Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial

Generalidades de la cirugía

En el tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial se usa un láser que envía pulsos breves de luz de alta energía que son absorbidos por el agua y sustancias de la piel llamadas cromóforos. La luz se convierte en energía de calor y, luego, el calor destruye (vaporiza) secciones delgadas de la piel, capa por capa. A medida que la zona herida se cura, crece piel nueva para reemplazar la piel dañada que se eliminó durante el tratamiento con láser. Algunos tipos de láser solo reafirman la piel calentándola, pero no la destruyen.

El láser de CO2 (dióxido de carbono) es el tipo de láser más común que se usa para el tratamiento para eliminar la dermis superficial. Los láseres de erbio también se usan con frecuencia.

El tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial, por lo general, es muy preciso y causa poco daño en la piel y en el tejido circundantes. La mayoría de las veces, se realiza en la cara, pero podría realizarse sobre la piel de otras zonas del cuerpo. Es posible que se eviten las manos, el cuello y el pecho debido a que la piel en estas zonas no se cura tan bien como en otras zonas. La piel tiende a engrosarse y formar cicatrices como consecuencia del tratamiento con láser. Algunos cirujanos están dispuestos a tratar el cuello usando un láser de menor energía.

Los métodos de tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial más nuevos causan menos complicaciones y tienen períodos de recuperación más rápidos. Estos métodos incluyen:

  • Tratamiento fraccionado para eliminar la piel con láser, que trata las columnas microscópicas de la piel. Las zonas tratadas de la piel están rodeadas por zonas no tratadas, lo cual provoca una mejora visible sin causar mucho sangrado ni costras.
  • Tratamiento para eliminar la piel con plasma, que usa energía del plasma para destruir las capas inferiores de la piel, pero no afecta la capa superior de la piel. Esta capa superior protege las capas inferiores de la piel mientras se curan.
  • Tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial de erbio:YAG, que es un método de tratamiento con láser leve. Este funciona mejor para arrugas menores y otros problemas en la piel.
  • Tratamiento con láser infrarrojo para eliminar la dermis superficial, que trata con calor las capas más profundas de la piel, para alisarla y reafirmarla.

Cómo se realiza

Las zonas a tratar se limpian y se marcan con un bolígrafo. Por lo general, se usa un bloqueo nervioso con un anestésico local para adormecer la zona antes del tratamiento. También es posible que reciba un sedante o un medicamento contra la ansiedad para ayudarle a relajarse. Si va a tratarse toda la cara, es posible que necesite una anestesia más fuerte (en algunos casos, anestesia general), analgésicos (medicamentos para el dolor) o sedación. Es posible que deba usar gafas para prevenir daños en los ojos causados por el láser. Y se colocarán toallas húmedas alrededor de la zona para que absorban los excesos de pulsos de láser.

El láser se pasa sobre la piel y envía pulsos. Cada pulso dura menos de un milisegundo. Entre las pasadas con el láser, se limpiará la piel con agua o con una solución salina para enfriar la piel y eliminar el tejido que el láser haya destruido. La cantidad de pasadas requeridas depende del tamaño de la zona y del tipo de piel que se esté tratando. La piel delgada alrededor de los ojos, por ejemplo, requiere muy pocas pasadas con el láser. La piel más gruesa o la piel con lesiones más graves requieren una mayor cantidad de pasadas.

Los pulsos del láser podrían causar ardor o quemaduras leves, o es posible que tenga una sensación de chasquidos en la piel. En la mayoría de los casos, se produce un poco de sangrado o nada de sangrado, aunque la piel que esté gravemente dañada podría sangrar. Cuando finaliza el tratamiento, la zona se cubre con un vendaje limpio o con pomada.

Por lo general, el tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial se realiza en el consultorio de un médico o en un centro de cirugía ambulatoria.

Qué esperar después de la cirugía

El tiempo necesario para la curación y la recuperación después del tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial varía según el tamaño y la profundidad de la zona tratada. Una persona que se haya realizado el tratamiento para eliminar la dermis superficial de toda la cara, por ejemplo, tendrá un período de recuperación más prolongado que una persona que se haya tratado solo una pequeña zona de la piel.

En general, la zona herida se pondrá rosa, y estará sensible e hinchada durante al menos varios días. Las compresas frías y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE, como aspirina o ibuprofeno) pueden ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Después de que se produzca el nuevo crecimiento de la piel, esta seguirá roja durante varias semanas.

Es muy importante cuidar en forma adecuada la zona tratada mientras la piel se está curando.

  • Enjuague la piel varias veces al día con agua fría del grifo para evitar una infección y para eliminar las costras que a veces se desarrollan. Evite jabones y perfumes.
  • Cambie la pomada o el vendaje de la zona tratada para mantener húmeda la zona y estimular la curación.
  • Evite la exposición al sol y, después de que se haya detenido la exfoliación, use protector solar todos los días. La piel nueva es más susceptible al daño del sol.

Si recibe el tratamiento alrededor de la boca, es posible que le den un medicamento antiviral llamado aciclovir para prevenir una infección. Informe a su médico si ha tenido herpes labial en el pasado.

Deberá realizar varias visitas de seguimiento a su médico para observar la curación y el nuevo crecimiento de la piel, y para identificar y tratar señales tempranas de infección u otras complicaciones.

Por qué se hace

El tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial puede usarse para eliminar o mejorar el aspecto de:

  • Arrugas.
  • Cicatrices superficiales causadas por acné, cirugía o traumatismo, que no están creciendo o que se estén volviendo más gruesas.
  • Cambios o defectos de color (pigmento) en la piel, como manchas cutáneas (lentigos), manchas de vino oporto o manchas de color café con leche.

Las personas de piel más clara que no se exponen mucho al sol después del procedimiento tienden a tener los mejores resultados. Las personas de piel más oscura podrían beneficiarse del tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial, pero es posible que su piel no se cure tan bien.

Es posible que usted no sea un buen candidato para el tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial si:

  • Ha tenido cambios de color en la piel, formación de cicatrices o engrosamiento de tejido (fibrosis) como resultado de un tratamiento anterior.
  • Tiene una piel, un flujo de sangre o un trastorno inmunitario que podrían hacer que la curación sea más difícil.
  • Tiene antecedentes de formación de cicatrices anormales (cicatrices queloides o hipertróficas).
  • Actualmente está usando isotretinoína (un medicamento que se usa para tratar el acné) o la ha usado en los últimos 6 a 12 meses. Esto aumenta el riesgo de formación de cicatrices después del procedimiento.
  • Tiene una infección bacteriana o viral de la piel.

Eficacia

Su tipo de piel, el estado de su piel, el nivel de experiencia de su médico, el tipo de láser usado y su estilo de vida después del procedimiento pueden afectar los resultados a corto plazo y a largo plazo del tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial. Algunos tipos de problemas o defectos en la piel responden mejor al tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial que otros. Las personas de piel más clara que limitan su exposición al sol después del procedimiento tienden a tener mejores resultados que aquellas con piel más oscura que siguen pasando mucho tiempo al sol.

En general, el tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial tiende a tener buenos resultados con riesgos bastante bajos.

  • Las arrugas causadas por el envejecimiento y la exposición al sol a largo plazo (crónica), como las que están alrededor de los ojos y la boca, responden bien al tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial. Se desconocen los resultados a largo plazo del tratamiento con láser para estos tipos de arrugas. Recuerde que probablemente aparecerán arrugas nuevas a medida que su piel continúe envejeciendo.
  • Las arrugas causadas por los movimientos reiterados y el uso de los músculos (por ejemplo, los que están en la frente o en las partes laterales de la nariz) podrían mejorarse, pero no eliminarse. A menudo, reaparecen meses o años después del tratamiento debido a que los músculos continúan realizando las actividades que causaron las arrugas antes del tratamiento.
  • Es posible que se mejoren un poco las cicatrices de acné leve o moderado. El tratamiento con láser es menos eficaz en las cicatrices de acné grave.

Los resultados a largo plazo del tratamiento con láser podrían no ser evidentes durante varios meses.

Riesgos

Los efectos y los riesgos secundarios del tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial podrían incluir:

  • Hinchazón, comezón, formación de costras y sensibilidad. Estos son efectos temporales esperados del tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial.
  • Enrojecimiento (eritema). Normalmente, este dura entre 6 y 12 semanas, pero en algunas personas podría durar hasta 6 meses. Es posible que algunas personas se pongan coloradas o se sonrojen con más facilidad que antes al hacer algún esfuerzo o ejercicio durante, como máximo, un año.
  • Cambios de color (pigmento) en la piel. En entre el 30% y el 40% de las personas, especialmente aquellas con tonos de piel más oscuros, la piel tratada es más oscuros que la piel circundante.1 La decoloración o la exfoliación de la piel pueden ayudar a aclarar la piel para lograr un tono de piel más uniforme y, con el tiempo, la piel podría perder color por sí sola. Una pequeña cantidad de personas pierden color en la piel tratada, entre 6 y 12 meses después del procedimiento. Este efecto podría ser permanente, especialmente con tratamientos con láser más profundos.
  • Irritación de la piel, que incluye brotes de acné en personas que son propensas al acné.
  • Infección bacteriana, viral o micótica (por hongos) de la piel. La infección también podría afectar el resto del cuerpo.
  • Formación de cicatrices (poco frecuente). Es posible que la formación de cicatrices mejore con medicamentos.
  • Una afección en la que el borde del párpado gira hacia afuera y se expone la parte interna del párpado (ectropión). Esto es poco frecuente, pero es una complicación grave del tratamiento con láser en la zona del ojo. A veces, se necesita cirugía para corregirla. Es más probable que suceda en personas que tienen el párpado inferior flojo o que han tenido una cirugía en los párpados inferiores (blefaroplastia).

Para pensar

Expectativas

El tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial primero lastima o descama la piel y, luego, destruye las capas superiores. Debe estar preparado para cómo se verá su piel inmediatamente después del tratamiento y durante todo el proceso de curación. Además, es sumamente importante que siga las instrucciones de su médico sobre cómo cuidar su piel después del tratamiento, de modo que pueda evitar infecciones y ayudar a que la piel se cure.

Asegúrese de que su médico comprenda qué espera lograr usted y de que usted comprenda qué resultados puede esperar de modo realista. Aunque tenga expectativas realistas, es posible que no vea resultados durante varias semanas o meses después del tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial. Es posible que necesite más de un tratamiento para lograr los resultados que quiere.

Protección solar

Después del tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial, deberá usar protector solar todos los días y evitar la exposición al sol en la mayor medida posible. La piel nueva es más susceptible al daño y a la decoloración por la luz solar.

Opciones para el tratamiento para eliminar la dermis superficial

El tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial, la exfoliación química y la dermoabrasión son las técnicas más comúnmente usadas para mejorar la textura y el aspecto de la piel. Aunque estas técnicas usan diferentes métodos, básicamente, tienen el mismo efecto sobre la piel: destruyen y eliminan las capas superiores de la piel para permitir que esta vuelva a crecer.

Ninguna técnica es necesariamente mejor que otras. Cuando es hecho por un cirujano experimentado, el tratamiento con láser para eliminar la dermis superficial podría ser un poco más preciso que las exfoliaciones químicas o la dermoabrasión. Sin embargo, la elección de la técnica se basa en el sitio que quiera tratar, su tipo de piel y el estado de esta, la experiencia del médico, sus preferencias y otras cosas. Es posible que algunas personas obtengan los mejores resultados usando una combinación de técnicas.

Complete el formulario de información sobre la cirugía (PDF) (¿Qué es un documento PDF ?) para ayudarle a prepararse para esta cirugía.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Tanzi EL, Alster TS (2008). Skin resurfacing: Ablative lasers, chemical peels, and dermabrasion. In K Wolff et al., eds., Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine, 7th ed., vol. 2, pp. 2364–2371. New York: McGraw-Hill Medical.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Keith A. Denkler, MD - Cirugía estética
Última revisión 31 julio, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.