Proloterapia para la lumbalgia

Saltar a la barra de navegación

Generalidades del tema

La proloterapia implica inyectar en el cuerpo una sustancia para fomentar el crecimiento de las células, tejidos u órganos normales. Existen tres tipos de proloterapia. El tipo que se utiliza para tratar el dolor articular se llama proloterapia inflamatoria.

En la proloterapia inflamatoria, se inyecta una solución de agua azucarada (glucosa) en un ligamento debilitado cerca de donde el ligamento se conecta al hueso. La inyección tiene como fin provocar inflamación. El organismo responde a la inflamación aumentando el flujo sanguíneo a la zona y estimulando el ligamento para repararse a sí mismo. Por lo general, una persona recibiría una serie de 4 a 6 tratamientos, con 2 semanas de separación entre cada uno de ellos.

Un análisis de varios estudios sugiere que las inyecciones de proloterapia por sí solas tal vez no sean de utilidad para el dolor lumbar crónico. Pero pueden reducir el dolor y ayudarle a estar más activo si se utilizan junto con otros tratamientos, como el ejercicio y la manipulación espinal.1 Un análisis diferente concluye que la proloterapia puede no funcionar.2

El mayor riesgo del tratamiento de proloterapia es el daño nervioso causado por una inyección colocada demasiado cerca de un nervio. Asimismo, no hay pautas establecidas para el procedimiento en este momento. La mayoría de los especialistas en dolor no recomiendan la proloterapia para el dolor lumbar crónico.

Información relacionada

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Dagenais S, et al. (2010). Prolotherapy injections for chronic low-back pain. Cochrane Database of Systematic Reviews (2).
  2. Chou R, et al. (2009). Interventional therapies, surgery and interdisciplinary rehabilitation for low back pain: An evidence-based clinical practice guideline from the American Pain Society. Spine, 34(10): 1066–1077.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Robert B. Keller, MD - Ortopedia

Revisado4 junio, 2014