Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Rotavirus

Generalidades del tema

¿Qué es el rotavirus y qué lo causa?

El rotavirus es un virus que infecta el tubo intestinal de casi todos los niños pequeños antes de los 5 años. Los niños pueden contagiarse del rotavirus más de una vez, pero la primera infección suele ser la peor. Esta infección provoca malestar estomacal y diarrea.

Deben vigilarse atentamente los bebés y los niños muy pequeños que tengan infecciones por rotavirus, debido a que pueden deshidratarse con mucha rapidez. La deshidratación se produce cuando el cuerpo pierde agua más rápidamente de lo que tarda en reemplazarla. Cuando su hijo se deshidrata, pueden surgir graves problemas de salud.

Las infecciones por rotavirus se propagan con facilidad. Los brotes suelen ocurrir en el invierno y a comienzos de la primavera. Las infecciones por rotavirus suelen propagarse en entornos en los que hay muchos niños juntos, como las guarderías.

El virus se propaga por contacto con las heces de un niño infectado. El virus puede propagarse fácilmente, incluso cuando las personas hacen grandes esfuerzos por tener limpio el lugar. Por ejemplo, cuando un cuidador cambia el pañal sucio de un niño que tiene infección por rotavirus, pueden propagarse microbios a la mesa de cambio, a las manos del cuidador o a las manos del niño ya infectado. A continuación, los microbios del rotavirus pueden propagarse de las manos sin lavar del cuidador o del niño a otros niños. El lavabo puede estar a tan solo unos pasos, pero pueden propagarse microbios a superficies que el cuidador o el niño tocan en el camino. Por ejemplo, los microbios pueden propagarse a los juguetes, a las perillas o a las superficies de los lavabos. Los microbios pueden vivir días en objetos y superficies si no se desinfectan de inmediato.

Otros niños que se contaminan las manos con microbios del rotavirus pueden contraer la infección cuando llevan las manos a la boca. También pueden infectarse con el rotavirus mordiendo un juguete con los microbios.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas comienzan alrededor de 1 a 3 días después de que el niño haya estado expuesto al virus.

El vómito suele ser el primer síntoma. Suelen seguirle la fiebre y la diarrea. La mayoría de los niños con rotavirus tienen diarrea muy acuosa que parece ser mucha cantidad para un bebé o un niño pequeño. La diarrea más intensa dura de 4 a 8 días. Pero los episodios de diarrea pueden durar hasta mucho después de que su hijo comience a sentirse mejor. En algunos niños, la diarrea puede durar algunas semanas.

La diarrea, en especial cuando aparece junto con el vómito, puede provocar rápidamente deshidratación en bebés y en niños pequeños que tienen rotavirus. Por este motivo, es importante que siga alimentando a su niño y vigilarlo de cerca en busca de señales de deshidratación.

¿Cómo se diagnostica el rotavirus?

Su médico probablemente diagnosticará si su hijo tiene una infección por rotavirus según sean sus síntomas. La época del año también es una pista importante. Si su hijo tiene diarrea y otros síntomas durante el invierno o a comienzos de la primavera (aproximadamente entre noviembre y abril), a menudo su médico sospechará que la causa es el rotavirus.

Puede hacerse un análisis de materia fecal para confirmar el diagnóstico. Este tipo de análisis no es necesario, a menos que su hijo tenga otras afecciones de salud que hagan que sea importante saber con exactitud cuál es la causa de los síntomas.

¿Cómo se trata?

Es de suma importancia ayudar a su hijo a mantenerse cómodo y prevenir la deshidratación.

Tómelo en sus brazos cuando él se lo pida. Procure que su hijo use ropa cómoda y cámbiele el pañal o la ropa interior cuando sea necesario. Su niño puede desarrollar dermatitis del paƱal. Para tratar la dermatitis del pañal, es posible que deba usar toallitas tibias para limpiarle las nalgas y cremas para ayudar a prevenir la sensibilidad. En algunos casos, se recomienda que tome a su bebé en sus brazos y le enjuague las nalgas con agua corriente en el baño para limpiar bien la zona.

No le dé a su hijo ningún medicamento de venta libre, a menos que haya consultado primero con su médico.

Para prevenir la deshidratación, es posible que su médico le recomiende una bebida rehidratante especial para bebés y niños pequeños, como Pedialyte. Esto puede ser especialmente útil si la diarrea de su hijo dura más que algunos días. Las bebidas rehidratantes ayudan a reemplazar los líquidos y los electrolitos. El agua común no proporciona los nutrientes ni los electrolitos necesarios y puede no absorberse cuando su hijo tiene diarrea. Las bebidas rehidratantes no hacen que la diarrea desaparezca más rápido, pero pueden prevenir la deshidratación grave.

No le dé a su bebé o niño pequeño bebidas rehidratantes para adultos ni bebidas deportivas, como Gatorade. Estas bebidas no tienen el equilibrio adecuado de nutrientes y electrolitos para los niños menores.

Su médico puede recomendar probióticos para su hijo. Estos son bacterias que ayudan a mantener el equilibrio natural de organismos (microflora) en los intestinos. Para más información, vea el tema "Probióticos".

Un bebé o un niño pequeño necesitan recibir tratamiento en un hospital si la deshidratación se vuelve grave. Llame al 911 o diríjase a la sala de emergencias si su bebé tiene señales de deshidratación grave, que incluyen lo siguiente:

  • Se siente muy soñoliento y es difícil despertarlo.
  • Una boca muy seca y ojos muy secos.
  • Está flojo (flácido) y flexible como un muñeco de trapo.
  • No moja pañales (pañales secos) por 12 horas o más.

¿Puede usted evitar que su hijo se contagie con el rotavirus?

Es difícil prevenir que su hijo contraiga esta infección. Las investigaciones muestran que el amamantamiento puede ayudar a prevenir el rotavirus o reducir su gravedad.

La vacuna contra el rotavirus (¿Qué es un documento PDF ?) ayuda a proteger contra la enfermedad del rotavirus. Según la marca de la vacuna que se use, los bebés requieren 2 o 3 dosis empezando a los 2 meses de edad.

Para ayudar a prevenir la propagación del rotavirus, lávese las manos a fondo y con frecuencia.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Centers for Disease Control and Prevention (CDC): Rotavirus
Dirección del sitio web: www.cdc.gov/rotavirus/about/index.html

Referencias

Otras obras consultadas

  • Allen SJ, et al. (2010). Probiotics for treating acute infectious diarrhoea. Cochrane Database of Systematic Reviews (12).
  • American Academy of Pediatrics (2009). Rotavirus infections. In LK Pickering et al., eds., Red Book: 2009 Report of the Committee on Infectious Diseases, 28th ed., pp. 576–579. Elk Grove Village, IL: American Academy of Pediatrics.
  • Bass DM (2011). Rotaviruses, caliciviruses, and astroviruses. In RM Kliegman et al., eds., Nelson Textbook of Pediatrics, 19th ed., pp. 1134–1137. Philadelphia: Saunders.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2009). Prevention of rotavirus gastroenteritis among infants and children: Recommendations of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP). MMWR, 58(RR-2): 1–25. Also available online: http://www.cdc.gov/mmwr/PDF/rr/rr5802.pdf. [Erratum in MMWR, 59(33): 1074.]
  • Clark HF, et al. (2008). Rotavirus vaccines. In SA Plotkin et al., eds., Vaccines, 5th ed., section 2, pp. 715–734. Philadelphia: Saunders Elsevier.
  • Dalby-Payne JR, Elliot EJ (2011). Gastroenteritis in children, search date March 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Sundaram S, et al. (2011). Gastrointestinal tract. In WW Hay et al., eds., Current Diagnosis and Treatment: Pediatrics, 20th ed., pp. 595–630. New York: McGraw-Hill.
  • Ward RL, et al. (2009). Rotaviruses. In RD Feigin et al., eds., Feigin and Cherry's Textbook of Pediatric Infectious Diseases, 6th ed., vol. 2, pp. 2245–2270. Philadelphia: Saunders Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
John Pope, MD - Pediatría
W. David Colby IV, MSc, MD, FRCPC - Enfermedad infecciosa
Última revisión 9 julio, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.