Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener la diálisis renal?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener la diálisis renal?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Continuar la diálisis renal, que le permitirá vivir más tiempo.
  • Detener la diálisis renal, que permitirá que la muerte ocurra en forma natural.

Antes de decidir interrumpir la diálisis renal, hable con su médico acerca de sus probabilidades de recibir un trasplante de riñón.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que se sienta mejor con la diálisis de lo que se sentía antes de empezar el tratamiento. Pero si tiene efectos secundarios (como cambios en el apetito) o si comienza a tener otros problemas, podría pensar que continuar con la diálisis es demasiado difícil.
  • Si la diálisis le permite realizar las actividades que antes disfrutaba, es posible que usted piense que su vida diaria no ha cambiado en gran medida. Es posible que se sienta de esta forma, incluso si no puede realizar todas sus actividades anteriores. O bien, podría opinar que su calidad de vida con la diálisis no es buena.
  • Su diagnóstico de insuficiencia renal podría obligarle a reconsiderar sus metas para el futuro. Si piensa que su vida ha sido gratificante y que ha logrado muchas metas, es posible que no tenga problema con la idea de detener la diálisis. Pero si tiene metas que aún no ha logrado, podría querer continuar la diálisis.
  • La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Si usted elige detener la diálisis, debería estar listo para poner en orden sus asuntos personales, financieros y legales. Podría querer continuar la diálisis si no está listo para afrontar estos asuntos.
  • Manifieste en forma clara sus deseos ante su familia. Si decide detener el tratamiento, ¿comprenderá su familia los motivos que tiene para hacerlo? ¿Apoyan su decisión de continuar (o detener) el tratamiento?
PMCs

¿Qué debería saber acerca de detener la diálisis?

La diálisis es un proceso que filtra los desechos de su sangre cuando sus riñones ya no pueden hacer ese trabajo. Cuando usted tiene insuficiencia renal, es posible que reciba hemodiálisis o diálisis peritoneal.

En los Estados Unidos, 25 de cada 100 personas con insuficiencia renal terminan eligiendo detener la diálisis.1 Esto significa que 75 de cada 100 eligen continuar la diálisis.

En un estudio de personas que decidieron detener la diálisis, los seres queridos o los cuidadores de 85 de cada 100 personas consideraron que estas personas habían tenido una buena muerte.1 Alrededor de la mitad de las personas en el estudio tuvieron dolor en su último día de vida, y de esa mitad, se consideró que el dolor fue intenso en solo una pequeña cantidad de personas.

La mayoría de las personas que detuvieron la diálisis murieron algunas semanas después. A medida que se aproxima la muerte, es posible que usted:

  • Se sienta somnoliento y débil. Es posible que duerma más y que necesite ayuda para caminar, bañarse e ir al baño.
  • Tenga cambios en la respiración. Es posible que tenga períodos de respiración rápida y períodos sin respiración.
  • Vea y oiga diferente. Es posible que vea o escuche cosas que nadie más ve ni escucha.
  • Tenga menos hambre. Es posible que coma y beba menos de lo normal.
  • Vea cambios en su orina y sus heces. Es posible que su orina se torne de un color marrón oscuro o rojo oscuro, y que le resulte difícil evacuar las heces.
  • Sienta cambios en la temperatura. Es posible que a veces sienta mucho calor, y que otras veces sienta mucho frío.
  • Pierda interés en la vida diaria. Es posible que pierda interés en el mundo exterior y en los detalles de la vida diaria, incluidos el día o la hora.

Es posible que tenga otros cambios relacionados con la insuficiencia renal. Hable con su médico acerca de qué esperar a medida que se aproxima su muerte. Un centro de diálisis también puede ayudarle con la planificación del final de la vida.

Ya sea que decida continuar o detener el tratamiento de diálisis, tómese el tiempo para informar sus deseos con respecto a su atención a otras personas. Puede usar un documento legal que se llama instrucciones médicas por anticipado para asegurarse de recibir el tratamiento médico que desee.

¿Cuáles son los beneficios de detener la diálisis?

Si ha estado recibiendo diálisis en forma regular, y si no tiene la opción de recibir un trasplante de riñón, detener la diálisis podría:

  • Darle más tiempo cada día para pasarlo con amigos y familiares en lugar de ir a tratamientos de diálisis regulares.
  • Permitirle comer y beber lo que desee durante el tiempo que le queda. Es posible que esto le complazca si su dieta ha sido limitada mientras se ha estado sometiendo a diálisis.
  • Reducir los problemas que vienen con la diálisis regular, como infección o formación de coágulos en el acceso de diálisis.
  • Incentivarle a hablar con sus seres queridos acerca de las metas y los deseos para el final de la vida.

Si decide detener la diálisis, los profesionales de la salud que brindan cuidados al final de la vida pueden ayudarle a tener la calidad de vida más alta posible. Esto podría realizarse mediante programas de cuidados paliativos. Un programa de cuidados paliativos ofrece la posibilidad de pensar en las metas personales, de aliviar el dolor y de ocuparse de sus necesidades emocionales y espirituales.

¿Cuáles son los riesgos de detener la diálisis?

La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Detener la diálisis podría obligarle a pensar en asuntos emocionales, como la ruptura de relaciones, los problemas de dinero o el miedo a la muerte. Afrontar estos asuntos podría ayudar a que usted y su familia puedan resolver problemas. Sin embargo, pensar en ellos y manejarlos puede ser muy difícil.

Si usted elige detener la diálisis renal, es posible que necesite el apoyo de un equipo de profesionales de cuidados al final de la vida, como un equipo de un programa de cuidados paliativos. Pero es posible que usted no desee que muchas personas participen en su atención. Si es así, podría resultarle difícil permitir que otras personas ayuden.

¿Cuáles son los riesgos de continuar la diálisis?

La diálisis le mantendrá con vida, pero no es una cura para la insuficiencia renal. La diálisis afecta:

  • Lo que come. Si usted recibe diálisis peritoneal, es posible que deba llevar una dieta alta en proteínas. Si usted recibe hemodiálisis, es posible que deba comer menos sal y limitar la cantidad de alimentos con potasio y fósforo. Es posible que también necesite beber menos agua y otros líquidos si tiene un nivel bajo de sodio en la sangre.
  • Su tiempo. La diálisis afecta la forma en que usted pasa su tiempo. Debe programar sus actividades en función de su tratamiento. La hemodiálisis debe realizarse 3 veces a la semana durante 3 a 4 horas cada vez. La diálisis peritoneal debe hacerse diariamente.
  • Su libertad. Es posible que usted se vuelva dependiente de otras personas para ayudarle con su tratamiento de diálisis. Si está recibiendo hemodiálisis en un centro de diálisis, es posible que muchos profesionales de la salud estén trabajando con usted para proporcionarle tratamiento. Es posible que necesite que su familia o sus amigos le lleven a sus tratamientos o le ayuden con ellos.
  • Los viajes. Cuando recibe diálisis, es necesario planificar los viajes cuidadosamente. Si recibe hemodiálisis y planea viajar, necesitará encontrar un centro de diálisis lejos de su hogar.

Los problemas asociados con la diálisis peritoneal podrían incluir:

  • Infección de la piel (celulitis) o de la pared del estómago (peritonitis).
  • Niveles bajos de proteína en la sangre. Esto puede provocar retención de líquido e hinchazón.
  • Tejido cicatricial alrededor del acceso de diálisis que puede llevar a una obstrucción intestinal, pero esto es poco frecuente. Otros problemas poco frecuentes incluyen hipotiroidismo, convulsiones, nivel alto de azúcar en la sangre y hernias.

Los problemas asociados con la hemodiálisis podrían incluir:

  • Presión arterial baja.
  • Ritmo cardíaco anormal.
  • Fiebre.
  • Reacciones alérgicas.
  • Problemas de sangrado causados por los medicamentos anticoagulantes.
  • Infección o formación de coágulos en el acceso de diálisis.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Continuar la diálisis renal Continuar la diálisis renal
  • Usted continúa recibiendo tratamientos de diálisis todos los días o varias veces a la semana.
  • La diálisis le mantiene con vida durante más tiempo, de manera que pueda retrasar su muerte.
  • Es posible que se sienta mejor físicamente mientras reciba diálisis de lo que se sentía antes de la diálisis.
  • Es posible que pueda retomar sus actividades habituales.
  • El tratamiento podría permitirle lograr las metas que se ha fijado.
  • La diálisis no le curará.
  • La diálisis puede implicar viajes frecuentes hacia y desde donde se somete a los tratamientos.
  • La diálisis lleva mucho tiempo y puede afectar su calidad de vida.
  • La diálisis tiene riesgos que incluyen infección, nivel bajo de azúcar en la sangre, reacciones alérgicas, fiebre, ritmo cardíaco anormal y niveles bajos de proteína.
Detener la diálisis renal Detener la diálisis renal
  • Su cuerpo comenzará a apagarse, y usted experimentará los cambios normales del proceso de muerte.
  • Es posible que necesite el apoyo del equipo de un programa de cuidados paliativos.
  • Ya no tiene los efectos secundarios ni los problemas de la diálisis.
  • Ya no necesita limitarse con respecto a lo que come y bebe.
  • El tiempo que le queda es suyo para que lo pase con amigos y familiares, no con tratamientos de diálisis.
  • Su calidad de vida podría ser mejor.
  • Probablemente morirá dentro de algunas semanas.
  • A medida que se aproxima a la muerte, afrontará cuestiones relacionadas con el final de la vida que podrían ser difíciles de abordar.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la diálisis renal

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

He recibido hemodiálisis en forma regular durante los últimos 5 años. Al principio, me sentía bien y mis actividades no se veían limitadas. Me diagnosticaron insuficiencia cardíaca hace 2 años. Desde ese entonces, mi salud física se ha deteriorado. Mi médico y yo hablamos sobre la posibilidad de un trasplante de riñón, pero debido al deterioro en mi salud, consideramos que esta no sería una buena opción. Prefiero detener la diálisis y recibir atención de un programa de cuidados paliativos. Estoy cansada de no sentirme bien y deseo morir cómodamente.

Georgia, 81 años

He tenido familiares que recibieron diálisis debido a una insuficiencia renal. De hecho, mi tía me dijo que yo detestaría la diálisis, debido a que vio qué tan mal estaba mi abuela cuando recibía diálisis hace más de 30 años. La diálisis ha cambiado mucho desde ese momento. Comencé a recibir hemodiálisis hace 4 años y me he sentido bien. De hecho, ¡me siento mejor de lo que me sentía antes de comenzar la diálisis! Ciertamente, hay cambios en la dieta y a veces mis horarios de diálisis no son convenientes. Pero siento que estos son pequeños precios que pago por sentirme mejor. Estoy esperando un trasplante de riñón. Aunque espero con ansia el día en que no necesite diálisis, yo no consideraría detenerla.

Marco, 45 años

Tengo diabetes que ha sido muy difícil de controlar. Recibí un trasplante de riñón hace 20 años. Hace dos años, mis riñones comenzaron a fallar y empecé a recibir diálisis renal. Incluso con diálisis, no me he sentido bien. Aunque me realizaran otro trasplante de riñón, no hay garantías de que alguna vez vuelva a sentirme mejor. He tenido problemas de retención de líquidos y tengo poco apetito. Estoy cansado de las restricciones en la dieta y de las limitaciones de la diálisis. He hablado sobre mi deseo de detener la diálisis con mi familia y mi médico, y ellos me han apoyado.

Max, 49 años

Comencé la diálisis hace 3 años, cuando mi glomerulonefritis crónica avanzó hasta convertirse en insuficiencia renal. Incluso con diálisis peritoneal diaria, llevo una vida activa y productiva. Tengo un trabajo de tiempo completo y viajo mucho. Aunque la diálisis requiere organización, no siento que tenga un impacto negativo en mi vida. Me siento bien la mayor parte del tiempo. En este punto de mi vida, ni siquiera consideraría la posibilidad de detener la diálisis.

Debbie, 36 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para dejar la diálisis renal

Motivos para continuar la diálisis

Estoy listo para afrontar mi muerte y dejar que mi enfermedad siga su curso.

No estoy listo para morir.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No estoy contento con mi calidad de vida.

Pienso que mi calidad de vida está bien en este momento.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Lograr las metas en la vida que me quedan no es una prioridad para mí.

Pienso que la diálisis puede darme el tiempo suficiente para lograr las metas que me quedan.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No quiero seguir dependiendo de otras personas para recibir ayuda con mis tratamientos de diálisis.

No me molesta depender de la ayuda de otras personas.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Detener la diálisis

Continuar la diálisis

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

En algunos casos, detener la diálisis podría mejorar mi calidad de vida.

  • VerdaderoEs correcto. Si comienza a tener efectos secundarios u otros problemas, podría pensar que es demasiado difícil continuarla. Es posible que detenerla le haga sentir mejor.
  • FalsoLo lamento, eso no es correcto. Si comienza a tener efectos secundarios u otros problemas, podría pensar que es demasiado difícil continuarla. Es posible que detenerla le haga sentir mejor.
  • No estoy seguro.Es posible que le ayude volver atrás y leer "Compare sus opciones". Si comienza a tener efectos secundarios u otros problemas, podría pensar que es demasiado difícil continuarla. Es posible que detenerla le haga sentir mejor.
2.

Después de detener la diálisis, tendré varios meses para prepararme para el final de mi vida.

  • VerdaderoLo lamento, eso no es correcto. La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Debería estar listo para poner en orden sus asuntos personales, financieros y legales.
  • FalsoEs correcto. La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Debería estar listo para poner en orden sus asuntos personales, financieros y legales.
  • No estoy seguro.Es posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Debería estar listo para poner en orden sus asuntos personales, financieros y legales.
3.

Si decido detener la diálisis, es importante que mi familia comprenda mis motivos.

  • VerdaderoEs correcto. Es importante manifestar sus deseos ante su familia en forma clara para que comprendan los motivos por los cuales detiene o continúa la diálisis.
  • FalsoLo lamento, eso no es correcto. Es importante manifestar sus deseos ante su familia en forma clara para que comprendan los motivos por los cuales detiene o continúa la diálisis.
  • No estoy seguro.Es posible que le ayude volver atrás y leer "Obtenga los hechos". Es importante manifestar sus deseos ante su familia en forma clara para que comprendan los motivos por los cuales detiene o continúa la diálisis.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoShelly R. Garone, MD, FACP - Medicina Paliativa

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Cohen LM, et al. (2003). Practical considerations in dialysis withdrawal. JAMA, 289(16): 2113–2119.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Planificación previa del cuidado: ¿Debería detener la diálisis renal?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Continuar la diálisis renal, que le permitirá vivir más tiempo.
  • Detener la diálisis renal, que permitirá que la muerte ocurra en forma natural.

Antes de decidir interrumpir la diálisis renal, hable con su médico acerca de sus probabilidades de recibir un trasplante de riñón.

Puntos clave para recordar

  • Es posible que se sienta mejor con la diálisis de lo que se sentía antes de empezar el tratamiento. Pero si tiene efectos secundarios (como cambios en el apetito) o si comienza a tener otros problemas, podría pensar que continuar con la diálisis es demasiado difícil.
  • Si la diálisis le permite realizar las actividades que antes disfrutaba, es posible que usted piense que su vida diaria no ha cambiado en gran medida. Es posible que se sienta de esta forma, incluso si no puede realizar todas sus actividades anteriores. O bien, podría opinar que su calidad de vida con la diálisis no es buena.
  • Su diagnóstico de insuficiencia renal podría obligarle a reconsiderar sus metas para el futuro. Si piensa que su vida ha sido gratificante y que ha logrado muchas metas, es posible que no tenga problema con la idea de detener la diálisis. Pero si tiene metas que aún no ha logrado, podría querer continuar la diálisis.
  • La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Si usted elige detener la diálisis, debería estar listo para poner en orden sus asuntos personales, financieros y legales. Podría querer continuar la diálisis si no está listo para afrontar estos asuntos.
  • Manifieste en forma clara sus deseos ante su familia. Si decide detener el tratamiento, ¿comprenderá su familia los motivos que tiene para hacerlo? ¿Apoyan su decisión de continuar (o detener) el tratamiento?
PMCs

¿Qué debería saber acerca de detener la diálisis?

La diálisis es un proceso que filtra los desechos de su sangre cuando sus riñones ya no pueden hacer ese trabajo. Cuando usted tiene insuficiencia renal, es posible que reciba hemodiálisis o diálisis peritoneal.

En los Estados Unidos, 25 de cada 100 personas con insuficiencia renal terminan eligiendo detener la diálisis.1 Esto significa que 75 de cada 100 eligen continuar la diálisis.

En un estudio de personas que decidieron detener la diálisis, los seres queridos o los cuidadores de 85 de cada 100 personas consideraron que estas personas habían tenido una buena muerte.1 Alrededor de la mitad de las personas en el estudio tuvieron dolor en su último día de vida, y de esa mitad, se consideró que el dolor fue intenso en solo una pequeña cantidad de personas.

La mayoría de las personas que detuvieron la diálisis murieron algunas semanas después. A medida que se aproxima la muerte, es posible que usted:

  • Se sienta somnoliento y débil. Es posible que duerma más y que necesite ayuda para caminar, bañarse e ir al baño.
  • Tenga cambios en la respiración. Es posible que tenga períodos de respiración rápida y períodos sin respiración.
  • Vea y oiga diferente. Es posible que vea o escuche cosas que nadie más ve ni escucha.
  • Tenga menos hambre. Es posible que coma y beba menos de lo normal.
  • Vea cambios en su orina y sus heces. Es posible que su orina se torne de un color marrón oscuro o rojo oscuro, y que le resulte difícil evacuar las heces.
  • Sienta cambios en la temperatura. Es posible que a veces sienta mucho calor, y que otras veces sienta mucho frío.
  • Pierda interés en la vida diaria. Es posible que pierda interés en el mundo exterior y en los detalles de la vida diaria, incluidos el día o la hora.

Es posible que tenga otros cambios relacionados con la insuficiencia renal. Hable con su médico acerca de qué esperar a medida que se aproxima su muerte. Un centro de diálisis también puede ayudarle con la planificación del final de la vida.

Ya sea que decida continuar o detener el tratamiento de diálisis, tómese el tiempo para informar sus deseos con respecto a su atención a otras personas. Puede usar un documento legal que se llama instrucciones médicas por anticipado para asegurarse de recibir el tratamiento médico que desee.

¿Cuáles son los beneficios de detener la diálisis?

Si ha estado recibiendo diálisis en forma regular, y si no tiene la opción de recibir un trasplante de riñón, detener la diálisis podría:

  • Darle más tiempo cada día para pasarlo con amigos y familiares en lugar de ir a tratamientos de diálisis regulares.
  • Permitirle comer y beber lo que desee durante el tiempo que le queda. Es posible que esto le complazca si su dieta ha sido limitada mientras se ha estado sometiendo a diálisis.
  • Reducir los problemas que vienen con la diálisis regular, como infección o formación de coágulos en el acceso de diálisis.
  • Incentivarle a hablar con sus seres queridos acerca de las metas y los deseos para el final de la vida.

Si decide detener la diálisis, los profesionales de la salud que brindan cuidados al final de la vida pueden ayudarle a tener la calidad de vida más alta posible. Esto podría realizarse mediante programas de cuidados paliativos. Un programa de cuidados paliativos ofrece la posibilidad de pensar en las metas personales, de aliviar el dolor y de ocuparse de sus necesidades emocionales y espirituales.

¿Cuáles son los riesgos de detener la diálisis?

La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Detener la diálisis podría obligarle a pensar en asuntos emocionales, como la ruptura de relaciones, los problemas de dinero o el miedo a la muerte. Afrontar estos asuntos podría ayudar a que usted y su familia puedan resolver problemas. Sin embargo, pensar en ellos y manejarlos puede ser muy difícil.

Si usted elige detener la diálisis renal, es posible que necesite el apoyo de un equipo de profesionales de cuidados al final de la vida, como un equipo de un programa de cuidados paliativos. Pero es posible que usted no desee que muchas personas participen en su atención. Si es así, podría resultarle difícil permitir que otras personas ayuden.

¿Cuáles son los riesgos de continuar la diálisis?

La diálisis le mantendrá con vida, pero no es una cura para la insuficiencia renal. La diálisis afecta:

  • Lo que come. Si usted recibe diálisis peritoneal, es posible que deba llevar una dieta alta en proteínas. Si usted recibe hemodiálisis, es posible que deba comer menos sal y limitar la cantidad de alimentos con potasio y fósforo. Es posible que también necesite beber menos agua y otros líquidos si tiene un nivel bajo de sodio en la sangre.
  • Su tiempo. La diálisis afecta la forma en que usted pasa su tiempo. Debe programar sus actividades en función de su tratamiento. La hemodiálisis debe realizarse 3 veces a la semana durante 3 a 4 horas cada vez. La diálisis peritoneal debe hacerse diariamente.
  • Su libertad. Es posible que usted se vuelva dependiente de otras personas para ayudarle con su tratamiento de diálisis. Si está recibiendo hemodiálisis en un centro de diálisis, es posible que muchos profesionales de la salud estén trabajando con usted para proporcionarle tratamiento. Es posible que necesite que su familia o sus amigos le lleven a sus tratamientos o le ayuden con ellos.
  • Los viajes. Cuando recibe diálisis, es necesario planificar los viajes cuidadosamente. Si recibe hemodiálisis y planea viajar, necesitará encontrar un centro de diálisis lejos de su hogar.

Los problemas asociados con la diálisis peritoneal podrían incluir:

  • Infección de la piel (celulitis) o de la pared del estómago (peritonitis).
  • Niveles bajos de proteína en la sangre. Esto puede provocar retención de líquido e hinchazón.
  • Tejido cicatricial alrededor del acceso de diálisis que puede llevar a una obstrucción intestinal, pero esto es poco frecuente. Otros problemas poco frecuentes incluyen hipotiroidismo, convulsiones, nivel alto de azúcar en la sangre y hernias.

Los problemas asociados con la hemodiálisis podrían incluir:

  • Presión arterial baja.
  • Ritmo cardíaco anormal.
  • Fiebre.
  • Reacciones alérgicas.
  • Problemas de sangrado causados por los medicamentos anticoagulantes.
  • Infección o formación de coágulos en el acceso de diálisis.

2. Compare sus opciones

 Continuar la diálisis renalDetener la diálisis renal
¿Qué implica generalmente?
  • Usted continúa recibiendo tratamientos de diálisis todos los días o varias veces a la semana.
  • Su cuerpo comenzará a apagarse, y usted experimentará los cambios normales del proceso de muerte.
  • Es posible que necesite el apoyo del equipo de un programa de cuidados paliativos.
¿Cuáles son los beneficios?
  • La diálisis le mantiene con vida durante más tiempo, de manera que pueda retrasar su muerte.
  • Es posible que se sienta mejor físicamente mientras reciba diálisis de lo que se sentía antes de la diálisis.
  • Es posible que pueda retomar sus actividades habituales.
  • El tratamiento podría permitirle lograr las metas que se ha fijado.
  • Ya no tiene los efectos secundarios ni los problemas de la diálisis.
  • Ya no necesita limitarse con respecto a lo que come y bebe.
  • El tiempo que le queda es suyo para que lo pase con amigos y familiares, no con tratamientos de diálisis.
  • Su calidad de vida podría ser mejor.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • La diálisis no le curará.
  • La diálisis puede implicar viajes frecuentes hacia y desde donde se somete a los tratamientos.
  • La diálisis lleva mucho tiempo y puede afectar su calidad de vida.
  • La diálisis tiene riesgos que incluyen infección, nivel bajo de azúcar en la sangre, reacciones alérgicas, fiebre, ritmo cardíaco anormal y niveles bajos de proteína.
  • Probablemente morirá dentro de algunas semanas.
  • A medida que se aproxima a la muerte, afrontará cuestiones relacionadas con el final de la vida que podrían ser difíciles de abordar.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca de la diálisis renal

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"He recibido hemodiálisis en forma regular durante los últimos 5 años. Al principio, me sentía bien y mis actividades no se veían limitadas. Me diagnosticaron insuficiencia cardíaca hace 2 años. Desde ese entonces, mi salud física se ha deteriorado. Mi médico y yo hablamos sobre la posibilidad de un trasplante de riñón, pero debido al deterioro en mi salud, consideramos que esta no sería una buena opción. Prefiero detener la diálisis y recibir atención de un programa de cuidados paliativos. Estoy cansada de no sentirme bien y deseo morir cómodamente."

— Georgia, 81 años

"He tenido familiares que recibieron diálisis debido a una insuficiencia renal. De hecho, mi tía me dijo que yo detestaría la diálisis, debido a que vio qué tan mal estaba mi abuela cuando recibía diálisis hace más de 30 años. La diálisis ha cambiado mucho desde ese momento. Comencé a recibir hemodiálisis hace 4 años y me he sentido bien. De hecho, ¡me siento mejor de lo que me sentía antes de comenzar la diálisis! Ciertamente, hay cambios en la dieta y a veces mis horarios de diálisis no son convenientes. Pero siento que estos son pequeños precios que pago por sentirme mejor. Estoy esperando un trasplante de riñón. Aunque espero con ansia el día en que no necesite diálisis, yo no consideraría detenerla."

— Marco, 45 años

"Tengo diabetes que ha sido muy difícil de controlar. Recibí un trasplante de riñón hace 20 años. Hace dos años, mis riñones comenzaron a fallar y empecé a recibir diálisis renal. Incluso con diálisis, no me he sentido bien. Aunque me realizaran otro trasplante de riñón, no hay garantías de que alguna vez vuelva a sentirme mejor. He tenido problemas de retención de líquidos y tengo poco apetito. Estoy cansado de las restricciones en la dieta y de las limitaciones de la diálisis. He hablado sobre mi deseo de detener la diálisis con mi familia y mi médico, y ellos me han apoyado."

— Max, 49 años

"Comencé la diálisis hace 3 años, cuando mi glomerulonefritis crónica avanzó hasta convertirse en insuficiencia renal. Incluso con diálisis peritoneal diaria, llevo una vida activa y productiva. Tengo un trabajo de tiempo completo y viajo mucho. Aunque la diálisis requiere organización, no siento que tenga un impacto negativo en mi vida. Me siento bien la mayor parte del tiempo. En este punto de mi vida, ni siquiera consideraría la posibilidad de detener la diálisis."

— Debbie, 36 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Razones para dejar la diálisis renal

Motivos para continuar la diálisis

Estoy listo para afrontar mi muerte y dejar que mi enfermedad siga su curso.

No estoy listo para morir.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No estoy contento con mi calidad de vida.

Pienso que mi calidad de vida está bien en este momento.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Lograr las metas en la vida que me quedan no es una prioridad para mí.

Pienso que la diálisis puede darme el tiempo suficiente para lograr las metas que me quedan.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No quiero seguir dependiendo de otras personas para recibir ayuda con mis tratamientos de diálisis.

No me molesta depender de la ayuda de otras personas.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Detener la diálisis

Continuar la diálisis

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. En algunos casos, detener la diálisis podría mejorar mi calidad de vida.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro.
Es correcto. Si comienza a tener efectos secundarios u otros problemas, podría pensar que es demasiado difícil continuarla. Es posible que detenerla le haga sentir mejor.

2. Después de detener la diálisis, tendré varios meses para prepararme para el final de mi vida.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro.
Es correcto. La mayoría de las personas mueren algunas semanas después de detener la diálisis. Debería estar listo para poner en orden sus asuntos personales, financieros y legales.

3. Si decido detener la diálisis, es importante que mi familia comprenda mis motivos.

  • Verdadero
  • Falso
  • No estoy seguro.
Es correcto. Es importante manifestar sus deseos ante su familia en forma clara para que comprendan los motivos por los cuales detiene o continúa la diálisis.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioAnne C. Poinier, MD - Medicina interna
Revisor médico especializadoShelly R. Garone, MD, FACP - Medicina Paliativa

Referencias
Citas bibliográficas
  1. Cohen LM, et al. (2003). Practical considerations in dialysis withdrawal. JAMA, 289(16): 2113–2119.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.