Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Problemas rectales

Generalidades del tema

Los problemas rectales son comunes. Casi todas las personas experimentan algún tipo de comezón, dolor o sangrado del recto alguna vez en la vida. Estos problemas suelen ser de poca importancia y pueden desaparecer por sí solos o con tratamiento en el hogar.

Comezón rectal

La comezón rectal (prurito) no suele ser señal de una enfermedad grave. Al principio, la piel de la zona anal puede verse enrojecida. La comezón y el rascado pueden hacer que la piel se ponga gruesa y blanca. Las causas comunes de la comezón rectal son:

  • Limpieza deficiente de la zona después de evacuar los intestinos. La comezón y la incomodidad pueden aparecer cuando algunos restos de heces quedan atrapados en los pliegues de la piel alrededor del ano.
  • Medicamentos, especialmente los que causan diarrea o estreñimiento, como los antibióticos.
  • Limpiarse el ano con agua muy caliente y jabones fuertes. La zona del ano normalmente es grasosa, y esa barrera ayuda a proteger de la irritación de las evacuaciones. La limpieza o las duchas repetidas eliminan esos aceites y pueden provocar un ciclo de comezón y rascado que puede ser difícil de parar.
  • El uso de papel higiénico y de jabones perfumados, o de pomadas (como las que contienen benzocaína).
  • Una afección de piel seca generalizada que afecte todo el cuerpo. Esta afección es más común en adultos mayores. Para más información, vea el tema Piel seca y comezón.
  • Hemorroides. Las hemorroides son venas agrandadas cerca del extremo inferior del recto o afuera del ano. Para obtener más información, vea el tema Hemorroides.
  • Una infección del ano o del recto, que puede ser causada por virus (como verrugas genitales), bacterias, oxiuros, sarna, hongos y hongos en forma de levadura o parásitos. Los oxiuros son la causa más común de comezón anal en los niños. Para más información, vea el tema Oxiuros, Sarna, o Verrugas genitales (virus del papiloma humano).
  • Algunos alimentos, como el café, el té, las bebidas de cola y las alcohólicas, el chocolate, los tomates, las comidas picantes y la vitamina C en grandes cantidades.

Dolor rectal

El dolor rectal puede estar causado por diarrea, estreñimiento, o por comezón anal y rascarse la zona. El dolor rectal causado por esas afecciones suele desaparecer cuando se resuelve el problema.

Otras causas menos comunes de dolor rectal incluyen:

Sangrado rectal

Muchas personas tienen sangrados rectales en pequeñas cantidades. La irritación del recto a causa de diarrea o estreñimiento, hemorroides pequeñas o una fisura anal puede provocar una pequeña cantidad de sangre de color rojo brillante en la superficie de las heces o en el papel higiénico. Las hemorroides y las fisuras anales suelen ocurrir a causa del esfuerzo hecho durante la evacuación debido al estreñimiento. Este tipo de sangrado puede provocar dolor durante la evacuación, pero no deja sangre en el agua del inodoro. No es grave si solo se trata de una pequeña cantidad de sangre y el sangrado se detiene cuando cesen la diarrea o el estreñimiento. Por lo general, lo único que se necesita es tratamiento en el hogar.

Puede haber sangrado en cualquier punto del tubo digestivo. La sangre es digerida a medida que pasa por el tubo digestivo. Mientras más tiempo tarde la sangre en desplazarse a través del tubo digestivo, menos se verá como sangre. A menudo, la sangre causada por un sangrado estomacal se ve negruzca y alquitranada. Las heces alquitranadas tienen un aspecto negro, brillante y pegajoso, y se parecen al alquitrán de una calle. La sangre que ha pasado rápidamente por el tubo digestivo o que empieza cerca del recto puede verse roja o roja oscura.

Determinados medicamentos y alimentos pueden afectar el color de las heces. Los medicamentos contra la diarrea (como Pepto-Bismol) y las tabletas de hierro pueden hacer que las heces se vuelvan negras. Comer mucha remolacha (betabel) podría hacer que las heces se vuelvan rojas. Comer alimentos con colorante negro o azul oscuro puede hacer que las heces se pongan negras.

Revise sus síntomas para decidir si debería consultar a un médico y cuándo debería hacerlo.

Revise sus síntomas

¿Tiene algún problema rectal?
Esto incluye síntomas como dolor, comezón o sangrado rectales. También podría incluir un cambio en las heces que no sea diarrea ni estreñimiento.
Rectal problem
No
Rectal problem
¿Qué edad tiene?
Menos de 12 años
Less than 12 years
12 años o más
12 years or older
¿Es usted hombre o mujer?
Hombre
Male
Mujer
Female
¿Tiene dolor abdominal moderado o intenso?
Este no es el tipo de dolor que producen los cólicos cuando se tiene diarrea.
Abdominal pain
No
Abdominal pain
¿Tiene síntomas de choque ("shock")?
Symptoms of shock
No
Symptoms of shock
Black or bloody stools
No
Black or bloody stools
Ha tenido:
¿Al menos 1 evacuación en su mayor parte negra o sanguinolenta (con sangre)?
At least 1 stool mostly black or bloody
¿Al menos 1 evacuación parcialmente negra o sanguinolenta (con sangre)?
At least 1 stool partly black or bloody
¿Rastros de sangre en las heces?
Streaks of blood in stool
¿Sangra por el recto?
Bleeding from rectum
No
Bleeding from rectum
¿Qué cantidad de sangre hubo?
Más de 2 cucharadas (30 mL)
More than 2 tablespoons (30 mL)
Más que unos rastros pero no más de 2 cucharadas (30 mL)
More than a few streaks but no more than 2 tablespoons (30 mL)
Rastros de sangre en el papel higiénico
Streaks of blood on the toilet paper
¿Ha habido recientemente alguna lesión en el recto o en la vagina?
El abuso sexual o el maltrato físico y otras lesiones en estas áreas pueden causar problemas como dolor y sangrado rectales, problemas urinarios, estreñimiento y sangrado vaginal.
Recent injury to rectum or vagina
No
Recent injury to rectum or vagina
¿Cree que el problema en el recto podría estar causando fiebre?
Las infecciones y otros problemas en el recto a veces pueden causar dolor y fiebre.
Possible fever
No
Possible fever
¿Tiene dolor en el área rectal?
Rectal pain
No
Rectal pain
¿Qué tan fuerte es el dolor en una escala del 0 al 10, si 0 es ningún dolor y 10 es el peor dolor que usted pueda imaginarse?
8 a 10: Dolor grave
Severe pain
5 a 7: Dolor moderado
Moderate pain
1 a 4: Dolor leve
Mild pain
¿Durante cuánto tiempo ha tenido el dolor?
Menos de 1 día (24 horas)
Rectal pain for less than 1 day
Un día a 1 semana
Rectal pain for 1 day to 1 week
Más de 1 semana
Rectal pain for more than 1 week
¿Hay alguna hinchazón, un bulto, una llaga o algún crecimiento nuevo en el área rectal?
Swelling, lump, or sore in rectal area
No
Swelling, lump, or sore in rectal area
¿Ha estado allí durante más de 1 semana?
Swelling, lump, or sore in rectal area for more than 1 week
No
Swelling, lump, or sore in rectal area for more than 1 week
¿Hay algún objeto en el recto?
Object in rectum
No
Object in rectum
Rectal itching
No
Rectal itching
¿Ha tenido pérdida involuntaria de heces por el recto durante más de 2 días?
Leakage of stool for more than 2 days
No
Leakage of stool for more than 2 days
¿Ha probado algún tratamiento en el hogar para la comezón durante más de 1 semana?
Tried home treatment for more than 1 week for rectal itching
No
Tried home treatment for more than 1 week for rectal itching
¿Ha tenido otras señales de enfermedad, como pérdida de peso, fatiga o salpullido, durante más de 1 semana?
Other signs of illness present for more than 1 week
No
Other signs of illness present for more than 1 week
¿Sus síntomas han durado más de 2 semanas?
Symptoms for more than 2 weeks
No
Symptoms for more than 2 weeks
Dolor abdominal, 12 años o más

Busque atención ahora

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención de inmediato. Es probable que el problema empeore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico ahora para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención en la siguiente hora.
  • No necesita llamar a una ambulancia, a menos que:
    • No pueda viajar en forma segura conduciendo usted mismo o pidiéndole a alguien que le lleve.
    • Esté en un área en la que haya mucho tránsito u otros problemas que podrían retrasarle.

Dolor en adultos y niños mayores

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que no puede soportarlo por más de algunas horas, no puede dormir y no puede hacer nada más excepto concentrarse en el dolor.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El dolor es lo suficientemente intenso como para perturbar sus actividades normales y el sueño, pero lo puede tolerar durante horas o días. Moderado también puede significar dolor que aparece y desaparece incluso si es intenso cuando está presente.
  • Dolor leve (de 1 a 4): Usted nota el dolor, pero no es lo suficientemente intenso como para perturbarle el sueño o las actividades.

Pruebe el tratamiento en el hogar

Usted respondió todas las preguntas. En función de sus respuestas, es posible que pueda resolver este problema en el hogar.

  • Pruebe el tratamiento en el hogar para aliviar los síntomas.
  • Llame a su médico si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud (por ejemplo, si los síntomas no mejoran como debería esperar). Es posible que necesite atención antes.

Muchos factores pueden afectar la forma en que el cuerpo responde a un síntoma y qué tipo de atención podría necesitar. Estos incluyen:

  • Su edad. Los bebés y los adultos mayores tienden a enfermarse con más rapidez.
  • Su estado de salud general. Si tiene una afección, como diabetes, VIH, cáncer o enfermedad cardíaca, es posible que deba prestar especial atención a determinados síntomas y buscar atención antes.
  • Los medicamentos que toma. Determinados medicamentos, remedios herbales y suplementos pueden causar síntomas o empeorarlos.
  • Hechos relacionados con la salud recientes, como una cirugía o una lesión. Estos tipos de hechos pueden causar síntomas más adelante o agravarlos.
  • Sus hábitos de salud y su estilo de vida, como los hábitos alimentarios y de ejercicio, el hábito de fumar, el consumo de alcohol o de drogas, los antecedentes sexuales y los viajes.

La sangre en las heces puede provenir de cualquier parte del tubo digestivo, como el estómago o los intestinos. Según la parte de donde venga la sangre y la rapidez con que se mueva, es posible que tenga un color rojo vivo, marrón rojizo o negro como el alquitrán.

Una pequeña cantidad de sangre color rojo vivo en las heces o en el papel higiénico suele ser causada por una leve irritación del recto. Por ejemplo, esto puede suceder si tiene que esforzarse mucho para evacuar las heces o si tiene hemorroides.

Determinados medicamentos y alimentos pueden afectar el color de las heces. Los medicamentos contra la diarrea (como Pepto-Bismol) y las tabletas de hierro pueden hacer que las heces se vuelvan negras. Comer mucha remolacha (betabel) podría hacer que las heces se vuelvan rojas. Comer alimentos con colorante negro o azul oscuro puede hacer que las heces se pongan negras.

Si toma un medicamento que afecta la capacidad de la sangre para coagular, como la aspirina, la warfarina (Coumadin), enoxaparina (Lovenox) o clopidogrel (Plavix), puede hacer que haya algo de sangre en sus heces. Si toma un anticoagulante y tiene sangre en las heces en forma persistente, llame a su médico para hablar de sus síntomas.

Dolor en niños menores de 3 años

Puede ser difícil saber cuánto dolor siente un bebé o un niño pequeño.

  • Dolor intenso (de 8 a 10): El dolor es tan fuerte que el bebé no puede dormir, no puede estar cómodo y llora constantemente sin importar lo que usted haga. Es posible que el bebé patee, cierre los puños o haga muecas.
  • Dolor moderado (de 5 a 7): El bebé está muy molesto, se aferra mucho a usted y podría tener problemas para dormir, pero responde cuando usted intenta calmarlo.
  • Dolor leve (de 1 a 4): El bebé está un poco molesto y se aferra un poco a usted, pero responde cuando usted intenta calmarlo.
Dolor abdominal, 11 años o menos

Programe una cita

En función de sus respuestas, es posible que el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Programe una cita para consultar a su médico en las próximas 1 a 2 semanas.
  • Si corresponde, pruebe el tratamiento en el hogar mientras espera la cita.
  • Si los síntomas empeoran o si tiene alguna inquietud, llame a su médico. Es posible que necesite atención antes.

Busque atención hoy

En función de sus respuestas, es posible que usted necesite recibir atención pronto. Probablemente, el problema no mejore si no recibe atención médica.

  • Llame a su médico hoy para analizar los síntomas y para coordinar la atención.
  • Si no puede comunicarse con su médico o no tiene uno, busque atención hoy.
  • Si sucede por la noche, preste atención a los síntomas y busque atención por la mañana.
  • Si los síntomas empeoran, busque atención antes.

La mayoría de las veces, la comezón rectal es causada por piel seca o irritada en la zona rectal. También puede ser una señal de oxiuros, especialmente en los niños.

La comezón puede ser más grave si ocurre con un salpullido o si no mejora con el tratamiento en el hogar.

El choque ("shock") es una afección que pone la vida en peligro y que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque (la mayoría de estos estarán presentes) incluyen:

  • Desmayo.
  • Sentir mucho mareo o aturdimiento, como si estuviera por desmayarse.
  • Sentirse muy débil o tener problemas para estar de pie.
  • No sentirse alerta ni capaz de pensar claramente. Es posible que se sienta confuso, inquieto, temeroso o incapaz de responder preguntas.

El choque ("shock") es una afección que pone la vida en peligro y que podría ocurrir rápidamente después de una enfermedad o lesión repentinas.

Los síntomas de choque en un niño podrían incluir:

  • Desmayo.
  • Mucha somnolencia o dificultad para despertarlo.
  • No responde cuando lo tocan o le hablan.
  • Respira mucho más rápido que lo habitual.
  • Actúa confuso. Es posible que el niño no sepa dónde está.

El tratamiento en el hogar para la comezón rectal incluye medidas como:

  • Mantener la zona limpia y seca.
  • Lavar la zona con agua varias veces al día y después de evacuar el intestino.
  • Sentarse en una tina con algunas pulgadas de agua tibia.
  • Usar ropa interior de algodón holgada.
  • Usar en la zona una crema de hidrocortisona (1%) sin receta.

Llame al 911 ahora

En función de sus respuestas, usted necesita atención de emergencia.

Llame ahora al 911 o a otros servicios de emergencia.

Tratamiento en el hogar

El tratamiento en el hogar para la comezón rectal depende de la causa.

Trate las causas de la comezón anal

Pruebe estas medidas de tratamiento en el hogar para las siguientes causas de comezón anal:

  • Higiene deficiente. Limpie la zona de manera suave con bolitas de algodón humedecidas en agua, un paño tibio o toallitas humedecidas, como Tucks o las toallitas para bebé. Puede aplicar ligeramente una pomada suave, como el A+D o Desitin, para ayudar a aliviar la piel y protegerla contra mayor irritación.
  • Papel higiénico perfumado o coloreado, o jabones, lociones o cremas perfumados.
    • Compre papel higiénico blanco sin perfume.
    • No use jabones perfumados, que pueden irritar la piel.
    • Aplique un ungüento que contenga 1% de hidrocortisona. No use otras cremas esteroideas en esta delicada zona del cuerpo, dado que pueden producirse daños en la piel. No debe usar crema de hidrocortisona por más de 7 a 10 días sin consultar con su médico. No use cremas ni ungüentos que contengan antihistamínicos, como Benadryl. Nota: No use la crema en niños menores de 2 años a menos que su médico se lo indique. No la use en la zona rectal o vaginal en niños menores de 12 años a menos que su médico se lo indique.
  • Sudoración excesiva. Para la comezón anal causada por sudoración excesiva, evite usar ropa interior ceñida y use prendas íntimas de algodón en vez de sintéticas. Puede usar talco para absorber la humedad, pero no use maicena (fécula de maíz). La maicena puede causar una infección en la piel. Séquese la zona rectal con un secador de pelo, puesto en la intensidad más baja, antes de ponerse el talco.

Para controlar la comezón

Para controlar la comezón, pruebe lo siguiente:

  • Rompa el ciclo de comezón y rascado, ya que rascarse le provoca más comezón. Tome un antihistamínico oral en la noche para ayudar a reducir la comezón nocturna. No le dé antihistamínicos a su hijo sin consultar primero con su médico.
  • Dese un baño de asiento tibio, 3 veces al día y después de cada evacuación intestinal. Después del baño, séquese el ano con cuidado. Puede usar un secador de pelo en la intensidad más baja.
  • Evite los alimentos que puedan agravar la comezón rectal, como el café, el té, las bebidas de cola y las alcohólicas, el chocolate, los tomates, las comidas picantes y la vitamina C en grandes cantidades, durante por lo menos 2 semanas. Incorpórelos gradualmente a su alimentación, uno a la vez, para ayudar a determinar la causa de la comezón.
  • Córtese bien las uñas si se descubre rascándose la piel irritada por la noche. De noche, use guantes de algodón o calcetines en las manos para detener el rascado inconsciente que puede haber mientras duerme.
  • Controle el estrés. Estar bajo estrés o sentirse ansioso o preocupado puede hacer que algunas personas experimenten comezón en la piel. Si descubre que se rasca la zona del ano cuando está ansioso, trate de tomarse descansos para relajarse a lo largo del día, en especial antes de irse a dormir. Para más información, vea el tema Manejo del estrés.

Para el sangrado rectal

Cuando tenga sangrado rectal, no tome aspirina ni otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). La aspirina y demás AINE, como el ibuprofeno, pueden causar sangrado en el tubo digestivo, lo que puede aumentar la cantidad de sangre en las heces. Estos medicamentos también pueden hacer que sangren aún más las hemorroides. Si usted necesita tomar algo para el dolor, trate de tomar acetaminofén, como Tylenol.

El sangrado rectal puede ser causado por el estreñimiento, la diarrea o las hemorroides.

Síntomas a los que debe prestar atención durante el tratamiento en el hogar

Llame a su médico si ocurre cualquiera de las siguientes cosas durante el tratamiento en el hogar:

  • El dolor aumenta o no mejora.
  • Aumenta la sangre en las heces, o sus heces se vuelven rojas, negras o alquitranadas.
  • Se produce hinchazón o un bulto en el ano o su alrededor.
  • Los síntomas se vuelven más graves o más frecuentes.

Prevención

Para prevenir problemas rectales:

  • Use papel higiénico blanco sin perfume.
  • No use jabones con perfume. Estos pueden irritarle la piel.
  • Practique buena higiene. Límpiese suavemente la zona con papel higiénico después de cada evacuación. Si empieza la irritación, use bolitas de algodón humedecidas en agua para limpiarse la zona y después séquese con unos toques usando bolitas de algodón secas. Las toallitas húmedas, como Tucks o las toallitas para bebés, pueden ser menos irritantes.
  • No se quede sentado en el inodoro por mucho tiempo.
  • Coma una dieta rica en fibra, que contenga muchas frutas y verduras, y cereal de salvado todos los días.
  • Evite alimentos que puedan causarle problemas rectales. Estos alimentos pueden ser:
    • Refrescos de cola, normales o dietéticos.
    • Café.
    • Cerveza y otras bebidas alcohólicas.
    • Productos lácteos.
    • Cualquier otro alimento que usted sepa que le causa gases o indigestión.
  • Evite el estreñimiento. Para más información, vea el tema Estreñimiento, 11 años de edad o menos o Estreñimiento, 12 años de edad o más.
  • Evite la diarrea. Para más información, vea el tema Diarrea, 11 años de edad o menos o Diarrea, 12 años de edad o más.

Cómo prepararse para su cita

A fin de prepararse para su cita, vea el tema Cómo aprovechar al máximo su cita.

Usted puede ayudar a su médico a diagnosticar y a tratar su afección preparándose para responder las siguientes preguntas:

  • ¿Su problema principal es el dolor, la comezón o el sangrado rectales?
  • Sus síntomas:
    • ¿Están presentes todo el tiempo o aparecen y desaparecen?
    • ¿Están presentes solo durante las evacuaciones del intestino?
    • ¿Son constantes?
    • ¿Están empeorando?
  • ¿Durante cuánto tiempo ha tenido este problema? ¿Apareció repentinamente o gradualmente?
  • ¿Alguna vez recibió tratamiento para un problema similar? Si fue así, ¿cuál fue el tratamiento? ¿Le ayudó?
  • ¿Qué tratamientos en el hogar ha probado para su problema actual? ¿Le ayudaron?
  • ¿Ha tenido pérdidas de mucosidad o heces del recto?
  • ¿Ha notado un cambio en el color, la consistencia, el tamaño o la frecuencia de las evacuaciones?
  • ¿Tiene antecedentes de hemorroides o de enfermedades rectales?
  • ¿Tiene antecedentes familiares de cáncer de colon, colitis ulcerosa, enfermedad inflamatoria intestinal o enfermedad de Crohn?
  • Si ha tenido un embarazo a término, ¿tuvo un parto vaginal?
  • ¿Ha recibido alguna vez radioterapia en la zona pélvica?
  • ¿Comenzaron sus síntomas después de una lesión, inserción de un cuerpo extraño, relaciones sexuales anales o evacuación del intestino?
  • ¿Cree que su problema puede estar relacionado con la actividad sexual?
  • ¿Tiene comportamientos sexuales de alto riesgo, como relaciones sexuales sin protección o múltiples parejas sexuales?
  • ¿Alguna vez lo han tratado por una infección de transmisión sexual (STI, por sus siglas en inglés)?
  • ¿Tiene otros síntomas como fatiga, pérdida de peso de origen desconocido, fiebre o dolor en cualquier otro lugar del cuerpo?
  • ¿Ha viajado recientemente a un país extranjero?
  • ¿Qué medicamentos recetados y sin receta toma?
  • ¿Tiene algún riesgo de salud?

Para la comezón rectal

  • ¿Tiene comezón o salpullido en alguna otra parte del cuerpo?
  • ¿Tiene otros familiares que también estén experimentando comezón rectal?

Para el dolor rectal

  • ¿Cuál es la intensidad de su dolor? ¿Es constante, o aparece y desaparece? ¿Está empeorando? ¿Se relaciona solo con tener una evacuación del intestino?
  • ¿Le parece que el dolor proviene de la parte interior o exterior del ano?

Para el sangrado rectal

  • ¿Cómo es el aspecto de la sangre en las heces? Las heces, ¿están mezcladas con sangre, o la sangre recubre la parte externa de las heces formadas? ¿Se forman coágulos de sangre grandes en el agua del inodoro?
  • ¿Tiene sangrado en las encías, sangre en la orina, moretones grandes en la piel o salpullido similar al del sarampión?
  • ¿El sangrado rectal es doloroso?
  • ¿La sangre es de color rojo vivo o violáceo?

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
David Messenger, MD
Última revisión 20 febrero, 2013

Última revisión: 20 febrero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.