Cuidado personal para el síndrome de Sjögren

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El síndrome de Sjögren es una enfermedad que causa sequedad en los ojos y la boca. También puede afectar a la piel, los pulmones y la vagina, y el nivel de energía. Los siguientes pasos y tratamientos pueden ser muy útiles para aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida. Descansar bastante, alimentarse bien y hacer ejercicio en forma moderada todos los días también desempeñan un rol importante para tratar esta afección con éxito en el hogar.

Ojos

  • Use lágrimas artificiales a lo largo del día. Las lágrimas artificiales vienen en diferentes fórmulas, de modo que si un tipo no da resultados, pruebe con otro. Trate de usar gotas libres de conservantes, las cuales son menos irritantes para los ojos. Las lágrimas artificiales se consiguen en paquetes de una sola dosis, lo cual ayuda a evitar la contaminación bacteriana.
  • Use pomadas lubricantes por la noche. Los lubricantes son más espesos y duran más que las lágrimas artificiales, de modo que usted tiene menos ardor, sequedad y comezón cuando se despierta por la mañana. Tenga en cuenta que los lubricantes nocturnos pueden enturbiarle la vista en cuanto se los aplica.
  • Evite los medicamentos que se sabe que causan sequedad en los ojos, como los antidepresivos, los antihistamínicos y los diuréticos.
  • Protéjase los ojos del viento, la brisa y las corrientes de aire.
  • Evite el humo.
  • Evite que el maquillaje de ojos le entre en los ojos.
  • Use lentes de sol envolventes para protegerse del sol, el viento y el polvo.

Boca

  • Beba líquidos durante todo el día para mantener la boca húmeda. Tenga agua en su mesa de luz por la noche. Pero recuerde que beber grandes cantidades de agua no reduce la sequedad de la boca y causa excesiva micción por la noche. Pruebe a beber pequeños sorbos de agua y a enjuagarse la boca frecuentemente. Chupar hielo picado también puede ayudar.
  • Use sustitutos artificiales de saliva (enjuagues o aerosoles bucales), los cuales recubren la boca.
  • Evite los medicamentos que se sabe que causan sequedad en la boca, como antidepresivos, antihistamínicos y diuréticos.
  • Cepíllese los dientes dos veces al día y después de las comidas con crema dental con flúor y pásese el hilo dental todos los días.
  • Vaya al dentista con frecuencia para prevenir y tratar las caries dentales.
  • Use medicamentos antimicóticos (contra los hongos) para tratar la candidiasis oral, una infección por hongos en forma de levadura que se produce en la boca.
  • Use goma de mascar sin azúcar o caramelos duros como pastillas de limón que estimulan naturalmente la producción de saliva. (El azúcar puede aumentar el riesgo de caries e infecciones por hongos en forma de levadura).

El síndrome de Sjögren causa sequedad en la boca, lo que a su vez puede dar dificultades para tragar pastillas. En algunos casos, su farmacéutico puede triturar las pastillas y colocar cada dosis en una cápsula. Luego, usted puede mezclar el contenido de la cápsula con una cucharadita de mermelada, dulce o gelatina para tragarlo más fácilmente. Asegúrese de ingerir todo el alimento a fin de consumir toda la dosis del medicamento.

Piel

  • Use cremas o lociones humectantes para la piel durante todo el día.
  • Dúchese en vez de darse un baño de inmersión. Use solo jabones humectantes.
  • Después de ducharse, séquese el exceso de agua con toquecitos de toalla, dejando la piel húmeda. Luego, reponga la humedad en la piel aplicándose una crema o loción para la piel.
  • Es posible que su piel esté más sensible al sol. Evite el sol del mediodía, desde las 10 a.m. a las 4 p.m. Cúbrase la piel cuando esté al aire libre; por ejemplo, use pantalones largos y mangas largas y sombreros de ala ancha, y use protector solar con SPF 30 o un protector solar más fuerte. Muchos especialistas recomiendan usar protector solar con SPF 50. Para obtener más información, vea la sección Prevención del tema Quemaduras solares.

Aparato respiratorio

  • Coloque un humidificador (y un purificador de aire, si piensa que le ayuda) en su casa y en el trabajo para estar más cómodo.
  • Use un aerosol nasal hecho de agua y sal (solución salina) para aliviar la sequedad en la nariz o la congestión nasal.

Vagina

Es común que las mujeres con el síndrome de Sjögren tengan sequedad vaginal y relaciones sexuales dolorosas.

Los productos humectantes vaginales ayudan a reponer la humedad natural y a aliviar la molestia. Estos productos incluyen:

  • Replens, un humectante vaginal sin hormonas que dura horas o incluso días.
  • K-Y Silk-e.
  • Vagisil Personal Moisturizer.

Los lubricantes vaginales pueden hacer el coito más cómodo para usted al aliviar la fricción que podría sentir usted si tiene sequedad vaginal. Pero los lubricantes vaginales no añaden humedad a la vagina y no son útiles para la humectación diaria. Busque un lubricante a base de agua en vez de a base de aceite, el cual puede interferir con el proceso de higienización natural de la vagina. Los lubricantes vaginales incluyen:

  • Astroglide.
  • Wet Lubricant Gel.
  • K-Y Jelly.
  • Maxilube.
  • Surgilube.

Estómago

  • Tome un antiácido o un reductor de ácido de venta libre, como Pepcid o Zantac, cuando lo necesite, para reducir la acidez gástrica.
  • Eleve la cabecera de la cama 6 pulgadas (15 cm) para reducir el regreso (reflujo) del ácido estomacal al esófago cuando duerme.
  • Vea a su médico si tiene acidez o reflujo gástricos que no responden a las medidas de cuidado personal.

Energía (cómo reducir la fatiga)

  • Préstele atención al cuerpo. Alterne descanso con ejercicio. Aumentar el ejercicio en forma gradual podría ayudarle a reducir la fatiga.
  • Limite los medicamentos que pudieran hacer que se sienta somnoliento, como los que se usan para tratar la ansiedad, los resfríos o el dolor. Pero no deje de tomar su medicamento ni cambie su consumo antes de hablar con su médico.
  • No se salte las comidas, especialmente el desayuno. Mejorar su alimentación podría aumentar su nivel de energía.
  • Reduzca su consumo de cafeína, nicotina y alcohol, los cuales tienden a contribuir a la fatiga.

Alivio (cómo aliviar la inflamación y el dolor)

  • Pruebe a hacer ejercicio suave todos los días —nadar en una piscina con agua tibia puede ser recomendable si le duelen las articulaciones— y descanse bastante todas las noches para aliviar los dolores.
  • El acetaminofén y los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como la aspirina o el ibuprofeno, pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor leves. Vea a un médico si tiene las glándulas, las articulaciones y los músculos muy inflamados y le duelen mucho, lo cual puede requerir un medicamento distinto o más evaluación.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna

Revisado9 septiembre, 2014