Separación del hombro

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

¿Qué es una separación del hombro?

Una separación del hombro es la separación parcial o completa de dos partes del hombro: la clavícula y el extremo del omóplato (acromion). Vea una imagen de las lesiones de separación del hombro.

La clavícula y el omóplato están conectados por la articulación acromioclavicular (AC), la cual se mantiene unida principalmente por medio de los ligamentos acromioclaviculares (AC) y coracoclaviculares (CC). En una separación del hombro (llamada también lesión de la articulación acromioclavicular), estos ligamentos se rompen parcial o completamente. La separación del hombro se clasifica de acuerdo a la gravedad de la lesión en estos ligamentos:

  • En una lesión de tipo I, el ligamento AC está parcialmente desgarrado, pero el ligamento CC no está lesionado. Vea una imagen de una lesión de tipo I.
  • En una lesión de tipo II, el ligamento AC está completamente desgarrado y el ligamento CC o bien no está lesionado o está parcialmente desgarrado. La clavícula está parcialmente separada del acromion. Vea una imagen de una lesión de tipo II.
  • En una lesión de tipo III, tanto los ligamentos AC como los CC están completamente desgarrados. La clavícula y el acromion están completamente separados. Vea una imagen de una lesión de tipo III.

Hay otras tres clasificaciones, tipos IV a VI, que son poco comunes. Estos tipos de separaciones del hombro pueden incluir un desgarro del músculo que cubre el húmero y la articulación del hombro (músculo deltoides) y del que se extiende desde la parte posterior de la cabeza, el cuello y la parte alta de la espalda a lo largo de la parte trasera del hombro (músculo trapecio).

¿Qué causa la separación del hombro?

Un golpe directo en la parte superior del hombro o una caída sobre el hombro, como, por ejemplo, una caída de una bicicleta, pueden causar una separación del hombro.

¿Cuáles son los síntomas?

Las señales y los síntomas de una separación del hombro incluyen:

  • Dolor en el momento en que se produce la lesión.
  • Movimiento limitado en la zona del hombro (debido al dolor, no a debilidad).
  • Hinchazón y amoratamiento.
  • Dolor sobre la articulación AC en la parte superior del hombro.
  • Posible deformidad. El extremo exterior de la clavícula puede parecer estar fuera de lugar o puede haber un bulto en la parte de arriba del hombro.

¿Cómo se diagnostica una separación del hombro?

Una separación del hombro se diagnostica por medio del estudio de los antecedentes médicos, un examen físico y una radiografía.

Su médico revisará lo siguiente:

  • Si hay una deformidad o un bulto.
  • La amplitud de movimiento del hombro y otras articulaciones.
  • El flujo de sangre, tomándole el pulso y evaluando su color de piel y temperatura.
  • Si hay daños en los nervios o vasos sanguíneos.
  • La fuerza muscular en el hombro y el brazo.
  • Si hay huesos rotos en el hombro o daño en los tendones del hombro (rotura del manguito de los rotadores).

Su médico probablemente tomará una radiografía del hombro lesionado y posiblemente del hombro no lesionado para ayudar a diagnosticar la gravedad de la separación.

¿Cómo se trata?

El tratamiento para una separación del hombro depende de su gravedad. Para una lesión de tipo I o II, se sostiene el hombro con un cabestrillo. Normalmente es necesario usar el cabestrillo hasta que disminuya el malestar (de unos días hasta una semana). Es importante comenzar la fisioterapia temprano para fortalecer el hombro y recuperar la amplitud de movimiento a fin de recuperarse y evitar el hombro congelado, una afección que limita el movimiento del hombro (capsulitis adhesiva). Usted puede retomar sus ejercicios y actividades habituales a medida que el dolor y el resto de los síntomas desaparezcan.

Los expertos no se ponen de acuerdo sobre el mejor tratamiento para las lesiones de tipo III. Algunos médicos las tratan con un cabestrillo y fisioterapia, mientras que otros opinan que puede ser necesario operar.

Las lesiones de tipo IV a tipo VI deben ser evaluadas para ver si se necesita operar.

Para ayudar a aliviar el dolor, aplique hielo en la zona afectada y tome medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como ibuprofeno o naproxeno. Sea prudente con los medicamentos. Lea y siga todas las instrucciones de la etiqueta.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Academy of Orthopaedic Surgeons (AAOS)
www.orthoinfo.aaos.org

Información relacionada

Referencias

Otras obras consultadas

  • American Academy of Orthopaedic Surgeons and American Academy of Pediatrics (2010). Acromioclavicular injuries. In JF Sarwark, ed., Essentials of Musculoskeletal Care, 4th ed., pp. 263–268. Rosemont, IL: American Academy of Orthopaedic Surgeons.
  • McMahon PJ, Kaplan LD (2006). Sports medicine. In HB Skinner, ed., Current Diagnosis and Treatment in Orthopedics, 4th ed., pp. 163–220. New York: McGraw-Hill.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Patrick J. McMahon, MD - Cirugía ortopédica

Revisado14 noviembre, 2014