Úlcera cutánea varicosa

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es una úlcera cutánea varicosa?

Una úlcera cutánea es un tipo de herida que se forma en la piel. Una úlcera cutánea varicosa es una herida poco profunda que se produce cuando las venas de la pierna no devuelven la sangre al corazón como deberían. Esto se llama insuficiencia venosa. Vea una imagen de la circulación sanguínea anormal causada por insuficiencia venosa.

Estas úlceras suelen formarse a los costados de la parte baja de la pierna, por encima del tobillo y por debajo de la pantorrilla. Vea una imagen de las zonas afectadas por las úlceras cutáneas varicosas.

Las úlceras cutáneas varicosas tardan en sanar y a menudo reaparecen si no toma medidas para prevenirlas.

Una úlcera cutánea varicosa también se llama úlcera por estasis en la pierna.

¿Cuál es la causa de las úlceras cutáneas varicosas?

Las úlceras cutáneas varicosas son causadas por una circulación deficiente de la sangre desde las piernas, como por una insuficiencia venosa. Las venas tienen válvulas de una dirección que mantienen la sangre circulando hacia el corazón. En la insuficiencia venosa, las válvulas están dañadas y la sangre se atasca y se acumula en la vena. Puede escaparse líquido de la vena y derramarse en el tejido que la rodea. Esto puede conducir a una ruptura del tejido y a una úlcera.

Las venas que se obstruyen también pueden hacer que se acumule líquido, lo que lleva a la formación de estas úlceras.

Algunas cosas pueden aumentar su riesgo de tener úlceras cutáneas varicosas. Estas incluyen:

  • Trombosis venosa profunda, en la cual se forma un coágulo sanguíneo (trombo) en las venas profundas de las piernas.
  • Obesidad.
  • Fumar.
  • Falta de actividad física.
  • Trabajo que requiere muchas horas de estar de pie.

Hay otros dos tipos de úlceras cutáneas que pueden producirse en la parte baja de las piernas o en los pies. Son diferentes de las úlceras cutáneas varicosas.

  • Las úlceras cutáneas isquémicas son menos comunes que las úlceras cutáneas varicosas. Se producen cuando hay una enfermedad arterial (a veces combinada con una enfermedad de las venas). Estas úlceras tienden a ser extremadamente dolorosas. Suelen ocurrir en los pies y en los dedos de los pies.
  • Las úlceras cutáneas neuropáticas también se conocen como úlceras diabéticas neuropáticas. Ocurren en personas que tienen poca, o ninguna, sensibilidad en los pies debido al daño nervioso causado por la diabetes.

¿Cuáles son los síntomas?

La primera señal de una úlcera cutánea varicosa es que la piel se vuelve roja oscura o morada en la zona donde se derrama sangre de la vena. La piel también puede volverse gruesa y seca y dar comezón.

Sin tratamiento, puede formarse una úlcera. La úlcera puede ser dolorosa. Usted también puede tener las piernas hinchadas y doloridas.

Si la herida se infecta, la infección podría causar olor, y podría salir pus de la herida. La zona que rodea la herida también podría estar más sensible y enrojecida.

Llame a su médico en cuanto note las señales de una úlcera cutánea varicosa, porque podría impedir que se forme la úlcera. Si se ha formado una úlcera, consiga tratamiento de inmediato, porque las úlceras nuevas y más pequeñas tienden a sanar más rápidamente que las grandes.

¿Cómo se diagnostican las úlceras cutáneas varicosas?

Su médico diagnosticará las úlceras cutáneas varicosas preguntándole sobre su salud y examinándole las piernas. Su médico también puede usar una ecografía Doppler para averiguar qué está causando la úlcera. Esta prueba muestra lo bien que se mueve la sangre por la parte baja de las piernas.

Su médico puede usar otras pruebas para ver si hay problemas relacionados con las úlceras cutáneas varicosas o para volver a examinar la úlcera si esta no sana dentro de unas semanas de haber comenzado el tratamiento.

¿Cómo se tratan?

El primer paso consiste en mejorar la circulación de la sangre. Para hacer esto, usted puede:

  • Elevar las piernas por encima del nivel del corazón lo más a menudo que pueda. Por ejemplo, recuéstese y apoye las piernas sobre almohadas.
  • Use medias o bandas de compresión. Estas ayudan a prevenir que la sangre se acumule en las piernas.
  • Camine todos los días. Caminar ayuda a que circule la sangre.

Para ayudar a que sane la úlcera, su médico también podría eliminar tejido muerto de la herida (desbridamiento).

Después de que la úlcera haya sanado, siga usando medias de compresión. Sáqueselas solamente para bañarse y para dormir. La terapia de compresión ayuda a circular la sangre y ayuda a prevenir que se formen otras úlceras.

Si su úlcera no sana dentro de unos algunos meses, es posible que su médico le recomiende otro tratamiento, como:

  • Medicamentos para acelerar la sanación o para deshacerse de una infección (antibióticos).
  • Injerto de piel, el cual puede ser necesario para úlceras profundas o difíciles de sanar.
  • Cirugía de las venas, la cual puede prevenir que se vuelvan a formar úlceras.

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Academy of Dermatology
www.aad.org
VascularWeb
www.vascularweb.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Burkhart CN, et al. (2012). Cutaneous changes in peripheral venous and lymphatic insufficiency. In LA Goldman et al., eds., Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine, 8th ed., vol. 2, pp. 2110–2120. New York: McGraw-Hill.
  • Habif TP (2010). Eczema and hand dermatitis. In Clinical Dermatology: A Color Guide to Diagnosis and Therapy, 5th ed., pp. 91–129. Edinburgh: Mosby.
  • Katz DL, Friedman RSC (2008). Diet and wound healing. In Nutrition in Clinical Practice, 2nd ed., pp. 271–274. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Nelson EA (2011). Venous leg ulcers, search date June 2011. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Raju S, Neglen P (2009). Chronic venous insufficiency and varicose veins. New England Journal of Medicine, 360(22): 2319–2327.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Margaret Doucette, DO - Medicina física y rehabilitacíon, cuidado de heridas, Medicina Hiperbárica

Revisado9 septiembre, 2014