Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Prolapso de la válvula mitral

Generalidades del tema

El corazón

¿Qué es el prolapso de la válvula mitral?

La válvula mitral controla el flujo de sangre en el lado izquierdo del corazón. La válvula se abre y se cierra con cada latido. Funciona como una puerta unidireccional, dejando que la sangre fluya de la cavidad superior del corazón a la cavidad inferior.

Cuando usted tiene prolapso de la válvula mitral (MVP, por sus siglas en inglés), la válvula se cierra después de que la sangre fluye a través de ella. Pero la válvula sobresale un poco hacia atrás. Al hacerlo, se parece a un paracaídas o globo pequeño. (Vea una imagen de prolapso de la válvula mitral).

El prolapso de la válvula mitral es el problema más común de válvula de corazón. Es más común en personas que tienen antecedentes familiares de este problema.

¿Es el prolapso de válvula mitral un problema serio en el corazón?

No, no es peligroso. Generalmente, no daña a su corazón. Puede llevar una vida normal sin cambiar sus actividades ni su alimentación.

Pero algunas personas con esta afección pueden llegar a tener otro problema. Si la válvula no se cierra lo suficiente, la sangre puede escaparse (regurgitar) en la cavidad superior. Esto se llama regurgitación de la válvula mitral. Entonces, el corazón debe esforzarse más para bombear esta sangre adicional. Con el tiempo, esto puede dañar el corazón.

¿Cuáles son los síntomas?

Probablemente no tenga ningún síntoma por el prolapso de la válvula mitral. Puede que ni siquiera sepa que lo tiene hasta que un médico oiga un sonido de "clic" o un soplo al escuchar su corazón.

Pero algunas personas pueden sentir que su corazón late demasiado rápido o fuerte. Esta sensación se conoce como palpitaciones. Otros pueden tener dolor breve en el pecho.

¿Qué causa el prolapso de la válvula mitral?

El prolapso de la válvula mitral es causado por un cambio físico en la válvula. Cambios físicos como engrosamiento y formas anormales causan la mayoría de los casos de MVP. No se conoce la causa de estos cambios físicos. Un problema de válvula podría ser hereditario.

¿Cómo se diagnostica el prolapso de la válvula mitral?

En la mayoría de los casos, el prolapso de la válvula mitral se detecta durante una visita periódica al médico. Si su médico oye un "clic" o soplo cuando le escucha el corazón, podría pedirle que se haga una prueba para detectar el prolapso de la válvula mitral. Esta prueba se llama ecocardiograma.

¿Necesitará tratamiento?

Probablemente no necesite tratamiento para el prolapso de la válvula mitral. Su médico puede recomendarle exámenes médicos regulares con una frecuencia de 3 a 5 años. Un estilo de vida normal y ejercicio regular se recomiendan para la mayoría de las personas.

Causa

El prolapso de la válvula mitral (MVP, por sus siglas en inglés) es causado por un cambio físico en la válvula. Cambios físicos como engrosamiento o formas anormales causan la mayoría de los casos de MVP. No se conoce la causa de estos cambios físicos. El MVP podría ser hereditario.

Algunas personas que tienen otras enfermedades hereditarias (las que se presentan en las familias) también pueden tener MVP. Pero esto no es común. Las enfermedades hereditarias asociadas con el MVP incluyen:

Las afecciones que afectan la válvula mitral, el tejido conectivo y el músculo cardíaco pueden causar prolapso de válvula mitral, pero esto es raro.

Otras afecciones, como la osteogénesis imperfecta y el hipertiroidismo, están vinculadas con el prolapso de la válvula mitral.

Síntomas

Para la mayoría de las personas con prolapso de la válvula mitral (MVP), el efecto sobre el corazón es leve, y no presentan ningún síntoma.

Algunas personas con MVP tienen falta de aire, dolor en el pecho o palpitaciones del corazón. Pero no resulta claro que estos síntomas sean causados por el MVP. Los médicos no saben exactamente por qué algunas personas tienen estos síntomas.

En raras ocasiones, las personas que llegan a tener regurgitación de la válvula mitral grave pueden tener síntomas de insuficiencia cardíaca (como falta de aire, acumulación de líquido y fatiga) o síntomas de arritmia (tales como aturdimiento y debilidad).

Qué aumenta su riesgo

Si alguien en su familia tiene prolapso de la válvula mitral (MVP), tiene más probabilidades de tenerlo usted mismo.

Las afecciones hereditarias pueden aumentar su riesgo de tener MVP, pero esto es raro. Estas afecciones incluyen el síndrome de Marfan o el síndrome de Ehlers-Danlos.

Cualquier cambio en la forma de la válvula puede aumentar su riesgo de tener MVP. Estos cambios pueden resultar de una anomalía congénita (de nacimiento) o de una enfermedad que afecta las partes del corazón o cómo funciona el corazón.

Enfermedades que aumentan su riesgo de tener MVP

Las enfermedades que dañan la válvula mitral o que afectan las partes del corazón o cómo funciona el corazón pueden aumentar su riesgo de tener MVP. Pero esta causa no es común. Como ejemplos de estas enfermedades se incluyen:

Factores que pueden aumentar el riesgo de complicaciones de MVP

  • Ser hombre. Los hombres con MVP tienen más probabilidades que las mujeres de tener complicaciones.
  • La edad. Las personas mayores que tienen MVP tienen más probabilidades que los jóvenes de tener complicaciones.
  • Antecedentes familiares. Aquellos que tienen un familiar con el MVP tienen más probabilidades de tener complicaciones.
  • Anormalidades estructurales. Aquellos a quienes se les han engrosado las valvas de la válvula tienen más probabilidades de tener complicaciones.

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si tiene:

  • Síntomas de un ataque cerebral o un accidente isquémico transitorio (TIA, por sus siglas en inglés), tales como el repentino entumecimiento, hormigueo, o debilidad o una incapacidad para mover parte o la totalidad de un lado del cuerpo; cambios en la visión repentinos; o dificultad repentina para hablar o entender el lenguaje.
  • Síntomas de un ataque al corazón, como dolor o presión en el pecho, sudoración, falta de aire, o dolor, presión o una sensación extraña en la espalda, el cuello, la mandíbula, la parte superior del abdomen, o en uno o ambos hombros o brazos.

Llame a un médico inmediatamente si usted tiene prolapso de la válvula mitral (MVP) y tiene:

  • Síntomas de insuficiencia cardíaca, tales como falta de aire al estar en reposo, o al hacer actividades de poco esfuerzo, al estar acostado o que lo despierta cuando está durmiendo, e hinchazón en las piernas.
  • Síntomas de infección, como fiebre sin otra causa evidente. Esté atento a señales de infección si ha tenido recientemente algún procedimiento dental, quirúrgico o de diagnóstico.
  • Latidos cardíacos irregulares y ha empezado a tener episodios de desmayos (síncope) o nota un aumento en los episodios de desmayos.

Llame a su médico para hacer una cita si usted ha notado nuevos síntomas o un aumento de síntomas tales como:

  • Dolor en el pecho, palpitaciones o falta de aire.
  • Una disminución de la capacidad para ejercitarse a su nivel habitual.
  • Fatiga excesiva (sin otra razón).

A quién consultar

Los siguientes profesionales de la salud pueden evaluar los síntomas que pueden estar relacionados con el prolapso de la válvula mitral y pueden solicitar las pruebas que pueda necesitar:

Exámenes y pruebas

Dado que la mayoría de las personas con prolapso de la válvula mitral (MVP) no tienen síntomas, el MVP generalmente se descubre durante un examen médico regular.

En algunas mujeres que padecen solamente MVP leve, la afección podría volverse indetectable después de la mediana edad.

Historia clínica y examen físico

Su médico puede sospechar de MVP si oye un "clic" o soplo mientras escucha los latidos de su corazón. Este "clic" o soplo ocurre porque la válvula mitral no tiene una forma normal. El MVP se puede descubrir si le hacen una prueba llamada ecocardiograma que se hace por otra razón.

Si el médico piensa que pudiera tener MVP, le preguntará si tiene antecedentes familiares de MVP o de enfermedad cardíaca y llevará a cabo un examen físico para ver si tiene MVP. Durante el examen, le escuchará atentamente el corazón.

Para confirmar el diagnóstico, el médico puede solicitar un ecocardiograma si no se lo han hecho. Su médico puede evaluarlo también para ver si tiene alguna otra afección cardíaca.

Ecocardiograma

Un ecocardiograma es la prueba más útil para confirmar si tiene prolapso de la válvula mitral. También es útil para descartar el MVP. Los ecocardiogramas requieren una cuidadosa evaluación de un médico experimentado, porque el MVP es difícil de detectar con esta prueba. Algunas personas que tienen MVP tendrán un ecocardiograma normal.

Los ecocardiogramas regulares no son necesarios si no tiene síntomas ni complicaciones de MVP.

Detección temprana y exámenes médicos regulares

Las pruebas de detección para MVP no son recomendadas ni necesarias.

Si tiene MVP, le harán exámenes regulares de seguimiento. La frecuencia con la que necesita estos exámenes dependerá de si tiene complicaciones como regurgitación de la válvula mitral o valvas engrosadas. Si no tiene síntomas ni complicaciones, el médico puede sugerir un examen con una frecuencia de 3 a 5 años.1

Generalidades del tratamiento

La mayoría de las personas con prolapso de la válvula mitral (MVP) no tiene síntomas ni necesita tratamiento. Generalmente, solo se requieren chequeos regulares con una frecuencia de 3 a 5 años. Un estilo de vida normal y ejercicio regular se recomiendan para la mayoría de las personas que tienen MVP.1

Si se presentan síntomas, como dolor en el pecho o palpitaciones, podría tomar un medicamento betabloqueante.

Inquietudes a largo plazo

Las complicaciones del prolapso de la válvula mitral (MVP) no son comunes. La mayoría de la gente con MVP no tiene problemas significativos y no necesita tratamiento. Las complicaciones de MVP se producen la mayoría de las veces en personas que tienen:

  • Un soplo de la válvula mitral durante la contracción (sístole).
  • Engrosamiento de las valvas de la válvula mitral.
  • Un agrandamiento de la cavidad superior izquierda del corazón (aurícula) o la cavidad inferior izquierda (ventrículo).

Entre las complicaciones del MVP se incluyen:

Vivir con prolapso de la válvula mitral

La mayoría de las personas con prolapso de la válvula mitral (MVP) no tiene síntomas y no necesita tratamiento para la afección. Su médico le aconsejará hacer ejercicio con regularidad, especialmente si usted no tiene síntomas. Controlar su peso y su presión arterial, así como alimentarse en forma saludable es importante. Estos hábitos saludables son parte de un estilo de vida saludable para el corazón.

Un estilo de vida saludable también es importante si tiene complicaciones de prolapso de la válvula mitral. Las personas que presentan palpitaciones cardíacas pueden probar con cambios de estilo de vida, como limitar el alcohol y la cafeína, no fumar y evitar el humo de tabaco ambiental.

Si no tiene otros problemas del corazón ni tiene una válvula cardíaca artificial, no se recomiendan antibióticos antes de procedimientos dentales o médicos. En el pasado, se administraban antibióticos antes de ciertos procedimientos a personas que tenían MVP para ayudar a prevenir una infección en el corazón llamada endocarditis. Pero el MVP no aumenta el riesgo lo suficiente como para que se necesiten antibióticos por prevención.

Más información

Medicamentos

Las personas con prolapso de la válvula mitral (MVP) no suelen necesitar medicamentos, especialmente si no tienen regurgitación de la válvula mitral.

Los medicamentos no pueden corregir la protrusión (prolapso) de la válvula mitral ni prevenir muchas de las complicaciones que pueden producirse. Pero a veces se utilizan medicamentos para controlar los síntomas.

Los betabloqueantes se utilizan para aliviar los síntomas de palpitaciones o dolor de pecho que podrían ocurrir con prolapso de la válvula mitral. Los betabloqueantes no mejoran el funcionamiento de la válvula mitral.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Heart Association (AHA)
Dirección del sitio web: www.heart.org

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI)
Dirección del sitio web: www.nhlbi.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Bonow RO, et al. (2008). 2008 Focused update incorporated into the ACC/AHA 2006 Guidelines for the management of patients with valvular heart disease: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing committee to revise the 1998 Guidelines for the management of patients with valvular heart disease). Circulation, 118(15): e523–e661.

Otras obras consultadas

  • Adams DH, et al. (2011). Mitral valve regurgitation. In V Fuster et al., eds., Hurst’s The Heart, 13th ed., vol. 2, pp. 1721–1737. New York: McGraw-Hill.
  • Bonow RO, et al. (2008). 2008 Focused update incorporated into the ACC/AHA 2006 Guidelines for the management of patients with valvular heart disease: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing committee to revise the 1998 Guidelines for the management of patients with valvular heart disease). Circulation, 118(15): e523–e661.
  • Bonow RO, Otto CM (2012). Management of valvular heart disease. In RO Bonow et al., eds., Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine, 9th ed., vol. 2, pp. 1530–1539. Philadelphia: Saunders.
  • Otto CM, Bonow RO (2012). Valvular heart disease. In RO Bonow et al., eds., Braunwald’s Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine, 9th ed., vol. 2, pp. 1468–1539. Philadelphia: Saunders.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Rakesh K. Pai, MD, FACC - Cardiología, Electrofisiologia
Última revisión 23 enero, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.