Septicemia (choque septicémico)

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La septicemia (sepsis) es una respuesta extrema del sistema inmunitario a una infección que se ha propagado por la sangre y los tejidos. La septicemia grave, también llamada choque septicémico, a menudo provoca presión arterial extremadamente baja, lo cual limita la circulación sanguínea al organismo y puede conducir a insuficiencia orgánica y la muerte.

Los síntomas de la septicemia incluyen fiebre o temperatura corporal baja, respiración rápida, escalofríos y temblores, latidos cardíacos rápidos, disminución en la producción de orina, y confusión o delirio.

La septicemia suele ser consecuencia de una infección bacteriana, pero también puede ser causada por otros tipos de infección. La septicemia puede ocurrir en personas de cualquier edad, pero es más común en bebés, adultos mayores y personas que tienen el sistema inmunitario deteriorado.

La septicemia se trata con antibióticos, líquidos y medicamentos para mantener la presión arterial y prevenir daño a los órganos.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Avery L. Seifert, MD - Urología

Revisado14 noviembre, 2014