Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Lesión cerebral traumática

Generalidades del tema

¿Qué es una lesión cerebral traumática?

Una lesión cerebral traumática (TBI, por sus siglas en inglés) puede abarcar desde una conmoción leve hasta una lesión grave de la cabeza. Es causada por un golpe en la cabeza o el cuerpo, una herida que atraviesa el cráneo (como por una bala de un arma de fuego), una caída u otra lesión que agite o sacuda el cerebro. Esto puede causar moretones, hinchazón o desgarros del tejido cerebral.

La mayoría de las personas se recuperan totalmente de una lesión cerebral leve con reposo. Pero algunas personas que han tenido lesiones cerebrales graves o repetidas pueden tener problemas duraderos con el movimiento, el aprendizaje o el habla.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de una lesión cerebral traumática van de leves a graves y pueden durar horas, días, semanas o hasta meses. Estos síntomas pueden incluir:

  • No pensar con claridad o tener problemas para recordar nueva información.
  • Tener dolores de cabeza, problemas de la vista o mareo.
  • Sentirse triste, nervioso o fácilmente enfadado.
  • Dormir más o menos que de costumbre.

Si presenta esta clase de síntomas en cualquier momento después de una lesión en la cabeza, aun mucho más tarde, llame a su médico.

¿Cómo se diagnostica una lesión cerebral traumática?

El médico le hará preguntas sobre la lesión. Él o ella puede hacer preguntas que prueban su capacidad para prestar atención, aprender, recordar y solucionar problemas. El médico buscará señales físicas de una lesión cerebral revisando sus reflejos, fuerza, equilibrio, coordinación y sensación. El médico puede indicar exámenes de diagnóstico por imágenes como una tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) o una MRI para asegurarse de que su cerebro no tenga moretones ni esté sangrando. Usted puede necesitar pruebas para ver si su cerebro funciona como debería.

¿Cómo se trata?

Si su cerebro se ha dañado, puede necesitar tratamiento y rehabilitación, quizás a largo plazo. Esto podría incluir:

  • Fisioterapia y terapia ocupacional para ayudarle a recobrar la capacidad de hacer las actividades diarias y vivir lo más independientemente posible.
  • Terapia del habla y del lenguaje para ayudarle a entender y usar el lenguaje, así como para organizar las tareas diarias y desarrollar métodos de resolución de problemas.
  • Asesoría psicológica para ayudarle a entender sus pensamientos y aprender formas de afrontar sus sentimientos. Esto puede ayudarle a sentirse más en control y ayudarle a volver a las actividades de su vida.
  • El apoyo social y los grupos de apoyo le dan la oportunidad de hablar con personas que están pasando por la misma situación que usted. Es posible que su familia o sus amigos puedan ayudarle a conseguir tratamiento y a manejar sus síntomas.
  • Medicamentos para ayudar a aliviar síntomas como los problemas del sueño, dolor crónico y dolores de cabeza. Los medicamentos también pueden ayudar si tiene ansiedad, depresión o problemas de memoria. Hable con su médico para saber qué medicamentos podrían ser los mejores para usted.

Es posible que deba probar diferentes tipos de tratamientos antes de encontrar el que le ayude. Su médico le puede ayudar con esto. El tratamiento puede ayudarle a sentir un mayor control de sus emociones, tener menos síntomas y disfrutar de la vida nuevamente.

¿Cómo es vivir con una lesión cerebral traumática?

Su cerebro necesitará tiempo para sanar. El descanso es la mejor manera de recuperarse. Aquí hay algunos consejos para ayudarle a mejorar:

  • Duerma lo suficiente y tome las cosas con calma durante el día.
  • No beba alcohol ni use drogas ilegales.
  • Retome sus actividades normales gradualmente.
  • Pregúntele a su médico cuándo podrá conducir un auto, montar en bicicleta u operar maquinaria.
  • Evite actividades que le hagan sentirse peor. Estas pueden ser actividades que exijan esfuerzo físico o mental como las tareas domésticas, el ejercicio, el trabajo escolar o los videojuegos.
  • Pregúntele a su médico qué medicamentos debería y no debería tomar.
  • Si se siente gruñón o irritable, aléjese de lo que le molesta.

Mucho después de una lesión cerebral, todavía podría sentir efectos mentales y físicos (síndrome posconmocional), o pueden presentarse nuevos síntomas.

  • Dolores de cabeza: Son particularmente comunes después de una lesión cerebral, incluso unos meses más tarde. Podría ser que sus dolores de cabeza evolucionen y se conviertan en dolor crónico, lo que puede dificultar hasta las actividades más ligeras.
  • Habilidades de pensamiento: Las lesiones cerebrales pueden afectar lo bien que puede concentrarse. Podría ser difícil para usted aprender mucha información nueva al mismo tiempo. Podría no ser capaz de recordar cosas que acaban de pasar.
  • Comunicación: Podría tener problemas para expresarse claramente o entender lo que dicen otras personas. Cuando habla en un grupo de gente, podría tener dificultades para seguir la conversación.
  • Emociones: Se puede sentir ansioso o deprimido, tener cambios de humor rápidos o perder el interés en cosas que solía disfrutar. Sus altibajos emocionales pueden estar ligados con la dificultad para hablar, pensar y recordar.
  • Sueño: Puede tener cambios de sus patrones de sueño, como no poder dormirse o permanecer dormido, o dormir mucho más tiempo. No dormir lo suficiente puede afectar lo bien que se recupera y la severidad con que lo afectan otros síntomas.
  • Abuso de drogas o alcohol: Usted podría usar drogas o alcohol para deshacerse de los sentimientos de ansiedad, depresión y tensión, o para sentirse normal o aceptado. Si tiene problemas con las drogas o el alcohol, el tratamiento puede ayudar. El primer paso suele ser la desintoxicación, junto con atención médica.
  • Trastorno por estrés postraumático: Junto con el daño físico de una lesión cerebral, podría tener efectos duraderos por el trauma de la lesión. Podría tener miedo sobre la pérdida de la seguridad y control en su vida. Podría alejarse de otra gente, trabajar todo el tiempo, o usar drogas o alcohol. Es importante conseguir tratamiento para trastorno por estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés). Hable con su médico de familia. O, si es un veterano, comuníquese con el hospital de la Administración de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) o con el Centro de Veteranos locales.
  • Problemas del desarrollo: En los niños, una lesión cerebral, incluso una leve, puede interrumpir el desarrollo del cerebro. Esto puede tener un efecto permanente en la capacidad del niño para mantenerse al mismo ritmo de sus pares. Si su hijo ha tenido una lesión en la cabeza, llame a su médico para que le diga qué hacer.

Si detecta que se siente triste o melancólico, o no disfruta de las actividades o pasatiempos de los cuales disfrutó en el pasado, hable con su médico sobre estos sentimientos. Puede tener depresión, que es común con el dolor crónico y otros síntomas de una lesión cerebral. Si tiene pensamientos sobre lastimarse a sí mismo o sobre hacerle daño a otra persona, llame al 911 o al 1-800-273-TALK (línea telefónica directa de ayuda para el suicidio), o vaya a una sala de emergencia de hospital.

¿Qué puede hacer por un ser querido que haya tenido una lesión cerebral?

Si alguien a quien quiere ha tenido una lesión cerebral traumática, usted se puede sentir desolado. Es difícil ver a alguien que solía ser activo o feliz volverse inactivo, tener dificultades para hablar y para recordar, o sufrir dolor crónico. A continuación se incluyen algunas medidas que puede tomar para ayudar.

  • Ayude a la persona a obtener tratamiento o a seguirlo.
  • Anime y apoye a la persona.
  • Aprenda sobre las lesiones cerebrales y los síntomas duraderos que pueden interrumpir una vida.
  • Ayude a la persona a tener hábitos de salud buenos, como ser activo, comer alimentos saludables, dormir lo suficiente y limitar el alcohol.
  • Ayude a la persona a tomar un día a la vez, fijando pequeñas metas en el camino a la recuperación.
  • Si la persona no está mejorando, ayúdele a obtener tratamiento con un médico que se especialice en lesiones cerebrales.

Es posible que los efectos duraderos de una lesión cerebral lleven a la depresión. Y la depresión puede llevar al suicidio. Llame al 911 o a la línea nacional de ayuda para el suicidio en el 1-800-273-TALK (1-800-273-8255) u otros servicios de emergencia si la persona planea dañarse a sí misma o lastimar a otros.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Anne C. Poinier, MD - Medicina interna
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Última revisión 23 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.