Insuficiencia cardíaca: Actividad y ejercicio

Introducción

Si tiene insuficiencia cardíaca, es muy importante hacer ejercicio en forma regular. Si aún no está haciendo actividad física, es posible que su médico le recomiende que comience un programa de ejercicios.

Por supuesto, lo que es seguro para usted depende de la gravedad de su insuficiencia cardíaca. Sin embargo, aun cuando usted pueda hacer solo una pequeña cantidad de ejercicio, es mejor que no hacer nada de ejercicio en absoluto.

  • Hágase un chequeo antes de comenzar un programa de ejercicios. Probablemente, su médico le realizará un electrocardiograma (ECG) y, tal vez, una prueba de esfuerzo con ejercicio para determinar cuánta actividad puede soportar el corazón de manera segura.
  • Es posible que su médico le recomiende un programa de rehabilitación cardíaca en un hospital o en una clínica local. La rehabilitación le ofrecerá formación y apoyo que le ayudan a establecer nuevos hábitos saludables, como el ejercicio.
  • Comience de a poco, haciendo ejercicio solo durante unos pocos minutos a un ritmo cómodo. Luego, cada día, intente aumentar el tiempo y la intensidad de su programa de ejercicios físicos de manera gradual.
  • No debería hacer ejercicio durante momentos en los cuales su insuficiencia cardíaca no esté bajo control.
  • Fíjese metas que pueda alcanzar. Si tiene demasiadas expectativas, es probable que se desanime y deje de hacer ejercicio.

¿Cómo puede comenzar un programa de ejercicio?

Si usted participa en un programa de rehabilitación cardíaca, estará diseñado especialmente para usted, basándose en su salud y en sus objetivos. Usted estará supervisado por médicos y otros especialistas. Aprenderá a empezar un programa de ejercicio y a hacer ejercicio de forma segura. También recibirá apoyo para ayudarle a tener éxito.

Si no hace rehabilitación cardíaca, hable con su médico antes de empezar a hacer ejercicio. Para comenzar:

  • Hágase un examen físico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. Su médico podría hacerle un electrocardiograma (ECG) y tal vez una prueba de esfuerzo con ejercicio.
  • Haga una lista de inquietudes y analícelas con su médico. Una hoja de planificación de ejercicios (¿Qué es un documento PDF ?) puede ayudarle con esto. Esta hoja puede incluir cosas como ejercicios que no debería hacer, si necesita cambiar la manera en que toma sus medicamentos y sus metas sobre la actividad física.
  • Elabore un plan de ejercicio con ayuda de su médico. Por lo general, un programa de ejercicios consiste en ejercicios de estiramiento, actividades que aumentan su frecuencia cardíaca y ejercicios de entrenamiento de fuerza. Visite una biblioteca o una librería para obtener información sobre los programas de ejercicios. Inscríbase en un club de salud, en un grupo de caminata o en la YMCA. Muchas ciudades tienen centros para adultos mayores que ofrecen programas de ejercicios que no cuestan mucho.
  • Aprenda a revisar su frecuencia cardíaca. Su médico puede mostrarle cómo tomarse el pulso y lo rápido que debe ser (frecuencia cardíaca ideal) cuando hace ejercicio.
  • Comience lentamente. Intente estacionar más lejos de la tienda o recorra el centro comercial antes de comprar. Con el tiempo, aumentará su capacidad para hacer más ejercicio.
  • Mantenga un registro de lo que hace. De vez en cuando, lea lo que escribió en meses pasados para ver su progreso. Está bien hacer menos ejercicio si está demasiado cansado o si no se siente bien.

Consejos para el éxito al hacer ejercicio

  • Fíjese metas razonables. Si tiene demasiadas expectativas, es probable que se desanime y deje de hacer ejercicio.
  • Elija un tipo de ejercicio que usted disfrute.
  • Permítase tiempo. Pueden pasar meses para que adquiera la costumbre de hacer ejercicio. Después de algunos meses, podría darse cuenta de que tiene ganas de hacer ejercicio.
  • Persista. Puede ser difícil seguir un plan de ejercicio. Intente hacer ejercicio con un amigo. Es mucho más fácil continuar un programa de ejercicios si lo hace con alguien más.
  • Recompénsese. Dese recompensas durante el trayecto que le ayuden a cumplir con su programa.

Cuando comience un programa de ejercicio

  • Modere su ritmo cambiando los ejercicios que hace. Alterne programas de ejercicios físicos livianos como las caminatas cortas con ejercicios más intensos como los ejercicios aeróbicos de bajo impacto o la natación.
  • Evite hacer ejercicio al aire libre en situaciones de clima extremo o de alta humedad. Cuando el clima sea desfavorable, intente hacer ejercicio adentro. Por ejemplo, podría ir a un gimnasio o caminar en un centro comercial.
  • Si tiene palpitaciones, dolor o presión en el pecho, problemas para respirar, mareos o aturdimiento, deje de hacer ejercicio e intente descansar. Llame al 911 si el dolor en el pecho no desaparece. Llame a su médico si los otros síntomas no desaparecen.
  • No duerma la siesta ni se acueste después del ejercicio, debido a que eso reduce su capacidad de hacer ejercicio. En cambio, siéntese para descansar.
  • Tómese el pulso con frecuencia o use un monitor de frecuencia cardíaca, y asegúrese de que su pulso se mantenga dentro de los límites establecidos por su médico. Contrólese el pulso cuando camine cuesta arriba o cuando use las escaleras.
  • Esté atento a cómo se siente al hacer ejercicio. Debería poder hablar con facilidad sin quedarse sin aliento.

Otros factores a tener en cuenta

  • Evite hacer ejercicios que requieran o para los que se recomiende contener la respiración, como las flexiones de brazos, las flexiones abdominales y los ejercicios isométricos. También evite levantar objetos pesados.
  • No tome duchas calientes ni frías, ni un baño de vapor en una sauna después de hacer ejercicio. Las temperaturas medias son mejores; las temperaturas muy calientes o muy frías pueden ser peligrosas.
  • Pregúntele a su médico si necesita cambiar la forma de hacer ejercicio si cambian sus medicamentos. Tomar nuevos medicamentos puede afectar la velocidad de los latidos del corazón y la forma en que se siente al hacer ejercicio.
  • Vuelva a hacer ejercicio de a poco si ha dejado su programa de ejercicios físicos durante más de un par de días. De a poco, aumente el nivel de actividad, a medida que le sea posible, hasta alcanzar su nivel regular.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Revisor médico especializado Stephen Fort, MD, MRCP, FRCPC - Intervencionista cardíaco

Revisado13 agosto, 2014