Amigdalectomía y adenoidectomía para apnea del sueño obstructiva y ronquidos

Generalidades de la cirugía

La amigdalectomía y la adenoidectomía son cirugías para extirpar las amígdalas o las adenoides. Estas operaciones:

  • Se utilizan para tratar la apnea del sueño obstructiva (OSA, por sus siglas en inglés) en niños.
  • Rara vez se utilizan para tratar los ronquidos en adultos.
  • No se utilizan para tratar los ronquidos en niños.

Estas operaciones suelen requerir una estancia en el hospital.

Qué esperar después de la cirugía

Podría necesitar vigilancia estrecha después de la cirugía. Su médico o cirujano prestará atención a lo siguiente:

  • Hinchazón de garganta, daño nervioso y somnolencia. Esto puede ser causado por la cirugía en sí misma y los medicamentos que se usan durante la cirugía.
  • Sus niveles de oxígeno durante las primeras 2 o 3 noches después de la cirugía.

Los niños menores de 3 años con otras afecciones médicas, como síndrome de Down, tienen mayores probabilidades de sufrir complicaciones, especialmente dificultad respiratoria. Estos niños pueden necesitar terapia de oxígeno o terapia de presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP, por sus siglas en inglés) después de la cirugía.

Por qué se hace

Su médico puede sugerir la amigdalectomía y la adenoidectomía para tratar la apnea del sueño si usted tiene amígdalas y adenoides agrandadas que le obstruyen las vías respiratorias durante el sueño. Esto suele ser la primera opción de tratamiento para los niños, porque las amígdalas y las adenoides agrandadas suelen ser la causa de su apnea del sueño.

Eficacia

Los niños a los que se les extirpan las amígdalas y las adenoides para tratar la apnea del sueño generalmente notan una mejoría significativa en sus síntomas dentro de los 6 meses que siguen a la cirugía. Los padres han informado acerca de disminuciones en:

  • Ronquidos, tos y resfriados.
  • Actividad excesiva (hiperactividad) y otros problemas de comportamiento.
  • Sueño intranquilo.

En los niños, estos procedimientos parecen tener éxito en el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño entre un 75% a un 100% del tiempo, incluso si el niño es obeso.1

Riesgos

Después de una extirpación de amígdalas y adenoides, la garganta estará adolorida. Esto puede hacer que comer y tragar sea difícil durante unos días. Otras posibles complicaciones después de la cirugía incluyen:

  • Infección.
  • Sangrado excesivo. (Se espera que haya algo de sangrado).

Para pensar

Los ronquidos no siempre se consideran un problema médico; por lo tanto, es posible que su seguro no cubra el tratamiento.

No es posible predecir si usted tendrá problemas respiratorios o de ronquidos con simplemente observar el tamaño de las amígdalas y las adenoides.

Si tiene otros problemas de salud, su médico puede tener que tratarlos antes de que usted se someta a esta cirugía.

La amigdalectomía y la adenoidectomía son los tratamientos más comunes para niños que tienen apnea obstructiva del sueño.

  • Los niños que tienen determinados problemas de salud que causan deformidades óseas de la cara y la cabeza, como enanismo o síndrome de Down, pueden necesitar vigilancia estrecha antes de la cirugía. Además, puede ser necesario observar atentamente antes de la cirugía a niños que tienen trastornos nerviosos y musculares, como parálisis cerebral, o que tienen una lesión en la cabeza.
  • Los niños que tienen otras afecciones, como asma, infecciones de las vías respiratorias superiores y problemas del corazón, necesitan tratamiento para esas afecciones antes y después de la cirugía para reducir el riesgo de complicaciones.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Schechter MS, et al. (2002). Technical report: Diagnosis and management of childhood obstructive sleep apnea syndrome. Pediatrics, 109(4): E69. Available online: http://www.pediatrics.org/cgi/content/full/109/4/e69.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Mark A. Rasmus, MD - Pulmonología, Medicina de Cuidados Críticos, Medicina del sueño

Revisado9 septiembre, 2014