Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Reparación de la atresia coanal

Aspectos generales de la cirugía

La atresia coanal es una obstrucción por hueso o tejido de las fosas nasales (coanas) que comienzan atrás de la nariz y llegan a la garganta. La afección —presente en el momento del nacimiento en alrededor de 1 de cada 7,000 bebés— hace imposible respirar por la nariz. La atresia coanal se diagnostica en el momento del nacimiento cuando ambas fosas están obstruidas. Si solo una fosa está obstruida, el diagnóstico podría realizarse más tarde, por lo general, después de que usted note que la mucosidad drena de solo una de las fosas nasales de su bebé.

La reparación requiere una cirugía para abrir nuevamente las fosas nasales. Es posible que a su bebé se le realice una tomograf√≠a computarizada (CT, por sus siglas en inglés), una forma de radiografía, antes de la reparación para ayudar al médico a confirmar el diagnóstico y planificar la cirugía.

Su bebé recibirá anestesia general para la operación. El cirujano puede elegir uno de dos enfoques: insertar instrumentos a través de los orificios nasales (transnasal) o hacer una incisión en el techo de la boca (transpalatino). El médico elige el enfoque según varias cosas, incluida la anatomía de las fosas nasales. El cirujano podría preferir operar a través de la nariz si hay tejido delgado que obstruye las fosas nasales. Podría preferir hacer la cirugía a través del techo de la boca si un hueso grueso obstruye las fosas nasales.

En ambos enfoques, el médico cose conductos llamados "stents" (endoprótesis) nasales en las fosas para mantenerlas abiertas. Después de 6 semanas o más, el médico extrae los "stents".

Qué esperar después de la cirugía

Después de la cirugía, su bebé debería poder respirar normalmente y usted podrá amamantarlo o alimentarlo con un biberón. Los recién nacidos permanecen en el hospital durante algunos días. Los niños mayores que se someten a la cirugía de un lado podrían regresar al hogar después de un día o dos. Los profesionales de la salud le enseñarán a succionar las fosas nasales de su bebé en el hogar para mantener los "stents" abiertos hasta que puedan ser extraídos. También le harán estar atento a complicaciones (como infecciones o sangrado) y le dirán cuándo debe llamar si surge un problema.

Después de la extracción de los "stents", es posible que el médico use un instrumento delgado con luz (endoscopio) para observar dentro de la nariz para asegurarse de que las vías respiratorias estén abiertas.

¿Por qué se realiza?

La cirugía abre las fosas nasales para permitir que el bebé respire. Un recién nacido solo puede respirar por la nariz (excepto cuando llora) en las primeras semanas de vida.

Su eficacia

La cirugía cura el problema. La mayoría de los niños necesitan solo una operación. Sin embargo, en algunos casos el procedimiento podría repetirse si las fosas nasales se cierran nuevamente.

Riesgos

El riesgo principal de la cirugía para reparar la atresia coanal es necesitar otra cirugía en caso de que la vía respiratoria no permanezca abierta.

En general, los niños tienen un pequeño riesgo de infección o sangrado. Cualquier cirugía que involucre anestesia general conlleva una pequeña cantidad de riesgo. Llame al médico si su hijo tiene sangrado, fiebre de 100.5°F (38.1°C), pus que sale de la nariz o si usted no puede mantener los "stents" limpios para que su hijo pueda respirar.

Se podrían producir lesiones en las fosas nasales y el cráneo durante la cirugía. Pero esto es poco frecuente.

Para pensar

La cirugía podría retrasarse hasta que el niño tenga 2 o 3 años de edad si solo una de las fosas nasales está obstruida.

El método transnasal requiere menos tiempo de operación que el enfoque transpalatino. Sin embargo, el riesgo de que se cierren de nuevo las fosas nasales podría ser más alto con el enfoque transnasal.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Rhinologic Society
Dirección del sitio web: http://american-rhinologic.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Suurna MV (2012). Noncongenital anomalies of the nose. In AK Lalwani, ed., Current Diagnosis and Treatment in Otolaryngology—Head and Neck Surgery, 3rd ed., pp. 258–264. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Donald R. Mintz, MD - Otolaringología
Última revisión 14 octubre, 2013

Última revisión: 14 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.