Síntomas de una infección de oído

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El dolor de oído puede ser el primer síntoma de una infección de oído (otitis), en particular si usted tiene dolor de oído entre moderado y grave mientras tiene un resfriado o poco después. Otros síntomas de una infección de oído pueden incluir:

  • Hinchazón, calor o sensibilidad alrededor de la oreja o detrás de ella.
  • Enrojecimiento de la oreja, el conducto auditivo externo o la piel de alrededor de la oreja o de detrás de ella.
  • Secreción del oído que no tiene aspecto de cerumen.
  • Comezón en el oído o en el conducto auditivo externo.
  • Fiebre.

Pueden infectarse varias partes diferentes del oído.

  • Una infección del oído medio (otitis aguda media) puede ser la causa de dolor de oído y fiebre, especialmente si se han tenido síntomas de un resfriado, tales como goteo o congestión nasal o tos, durante varios días.
  • Una ampolla llena de líquido en el tímpano (timpanitis ampollosa) también puede causar dolor de oído.
  • Una infección del conducto auditivo externo (otitis externa) puede causar comezón, sensación de plenitud en el oído y dolor que empeora cuando usted mastica, presiona sobre el trago de la oreja o mueve el lóbulo.
  • Es posible que tenga una infección del oído externo (celulitis).

Las complicaciones de una infección del oído medio pueden estar causadas por otros problemas graves.

  • Una infección del hueso que se encuentra detrás de oreja (mastoiditis) puede causar enrojecimiento, hinchazón y dolor detrás de la oreja así como fiebre. El dolor empeorará al presionar sobre el hueso que está detrás de la oreja. Esta infección es poco común y suele presentarse entre 10 y 14 días después de tener una infección del oído medio.
  • Una infección del revestimiento del cerebro (meningitis) puede ser la causa de un dolor de cabeza con extrema rigidez en el cuello, irritabilidad, confusión y somnolencia excesiva.
  • La hinchazón e irritación en el oído interno (laberintitis) puede ser la causa de mareos graves (vértigo) y pérdida de la audición.

Si tiene síntomas de una infección de oído o cree que se están desarrollando complicaciones de una infección de oído, llame a su médico para que lo evalúe.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia

Revisado14 noviembre, 2014