Reparación laparoscópica de hernia inguinal

Generalidades de la cirugía

La reparación laparoscópica de hernia es similar a otros procedimientos laparoscópicos. Se administra anestesia general y se hace un pequeño corte (incisión) en el ombligo o justo debajo de él. Se infla el abdomen con aire para que el cirujano pueda ver los órganos abdominales.

Se inserta una sonda delgada e iluminada, llamada laparoscopio, a través de la incisión. Los instrumentos para reparar la hernia se introducen mediante otras incisiones pequeñas en la parte baja del abdomen. Luego se coloca una malla sobre el defecto para reforzar la pared abdominal.

Hay muchas cosas en las que pensar a la hora de decidir si debe hacerse una cirugía de reparación de hernia inguinal, como, por ejemplo, si la hernia está encarcelada o estrangulada y si usted tiene otras afecciones que deben abordarse antes de que la cirugía de reparación de hernia sea adecuada.

Qué esperar después de la cirugía

La mayoría de las personas que se hacen una reparación laparoscópica de hernia pueden volver a casa el mismo día. El tiempo de recuperación es de 1 a 2 semanas.

Lo más probable es que pueda retomar las actividades ligeras al cabo de 1 o 2 semanas. Debe evitar el ejercicio intenso hasta que se hayan cumplido 4 semanas de recuperación.

Los estudios han encontrado que las personas tienen menos dolor después de la reparación laparoscópica de hernia que después de la cirugía abierta de hernia.

Por qué se hace

La reparación quirúrgica se recomienda para hernias inguinales que causan dolor u otros síntomas y para hernias que están encarceladas o estranguladas. La cirugía se recomienda siempre para hernias inguinales en niños.

La cirugía laparoscópica de reparación podría no ser recomendable para personas que:

  • Tengan una hernia encarcelada.
  • No puedan tolerar la anestesia general.
  • Tengan trastornos de sangrado como hemofilia o púrpura trombocitopénica idiopática (ITP, por sus siglas en inglés).
  • Estén tomando medicamentos para prevenir los coágulos de sangre (anticoagulantes, como warfarina).
  • Hayan tenido muchas cirugías abdominales. El tejido cicatricial puede dificultar el operar por medio del laparoscopio.
  • Tengan enfermedades pulmonares graves, como enfisema. El dióxido de carbono que se utiliza para inflar el abdomen puede interferir en su respiración.
  • Estén embarazadas.
  • Sean extremadamente obesas.

La reparación laparoscópica de hernia no suele hacerse en niños. Pero se puede usar un laparoscopio durante las reparaciones abiertas de hernia en niños para explorar la ingle opuesta y ver si hay una hernia. Esto puede hacerse introduciendo el laparoscopio en el lado que se está operando y observando el lado opuesto. Si hay una hernia presente, el cirujano puede reparar ambos lados durante la misma operación.

Eficacia

La probabilidad de que una hernia reaparezca después de la cirugía laparoscópica oscila entre 1 y 10 de cada 100 cirugías realizadas.1

La cirugía laparoscópica tiene las siguientes ventajas comparada con la reparación abierta de hernia:

  • Algunas personas pueden preferir la reparación laparoscópica de hernia porque causa menos dolor y pueden volver al trabajo más rápidamente de lo que sería el caso después de una cirugía abierta de reparación.
  • La reparación de una hernia recurrente suele ser más fácil usando técnicas laparoscópicas que utilizando la cirugía abierta.
  • Durante la operación, es posible comprobar si hay una segunda hernia en el lado opuesto y repararla.
  • Dado que se utilizan incisiones más pequeñas, la laparoscopia puede ser más atractiva por razones cosméticas.

Riesgos

Es posible que algunas personas necesiten una preparación especial antes de la cirugía para reducir el riesgo de complicaciones. Estas son personas que:

  • Tienen antecedentes de coágulos de sangre en los grandes vasos sanguíneos (trombosis venosa profunda).
  • Fuman.
  • Toman grandes dosis de aspirina. La aspirina reduce la coagulación de la sangre y puede aumentar las probabilidades de sangrado después de la cirugía.
  • Toman anticoagulantes (como warfarina).
  • Tienen graves problemas urinarios, como los causados por una próstata agrandada.

Los riesgos de la reparación laparoscópica de hernia incluyen:

  • Riesgos de la anestesia general.
  • Dolor en los testículos o en el conducto que transporta el esperma desde los testículos hasta el pene (cordón espermático).
  • Daño en el conducto que transporta el esperma desde los testículos hasta el pene. Esto podría afectar su capacidad de engendrar hijos.
  • Líquido (seromas) o sangre (hematomas) en el escroto, el canal inguinal o los músculos abdominales.
  • Incapacidad para orinar (retención urinaria) o lesión en la vejiga.
  • Infección causada por la malla o los puntos de sutura.
  • Formación de tejido cicatricial (adherencias).
  • Lesión a los órganos abdominales, vasos sanguíneos y nervios.
  • Entumecimiento o dolor en el muslo.
  • Lesión en el testículo que causa atrofia testicular (poco común).
  • Recurrencia de la hernia (por lo general, relacionada con que la malla que se colocó durante la cirugía era demasiado pequeña como para cubrir la zona de la ingle o que la malla no fue grapada bien).

Para pensar

Las diferencias entre la reparación laparoscópica de hernia y la cirugía abierta son las siguientes:

  • Una reparación laparoscópica requiere varias incisiones pequeñas en lugar de un solo corte de mayor tamaño.
  • Si hay hernias en ambos lados, se pueden reparar al mismo tiempo sin la necesidad de una segunda incisión grande. La cirugía laparoscópica permite al cirujano examinar ambas zonas inguinales y todos los sitios donde puede haber hernias para detectar defectos. Además, se puede colocar el parche o la malla cubriendo todas las posibles zonas débiles, lo cual ayuda a prevenir la recurrencia de una hernia en el mismo sitio o a evitar que se forme en un sitio diferente.
  • Se necesita anestesia general para la reparación laparoscópica. La reparación abierta de hernia puede realizarse con anestesia general, espinal o local.

La reparación laparoscópica de una hernia es más costosa que la cirugía abierta debido al mayor costo de utilizar el quirófano algo más de tiempo así como el costo de la tecnología laparoscópica.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Harmon JW, Wolfgang CL (2007). Hernias of the groin and abdominal wall. In NH Fiebach et al., eds., Principles of Ambulatory Medicine, 7th ed., pp. 1673–1681. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Kenneth Bark, MD - Cirugía general, Cirugía de Colon y Recto

Revisado14 noviembre, 2014