Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Derivación gástrica en Y de Roux

Generalidades de la cirugía

La cirugía de derivación gástrica reduce el estómago y hace que los alimentos se salten parte del intestino delgado. Usted se sentirá lleno más rápidamente que cuando su estómago tenía su tamaño original. Esto reduce la cantidad de alimentos que puede comer por vez. Sortear parte del intestino reduce cuántos alimentos y nutrientes se absorben. Esto conduce a adelgazar.

Un tipo de cirugía de derivación gástrica es una derivación gástrica en Y de Roux.

En la digestión normal, la comida pasa por el estómago e ingresa en el intestino delgado, donde se absorben la mayoría de los nutrientes y las calorías. Luego pasa al intestino grueso (colon), y el desecho sobrante se evacua al final.

En una derivación gástrica en Y de Roux, solamente una pequeña parte del estómago se usa para crear un nuevo saco estomacal, aproximadamente del tamaño de un huevo. El estómago más pequeño se conecta directamente a la porción media del intestino delgado (yeyuno), sorteando el resto del estómago y la porción superior del intestino delgado (duodeno).

Este procedimiento se lleva a cabo haciendo varias incisiones pequeñas y usando instrumentos pequeños y una cámara para guiar la cirugía (método laparoscópico ).

Qué esperar después de la cirugía

Tendrá un poco de dolor abdominal y podría necesitar analgésicos (medicamentos para el dolor) durante la primera semana más o menos después de la cirugía. El corte (incisión) que le hace el médico puede estar sensible y dolorido. Debido a que la cirugía reduce el tamaño del estómago, cuando coma se sentirá lleno más rápido. También es posible que los alimentos pasen al intestino delgado con demasiada rapidez y que le causen el síndrome de evacuación gástrica rápida. Le puede provocar diarrea y hacerle sentir que se va a desmayar, con temblores y náuseas. También puede resultarle difícil al organismo obtener suficiente nutrición.

Su médico le dará instrucciones específicas acerca de lo que puede comer después de la operación. Durante aproximadamente el primer mes después de la cirugía, su estómago solo podrá tolerar pequeñas cantidades de alimentos blandos y de líquidos mientras sana. Es importante que trate de tomar sorbos de agua durante todo el día para evitar deshidratarse. Puede notar que no evacua el intestino con regularidad justo después de la cirugía. Esto es común. Trate de evitar el estreñimiento y de no hacer esfuerzos cuando evacua el intestino.

Poco a poco, podrá volver a agregar alimentos sólidos a su dieta. Deber asegurarse de masticar bien los alimentos y de dejar de comer cuando se sienta lleno. Esto puede llevarle algo de tiempo en acostumbrarse, porque se sentirá lleno después de comer mucho menos de lo que solía comer. Si no mastica bien sus alimentos o si espera de más para dejar de comer, puede sentir malestar o náuseas e incluso a veces puede llegar a vomitar. Si toma mucha cantidad de líquidos con muchas calorías como gaseosas o jugo de frutas, es posible que no adelgace. Si come de más continuamente, el estómago puede estirarse. Si el estómago se estira, no se beneficiará de la cirugía.

En una derivación gástrica, se sortea la parte del intestino donde se absorben más fácilmente muchos minerales y vitaminas. Por esto, es posible que usted tenga una deficiencia de hierro, calcio, magnesio o vitaminas. Esto puede llevar a problemas a largo plazo, como osteoporosis. Para prevenir las deficiencias de vitaminas y de minerales, podría tener que colaborar con un dietista para planificar comidas. Y podría tener que tomar más vitamina B12.

Según cómo le hagan la cirugía (abierta o laparoscópica), tendrá que prestar atención a sus actividades durante la recuperación. Si se le hizo una operación abierta, es importante que evite levantar cosas pesadas o hacer ejercicio intenso mientras se está recuperando para que su abdomen pueda sanar. En este caso, probablemente pueda volver a su trabajo o a su rutina normal dentro de 4 a 6 semanas. La cirugía se hace más comúnmente como un procedimiento laparoscópico, lo que significa que el período de recuperación es más corto.

Por qué se hace

La cirugía para bajar de peso es apropiada para personas con problemas graves de sobrepeso y que no hayan podido adelgazar con un régimen de dieta, ejercicio o medicamentos.

Suele considerarse la cirugía si su índice de masa corporal (IMC) es de 40 o más alto. La cirugía también puede ser una opción cuando su IMC es 35 o más alto y usted tiene un problema potencialmente mortal o incapacitante que está relacionado con su peso, como la diabetes tipo 2 que es difícil de controlar con la alimentación, el ejercicio y los medicamentos.

Es importante que piense que esta cirugía es una herramienta para ayudarlo a bajar de peso. No es una solución instantánea. Todavía tendrá que alimentarse en forma saludable y hacer ejercicio en forma regular. Esto lo ayudará a alcanzar su peso deseado y a evitar que recupere el peso que bajó.

Eficacia

En promedio, las personas bajan más de la mitad de su excedente de peso después de la cirugía en Y de Roux. Diez años después de la cirugía para adelgazar, muchas personas han subido del 20% al 25% del peso que bajaron. El éxito a largo plazo es mayor para las personas que son realistas en cuanto al peso que van a bajar y que asisten a sus citas con un equipo médico, siguen el plan de alimentación recomendado y están físicamente activas.1

Riesgos

Los riesgos comunes a todas las cirugías para adelgazar incluyen una infección en la incisión, una filtración del estómago a la cavidad abdominal o al lugar donde se conecta el intestino (que tiene por resultado una infección que se llama peritonitis), y un coágulo de sangre en las piernas (trombosis venosa profunda, o DVT, por sus siglas en inglés) o en un pulmón (embolia pulmonar). A algunas personas se les forman cálculos biliares o tienen una afección relacionada con una deficiencia nutricional como la anemia o la osteoporosis.

Otros riesgos de la derivación gástrica en Y de Roux incluyen:

  • Problemas del saco estomacal. Es posible que necesite otra cirugía para reparar el estómago o la apertura entre el estómago y el intestino.
  • Vómitos. Si come más de lo que puede contener el estómago, podría vomitar.
  • Hernia. Las hernias pueden relacionarse con las incisiones que hace el cirujano o pueden estar causadas por los intestinos retorciéndose.
  • Cálculos renales. Tomar suficiente agua puede ayudar.
  • Cálculos biliares. A veces, se extrae la vesícula biliar como parte de la cirugía. Pero si no le extirpan la vesícula biliar, entonces podría tener que tomar medicamentos para prevenir los cálculos biliares.

Para pensar

La cirugía para bajar de peso no elimina los tejidos grasos. No es una cirugía estética.

Algunos estudios revelan que las personas que se operan para bajar de peso tienen menos probabilidades de morir de problemas del corazón, diabetes o cáncer en comparación con personas obesas que no se operaron.2

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Heber D, et al. (2010). Endocrine and nutritional management of the post-bariatric surgery patient: An Endocrine Society clinical practice guideline. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, 95(11): 4823–4843. Available online: http://www.endo-society.org/guidelines/final/upload/FINAL-Standalone-Post-Bariatric-Surgery-Guideline-Color.pdf.
  2. Adams TD, et al. (2007). Long-term mortality after gastric bypass surgery. New England Journal of Medicine, 357(8): 753–761.

Otras obras consultadas

  • Colquitt JL, et al. (2009) Surgery for Obesity. Cochrane Database of Systematic Reviews (2).

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Ali Tavakkoli, MD, FRCSC - Cirugía general, Cirugía bariátrica
Última revisión 5 abril, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.