Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Reflujo vesicoureteral (VUR)

Generalidades del tema

¿Qué es el reflujo vesicoureteral (VUR)?

El reflujo vesicoureteral (VUR, por sus siglas en inglés) es el flujo inverso de la orina de la vejiga a los riñones. Normalmente, la orina fluye desde los riñones a través de los uréteres hasta la vejiga. Los músculos de la vejiga y de los uréteres, junto con la presión de la orina en la vejiga, impiden que la orina fluya en sentido inverso a través de los uréteres.

El VUR permite que las bacterias, que pueden estar presentes en la orina de la vejiga, lleguen a los riñones. Esto puede provocar una infección renal, formación de cicatrices y daño en los riñones.

¿Cuál es la causa del reflujo vesicoureteral?

Hay dos tipos de VUR:

  • El VUR primario está presente en el momento del nacimiento. Es causado por un defecto en el desarrollo de la válvula en el extremo del conducto que transporta la orina de los riñones a la vejiga (uréter). Este es el tipo más común de VUR y suele detectarse poco después del nacimiento.
  • El VUR secundario sucede cuando una obstrucción en la vejiga o en la uretra hace que la orina fluya en sentido inverso hacia los riñones. El VUR secundario puede suceder a cualquier edad y puede ser causado por una cirugía, una lesión, un patrón de vaciado de la vejiga que no es normal o una infección anterior que ejerce presión en la vejiga. Es más común en niños que tienen otras anomalías congénitas (de nacimiento), como espina bífida.

¿Cuáles son los síntomas?

Una infección urinaria (UTI, por sus siglas en inglés) puede ser un síntoma de VUR. Alrededor de un tercio de los niños con diagnóstico de UTI tienen VUR.1 Los síntomas de una UTI pueden incluir fiebre, dolor o ardor al orinar, orina frecuente y sensación de que la vejiga no se vacía por completo. La fiebre podría ser el único síntoma de una UTI en un niño pequeño. Por este motivo, debería sospecharse una infección urinaria en cualquier niño con fiebre alta sin causa aparente.

¿Cómo se diagnostica el VUR?

Por lo general, el VUR se diagnostica cuando se sospecha que hay una infección urinaria (UTI). Su médico le preguntará acerca de los antecedentes de los síntomas de su hijo y le realizará un examen físico.

Es posible que se recomienden las siguientes pruebas si se sospecha una UTI:

  • Un cultivo de orina, para detectar una UTI.
  • Una ecografía de los riñones. Esta prueba usa ondas sonoras para ver el tamaño y la forma de los riñones. No puede detectar el reflujo.
  • Una cistouretrografía (cistografía) después de que se haya tratado la UTI. Esta prueba puede detectar el VUR y ayudar a saber si es leve o grave. La cistouretrografía miccional, por ejemplo, usa rayos X para tomar imágenes de las vías urinarias. La vejiga se llena con un tinte y se toman imágenes de la vejiga a medida que se llena y se vacía.

El VUR puede transmitirse de padres a hijos (heredarse). Si uno de sus hijos tiene VUR, podría convenirle pedir a su médico que verifique si sus otros hijos también lo tienen. Detectar el VUR en hermanos es especialmente útil si su otro hijo también tiene infecciones urinarias. Los médicos pueden usar una cistouretrografía para ver si los bebés que tienen hermanos o padres con VUR también tienen la afección. Pero los expertos no están de acuerdo respecto de la prueba de detección de VUR, debido a que la prueba implica ingresar en el cuerpo.

¿Cómo se trata?

Muchos niños no necesitan tratamiento para el reflujo vesicoureteral. Los uréteres aumentan de tamaño a medida que el niño crece. Los casos leves de VUR suelen desaparecer por completo para cuando un niño cumple 5 años.

Si se requiere tratamiento, a menudo se recetan antibióticos, como amoxicilina o sulfametoxazol y trimetoprima (por ejemplo, Bactrim). Los antibióticos previenen o tratan las infecciones y ayudan a reducir la probabilidad de formación de cicatrices que puede provocar un daño en los riñones. Es posible que su hijo deba recibir un tratamiento continuo con antibióticos. O es posible que su médico le dé la opción de observar cuidadosamente a su hijo para detectar señales de otra infección urinaria y solo usar antibióticos cuando contraiga una nueva infección. Es posible que se requieran pruebas frecuentes para detectar bacterias en la orina.

Es posible que se requiera una cirugía para resolver casos más graves de VUR. Un cirujano puede tener que crear nuevas válvulas para los uréteres a fin de prevenir el reflujo de orina.

También puede requerirse una cirugía si su hijo tiene reiteradas infecciones urinarias mientras toma antibióticos o si no puede tomar antibióticos.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK)
Dirección del sitio web: www.niddk.nih.gov

Urology Care Foundation: The Official Foundation of the American Urological Association
Dirección del sitio web: www.urologyhealth.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Tanagho EA, Nguyen HT (2013). Vesicoureteral reflux. In JW McAninch, TF Lue, eds., Smith and Tanagho's General Urology, 18th ed., pp. 182–196. New York: McGraw-Hill.

Otras obras consultadas

  • American Urological Association (2010). Management and screening of primary vesicoureteral reflux in children: AUA guideline. Available online: http://www.auanet.org/content/guidelines-and-quality-care/clinical-guidelines.cfm.
  • Garin EH, et al. (2006). Clinical significance of primary vesicoureteral reflux and urinary antibiotic prophylaxis after acute pyelonephritis: A multicenter, randomized, controlled study. Pediatrics, 117(3): 626–632.
  • Halachmi S, Pillar G (2008). Congenital urological anomalies diagnosed in adulthood: Management considerations. Journal of Pediatric Urology, 4(1): 2–7.
  • Khoury AE, Bägli DJ (2012). Vesicoureteral reflux. In AJ Wein et al., eds., Campbell-Walsh Urology, 10th ed., vol. 4, pp. 3267–3309. Philadelphia: Saunders.
  • Lum GM (2012). Kidney and urinary tract. In WW Hay Jr et al., eds., Current Diagnosis and Treatment: Pediatrics, 21st ed., pp. 717–739. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
John Pope, MD - Pediatría
Avery L. Seifert, MD - Urología
Última revisión 27 febrero, 2013

Última revisión: 27 febrero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.