Prueba de detección de depresión

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

El Grupo Especial de Servicios Preventivos de los EE. UU. (U.S. Preventive Services Task Force) recomienda que todas las personas, comenzando a los 12 años, se sometan a pruebas para detectar la depresión.1, 2 Las pruebas para detectar la depresión ayudan a encontrar la depresión en forma temprana. Y el tratamiento temprano puede ayudarle a mejorarse más rápido.

La depresión es una enfermedad. No es causada por debilidad personal ni es un defecto de carácter. Cuando tiene depresión, las sustancias químicas en su cerebro llamadas neurotransmisores están desequilibradas.

La depresión hace que los adultos y los niños se sientan tristes o desesperanzados la mayoría del tiempo. Es diferente de los sentimientos normales de tristeza, aflicción o falta de energía. Informe siempre a su médico si se siente triste o si tiene otros síntomas de depresión. Muchas veces, las personas se avergüenzan de estos sentimientos y no hablan al respecto. La depresión puede tratarse, y cuanto antes reciba tratamiento, mayor será su probabilidad de tener una recuperación rápida y completa. Si la depresión no se trata, puede empeorar, causar otros problemas de salud y podría durar años o, incluso, toda la vida. Puede tener consecuencias graves tanto para usted como para sus seres queridos.

Adultos

Para averiguar si está deprimido, su médico puede hacerle un examen físico y preguntarle acerca de su salud y sus sentimientos. Puede parecer que algunas preguntas no están relacionadas con su estado emocional. Pero contestar honestamente puede ayudar a darle pistas a su médico acerca de cómo la depresión puede estar afectándole. Su médico puede preguntarle acerca de sentimientos de tristeza, cambios en el hambre o el peso, el nivel de energía, la concentración, la culpa, pensamientos de muerte y suicidio, sueño, interés general en las actividades cotidianas y otras cosas.

Algunas enfermedades pueden causar síntomas que se parecen a la depresión. Por lo tanto, su médico puede hacer análisis de sangre para ayudar a descartar problemas físicos, como un nivel bajo de hormona tiroidea o anemia.

Niños y adolescentes

Los síntomas de depresión en niños y adolescentes pueden ser diferentes a los síntomas de los adultos.

Para averiguar si su hijo está deprimido, el médico puede realizar un examen físico y preguntarle a su hijo acerca de su salud y acerca de cómo piensa, actúa y se siente. El médico puede preguntarle a su hijo acerca de mal humor, rabietas, dolores de cabeza, dolores de estómago, aislamiento social y otras cosas. Es común que los niños con depresión tengan otros problemas, como ansiedad, trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés) o un trastorno alimenticio. El médico también puede hacer preguntas acerca de estos problemas.

Además, el médico puede pedir que usted o un maestro rellene un formulario sobre los síntomas de su hijo.

Algunas enfermedades pueden causar síntomas que se parecen a la depresión. Por lo tanto, el médico puede hacer análisis de sangre para ayudar a descartar problemas físicos, como un nivel bajo de hormona tiroidea o anemia.

Para obtener más información, vea los temas Depresión, Evaluación de salud mental o Depresión en niños y adolescentes.

Referencias

Citas bibliográficas

  1. U.S. Preventive Services Task Force (2009). Screening for depression in adults: Recommendation statement. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf09/adultdepression/addeprrs.htm.
  2. U.S. Preventive Services Task Force (2009). Screening for Major Depressive Disorder in Children and Adolescents: Recommendation Statement. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf09/depression/chdeprrs.htm.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario John Pope, MD - Pediatría
Revisor médico especializado David A. Axelson, MD - Psiquiatría Infantil y Adolescente

Revisado14 noviembre, 2014