Eliminación de lunares y acrocordones

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

Los lunares son crecimientos en la piel compuestos por células que producen color (pigmento). Un lunar puede aparecer en cualquier lugar de la piel, solo o en grupos. A la mayoría de las personas les salen unos cuantos lunares durante sus primeros 20 años de vida. Suelen ser de color marrón, pero pueden ser azules, negros o de color carne. La mayoría de los lunares son inofensivos y no causan dolor ni otros síntomas, a menos que los frote o golpee contra algo.

Los acrocordones son pequeños trozos blandos de piel que sobresalen en un tallo delgado. Suelen aparecer en el cuello, las axilas, la parte superior del tronco y los pliegues del cuerpo. Se desconoce la causa de los acrocordones. Son inofensivos.

¿Por qué eliminar un lunar o un acrocordón?

La mayoría de los lunares y acrocordones no requieren tratamiento. Pero, en ocasiones, las personas quieren eliminarlos por razones cosméticas o porque les causan molestias cuando se frotan contra la ropa o se enganchan en joyas.

Consulte a su médico si tiene un lunar que tiene un aspecto diferente al de los otros lunares. Es posible que sea necesario realizar una biopsia del lunar, lo que implica extirpar el lunar y enviarlo a un laboratorio para comprobar si es canceroso.

¿Cómo eliminan los médicos los lunares y los acrocordones?

Es posible que su médico elimine un lunar o un acrocordón de una de estas maneras:

  • Cortándolo. Los acrocordones se pueden cortar con un bisturí o con tijeras quirúrgicas. Algunos lunares se pueden cortar a ras de piel. Otros lunares pueden tener células que se extienden hasta debajo de la piel, por lo que su médico podría tener que hacer un corte más profundo para extraer el lunar entero y evitar que vuelva a crecer. Este corte puede requerir puntos de sutura.
  • Congelándolo con nitrógeno líquido. Su médico aplicará una pequeña cantidad de nitrógeno líquido extremadamente frío sobre el lunar o el acrocordón por medio de un hisopo o un aerosol. Es posible que le salga una pequeña ampolla en el lugar donde se encontraba el lunar o el acrocordón, pero sanará por sí misma.
  • Quemándolo. Una corriente eléctrica pasa a través de un alambre que se calienta y se usa para quemar las capas superiores de la piel. Tal vez necesite más de un tratamiento para eliminar un lunar. Los acrocordones se eliminan quemando el tallo estrecho por medio del cual están conectados con la piel. El calor ayuda a prevenir el sangrado.

Es posible que el procedimiento duela un poco, pero el médico adormecerá la zona con un anestésico antes de que comience. Si el procedimiento causa algo de sangrado, el médico podría aplicar un medicamento que ayuda a detenerlo. Luego, pondrá una venda sobre la zona. Estos procedimientos no suelen dejar cicatrices ni marcas.

¿Es posible eliminar los lunares y los acrocordones en el hogar?

Los remedios caseros, como el uso de cortaúñas para cortar los acrocordones, o las lociones y pastas para eliminar los lunares, pueden causar sangrado, infección y cicatrices. Y es importante que su médico compruebe los lunares antes de que se eliminen. Es mucho más seguro hacer que el médico le quite los lunares y los acrocordones en vez de hacerlo usted.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Revisor médico especializado Amy McMichael, MD - Dermatología

Revisado12 marzo, 2014