé recién nacido, como neumonía, infecciones en los ojos o problemas del sistema nervioso.

Riesgos específicos para hombres con infecciones de transmisión sexual

Cualquier niño o adulto vulnerable con síntomas de una STI debe ser evaluado por un profesional de la salud para determinar la causa y para evaluar un posible abuso sexual.

Si tiene síntomas de una STI o ha estado expuesto a una STI ya sea por tener actividad sexual oral, anal o vaginal, revise sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Le preocupa una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés)?
Concern about sexually transmitted disease
No
Concern about sexually transmitted disease
¿Qué edad tiene?
Menos de 12 años
Less than 12 years
12 años o más
12 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
¿Tiene síntomas de una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés)?
Symptoms of STD
No
Symptoms of STD
¿Tiene dolor pélvico grave que comenzó repentinamente?
Sudden, severe pelvic pain
No
Sudden, severe pelvic pain
¿Cree que los síntomas podrían haber sido causados por abuso sexual?
Possible sexual abuse
No
Possible sexual abuse
¿Cree que podría haber estado expuesto a una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés)?
Esto significa que tuvo contacto sexual (incluido sexo oral) con alguien que sabe o cree que tiene una STI.
Exposure to STD
No
Exposure to STD
¿Está tomando medicamentos para una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés)?
Taking medicine for STD
No
Taking medicine for STD
¿Tiene problemas con el tratamiento?
Por ejemplo, sus síntomas podrían empeorar o podría tener nuevos síntomas o efectos secundarios como consecuencia del tratamiento.
Side effects or worsening symptoms with STD treatment
No
Side effects or worsening symptoms with STD treatment

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

En los hombres, los síntomas de una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) pueden incluir:

  • Dolor o ardor al orinar.
  • Nueva secreción del pene.
  • Llagas, bultos, ampollas, salpullido o verrugas en la zona genital o anal.
  • Dolor, hinchazón o sensibilidad en el escroto.
  • Llagas en la boca o en la garganta.

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

En las mujeres, los síntomas de una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés) pueden incluir:

  • Nuevo flujo vaginal.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Dolor en la pelvis o en la parte inferior del abdomen. (Es posible que las mujeres noten esto durante las relaciones sexuales).
  • Comezón, hormigueo, ardor o dolor en la zona genital o anal.
  • Llagas, bultos, ampollas, salpullido o verrugas en la zona genital o anal.
  • Llagas en la boca o en la garganta.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar nunca es un tratamiento adecuado para una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés). La evaluación de un profesional de la salud es necesaria en los siguientes casos:

  • Cualquier cambio o síntoma en la zona genital que sugiera la presencia de una STI.
  • Una exposición conocida o presunta a una STI.

Si piensa que puede tener síntomas de una STI:

  • No tenga contacto ni actividad sexuales mientras espera su cita. Esto evitará la propagación de la infección.
  • Las mujeres no deben hacerse lavados vaginales. El lavado vaginal cambia el equilibrio normal de las bacterias en la vagina. Es posible que el lavado vaginal haga que la infección ingrese en el útero o en las trompas de Falopio y cause una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

Es posible que los síntomas de las STI no aparezcan por muchos días, semanas, meses o, con VIH, aun años después de la exposición. Después de haber estado expuesto a una STI, no puede reducir el riesgo que ahora tiene de contraer una infección.

Un hábito regular de hacerse un autoexamen genital una vez al mes le ayudará a saber lo que es normal en usted y cuándo podría tener síntomas de una STI.

Además de su profesional de la salud, existen otros recursos que pueden ayudarle con información sobre evaluación y tratamiento de las STI. Estos recursos incluyen:

  • Departamentos de salud locales que tienen clínicas para el tratamiento de las STI.
  • Clínicas de planificación familiar, como Planned Parenthood (1-800-230-PLAN, 1-800-230-7526 o www.plannedparenthood.org).
  • Línea Telefónica Directa de STI de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) de los EE. UU. (1-800-CDC-INFO o 1-800-232-4636 o TTY: 1-888-232-6348 o www.cdc.gov/std).

El tratamiento para las mujeres embarazadas es vigilado por su profesional de la salud para evitar complicaciones. Las STI en las mujeres embarazadas pueden causar problemas como:

  • Aborto espontáneo.
  • Bajo peso al nacer.
  • Parto antes de término.
  • Infecciones en el bebé recién nacido, como neumonía, infecciones en los ojos o problemas del sistema nervioso. Es posible que estas infecciones pongan en peligro la vida del bebé o causen problemas o discapacidades graves a largo plazo.

Es importante que usted y su pareja infectada completen todo el tratamiento médico para una STI, a fin de prevenir que la infección reaparezca. Es posible que deba ser revisado nuevamente después de completar el tratamiento.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si los síntomas persisten o si se vuelven más graves o frecuentes.

Nota: Si piensa que puede tener síntomas de una STI:

  • No tenga contacto ni actividad sexuales mientras espera su cita. Esto evitará la propagación de la infección.
  • Las mujeres no deben hacerse lavados vaginales. El lavado vaginal cambia el equilibrio normal de las bacterias en la vagina. Es posible que el lavado vaginal haga que la infección ingrese en el útero o en las trompas de Falopio y cause una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

Existen kits de pruebas caseras para algunas STI, pero se recomienda que consulte con su profesional de la salud acerca de cualquier síntoma de STI.

Prevención

Usted puede tomar medidas para reducir el riesgo de contagiarse con una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés). También puede reducir el riesgo de transmitirle una STI a su pareja sexual.

Posponga la actividad sexual hasta que esté preparado tanto física como emocionalmente para tener relaciones sexuales. Casi dos tercios de todas las STI ocurren en personas menores de 25 años. Los adolescentes sexualmente activos tienen alto riesgo de contraer una STI ya que con frecuencia tienen relaciones sin protección y tienen numerosas parejas. Los cambios biológicos durante la adolescencia también pueden aumentar su riesgo de contraer una STI.

Asegúrese de que sus vacunas están al día. Puede aplicarse la vacuna contra la hepatitis A, la hepatitis B y el VPH para prevenir estas infecciones. Las vacunas Cervarix (¿Qué es un documento PDF ?) y Gardasil (¿Qué es un documento PDF ?) protegen contra dos tipos de virus del papiloma humano (VPH) que causan cáncer de cuello uterino. Gardasil también brinda protección contra dos tipos de VPH que causan verrugas genitales. Para obtener más información, vea el tema Vacunaciones..

Las STI constituyen una preocupación a nivel mundial. Es importante tener relaciones sexuales más seguras con todas las parejas, especialmente si usted o ellas tienen comportamientos sexuales de alto riesgo.

Es especialmente importante que las mujeres embarazadas que corren riesgo de contraer una STI tengan relaciones sexuales más seguras, debido a que una STI puede afectar a su bebé (feto). Es posible que una STI ponga en peligro la vida de su bebé o cause problemas o discapacidades graves a largo plazo para su bebé.

Practique relaciones sexuales más seguras

Prevenir una infección de transmisión sexual (STI) es más fácil que tratar una infección después de que esta ocurre.

  • Hable con su pareja sobre las STI antes de iniciar una relación sexual. Averigüe si su pareja corre el riesgo de tener una STI. Recuerde que es muy posible estar infectado con una STI sin saberlo. Puede demorar hasta 6 meses detectar algunas STI en la sangre, como el VIH. Haga las siguientes preguntas a su pareja:
    • ¿Cuántas parejas sexuales ha tenido?
    • ¿Qué conductas de alto riesgo tiene?
    • ¿Ha tenido alguna vez una STI?
    • ¿Se la trató y se la curó?
    • Si la STI no es curable, ¿cuál es la mejor forma de protegerse?
  • Sea responsable.
    • Evite el contacto o actividad sexuales si tiene síntomas de una STI o está en tratamiento por una STI.
    • Evite el contacto o actividad sexuales con cualquier persona que tenga síntomas de una STI o que pueda haber estado expuesta a una STI.
  • No tenga más de una pareja sexual a la vez. El riesgo de contraer una STI aumenta si tiene varias parejas sexuales al mismo tiempo.
  • Algunas STI también pueden propagarse a través del contacto sexual bucal-genital o genital-anal.
  • Absténgase del coito para prevenir cualquier exposición a las STI.

Uso del condón

Los condones pueden protegerle contra las infecciones de transmisión sexual (STI). Aunque esté protegida contra el embarazo usando píldoras anticonceptivas u otro método, use un condón para prevenir las STI.

Uso del condón masculino

Usar condones reduce el riesgo de infectarse con la mayoría de las STI, especialmente si los condones se usan correctamente y en forma sistemática. Los condones deben estar colocados antes de iniciar cualquier contacto o actividad sexuales. Use condones con una nueva pareja sexual hasta estar seguro de que no tiene una STI.

  • Use un lubricante a base de agua, como K-Y Jelly, para ayudar a prevenir un desgarro de la piel si falta lubricación con el uso de un condón durante las relaciones sexuales. Los desgarros pequeños en la vagina durante las relaciones sexuales vaginales o en el recto durante relaciones sexuales anales permiten que las STI ingresen en la sangre.
  • No use vaselina como lubricante con condones, debido a que disuelve el látex de los condones.
  • Use un condón masculino para tener relaciones sexuales vaginales o anales.

Uso del condón femenino

Aun si usted usa otro método anticonceptivo para prevenir un embarazo, es recomendable que use condones para reducir el riesgo de contraer una STI. Los condones femeninos están disponibles para las mujeres cuyas parejas no tienen o no quieren usar un condón masculino.

Los condones no previenen el contacto de la piel con la llaga de la zona genital; por lo tanto, es posible propagar una STI con el contacto genital. Es importante que se evalúe cualquier síntoma presente en la zona genital.

Las barreras bucales, como un protector bucal de látex, pueden usarse para reducir la propagación de la infección a través de la actividad sexual oral. Puede hablar al respecto con su dentista o profesional de la salud.

Si es mujer, evite el lavado vaginal, porque puede cambiar el equilibrio normal de los organismos presentes en la vagina y aumenta el riesgo de tener una STI.

Uso de espermicidas

La mayoría de los espermicidas contienen una sustancia química que se llama nonoxinol-9 (N9). La Administración de Drogas y Alimentos (Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. advierte que el N9 en anticonceptivos vaginales y espermicidas puede causar la irritación del recubrimiento de la vagina o del recto. Esto puede aumentar el riesgo de contraer el VIH de una pareja infectada.

De manera que aunque usar un espermicida con un condón es más eficaz como método anticonceptivo, usar un espermicida puede aumentar su riesgo de contraer VIH.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Puede ayudar a su profesional de la salud a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para su cita.

Antes de su cita

  • No tenga contacto ni actividad sexuales mientras espera su cita. Esto reducirá el riesgo de transmitir la infección a su pareja. Si de hecho tiene una STI, su pareja o parejas sexuales también deben recibir tratamiento tan pronto como sea posible.
  • Las mujeres no deben hacerse lavados vaginales. El lavado vaginal cambia el equilibrio normal de las bacterias en la vagina. Es posible que el lavado vaginal haga que la STI ingrese en el útero o en las trompas de Falopio y cause una enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Por lo general, la EIP es causada por gonorrea o clamidia. Los síntomas incluyen dolor en la parte inferior del abdomen y fiebre. La EIP puede causar esterilidad, embarazo ectópico, un absceso pélvico o dolor pélvico crónico.

Preguntas para preparar para su profesional de la salud

  • Si tiene nuevos síntomas de STI:
    • ¿Cuál es la fecha de su presunta exposición a una STI?
    • ¿A cuál STI cree que estuvo expuesto?
    • ¿Cómo lo sabe?
    • ¿Su pareja se lo dijo?
    • ¿Cuáles son los síntomas de su pareja?
    • ¿Recibió tratamiento su pareja? De ser así, ¿cuándo? ¿Fue revisada su pareja después de completar el tratamiento?
  • Si es mujer, ¿cuál fue la fecha de su último período menstrual?
  • ¿Qué síntomas tiene? Si usted tiene flujo vaginal o secreción del pene, es importante prestar atención a cualquier olor o color.
  • ¿Qué método anticonceptivo utiliza?
  • ¿Qué comportamientos sexuales de alto riesgo tienen usted o su pareja?
  • Si es una visita repetida por exposición a STI:
    • ¿Qué STI ha tenido en el pasado?
    • ¿Cómo se trató?
    • ¿Completó el tratamiento?
    • ¿Volvió a ser revisado?
    • ¿Recibió tratamiento su pareja, y volvió a ser revisada?
    • ¿Qué ha cambiado desde su última visita?
  • ¿Ha tenido contacto sexual con un trabajador sexual? De ser así, ¿cuándo? ¿Se usó un condón?
  • ¿Tiene algún riesgo de salud?

Lo que debe saber para el final de la visita

  • ¿Se está llevando a cabo una prueba, como un cultivo? ¿Cómo y cuándo recibirá los resultados del análisis?
  • ¿Existe un diagnóstico o debe esperar el resultado de la prueba? ¿De qué sospecha su profesional de la salud?
  • ¿Qué tratamiento le está recetando su profesional de la salud? Asegúrese de recibir una copia escrita de las instrucciones del tratamiento y sígalas. Tome todos los medicamentos exactamente como se le indicó y durante todo el curso de tratamiento. No deje de tomar su medicamento aunque sus síntomas mejoren o desaparezcan.
  • Si tiene una STI, ¿quién debe ser notificado (su pareja o parejas, el departamento de salud)?
  • ¿Deben recibir tratamiento su pareja o parejas al mismo tiempo?
  • ¿Debe dejar de tener contacto o actividad sexuales (abstenerse) durante el tratamiento, o es adecuado usar condones durante el tratamiento?
  • ¿Necesita que le vean o recibir tratamiento nuevamente?
  • Hable sobre opciones de prevención de las STI.
  • Las mujeres que están amamantando deben hablar sobre el riesgo de que los medicamentos se transmitan en la leche materna.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Recurso en línea

American Sexual Health Association
American Sexual Health Association
Dirección del sitio web: www.ashastd.org

Organización

Centers for Disease Control and Prevention: Sexually Transmitted Diseases (STDs)
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/std

Información relacionada

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 3 noviembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.