Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Vulvodinia

Generalidades

¿Es para usted este tema?

Este tema es para mujeres que tienen vulvodinia, un tipo de dolor en la vulva cuya causa no se conoce. Si su médico le ha dicho que el dolor vulvar está causado por algo diferente, como una infección o un problema de la piel, vea el tema Problemas y lesiones genitales femeninos.

¿Qué es la vulvodinia?

La vulvodinia es un dolor en la vulva que no puede explicarse a causa de otro problema de salud, como una infección o un problema de la piel. La vulva es la zona que rodea la apertura de la vagina.

Las partes principales de la vulva son:

  • El clítoris. Este es el pequeño órgano femenino sensible que se excita durante las relaciones sexuales.
  • Los labios mayores y menores. Estos son los pliegues de piel que cubren la vagina y la abertura de la uretra.
  • La abertura de la uretra. La uretra es el conducto que transporta la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo.

Vea una imagen de la vulva.

¿Qué causa la vulvodinia?

Los médicos no conocen la causa exacta de la vulvodinia. Pero algunas cosas que podrían ayudar a causarla incluyen:

En la mayoría de los casos, el dolor vulvar es un síntoma de algún otro problema. Y una vez que se trata ese problema, el dolor suele desaparecer. Entre las afecciones que pueden causar dolor en la vulva se incluyen la candidiasis vaginal y otras infecciones vaginales, la vaginitis atrófica, el liquen escleroso, el liquen plano o una reacción alérgica a jabones u otros productos, tales como los aerosoles o lavados vaginales.

¿Cuáles son los síntomas?

El dolor es el síntoma principal de la vulvodinia. Dependiendo de la persona, el dolor puede:

  • Sentirse solo en un lugar, como cerca de la abertura de la vagina, y solo cuando algo roza esa zona. Esto se conoce como vulvodinia localizada. O se podría sentir dolor en o alrededor de la mayor parte de la vulva, incluso cuando no hay nada que roce esas zonas. Esto se llama vulvodinia generalizada.
  • Ser constante o ir y venir durante meses o incluso años.
  • Ser leve o muy intenso.
  • Sentirse durante o después de las relaciones sexuales.
  • Exacerbarse cuando usted se sienta en una bicicleta, se coloca un tampón o se limpia la vulva.

Otros síntomas podrían incluir:

  • Ardor o escozor.
  • Comezón.
  • Hinchazón.
  • Dolor pulsátil.
  • Sensación de tener la piel en carne viva.

¿Cómo se diagnostica la vulvodinia?

En primer lugar, su médico le preguntará sobre sus antecedentes de salud, sus antecedentes sexuales y sus síntomas. Luego, le hará un examen pélvico para eliminar otras posibles causas del dolor, como una infección o un problema en la piel.

Durante el examen, el médico puede usar un hisopo de algodón para tocar diferentes zonas de la vulva o su alrededor para ver dónde esta localizado el dolor y cuál es su gravedad. Si detecta algún problema o cualquier cambio en la piel, es posible que usted necesite una biopsia. Esto significa que su médico extraerá un pequeño trozo de tejido de la vulva y lo enviará a un laboratorio para que sea analizado a fin de encontrar la causa del dolor. Su médico también puede recomendarle un examen llamado colposcopia para examinar más de cerca las células de la vulva.

Si no se encuentra una causa para su dolor, es posible que usted tenga vulvodinia.

¿Cómo se trata?

Hay muchos tratamientos para la vulvodinia, pero lo que le funciona a una persona puede no funcionarle a usted. Colabore con su médico para determinar qué es lo mejor para usted. Incluso a pesar de que no existe cura, el tratamiento puede ayudarla a sentirse mejor y a llevar una vida plena y activa.

El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos. Algunos ejemplos son los antidepresivos, los anticonvulsivos, los bloqueos neurales y las cremas medicinales. Estos pueden ayudar a hacer que los tejidos de la vulva se sientan menos sensibles. Y los antihistamínicos pueden ayudar a aliviar la comezón.
  • Biorretroalimentación. Este tratamiento puede ayudarle a aprender a controlar y relajar sus músculos pélvicos. La tensión o los espasmos en estos músculos pueden empeorar el dolor en la vulva.
  • Fisioterapia. Ejercicios específicos pueden ayudar a fortalecer los músculos pélvicos.
  • Cremas de estrógeno. Ponerse esta crema en la piel puede ayudar a aliviar el dolor.
  • Cirugía. En casos poco comunes, se opera para extraer tejido que es muy sensible.

Hay otras cosas que puede probar para aliviar los síntomas:

  • Límpiese siempre la vulva con cuidado.
  • Evite los jabones y otros productos que irritan la piel, como los aerosoles o los lavados vaginales.
  • Lleve puesta ropa de algodón holgada. Evite el nylon y otros tejidos que mantengan la humedad cerca de la piel. Esto puede causar irritación y hacer que se produzca una infección.
  • Evite los baños calientes y no use jabones ni productos para el baño para lavarse la vulva. Lávese solamente con agua y seque la zona con toques suaves de toalla.
  • Alivie la comezón y el dolor con una compresa de agua fría y baños frescos. No se rasque la zona.
  • Pruebe a usar un lubricante vaginal, como Astroglide o K-Y Jelly, para reducir la irritación durante las relaciones sexuales.
  • Manténgase activa. Pero limite los ejercicios que puedan irritar la vulva, como montar en bicicleta o a caballo.

¿Cómo puede vivir mejor con vulvodinia?

Cuando se tiene vulvodinia, puede resultar difícil realizar las tareas diarias. Es posible que tenga dolor al caminar, al hacer ejercicio o al estar sentada por períodos largos de tiempo. Y quizá le duela durante las relaciones sexuales. Todas estas cosas pueden afectar su vida, su trabajo y sus relaciones personales.

A veces, es posible que se sienta abrumada, cansada y enojada. Estos sentimientos son normales. La mayoría de las mujeres que tienen dolor en la vulva se sienten así en algún momento.

Aunque vivir con dolor en la vulva puede ser estresante, lo bueno es que usted puede hacer algunas cosas sencillas para sentirse mejor.

  • Consulte a un asesor psicológico. La terapia cognitivo-conductual le permite expresar sus emociones e inquietudes y aprender nuevas maneras de sobrellevar el dolor en la vulva. La terapia sexual también puede ayudarles a usted y a su pareja a encontrar maneras de tener intimidad que no le causen dolor.
  • Lleve un diario del dolor. Puede llevar un registro de estados anímicos, pensamientos, actividades y medicamentos que afectan el dolor. Llevar un registro del dolor puede ayudarles a usted y a su médico a encontrar las mejores maneras de tratarlo.
  • Consiga apoyo de otras mujeres. Un grupo de apoyo, un foro en línea o un grupo de chat le ayudan a compartir sus inquietudes y a saber lo que hacen otras personas para sobrellevar el dolor y los desafíos de vivir con vulvodinia.
  • Practique ejercicios de relajación y respiración. La meditación y las imágenes guiadas son dos ejemplos de cómo usted puede reducir el estrés y relajar su mente y sus músculos.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
www.acog.org

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Carla J. Herman, MD, MPH - Medicina Geriátrica

Revisado12 marzo, 2014

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.