Enfermedad de reflujo gastroesofágico durante el embarazo

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La mayoría de las mujeres embarazadas tienen síntomas de enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés), especialmente acidez estomacal, en algún momento durante el embarazo. Estos síntomas pueden comenzar en cualquier momento durante el embarazo y frecuentemente pueden empeorar a medida que el embarazo avanza. La acidez es común durante el embarazo debido a que las hormonas hacen que el aparato digestivo funcione más lentamente. Los músculos que empujan los alimentos hacia abajo por el esófago también se mueven más despacio durante el embarazo. Además, a medida que el útero crece, presiona el estómago y a veces hace que el ácido estomacal suba hacia el esófago.

Aunque estos síntomas son comunes durante el embarazo, rara vez causan complicaciones, tales como inflamación del esófago (esofagitis). La mayoría de las veces, los síntomas de la acidez estomacal mejoran después de que nace el bebé.

El tratamiento para las mujeres embarazadas que tienen GERD es similar al tratamiento para otras personas que tienen GERD, con un enfoque primario en cambios de estilo de vida y medicamentos de venta libre. Usted puede hacer cambios en su estilo de vida para ayudar a aliviar los síntomas de la GERD. Aquí hay algunas cosas para probar:

  • Cambie sus hábitos alimenticios.
    • Lo mejor es comer varias comidas pequeñas en lugar de dos o tres comidas abundantes.
    • Después de comer, espere entre 2 y 3 horas antes de acostarse. No es una buena idea comer refrigerios tarde en la noche.
    • El chocolate y la menta pueden hacer que la GERD empeore. Estos relajan la válvula que se encuentra entre el esófago y el estómago.
    • En algunas personas, los alimentos picantes, los alimentos que tienen mucho ácido (como los tomates y las naranjas) y el café pueden empeorar los síntomas de la GERD. Si sus síntomas empeoran después de comer un determinado alimento, quizás desee dejar de comer ese alimento para ver si sus síntomas mejoran.
  • No fume ni masque tabaco.
  • Si tiene síntomas de GERD por la noche, eleve la cabecera de la cama de 6 pulgadas (15 cm) a 8 pulgadas (20 cm) poniendo bloques debajo del marco de la cama o una cuña de espuma debajo de la cabecera del colchón. (Usar almohadas adicionales no funciona).
  • Utilice antiácidos de venta libre, como Rolaids o Maalox, para aliviar los síntomas de acidez. Las mujeres embarazadas no deben tomar antiácidos que contienen bicarbonato de sodio, debido a que estos antiácidos pueden provocar retención de líquido. Sí pueden tomarse antiácidos que contienen carbonato de calcio (como Tums).

Además de hacer cambios de estilo de vida y tomar medicamentos de venta libre, algunos médicos pueden recomendar el medicamento recetado sucralfato para tratar los síntomas de la GERD durante el embarazo.

Y aunque los siguientes medicamentos recetados y de venta libre suelen ser seguros durante el embarazo, no los utilice sin primero hablar con su médico:

  • Reductores de ácido, tales como cimetidina (por ejemplo, Tagamet) o ranitidina (por ejemplo, Zantac)
  • Inhibidores de la bomba de protones, como omeprazol (por ejemplo, Prilosec) o lansoprazol (por ejemplo, Prevacid)

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Adam Husney, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializado Peter J. Kahrilas, MD - Gastroenterología

Revisado14 noviembre, 2014