Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Fiebre miliaria

Generalidades del tema

¿Qué es la fiebre miliaria?

La fiebre miliaria (fiebre miliar) es un salpullido rojo o rosado que generalmente se encuentra en zonas del cuerpo cubiertas por la ropa. Puede ocurrir cuando se obstruyen y se inflaman los conductos sudoríparos y, con frecuencia, provoca molestia y comezón. La fiebre miliaria es más común en los bebés, pero puede afectar a los adultos en climas cálidos y húmedos.

¿Qué causa la fiebre miliaria?

En los bebés, la fiebre miliaria puede estar provocada por padres bien intencionados que abrigan demasiado a su bebé, pero puede presentarse en cualquier bebé en un clima muy caluroso. Un bebé debe vestirse de la misma manera que lo haría un adulto para sentirse cómodo, a la misma temperatura y con el mismo nivel de actividad. Las manos y los pies de los bebés podrían parecer fríos al tacto, pero esto no significa que se los deba abrigar demasiado cuando haga calor.

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre miliaria?

La fiebre miliaria tiene el aspecto de puntos o granos diminutos. En los niños pequeños, la fiebre miliaria puede aparecer en la cabeza, en el cuello y en los hombros. Las zonas con salpullido pueden irritarse con la ropa o si se rascan y, en casos raros, es posible que ocurra una infección secundaria en la piel.

¿Cómo se diagnostica la fiebre miliaria?

La fiebre miliaria, por lo general, puede identificarse por su aspecto y no suele requerir atención médica. Pero si no desaparece después de 3 o 4 días, o si parece estar empeorando, o si su hijo tiene fiebre, comuníquese con su médico de inmediato.

Cuando usted o su hijo tienen un salpullido, asegúrese de prestar atención a las señales de infección, que incluyen:

  • Aumento de dolor, hinchazón, enrojecimiento o temperatura alrededor de la zona afectada.
  • Vetas rojizas que se extienden desde la zona afectada.
  • Pus que sale de la zona.
  • Ganglios linfáticos inflamados en el cuello, las axilas o la ingle.
  • Fiebre de 100.4°F (38°C) o más alta, o escalofríos sin ninguna otra causa conocida.

Si se presenta cualquiera de estos síntomas, comuníquese con su médico de inmediato.

¿Cuál es el tratamiento para la fiebre miliar?

La mayoría de los salpullidos por fiebre miliaria sanan por sí solos. Los siguientes pasos pueden ayudar a aliviar los síntomas.

  • Comience por quitar o aflojar la ropa del bebé y llevar al bebé a un lugar fresco y sombreado.
  • Deje que la piel se seque al aire en lugar de usar toallas.
  • Si la piel de su bebé se irrita al tacto, podría usar una loción de calamina o crema de hidrocortisona con la aprobación de su médico.
  • Evite las pomadas u otras lociones dado que pueden irritar la piel.

Los siguientes consejos pueden ayudar a prevenir futuros episodios de salpullido:

  • Vista a su hijo con la menor cantidad de ropa posible cuando haga calor.
  • Mantenga la piel fresca y seca.
  • Mantenga fresca la zona donde duerme.

Después de que desaparezca el salpullido, exponga gradualmente a su hijo a temperaturas más cálidas para que su piel pueda aclimatarse.

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 7 noviembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.