Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Problemas y lesiones del oído, 12 años o más

Generalidades del tema

Imagen de la anatomía del oído

Los problemas del oído podrían ser causados por muchos problemas diferentes de salud. En los niños, es más probable que el dolor de oído sea un síntoma de una inflamación, infección o acumulación de líquido en el oído medio o externo. Pero el dolor de oído a cualquier edad puede ser un síntoma de:

Los problemas causados por una lesión en el oído pueden ocurrir a cualquier edad. Las lesiones comunes incluyen las siguientes:

  • Una caída o un golpe contundente directo a un lado de la cabeza puede reventar el tímpano o dañar los huesecillos del oído interno que envían el sonido al cerebro.
  • Una lesión en deportes de contacto, tal como una lesión "coliflor" de oreja a causa de la lucha libre.
  • Los ruidos fuertes o las explosiones pueden dañar el tímpano (trauma acústico).
  • Los cambios de presión atmosférica (barotrauma) pueden causar problemas en las trompas de Eustaquio y retener el aire o evitar que entre al oído medio. Los problemas del oído medio pueden ser graves (por ejemplo, puede reventarse el tímpano o el oído medio puede llenarse de sangre o pus). O los problemas pueden ser leves y sólo sentirse como cambios en la presión.
  • Las cortaduras o los raspones podrían lesionar la parte externa del oído o el canal auditivo. Para obtener más información, vea el tema Problemas en el canal auditivo (otitis de nadador).
  • Limpiar con mucha frecuencia, con mucha energía el canal auditivo, o con un hisopo de algodón, una pinza de pelo o uñas afiladas puede causar irritación o lesiones.
  • Las quemaduras o la congelación pueden causar lesiones en el oído (lesiones térmicas).
  • Los objetos colocados en el oído pueden causar lesiones en el canal auditivo o en el tímpano (membrana timpánica).

La pérdida de la audición a menudo viene con la edad. A medida que la gente envejece, los problemas del oído tienen más probabilidades de estar relacionados con:

  • Los factores hereditarios. La edad de inicio y la rapidez con la que avanza la pérdida de la audición puede ser determinada a menudo estudiando a los familiares con pérdida de la audición.
  • La acumulación de cerumen (cera de los oídos). Para más información, vea el tema Cerumen.
  • La exposición a ruidos fuertes, como cuando se infla la bolsa de aire durante un accidente de auto, o los que hacen las máquinas en el trabajo, las herramientas eléctricas, los disparos o la música fuerte.
  • Otros problemas médicos graves, como la enfermedad de Ménière o un neuroma acústico.
  • Reacciones de la piel (dermatitis) en la parte externa del oído o en el canal auditivo debidas a perfumes, tintes para el cabello o el uso de audífonos.

El oído comparte nervios con otras partes de la cara, los ojos, la mandíbula, los dientes y la parte superior del cuello. El dolor que se siente como si estuviera en el oído puede venir de otra parte de la cabeza o del cuello. Esto se conoce como dolor de oído referido y es más común en los adultos mayores. Las causas del dolor de oído referido pueden incluir problemas dentales, dolor de mandíbula (trastorno temporomandibular), o una infección de la glándula salival o una infección de los senos paranasales.

Evalúe sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Tiene algún problema en el oído?
Esto incluye problemas como dolor, pérdida de audición y posible infección.
Ear problem
No
Ear problem
¿Qué edad tiene?
Menos de 12 años
Less than 12 years
12 años o más
12 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
¿Ha tenido alguna lesión en la cabeza recientemente?
Recent head injury
No
Recent head injury
¿Tiene alguna nueva pérdida de audición?
New hearing loss
No
New hearing loss
¿La pérdida de audición fue repentina y completa?
Sudden and complete hearing loss
No
Sudden and complete hearing loss
¿Podría estar teniendo síntomas de un ataque cerebral?
Symptoms of stroke
No
Symptoms of stroke
¿Ha tenido una lesión en el oído en la última semana?
El oído puede lesionarse debido a un golpe directo, a ruidos muy fuertes (como un disparo o un petardo), o si un objeto se empuja dentro del oído.
Recent ear injury
No
Recent ear injury
¿Tiene vértigo?
Vertigo
No
Vertigo
¿El vértigo hace que le resulte difícil estar parado o caminar?
Hard to stand or walk
No
Hard to stand or walk
¿Hay algún dolor en el oído?
Ear pain
No
Ear pain
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala de 0 a 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
8 a 10: Dolor grave
Severe pain
5 a 7: Dolor moderado
Moderate pain
1 a 4: Dolor leve
Mild pain
¿Cuánto ha durado el dolor?
Menos de 12 horas
Pain for less than 12 hours
12 a 48 horas (2 días completos)
Pain for 12 to 48 hours
Más de 48 horas (2 días)
Pain for more than 48 hours
¿Cree que podría tener fiebre?
Possible fever
No
Possible fever
¿Se tomó la temperatura?
Temperature taken
No
Temperature taken
¿Qué tan alta es la fiebre? La respuesta podría depender de la manera en que se tomó la temperatura.
Alta: 104°F (40°C) o más, oral
High fever: 104°F (40°C) or higher, oral
Moderada: 100.4°F (38°C) a 103.9°F (39.9°C), oral
Moderate fever: 100.4°F (38°C) to 103.9°F (39.9°C), oral
Leve: 100.3°F (37.9°C) o menos, oral
Mild fever: 100.3°F (37.9°C) or lower, oral
¿Qué tan alta cree que es la fiebre?
Alta
Feels fever is high
Moderada
Feels fever is moderate
Leve o baja
Feels fever is mild
¿Durante cuánto tiempo ha tenido fiebre?
Menos de 2 días (48 horas)
Fever for less than 2 days
Al menos 2 días pero menos de 1 semana
Fever for at least 2 days but less than 1 week
1 semana o más
Fever for 1 week or more
¿Tiene temblores y escalofríos o sudoración muy intensa?
Los temblores y escalofríos son una forma grave e intensa de tiritar. La sudoración intensa significa que el sudor le corre por el cuerpo o le empapa la ropa.
Shaking chills or heavy sweating
No
Shaking chills or heavy sweating
¿Tiene algún problema de salud o toma medicamentos que debilitan el sistema inmunitario?
Disease or medicine that causes immune system problems
No
Disease or medicine that causes immune system problems
Symptoms of external ear infection
No
Symptoms of external ear infection
¿Tiene diabetes?
Diabetes
No
Diabetes
¿Tiene drenaje o sangrado del oído?
Drainage or bleeding from ear
No
Drainage or bleeding from ear
¿Cree que un medicamento podría estar causando sus síntomas?
Piense acerca de si los síntomas comenzaron o no después de que usted empezó a usar un medicamento nuevo o una dosis más alta de un medicamento.
Medicine may be causing symptoms
No
Medicine may be causing symptoms
¿Ha tenido algún síntoma en los oídos durante más de una semana?
Ear symptoms for more than 1 week
No
Ear symptoms for more than 1 week

El vértigo es la sensación de que usted o su entorno se mueven cuando en realidad no hay movimiento. Podría sentir que da vueltas, gira o se inclina. El vértigo podría hacerle sentir revoltura estomacal y podría tener problemas para ponerse de pie, caminar o mantener el equilibrio.

La temperatura varía un poco según cómo se mida. Para los adultos y niños de 12 años o más, estos son los márgenes para temperaturas alta, moderada y leve, según la forma en que haya tomado la temperatura.

Temperatura bucal

  • Alta: 104 °F (40 °C) o más
  • Moderada: 100.4 °F (38 °C) a 103.9 °F (39.9 °C)
  • Leve: 100.3 °F (37.9 °C) o menos

Temperatura timpánica (en el oído) o rectal

  • Alta: 105 °F (40.6 °C) o más
  • Moderada: 101.4 °F (38.6 °C) a 104.9 °F (40.5 °C)
  • Leve: 101.3 °F (38.5 °C) o menos

Temperatura axilar

  • Alta: 103°F (39.5°C) o más
  • Moderada: 99.4 °F (37.4 °C) a 102.9 °F (39.4 °C)
  • Leve: 99.3°F (37.3°C) o menos

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.
Lesión en la cabeza, 4 años de edad o más

Determinadas afecciones de salud y medicamentos debilitan la capacidad del sistema inmunitario de combatir las infecciones y las enfermedades. Algunos ejemplos en los adultos son:

  • Enfermedades como diabetes, cáncer, enfermedades cardíacas y VIH/SIDA.
  • Problemas a largo plazo con el alcohol y las drogas.
  • Medicamentos esteroides, que pueden usarse para tratar una variedad de afecciones.
  • Quimioterapia y radioterapia para el cáncer.
  • Otros medicamentos usados para tratar la enfermedad autoinmunitaria.
  • Medicamentos que se hayan tomado después de un trasplante de órganos.
  • No tener bazo.

Los síntomas de un ataque cerebral podrían incluir:

  • Entumecimiento, hormigueo, debilidad o parálisis repentinos en la cara, el brazo o la pierna, especialmente si ocurre en un solo lado del cuerpo.
  • Cambios repentinos en la visión.
  • Dificultad repentina para hablar.
  • Confusión repentina o dificultad para comprender frases sencillas.
  • Problemas repentinos para caminar o mantener el equilibrio.
  • Dolor de cabeza intenso y repentino, distinto de los dolores de cabeza anteriores.
Problemas y lesiones del oído, 11 años o menos

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Dolor en adultos y niños mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente intenso como para perturbar sus actividades normales y el sueño, pero lo puede tolerar durante horas o días. Moderado también puede significar dolor que aparece y desaparece incluso si es intenso cuando está presente.
  • Dolor leve (de 1 a 4): Usted nota el dolor, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Los síntomas de infección del oído externo podrían incluir:

  • Dolor de moderado a intenso en el oído externo.
  • Dolor al masticar.
  • Enrojecimiento e hinchazón en el oído, en el canal auditivo o en la piel que rodea la oreja o que se encuentra detrás de ella.

Si no está seguro de si la fiebre es alta, moderada o leve, tenga en cuenta lo siguiente:

Con fiebre alta:

  • Siente mucho calor.
  • Es probable que sea una de las fiebres más altas que haya tenido. La fiebre alta no es tan común, especialmente en adultos.

Con fiebre moderada:

  • Siente un poco de calor o calor.
  • Sabe que tiene fiebre.

Con fiebre leve:

  • Es posible que sienta un poco de calor.
  • Cree que podría tener fiebre, pero no está seguro.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar puede ser lo único que se necesita para aliviar el malestar de oído leve o intermitente.

  • Para aliviar el dolor de oído, póngase una toallita tibia o una almohadilla térmica a baja temperatura. Podría supurar algo de líquido del oído cuando el cerumen se disuelva por el calor.
    • No use una almohadilla térmica en la cama. Podría quedarse dormido y quemarse.
    • No use una almohadilla térmica en un niño.
  • Pruebe hielo o una compresa fría para reducir la hinchazón debida a una lesión menor o a una quemadura solar. Aplíquelo durante 15 minutos, 3 ó 4 veces al día durante las primeras 48 horas posteriores a la lesión. Mientras más pronto se coloque la compresa fría, es probable que tenga menos hinchazón. Póngase un paño entre el hielo y la piel.
  • Los descongestionantes orales o nasales podrían aliviar el dolor de oído, especialmente si el dolor está relacionado con el líquido detrás del tímpano (otitis media con derrame). Evite los productos que contengan antihistamínicos, ya que tienden a causar más bloqueo, a menos que las alergias parezcan ser el problema.
  • Masticar chicle puede ayudar a aliviar los cambios de presión en el oído, por ejemplo, cuando vuele en un avión.
  • Pruebe un removedor de cerumen de venta libre si siente tapado el oído pero no tiene señales evidentes de infección. Asegúrese de seguir cuidadosamente las instrucciones de la etiqueta.
  • No utilice velas para los oídos. No tienen ningún beneficio comprobado en la eliminación del cerumen o para el tratamiento de otros problemas del oído, y pueden causar lesiones graves.
Medicamentos que puede comprar sin receta
Pruebe algún medicamento de venta libre para ayudar a tratar la fiebre o el dolor:
Consejos de seguridad
Asegúrese de seguir estos consejos de seguridad cuando use medicamentos de venta libre:
  • Lea y siga cuidadosamente todas las instrucciones que vienen en el frasco y la caja del medicamento.
  • No tome más de la dosis recomendada.
  • No tome un medicamento si ha tenido alguna reacción alérgica a éste en el pasado.
  • Si le han dicho que evite tomar un medicamento, llame a su médico antes de tomarlo.
  • Si está o pudiera estar embarazada, no tome ningún medicamento salvo acetaminofén, a menos que su médico se lo haya indicado.
  • No le dé aspirina a ninguna persona de menos de 20 años, a menos que su médico le indique que lo haga.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si durante el tratamiento en el hogar ocurre cualquiera de las siguientes cosas:

  • Se desarrolla dolor o este aumenta.
  • Desarrolla fiebre u otras señales de infección del oído.
  • El oído comienza a drenar o el drenaje del oído es distinto.
  • Se desarrollan otros síntomas, como pérdida de audición o vértigo.
  • Sus síntomas se agravan o son más frecuentes.

Prevención

Es posible que usted pueda prevenir los problemas del oído.

  • Enseñe a sus niños a sonarse la nariz suavemente. Recuerde hacer esto usted mismo también.
  • Mantenga el champú y jabón fuera del conducto auditivo. Estos productos pueden causar picazón, la cual puede confundirse con una infección del oído debido a la necesidad de rascarse o jalarse las orejas.
  • No inserte en el canal auditivo hisopos de algodón, pinzas para el pelo u otros objetos (especialmente si son agudos).
  • Limite su contacto con otras personas que tengan resfriados cuando sea posible.
  • Proteja sus oídos de quemaduras solares y de congelación.
    • Aplique protector solar a las orejas y lleve puesto un sombrero que le dé sombra a las orejas en el verano.
    • Use un sombrero que cubra las orejas en el invierno.
  • Limite o evite la exposición a ruidos fuertes, como música, herramientas eléctricas, disparos y maquinaria industrial.
  • Use tapones u orejeras protectoras para los oídos si no puede evitar los ruidos fuertes.
    • Evite el uso prolongado de tapones para los oídos. Pueden causar irritación y comezón, y pueden obstruir los oídos con cerumen.
    • No use papelitos enrollados ni bolitas de algodón. Éstos no protegen adecuadamente contra los ruidos fuertes, especialmente los más peligrosos de altas frecuencias, y pueden quedar atrapados en el canal auditivo.
  • Evite exponer a los niños al humo del cigarrillo, el cual está asociado con infecciones del oído más frecuentes. Si fuma y no puede dejar de hacerlo, fume afuera, lejos de los niños.
  • Deje de fumar. Fumar irrita las membranas mucosas que cubren la nariz, los senos paranasales y los pulmones, y podría contribuir a la inflamación o infección del oído. Vea el tema Deje de fumar.
  • Si el dolor de oído parece estar relacionado con un problema de su mandíbula, vea el tema Trastornos temporomandibulares (TM) para obtener consejos sobre la relajación de los músculos de esta zona.
  • Cuídese los dientes. El cepillado y el uso de hilo dental diario, junto con revisiones dentales regulares, ayudan a prevenir las caries, las infecciones y otros problemas dentales que pueden llevar a un dolor de oído referido.
  • Si utiliza audífonos, asegúrese de seguir cuidadosamente las recomendaciones del fabricante respecto a su limpieza y almacenamiento.
  • Para obtener consejos sobre cómo prevenir la otitis de nadador, vea el tema Problemas en el canal auditivo (otitis de nadador).

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Tiene dolor de oído?
    • ¿Cuándo comenzó el dolor?
    • ¿Qué estaba haciendo cuando comenzó el dolor?
    • ¿El dolor llega desde dentro o fuera del oído?
    • ¿Es constante el dolor, o aparece y desaparece?
    • ¿Hay algo que empeore o mejore el dolor?
  • ¿Ha tenido este tipo de problema de oído antes? Si lo ha tenido, ¿cuál fue el diagnóstico y cómo fue tratado?
  • ¿Qué otros síntomas tiene? ¿Tiene fiebre, goteo nasal, tos, congestión o molestia en la mandíbula?
  • ¿Sospecha que pueda haber un problema de audición? Esté preparado para describir sus síntomas.
    • ¿Tiene pérdida de audición o zumbidos en los oídos (tinnitus)?
    • ¿Su problema de audición afecta a un oído solo o a ambos?
  • ¿Usa audífonos?
  • ¿Ha sufrido una lesión reciente en el oído?
  • ¿Tiene algún otro síntoma en los ojos, los dientes, la mandíbula, los músculos faciales o el cuello que podría sugerir dolor referido?
  • ¿Tiene drenaje del oído? Si lo tiene, ¿qué aspecto tiene y cómo huele?
  • ¿Ha tenido problemas con dolores de oído o infecciones del oído en el pasado?
  • ¿Ha estado nadando o expuesto recientemente al agua, como al hacer surf, kayak o buceo?
  • ¿Se baña en una tina caliente o usa un "jacuzzi" en el hogar en forma regular?
  • ¿Ha viajado en avión recientemente?
  • ¿Qué medidas de tratamiento en el hogar ha puesto en práctica? Asegúrese de incluir los medicamentos sin receta y recetados que haya probado.
  • ¿Tiene algún riesgo para la salud?

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 12 enero, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.