Problemas de la voz

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué son los problemas de la voz?

Los problemas de la voz suelen incluir dolor o molestias al hablar o dificultad para controlar el tono, el volumen o la calidad de la voz.

A medida que usted exhala, el aire le pasa suavemente por la garganta, a través de las cuerdas vocales abiertas y le sale por la boca y la nariz. Cuando usted habla, sus cuerdas vocales se cierran parcialmente a medida que el aire pasa por ellas, causando vibraciones y el sonido particular de su voz. Su voz es el resultado de interacciones notables y complejas que involucran varias partes del cuerpo, especialmente los pulmones, la laringe y la boca. Un daño a cualquiera de estas partes del cuerpo puede conducir a un problema de la voz.

¿Qué causa los problemas de la voz?

Cualquier persona puede llegar a tener un problema de la voz, pero su riesgo es mayor si su trabajo exige mucho de sus cuerdas vocales. Por ejemplo, los cantantes, los predicadores y los maestros tienen trabajos de alto riesgo. La edad también representa una exigencia para las cuerdas vocales. Si grita o habla fuerte, usted aumenta su riesgo de tener problemas de la voz. Si ha alguna vez lo han operado de las cuerdas vocales o en una zona cerca de estas, es fumador o ha tenido cáncer de garganta, su riesgo de que se le forme tejido cicatricial y de tener problemas de la voz en el futuro también aumenta.

¿Cuáles son los síntomas?

Generalmente, los síntomas que significan que usted puede tener un problema de la voz incluyen:

  • Una voz grave, rasposa o áspera.
  • Voz ronca que continúa por más de 2 o 3 semanas.
  • Problemas para tragar o respirar, especialmente si también tiene dolor de oído.
  • Toser o atragantarse al tragar.
  • Carraspera frecuente o sensación de tener un bulto en la garganta.

¿Cómo se diagnostican los problemas de la voz?

Su médico generalmente puede diagnosticar un problema de la voz evaluando sus antecedentes médicos y haciendo un examen médico. Pueden hacerse otras pruebas para evaluar la vibración de la cuerdas vocales o para detectar zonas sospechosas en la garganta. La realización de pruebas adicionales no significa necesariamente que usted tenga un problema grave de la voz; las pruebas simplemente ayudan a su médico a precisar la causa del problema de su voz.

¿Cómo se tratan?

Para muchos problemas de la voz, descansar las cuerdas vocales es todo lo que se necesita, aunque esto puede ser difícil para algunas personas. Si usted tiene un problema de la voz más grave o crónico, tal vez necesite medicamentos, cirugía, terapia vocal o una combinación de estas. El tratamiento a menudo restablece con éxito la normalidad de la voz. Pero podría llevar algo de tiempo para que su voz vuelva a la normalidad, según la gravedad y la causa de su problema vocal.

¿Es algo serio el cambio de su voz?

Usted podría ser una de esas personas que tiene laringitis cada vez que se resfría. Esto es transitorio y no suele ser algo serio. Si su problema vocal está acompañado por un resfriado y se va dentro de 2 a 3 semanas después de que se le haya pasado su resfriado o gripe, probablemente no sea nada para preocuparse. Si le inquieta, tal vez quiera ver a su médico simplemente para asegurarse.

Pero cuando cambios inexplicables en la voz continúan por más de 2 o 3 semanas o interfieren con su capacidad para comunicarse, es posible que tenga un problema más serio. Para algunas personas, los cambios podrían mejorar pero luego reaparecer.

Si nota un cambio en la voz o si sus problemas de la voz mejoran pero luego retornan, vale la pena concertar una cita con el médico para obtener una evaluación más detallada.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Academy of Otolaryngology—Head and Neck Surgery (AAO-HNS)
www.entnet.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Akst L (2011). Hoarseness and laryngitis. In ET Bope et al., eds., Conn's Current Therapy 2011, pp. 223–228. Philadelphia: Saunders.
  • Lustig LR, Schindler JS (2012). Ear, nose, and throat disorders. In SJ McPhee, MA Papadakis, eds., 2012 C urrent Medical Diagnosis and Treatment, 51st ed., pp. 196–237. New York: McGraw-Hill.
  • Swartz SR, et al. (2009). Clinical practice guideline: Hoarseness (dysphonia). Otolaryngology—Head and Neck Surgery, 141(3, Suppl 2): S1–S31.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Donald R. Mintz, MD - Otolaringología

Revisado14 noviembre, 2014