Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Tartamudez

Generalidades del tema

¿Qué es la tartamudez?

La tartamudez es un problema del habla en el que es posible que usted repita, prolongue, deje incompletas o salte palabras o sonidos en forma no intencional. El problema puede ser de leve a grave.

La tartamudez que comienza durante los primeros años de aprendizaje del lenguaje del niño (entre los 2 y 7 años) y desaparece por sí sola antes de la pubertad se llama disfluencia (falta de fluidez) normal. Es una parte normal del desarrollo del lenguaje. A la mayoría de los niños no les molesta y es posible que ni siquiera noten que lo están haciendo. Este tipo de tartamudeo puede ir y venir por un tiempo. Luego puede empezar a disminuir hasta que no vuelve a suceder.

La tartamudez que dura más tiempo o empeora con el tiempo se llama tartamudez del desarrollo. Este tipo de tartamudeo puede ser avergonzante y difícil de manejar. Probablemente no mejore sin tratamiento.

¿Cuál es la causa de la tartamudez?

La tartamudez sucede cuando el cerebro no puede enviar ni recibir mensajes de la manera normal. Los médicos no saben por qué sucede esto.

Es posible que la tartamudez sea hereditaria. Es posible que la tartamudez sea desencadenada por factores como el estrés o un retraso en el desarrollo.

En raras ocasiones, la tartamudez puede ser causada por daño cerebral, como después de una lesión en la cabeza o un ataque cerebral.

¿Cuáles son los síntomas?

Las personas que tartamudean pueden:

  • Repetir sonidos, partes de palabras y a veces palabras enteras.
  • Arrastrar (prolongar) un sonido o una sílaba. Por ejemplo, un niño puede decir: "Tengo ccccuatro años".
  • Tratar de decir una palabra o formar un sonido, pero el sonido no sale. También pueden hacer una pausa entre palabras o dentro de una palabra.
  • Usar una palabra diferente en lugar de una palabra que es difícil de decir.
  • Mostrarse tensas o incómodas al hablar.
  • Usar solo partes de frases.
  • Agregar palabras o frases que no están relacionadas.

Usted puede notar que su hijo tartamudea más cuando está agitado, ansioso, estresado o cansado. Tener que hacer o responder preguntas o explicar algo complejo puede desencadenar o aumentar el tartamudeo.

Lo mismo se aplica para los adolescentes y los adultos que tartamudean. Tiende a empeorar en momentos estresantes, como cuando se habla en público. Es común que no ocurra durante actividades como cantar, susurrar, hablar solo o a mascotas o al leer en voz alta.

¿Cómo se diagnostica la tartamudez?

Por lo general, un patólogo del habla y del lenguaje puede diagnosticar la tartamudez pidiendo al niño que lea en voz alta. El patólogo podría filmar o grabar al niño cuando habla o podría verificar los patrones de habla de otras maneras. Su hijo también puede necesitar un examen físico y otras pruebas para descartar problemas de salud que afectan el desarrollo del habla, como problemas auditivos.

Hable con el médico de su hijo si tiene alguna inquietud acerca del habla de su hijo, si el tartamudeo dura más de un período de entre 6 y 12 meses, o si la tartamudez es hereditaria en su familia.

Si usted es un adulto que ha comenzado a tartamudear, consulte a su médico. La tartamudez que comienza en un adulto está relacionada la mayoría de las veces con una lesión, con un problema de salud o un trauma emocional grave. Para diagnosticar el problema, el médico realizará un examen físico, le hará algunas preguntas y lo observará y escuchará hablar.

¿Cómo se trata?

El tratamiento para la tartamudez suele incluir asesoría psicológica para los padres y terapia del habla para el niño. El principal objetivo del tratamiento es ayudar a su hijo a aprender a hablar lo más claramente posible.

La asesoría psicológica para los padres puede ayudarlo a entender cómo se desarrolla el habla y a enseñarle a relacionarse con su hijo de manera positiva. Usted también aprenderá a ayudar a su hijo en el hogar usando el contacto visual y el lenguaje corporal correctos cuando su hijo intenta hablarle.

La terapia del habla es importante en algunos casos, especialmente si el tartamudeo de su hijo dura, empeora o es grave. Trabajar con un patólogo del habla puede ayudar a su hijo a dominar determinadas habilidades del habla y del lenguaje y a que se sienta mejor acerca de su capacidad para hablar.

Recuerde que cuando la tartamudez comienza en los primeros años de la infancia, tiende a irse sola. En estos casos, es posible que los padres solo necesiten que les den tranquilidad de que es algo normal y guía para ayudar mejor.

Es posible que los adultos o los adolescentes que tartamudean encuentren útiles tanto la terapia del habla como la asesoría psicológica. La asesoría psicológica puede ayudarlo a manejar ansiedad, baja autoestima y otros problemas que pueden empeorar el tartamudeo.

Cuando la tartamudez es causada por daño cerebral, como después de una lesión en la cabeza, el tratamiento puede incluir terapia del habla, rehabilitación física, medicamentos y tratamientos para el daño cerebral en sí.

¿Cómo pueden ayudar los padres a un hijo que tartamudea?

Al responder de una manera alentadora y comprensiva, usted puede ayudar a su hijo a evitar los problemas sociales y emocionales que a veces resultan de la tartamudez.

  • Hable lentamente y con calma, y haga pausas con frecuencia. Use frases cortas y simples.
  • Dedique un momento tranquilo e ininterrumpido a su hijo cada día. Deje que su hijo guíe lo que ustedes dos harán y de lo que hablarán en esos momentos. Mostrarle que usted disfruta de esos momentos juntos puede ayudar a alentar en su hijo confianza en sí mismo.
  • Sea considerado cuando habla su hijo. No lo critique, interrumpa ni haga muchas preguntas. Dele a su hijo el tiempo y la atención que él o ella necesita para expresar pensamientos e ideas.
  • Use expresiones faciales y lenguaje corporal positivos cuando habla su hijo. Muéstrele que usted está concentrado en el mensaje más que en cómo habla él o ella.
  • Hágale saber a su hijo que usted lo acepta a pesar de todo.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Speech-Language-Hearing Association
Dirección del sitio web: www.asha.org/public

National Institute on Deafness and Other Communication DisordersNational Institutes of Health
Dirección del sitio web: www.nidcd.nih.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Psychiatric Association (2000). Stuttering. In Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 4th ed., text rev., pp. 67–69. Washington, DC: American Psychiatric Association.
  • Guitar B, Conture EG (2007). The Child Who Stutters: To the Pediatrician, revised 4th ed. (Publication No. 23). Memphis: Stuttering Foundation of America. Also available online: http://www.stutteringhelp.org/Portals/english/0023tped.pdf.
  • Paul R (2007). Disorders of communication. In A Martin, FR Volkmar, eds., Lewis's Child and Adolescent Psychiatry, 4th ed., pp. 418–430. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Prasse JE, Kikano GE (2008). Stuttering: An overview. American Family Physician, 77(9): 1271–1276.
  • Sadock BJ, Sadock VA (2007). Communication disorders. In Kaplan and Sadock's Synopsis of Psychiatry, Behavioral Sciences/Clinical Psychiatry, 10th ed., pp. 1175–1190. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Ursano AM, et al. (2008). Communication disorders section of Disorders usually first diagnosed in infancy, childhood, or adolescence. In RE Hales et al., eds., American Psychiatric Publishing Textbook of Psychiatry, 5th ed., pp. 874–877. Washington, DC: American Psychiatric Publishing.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Susan C. Kim, MD - Pediatría
Louis Pellegrino, MD - Pediatría del Desarrollo
Última revisión 7 agosto, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.