Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Tipos comunes de hernias

Generalidades del tema

¿Qué es una hernia?

Una hernia es una protuberancia de tejido en la pared del músculo que lo sostiene. La mayoría de las hernias son abdominales. Esto significa que ocurren en las zonas del abdomen y de la ingle.

Usted podría tener una hernia si puede sentir un bulto blando en el abdomen o la ingle o en una cicatriz donde lo operaron en el pasado. El bulto podría desaparecer cuando usted lo presiona o se acuesta. Puede ser doloroso, especialmente al toser, al agacharse o al levantar algo pesado.

Entre los tipos de hernias se incluyen:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Hernia umbilical: ¿Debería operarme?
  Hernia umbilical: ¿Debería operarse mi hijo?

Hernia inguinal

Una hernia inguinal se produce cuando el tejido protruye a través de un punto débil en el músculo de la ingle.

La mayoría de las hernias inguinales ocurren debido a que una abertura en la pared muscular no se cierra como debería antes del nacimiento. Eso deja una zona débil en el músculo abdominal. Cuando el tejido protruye a través del músculo, crea un abultamiento.

El principal síntoma de una hernia inguinal es una protuberancia en la ingle o en el escroto. A menudo, se siente como un bulto redondo. La protuberancia podría doler o arder. Podría formarse durante un período de semanas o meses. O el bulto puede aparecer de repente después de levantar pesas, toser, hacer un esfuerzo o reírse.

Si usted tiene una hernia inguinal, no sanará por sí sola. La cirugía es la única forma de tratarla. Para saber más, vea el tema Hernia inguinal.

Hernia femoral

Una hernia femoral se produce cuando el tejido protruye desde la parte baja del abdomen a la parte superior del muslo, justo por debajo del pliegue de la ingle. Las hernias femorales ocurren más a menudo en mujeres que en hombres.

Generalmente, se siente dolor por una hernia femoral en la ingle. A veces se confunde con una hernia inguinal.

Una hernia femoral puede ser difícil de diagnosticar. La hernia puede ser demasiado pequeña como para que su médico la sienta durante un examen físico. Es posible que le hagan otras pruebas. A menudo, una hernia femoral se encuentra cuando parte del intestino queda atrapado y se corta el suministro de sangre al tejido. A esto se le llama hernia estrangulada. Requiere cirugía de urgencia.

Hernia umbilical

Una hernia umbilical se presenta cuando el intestino, la grasa o el líquido protruye a través de un punto débil en el abdomen. Esto causa un abultamiento cerca del ombligo.

En niños

Con frecuencia, las hernias umbilicales ocurren en bebés. La mayoría de las veces, se cierran por sí solas para cuando el bebé tiene 1 año. Pero a veces se necesita cirugía. Para saber más acerca de las hernias en niños, vea el tema Hernia umbilical en niños.

En adultos

Las hernias umbilicales también pueden presentarse en adultos. Pueden ocurrir en personas que tienen problemas de salud que crean presión en el abdomen, como tener sobrepeso, estar embarazada o tener demasiado líquido en el abdomen (ascitis). Otros problemas de salud también pueden conducir a una hernia umbilical. Estos incluyen tos crónica, estreñimiento crónico y problemas para orinar a causa de una próstata de gran tamaño. La mayoría de las veces, el médico puede diagnosticar una hernia umbilical durante un examen físico.

Una hernia umbilical tiende a agrandarse con el tiempo. Puede necesitar cirugía para tratarla, especialmente si se hace más grande o llega a ser dolorosa.

Sin tratamiento, se corre el riesgo de una hernia estrangulada, lo que significa que parte del intestino o grasa es atrapada y se corta el suministro de sangre al tejido. Esto puede ser muy doloroso. Requiere cirugía de urgencia. Llame a su médico inmediatamente si el bulto está hinchado, adolorido, sensible, o si cambia de color.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Hernia umbilical: ¿Debería operarme?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Hernia umbilical: ¿Debería operarse mi hijo?

Hernia incisional

Una hernia incisional puede ocurrir después de una cirugía en el abdomen. Puede presentarse meses o incluso años después de la cirugía. La mayoría de las veces, ocurre a lo largo de una incisión vertical (de arriba a abajo). Este tipo de hernia puede ocurrir en personas que:

  • Tienen mucho sobrepeso.
  • Son mayores.
  • Han utilizado medicamentos esteroideos.
  • Han tenido problemas pulmonares después de la cirugía.
  • Han tenido una infección en la herida después de la cirugía o han tenido más de una cirugía utilizando la misma incisión.

Una hernia incisional puede ser grande y dolorosa. Hable con su médico acerca de sus opciones de tratamiento.

Hernia epigástrica

Una hernia epigástrica ocurre cuando la grasa protruye en una parte débil de la pared del abdomen. Ocurre en medio del abdomen entre el esternón y el ombligo. La mayoría de las veces, estas hernias son pequeñas. Usted puede tener más de una a la vez.

Las hernias epigástricas suelen ser asintomáticas. Pero pueden causar dolor en la parte superior del abdomen. Puede que necesite cirugía para reparar una hernia epigástrica. Hable con su médico acerca de sus opciones de tratamiento.

Hernia hiatal

Una hernia hiatal es diferente de otros tipos de hernias porque implica el estómago en lugar del intestino. Ocurre cuando parte del estómago sobresale a través de su diafragma y hasta el pecho. El diafragma es una lámina de músculo que separa el abdomen del pecho. No puede sentir una hernia hiatal ni ver un bulto.

La mayoría de las personas con una hernia hiatal no tienen síntomas. Pero un síntoma que usted puede tener es acidez estomacal. Si tiene síntomas muy fuertes o frecuentes, es posible que también tenga enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglĂ©s). Una hernia hiatal puede provocar GERD. Es común que ambos problemas sucedan al mismo tiempo.

Si usted no tiene síntomas, no necesita tratamiento. Pero si le molestan los síntomas, el médico podría sugerir cambios de estilo de vida o medicamentos. Para saber más, vea el tema Hernia hiatal.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Michel M. Murr, MD - Cirugía general, Cirugía bariátrica
Última revisión 4 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.