Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Síndrome metabólico

Generalidades

¿Qué es el síndrome metabólico?

El síndrome metabólico es un grupo de problemas de salud que incluyen un exceso de grasa alrededor de la cintura, presión arterial elevada, nivel alto de triglicéridos, nivel elevado de azúcar en la sangre y nivel bajo de colesterol de la lipoproteína de alta densidad (HDL, por sus siglas en inglés).

Juntos, estos problemas de salud aumentan su riesgo de tener un ataque al corazón, un ataque cerebral y diabetes.

¿Cuál es la causa del síndrome metabólico?

El síndrome metabólico es provocado por un estilo de vida no saludable, que incluye consumir demasiadas calorías, no realizar actividad física y aumentar de peso, particularmente alrededor de la cintura. Este estilo de vida puede provocar resistencia a la insulina, una afección en la que el organismo no es capaz de responder a la insulina con normalidad. Si usted tiene resistencia a la insulina, su organismo no podrá usar la insulina en forma adecuada, y su nivel de azúcar en la sangre comenzará a aumentar. Con el tiempo, esto puede provocar diabetes tipo 2.

¿Cuáles son los síntomas?

Si usted tiene síndrome metabólico, tiene varios trastornos del metabolismo al mismo tiempo, lo que incluye obesidad (por lo general, alrededor de la cintura), presión arterial alta, colesterol HDL bajo y resistencia a la insulina.

¿Por qué es importante el síndrome metabólico?

Este síndrome aumenta su riesgo de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias (CAD, por sus siglas en inglés), más allá del riesgo que implica tener únicamente niveles altos de colesterol de la lipoproteína de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés).1

¿Qué aumenta sus probabilidades de desarrollar síndrome metabólico?

Los factores que hacen que tenga más probabilidades de desarrollar síndrome metabólico incluyen:1

  • La resistencia a la insulina. Esto significa que su organismo no puede usar la insulina en forma adecuada.
  • La obesidad abdominal. Esto significa tener demasiada grasa alrededor de la cintura.
  • La edad. Sus probabilidades de desarrollar síndrome metabólico aumentan a medida que usted envejece.
  • La falta de ejercicio. Si usted no hace ejercicio, tiene más probabilidades de ser obeso y de desarrollar síndrome metabólico.
  • El desequilibrio hormonal. Algunos trastornos hormonales, como el síndrome de ovario poliquístico (PCOS, por sus siglas en inglés), una afección en la cual el organismo femenino produce determinadas hormonas en exceso, se asocian con el síndrome metabólico.
  • Los antecedentes familiares de diabetes tipo 2. Tener padres o familiares cercanos con diabetes se asocia al síndrome metabólico.
  • Los antecedentes de diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional).
  • La raza y el origen étnico. Los afroamericanos, los hispanos, los nativos americanos, los asiáticos americanos y los nativos de las Islas del Pacífico corren un mayor riesgo que las personas blancas de tener diabetes tipo 2.

¿Cómo se diagnostica el síndrome metabólico?

Su médico puede diagnosticarle síndrome metabólico a partir de un examen físico, de su historial de salud y de algunos análisis de sangre simples.

Es posible que se le diagnostique síndrome metabólico si tiene tres o más de los factores de riesgo detallados en la tabla que figura a continuación. Nota: Estos criterios fueron desarrollados por el National Heart, Lung, and Blood Institute (Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre). Otras organizaciones podrían tener diferentes criterios para el diagnóstico.

Criterios para el síndrome metabólico 1

Factor de riesgo

Nivel determinante

Obesidad abdominal (medición de la cintura)

Hombres: 40 pulgadas (102 cm) o más

Mujeres: 35 pulgadas (88 cm) o más

Triglicéridos

150 mg/dL o más, o tomar un medicamento por un nivel alto de triglicéridos

Colesterol de la lipoproteína de alta densidad (HDL)

Hombres: Inferior a 40 mg/dL

Mujeres: Inferior a 50 mg/dL

O tomar un medicamento por un nivel bajo de colesterol HDL

Presión arterial

130/85 mm Hg o mayor, o tomar un medicamento por presión arterial alta

Nivel de azúcar en la sangre en ayunas

100 mg/dL o más, o tomar un medicamento por un nivel alto de azúcar en la sangre

¿Cómo se trata?

La principal meta del tratamiento es disminuir el riesgo de desarrollar enfermedad de las arterias coronarias (CAD) y diabetes. Las primeras estrategias para tratar el síndrome metabólico son:

  • Control del peso. Tener sobrepeso es un factor de riesgo importante con respecto a la CAD. El hecho de bajar de peso disminuye el nivel de colesterol LDL y todos los factores de riesgo del síndrome metabólico.
  • Actividad física. La falta de ejercicio es un factor de riesgo importante para la CAD. Hacer ejercicio con regularidad puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol. También puede disminuir la presión arterial, la resistencia a la insulina y los niveles de azúcar en la sangre, y mejorar la función cardíaca.
  • Evaluar la categoría de riesgo de CAD. Después de determinar su riesgo, puede comenzar el tratamiento para disminuir el colesterol LDL a niveles adecuados junto con el tratamiento de otros factores metabólicos de riesgo, que incluyen la presión arterial alta y la resistencia a la insulina.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Diabetes Association (ADA)
Dirección del sitio web: www.diabetes.org

American Heart Association (AHA)
Dirección del sitio web: www.heart.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Grundy SM, et al. (2005). Diagnosis and management of the metabolic syndrome: An American Heart Association/National Heart, Lung, and Blood Institute Scientific Statement. Circulation, 112(17): 2735–2752.

Otras obras consultadas

  • Alberti K, et al. (2009). Harmonizing the metabolic syndrome: A joint interim statement of the International Diabetes Federation Task Force of Epidemiology and Prevention; National Heart, Lung, and Blood Institute; American Heart Association; World Heart Federation; International Atherosclerosis Society; and International Association for the Study of Obesity. Circulation, 120(16): 1640–1645.
  • Brownlee M, et al. (2011). Complications of diabetes mellitus. In S Melmed et al., eds., Williams Textbook of Endocrinology, 12th ed., pp. 1462–1551. Philadelphia: Saunders.
  • Brunzell JD (2010). Diagnosis and treatment of dyslipidemia. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 9, chap. 6. Hamilton, ON: BC Decker.
  • Eckel RH (2012). The metabolic sydrome. In DL Longo et al., eds., Harrison's Principals of Internal Medicine, 18th ed., vol. 2, pp. 1992–1997. New York: McGraw-Hill.
  • Hawkins M, Rossetti L (2005). Insulin resistance and its role in the pathogenesis of type 2 diabetes. In Joslin's Diabetes Mellitus, 14th ed., pp. 425–448. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Masharani U, German MS (2011). Pancreatic hormones and diabetes mellitus. In DG Gardner, D Shoback, eds., Greenspan's Basic and Clinical Endocrinology, 9th ed., pp. 573–655. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Jennifer Hone, MD - Endocrinología, Diabetes y Metabolismo
Última revisión 22 mayo, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.