Generalidades del tema

¿Qué es la tiña versicolor?

La tiña versicolor es una micosis que causa muchas manchas pequeñas y planas en la piel. Las manchas pueden descamarse o dar una comezón leve. Muchas manchas pequeñas pueden unirse y cubrir sectores grandes, generalmente en las zonas aceitosas de la parte superior del cuerpo como el pecho y la espalda. Las manchas pueden ser o bien más claras o bien más oscuras que la piel a su alrededor.

¿Cuál es la causa de la tiña versicolor?

La tiña versicolor está causada por un hongo. Este hongo vive entre nosotros, incluyendo la piel. Normalmente, el lavarse y el ducharse regularmente elimina la piel muerta y los hongos. Pero en condiciones climáticas cálidas y húmedas, como en verano o en regiones tropicales, los hongos pueden crecer con más rapidez. A medida que hay más hongos, su equilibrio natural en la piel se ve afectado, cambia el color de la piel y aparecen manchas.

Las personas con piel grasosa, especialmente los adolescentes y los adultos jóvenes, tienden más a tener tiña versicolor. No se contagia por el contacto de persona a persona.

Otras cosas que aumentan su probabilidad de tener tiña versicolor incluyen:

  • Tener un sistema inmunitario debilitado, lo cual puede ocurrir durante el embarazo o por algunas enfermedades.
  • Usar ciertos medicamentos, como corticosteroides, antibióticos o pastillas anticonceptivas.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la tiña versicolor incluyen manchas pequeñas, planas, redondas u ovaladas que, con el tiempo, pueden llegar a cubrir sectores. Las manchas se producen en zonas grasosas de la piel en la parte superior del pecho, la espalda, la parte superior de los brazos o, con menos frecuencia, en la parte superior de los muslos, el cuello o la cara.

Las manchas pueden ser más claras u oscuras que la piel a su alrededor. Si su piel tiende a oscurecerse por exponerse al sol, las manchas podrían ser más fáciles de ver en el verano porque no se broncean con el resto de la piel. Para las personas cuya piel es más clara durante el invierno, las manchas podrían ser más difíciles de ver en esa época del año.

Las manchas son planas y pueden ser blancas, rosadas, rojas, de color marrón claro u oscuro, según el color de la piel que tenga. Las manchas de cada persona suelen ser de un solo color. La piel manchada puede descamarse. Aunque no es común, su piel podría picar, especialmente cuando tiene calor.

¿Cómo se diagnostica la tiña versicolor?

Su médico a menudo puede decirle si tiene tiña versicolor mirándole las manchas.

Puede examinar una muestra (raspado) de la piel infectada con un microscopio. La prueba que se usa más a menudo para esto es la prueba de KOH. Esta puede indicar si el problema está causado por un hongo.

¿Cómo se trata?

El tratamiento puede prevenir que se propague el salpullido y mejorar el aspecto de la piel. La afección es fácil de tratar. Pero no todos optan por tratarse. Usted solo necesita tratar la infección si le molesta o si le causa problemas.

Los productos que se aplican sobre en la piel (tratamientos tópicos) son el tratamiento más frecuente para la tiña versicolor.

  • Estos pueden incluir champús, cremas y espumas antimicóticos. Los champús pueden usarse en el cuerpo así como en la cabeza y pueden ser más fáciles de usar que las cremas o las espumas.
  • Según lo potente que sea el medicamento, podría necesitar o no una receta para estos productos. Por ejemplo, los champús que se usan para tratar la tiña versicolor suelen contener sulfuro de selenio. Hay disponibles con una potencia del 2.5% con receta y con una potencia del 1% sin receta (por ejemplo, Selsun Blue, Head and Shoulders).
  • Tal vez tenga que usar el producto una o dos veces al día por 1 o 2 semanas o más tiempo.

Si la infección es grave, reaparece a menudo o no mejora con cuidado de la piel, su médico podría recetarle pastillas antimicóticas. Las pastillas tienden a ser más fáciles de usar para las personas que los productos que se aplican sobre la piel. También podrían funcionar mejor para curar el salpullido. Pero tienen efectos secundarios y podrían afectarle el corazón y el hígado, de modo que podría tener que hacerse análisis de sangre mientras las toma. Las personas que tienen problemas hepáticos, cardíacos u otros problemas de salud tal vez no puedan tomar las pastillas.

El tratamiento elimina los hongos rápidamente. Pero pueden pasar meses para que desaparezcan las manchas y que el color de la piel vuelva a su tono normal. Además, la infección tiende a regresar después del tratamiento. Puede aparecer y desaparecer a lo largo de los años. En general, tiende a mejorar a medida que envejece.

¿Puede prevenirse la tiña versicolor?

Si tiene problemas frecuentes con la tiña versicolor, hay un par de cosas que puede hacer para que sea menos probable que regrese.

  • Use cremas tópicas, champús o soluciones antimicóticos al menos una vez al mes. Pregúntele a su médico si debería usarlos más a menudo.
  • Hable con su médico acerca de tomar pastillas antimicóticas una vez al mes. La mayoría de las personas no necesitan hacer esto, pero podría ser útil en algunos casos.

Algunos médicos creen que los hongos que permanecen en la ropa pueden hacer que regrese la infección. El lavado y la limpieza normales suelen ser eficaces para eliminar los hongos de la ropa. Pero para la tiña versicolor persistente, tal vez sea necesario limpiar las prendas en seco o lavarlas en agua lo más caliente posible.

Preguntas frecuentes

Aprender sobre la tiña versicolor:

Recibir un diagnóstico:

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Academy of Dermatology
www.aad.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Berger TG (2012). Dermatologic disorders. In SJ McPhee, MA Papadakis, eds., 2012 Current Medical Diagnosis and Treatment, 51st ed., pp. 93–163. New York: McGraw-Hill.
  • Gupta AK, Cooper EA (2010). Tinea versicolor (pityriasis versicolor). In MG Lebwohl et al., eds., Treatment of Skin Disease: Comprehensive Therapeutic Strategies, 3rd ed., pp. 746–748. Edinburgh: Saunders Elsevier.
  • Hall JC (2010). Other papulosquamous dermatoses. In JC Hall, ed., Sauer’s Manual of Skin Diseases, 10th ed., pp. 164–173. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Muncaster A (2010). Pityriasis rosea. In MG Lebwohl et al., eds., Treatment of Skin Disease: Comprehensive Therapeutic Strategies, 3rd ed., pp. 571–572. Edinburgh: Saunders Elsevier.
  • Wolff K, et al. (2013). Pityriasis rosea. In Fitzpatrick's Color Atlas and Synopsis of Clinical Dermatology, 7th ed., pp. 65–67. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Randall D. Burr, MD - Dermatología

Revisado25 septiembre, 2014