Aumento de senos

Generalidades de la cirugía

Durante la cirugía para aumentar los senos (mamoplastia de aumento), se coloca un implante debajo del tejido mamario o debajo del músculo del pecho bajo el seno (mama). Un implante es una cápsula de silicona blanda rellena de una solución salina o gel de silicona.

Para colocar el implante, se hace una incisión en el pliegue inferior del seno, en la axila o a lo largo del borde inferior de la areola (la zona oscura que rodea el pezón). El implante se introduce a través de la incisión y se puede colocar debajo del tejido mamario o del músculo del pecho bajo el seno. Algunos médicos opinan que colocar el implante debajo del músculo del pecho reduce el riesgo de una afección llamada contractura capsular (endurecimiento del tejido que rodea el implante) e interfiere menos con la mamografía que cuando el implante se coloca debajo del tejido mamario pero enfrente del músculo. Una vez que el implante ha sido ajustado cuidadosamente a su forma y posición correctas, se cierra la incisión con puntos de sutura.

Se puede realizar un levantamiento de senos (mastopexia) al mismo tiempo que el aumento de senos. Un levantamiento de senos puede elevar los senos flácidos o caídos y levantar el pezón y la areola. Para levantar los senos, se extirpa el exceso de piel de la parte inferior del seno y se retira la zona que rodea la areola. Entonces se une el resto de la piel, lo cual afirma y eleva el seno. Un levantamiento de senos requiere incisiones más grandes que el aumento de senos por sí solo. Las incisiones se pueden extender desde la areola hasta el pliegue donde la parte inferior del seno se une al pecho.

Los aumentos y levantamientos de senos suelen hacerse como procedimientos ambulatorios en un hospital o en un centro de cirugía ambulatoria. No es necesario pasar la noche en el hospital a menos que haya complicaciones durante la cirugía. Normalmente se utiliza anestesia general, aunque se puede usar anestesia local o una epidural.

Qué esperar después de la cirugía

Inmediatamente después de la cirugía, se coloca gasa sobre las incisiones, y se envuelven los senos con una venda elástica o se les da soporte con un sostén especial. Es posible que los puntos se eliminen de 7 a 10 días después.

La mayoría de las mujeres tienen algo de hinchazón, formación de moretones y sensibilidad en los senos durante varios días después del procedimiento. Los medicamentos pueden ayudar a aliviar el dolor. La hinchazón y los moretones pueden durar varias semanas. Algunas mujeres también tienen una sensación de ardor en los pezones justo después de la cirugía. Usar un sostén que sujete bien los senos las 24 horas del día puede ayudar a reducir la hinchazón y a sostener los senos mientras sanan.

La mayoría de las mujeres pueden volver a su trabajo normal y sus actividades sociales al cabo de un par de días, a menos que esas actividades consistan en levantar cosas pesadas o hacer ejercicio intenso. Su médico le indicará cuándo puede volver a hacer ejercicio y actividades más intensos.

Usted tendrá cicatrices después de una cirugía de aumento de senos. Pero estas suelen estar en zonas ocultas (como el pliegue debajo del seno, la axila o el borde de la areola). Estos procedimientos están diseñados para mantener las cicatrices a un mínimo de forma que las incisiones no sean fáciles de ver. Las cicatrices suelen notarse menos al cabo de varios meses. Hacerse un levantamiento de senos además de un aumento de senos deja cicatrices más grandes y más visibles.

Por qué se hace

La cirugía de aumento de senos se hace para aumentar el tamaño de los senos y mejorar su forma. Usted puede optar por implantes mamarios para:

  • Realzar senos que considera demasiado pequeños. La definición de lo que es "demasiado pequeño" (o demasiado grande, si vamos al caso) varía de mujer a mujer. No hay un estándar universal según el cual los senos se consideren demasiado pequeños. Si usted está contenta con el tamaño de sus senos, entonces no son demasiado pequeños.
  • Devolver el tamaño o la forma a los senos después de un adelgazamiento importante o un embarazo. En estos casos, se puede realizar un levantamiento de senos al mismo tiempo que el aumento.
  • Hacer que los senos tengan unas proporciones más equilibradas. Muchas mujeres pueden tener un seno que es más grande o que está más alto que el otro.

Los implantes mamarios también pueden usarse para reconstruir los senos después de una cirugía para el cáncer de seno (mastectomía).

Eficacia

La cirugía de aumento de senos puede aumentar el tamaño de sus senos en una o más tallas de copa de sostén. También puede reducir las diferencias en tamaño y forma entre los senos.

Los implantes mamarios no evitarán que los senos se caigan como resultado de un futuro embarazo, aumento o pérdida de peso o a causa del envejecimiento.

La mayoría de las mujeres que tienen implantes mamarios necesitarán por lo menos otra cirugía de implante en su vida.

Riesgos

Los implantes mamarios pueden dificultar la detección del cáncer de seno en una mamografía. Otros riesgos de la cirugía de aumento de senos incluyen:

  • Contractura capsular. Esta afección es uno de los problemas más comunes causados por los implantes mamarios. Ocurre cuando el tejido cicatricial que rodea el implante se endurece y comienza a apretar el implante. Esto puede provocar endurecimiento del tejido mamario, ondulación en la piel del seno y cambios en la forma del seno. También puede ser dolorosa. En ocasiones es necesaria una operación para eliminar el tejido cicatricial o sustituir el implante cuando se presenta la contractura capsular.
  • Pérdida de sensibilidad en los pezones o en el tejido mamario a causa de daño nervioso. Con frecuencia, esto es temporal, pero puede ser permanente en algunas mujeres.
  • Diferencias en el tamaño o la forma de los senos después de la cirugía.
  • Cambios en el implante. La actividad normal o una lesión en el seno pueden dañar el implante, provocando una fuga o rotura o haciendo que se desinfle. Con el tiempo, es posible que el implante se endurezca, produzca ondulaciones o que cambien su posición o su forma. Puede ser necesario operar para extraer el implante y sustituirlo (si se desea) si ocurre cualquiera de estos cambios.
  • Infección (poco común). Esto puede suceder en cualquier momento, pero suele ocurrir durante la primera semana después de la cirugía. En algunos casos de infección, es posible que haya que extraer el implante por varios meses y luego volverlo a colocar.
  • Acumulación de sangre debajo de la piel o hematoma (poco común).
  • Cicatrización anormal (poco común).

Hacerse más de un procedimiento al mismo tiempo, como un levantamiento de senos y un aumento de senos, aumenta el riesgo de problemas después de la cirugía.

Para pensar

Los implantes de silicona más recientes contienen un material similar a un gel en lugar de un líquido. Estos tipos de implantes no tienen fugas si se perforan o cortan.

La mayoría de las mujeres que se colocan implantes mamarios están satisfechas con los resultados. Es probable que usted esté contenta con los resultados si tiene expectativas claras y realistas acerca de la cirugía y las comparte con su médico. Los implantes aumentarán el tamaño de sus senos y tal vez les den una forma con la que usted esté más satisfecha, pero ningún cirujano puede garantizar la perfección.

Además, tenga en cuenta lo siguiente:

  • Los aumentos y levantamientos de senos no evitan los cambios en los senos a consecuencia de embarazos futuros, aumento o bajada de peso o la fuerza de la gravedad a lo largo del tiempo.
  • Quizá sea necesario extraer o sustituir los implantes más adelante si tienen fugas, se rompen, se arrugan, se deforman o tienen otros problemas. Es probable que tengan que operarla de nuevo en algún momento. Los implantes salinos se rompen con una frecuencia de 1 de cada 100 cada año.1
  • Algunos de los cambios en el tejido mamario y en la piel causados por los implantes son permanentes. Si se le extraen los implantes más adelante, los senos pueden tener arrugas, hoyuelos u otros cambios permanentes.
  • La Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) recomienda que las mujeres con implantes mamarios se hagan una resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés) de los senos 3 años después de recibir el implante y luego cada 2 años después de eso.2 La MRI se hace para comprobar si el implante está intacto y el tejido del seno se ve saludable. Los costos de estas pruebas regulares pueden ser mayores que el costo inicial de adquirir el implante y es posible que no los cubra el seguro.

El seguro no cubrirá el costo de los implantes mamarios a menos que se utilicen como parte de la reconstrucción del seno después de la cirugía para el cáncer de seno. De igual manera, es posible que el seguro no cubra los costos del tratamiento si se presentan complicaciones durante o después de la cirugía o si se necesitan más cirugías en el futuro para extraer o sustituir los implantes. Contacte a su compañía de seguros para saber si colocarse implantes mamarios afectará lo que usted paga por su seguro así como su tipo de cobertura.

Pruebas de detección para el cáncer (mamografía) después de la cirugía

Un implante mamario puede ocultar el tejido mamario anormal o lesiones, lo cual dificulta la detección de tejido mamario anormal o canceroso durante una mamografía. Para generar imágenes precisas y de alta calidad, es necesario apretar mucho el seno. En casos poco comunes, esto puede provocar una fuga o una rotura del implante mamario. Además, el tejido cicatricial y los depósitos de calcio alrededor del implante pueden parecer tejido canceroso y hacer que la mamografía sea más difícil de interpretar.

Si usted tiene implantes mamarios y necesita hacerse una mamografía, cuando programe la cita para esta, dígale al técnico qué tipo de implantes tiene (salinos o de silicona) y si se encuentran detrás o enfrente del músculo pectoral. Es posible que tengan que hacerle más proyecciones de las que se hacen durante una prueba de detección típica. En algunos casos, puede ser necesaria una MRI para producir una imagen clara.

Controversia sobre la seguridad de los implantes mamarios

Los estudios de investigación están considerando la posible conexión entre los implantes mamarios de silicona y enfermedades del tejido conjuntivo. Hasta este momento, los estudios no han demostrado que estos implantes causen enfermedades del tejido conjuntivo.3

Unas pocas mujeres con implantes mamarios presentan linfoma anaplásico de células grandes (ALCL, por sus siglas en inglés), que comenzó en el tejido mamario cerca del implante. Aunque estos casos son muy poco comunes, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (Food and Drug Administration o FDA, por sus siglas en inglés) está acumulando información para determinar si hay una posible conexión entre los implantes y el ALCL.

Para obtener más información acerca de la seguridad de los implantes mamarios, visite el sitio web de la FDA en www.fda.gov/breastimplants.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Vasconez HC, Habash A (2010). Plastic and reconstructive surgery. In GM Doherty, ed., Current Diagnosis and Treatment: Surgery, 13th ed., pp. 1092–1131. New York: McGraw-Hill.
  2. U.S. Food and Drug Administration (2006). FDA approves silicone gel-filled breast implants after in-depth evaluation: Agency requiring 10 years of patient follow-up. FDA News P06-189. Available online: http://www.fda.gov/NewsEvents/Newsroom/PressAnnouncements/2006/ucm108790.htm.
  3. U.S. Food and Drug Administration (2011). FDA update on the safety of silicone gel-filled breast implants. Available online: http://www.fda.gov/downloads/MedicalDevices/ProductsandMedicalProcedures/ImplantsandProsthetics/BreastImplants/UCM260090.pdf.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Keith A. Denkler, MD - Cirugía estética

Revisado12 marzo, 2014