Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Cirugía laparoscópica para la endometriosis

Generalidades de la cirugía

La laparoscopia es el procedimiento más común que se utiliza para diagnosticar y eliminar la endometriosis entre leve y moderada. En lugar de utilizar una incisión abdominal grande, el cirujano introduce un instrumento de observación iluminado llamado laparoscopio a través de una pequeña incisión. Si el cirujano necesita un mejor acceso, realizará una o dos pequeñas incisiones adicionales para introducir otros instrumentos quirúrgicos.

Si su médico recomienda la laparoscopia, lo hará para:

  • Observar los órganos internos para detectar señales de endometriosis y otros posibles problemas. Esta es la única manera de poder diagnosticar la endometriosis de modo certero. Sin embargo, un diagnóstico de que "no hay endometriosis" nunca es certero. Los crecimientos (implantes) pueden ser diminutos o estar escondidos de la vista del cirujano.
  • Eliminar cualquier implante visible de endometriosis y tejido cicatricial que pudieran estar causando dolor o esterilidad. Si se encuentra un quiste de endometriosis que está creciendo en un ovario (endometrioma), es probable que se lo elimine.

Procedimiento laparoscópico

Le indicarán que no coma ni beba nada durante al menos 8 horas antes de la laparoscopia. La laparoscopia suele realizarse bajo anestesia general, aunque usted puede permanecer despierta si le administran anestesia local o anestesia espinal (raquídea). Un ginecólogo o un cirujano realizará el procedimiento.

Para hacer una laparoscopia, se infla el abdomen con gas (dióxido de carbono u óxido nitroso). El gas, que se inyecta con una aguja, empuja la pared abdominal alejándola de los órganos de manera que el cirujano pueda verlos con más claridad. El cirujano entonces introduce un laparoscopio a través de una pequeña incisión y examina los órganos internos. Pueden hacerse incisiones adicionales a fin de introducir instrumentos para desplazar los órganos y las estructuras para una mejor observación. El procedimiento suele durar de 30 a 45 minutos.

Si es necesario extirpar la endometriosis o el tejido cicatricial, su cirujano usará una de varias técnicas, incluyendo el cortar y eliminar tejido (escisión) o destruirlo por medio de un rayo láser o una corriente eléctrica (electrocauterización).

Después del procedimiento, el cirujano cerrará las incisiones abdominales con unos cuantos puntos de sutura. Normalmente, se produce poca o ninguna cicatrización.

Qué esperar después de la cirugía

La laparoscopia suele realizarse en un establecimiento para pacientes ambulatorios. A veces, la cirugía requiere una estancia hospitalaria de 1 día. Probablemente pueda retomar sus actividades habituales en 1 semana o tal vez algo más de tiempo.

Por qué se hace

La laparoscopia se utiliza para examinar los órganos pélvicos y para eliminar los implantes y el tejido cicatricial. Este procedimiento se suele utilizar para examinar y tratar:

  • La endometriosis grave y el tejido cicatricial que se piensa que pueden estar interfiriendo en los órganos internos, como los intestinos o la vejiga.
  • El dolor de la endometriosis que ha continuado o ha regresado después de la terapia hormonal.
  • El dolor intenso de la endometriosis (algunas mujeres y sus médicos deciden saltarse el tratamiento con medicamentos).
  • Un quiste de endometriosis en un ovario (endometrioma).
  • La endometriosis como posible causa de la esterilidad. Por lo general, el cirujano extrae cualquier implante y tejido cicatricial visibles. Esto puede mejorar la fecundidad.

Situaciones en las que la laparoscopia puede no ser necesaria

La observación directa de los órganos pélvicos es la única manera de confirmar si usted tiene endometriosis. Pero esto no siempre es necesario. Cuando se sospecha endometriosis, frecuentemente se indica la terapia hormonal.

Eficacia

Alivio del dolor

Al igual que ocurre con la terapia hormonal, la cirugía alivia el dolor de la endometriosis para la mayoría de las mujeres. Sin embargo, no garantiza resultados duraderos. Algunos estudios han demostrado que:

  • La mayoría de las mujeres —entre 60 y 80 de cada 100— informan alivio del dolor en los primeros meses después de la cirugía.1
  • Más de 50 de cada 100 mujeres tienen síntomas que regresan dentro de los 2 años que siguen a la cirugía. Esta cifra aumenta con el tiempo.2

Algunos estudios sugieren que utilizar la terapia hormonal después de la cirugía puede alargar el período libre de dolor impidiendo el crecimiento de nueva endometriosis o su recurrencia.3

Esterilidad

Si la esterilidad es su inquietud principal, su médico probablemente utilizará la laparoscopia para detectar y eliminar las señales de endometriosis.

  • Las investigaciones no han demostrado firmemente que la eliminación de la endometriosis leve mejore la fecundidad.1
  • Para la endometriosis entre moderada y grave, la cirugía mejorará sus probabilidades de embarazo.4
  • En algunos casos graves, un especialista en fecundidad le recomendará que evite la extirpación quirúrgica y que utilice la fecundación in vitro.

Después de la laparoscopia, los siguientes pasos dependerán de la gravedad de su endometriosis y de su edad. Si usted tiene más de 35 años, la calidad de sus óvulos empeora y el riesgo de aborto espontáneo aumenta con cada año que pasa. En ese caso, su médico puede recomendarle un tratamiento contra la esterilidad, como medicamentos para la fecundidad, inseminación o fecundación in vitro. Si usted es más joven, considere el tratar de concebir sin tratamiento contra la esterilidad.

Endometrioma

Existen varias maneras de tratar un endometrioma quirúrgicamente, que incluyen drenarlo, extirpar parte de él o extraerlo completamente (quistectomía). Cualquiera de estos tratamientos ofrece un alivio del dolor a la mayoría de las mujeres pero no a todas. Es más probable que la quistectomía alivie el dolor por más tiempo, evite que un endometrioma vuelva a crecer y evite la necesidad de otra cirugía.1

Riesgos

Las complicaciones a causa de la cirugía son poco comunes, pero incluyen:

  • Infecciones pélvicas.
  • Sangrado no controlado que hace que sea necesaria una incisión abdominal más grande (laparotomía) para detener el sangrado.
  • Formación de tejido cicatricial (adherencias) después de la cirugía.
  • Daños a los intestinos, la vejiga o los uréteres (los pequeños conductos que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga).

Para pensar

Los beneficios de la cirugía laparoscópica en comparación con la cirugía abdominal abierta incluyen menos trauma en los tejidos y una menor formación de cicatrices. También incluyen incisiones más pequeñas, además de poder hacerse un procedimiento ambulatorio o tener una estancia hospitalaria más corta y un tiempo de recuperación más corto.

La habilidad del cirujano es muy importante cuando se utiliza la cirugía para tratar una endometriosis que está provocando esterilidad. El uso de un laparoscopio, láseres y determinados procedimientos quirúrgicos requiere formación adicional para el cirujano. Los médicos informan que las tasas de embarazo varían después de la cirugía para la endometriosis.

La fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés), una técnica de reproducción asistida, es una alternativa a la cirugía para corregir la esterilidad causada por la endometriosis.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (2010). Management of endometriosis. ACOG Practice Bulletin No. 114. Obstetrics and Gynecology, 116(1): 225–236.
  2. Fritz MA, Speroff L (2011). Endometriosis. In Clinical Gynecologic Endocrinology and Infertility, 8th ed., pp. 1221–1248. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  3. Ferrrero S, et al. (2010). Endometriosis, search date December 2009. Online version of BMJ Clinical Evidence: http://www.clinicalevidence.com.
  4. American Society for Reproductive Medicine (2012). Endometriosis and infertility: A committee opinion. Fertility and Sterility, 98(3): 591–598.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Revisado12 marzo, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.