Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Seguridad de los niños: Cómo prevenir las caídas

Generalidades del tema

Cómo proteger a los bebés

En cada etapa de aprendizaje, su bebé requiere de mayor atención de parte suya para prevenir lesiones. Podría sorprenderle lo rápido que el bebé puede pasar de una etapa a otra. Estar consciente de las capacidades del bebé y de las habilidades que probablemente vaya a adquirir a continuación le ayudará a prevenir lesiones.

Esté atento a los riesgos de lastimarse que tiene su bebé por caerse.

  • Nunca deje al bebé solo en lugares altos, como la superficie de una mesa, en una cuna con los costados bajados, e incluso sobre una cama o un sofá.
  • No deje solo a su hijo en una silla infantil o en un juguete "de sentarse", como columpios y brincadoras. Use todas las correas de seguridad que haya.
  • Recuerde que un bebé con un chupón u otro objeto en la boca corre el riesgo de lastimarse la cara y la boca además de tener otras lesiones por una caída.

Tome medidas para prevenir las caídas:

  • Ponga puertas corredizas en ambos extremos de las escaleras. Evite las puertas plegables, porque la cabeza de un niño puede quedar atrapada entre la puerta. Busque una puerta que no tenga aberturas de más de 2.3 pulgadas (5.8 cm).
  • No use caminadores para bebé. Las lesiones por caminadores pueden incluir pellizcos y caídas. Los caminadores pueden causar accidentes graves, como caerse por las escaleras.
  • Mantenga a su bebé lejos de porches, terrazas y rellanos elevados.
  • Haga que su casa sea a prueba de caídas eliminando los peligros que puedan causarlas.

Cómo proteger a los niños menores

A los niños menores les gusta explorar, escalar, caminar, correr y bailar. Estas actividades los pone en riesgo de caídas y lesiones. Usted puede ayudar a prevenir accidentes de las siguientes maneras:

  • Tan pronto como su bebé pueda caminar, cierre con llave todas las puertas que comuniquen a áreas peligrosas. Mantenga las llaves fuera de la vista y el alcance de su niño.
  • Sea cuidadoso cuando utilice equipos como sillas altas y mesas para el cambio de pañales. Use siempre las correas de seguridad y no pierda de vista a su hijo.
  • Ponga puertas corredizas en ambos extremos de las escaleras. Evite las puertas plegables, porque la cabeza de un niño puede quedar atrapada entre la puerta. Busque una puerta que no tenga aberturas de más de 2.3 pulgadas (5.8 cm).
  • Mantenga las escaleras limpias y seguras. Los tapetes de las escaleras deben estar en buen estado. Las escaleras sin tapete deben mantenerse limpias y no resbaladizas. Entrene a su hijo para que se sostenga con el pasamanos y baje con cuidado escaño por escaño. Si tiene mascotas, enséñele a su hijo a mantenerse alejado de ellas en las escaleras.
  • Coloque cinta adherente de doble cara, respaldo de espuma o una almohadilla de goma a las alfombras para asegurarlas al piso.
  • Vigile a su niño pequeño cuando esté al aire libre. El césped irregular o pendiente y las colinas pueden hacer difícil caminar.
  • Haga que su hijo esté sentado cuando esté comiendo o bebiendo. Y no permita que su hijo camine ni corra con objetos en la boca. Su niño pequeño de andar tambaleante podría lastimarse la cara y la boca, además de tener otras lesiones por una caída.
  • Instale protectores de ventanas. Además, no coloque muebles, incluyendo sillas, cerca de las ventanas. Asegúrese de que las ventanas estén cerradas seguramente cuando haya niños.
  • No deje que su niño se trepe a muebles altos.

Siga anticipando nuevos riesgos de caídas que su niño pueda encontrar, tales como:

  • Equipos de parque de recreo, especialmente toboganes y pasamanos. Evite llevar a su hijo a parques de recreo que no tengan una superficie blanda bajo el equipo.
  • Triciclos. Solo permita que su hijo monte en triciclos sólidos y estables no muy altos. Además, vigile a su hijo mientras monta. Las pendientes empinadas pueden hacer que su hijo pierda control y se caiga.
  • Caídas de la cama. Instale carriles de protección para ayudar a prevenir caídas. Ahora hay muchos que son fáciles de poner y quitar. Asegúrese de que las aberturas entre los laterales sean lo suficientemente pequeñas como para prevenir que el niño quede atrapado, lo cual puede conducir a atragantamiento o asfixia.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Committee on Injury and Poison Prevention, American Academy of Pediatrics (2001, reaffirmed 2004). Falls from heights: Windows, roofs, and balconies. Pediatrics, 107(5): 1188–1191.

Créditos

Por El personal de Healthwise
John Pope, MD - Pediatría
Thomas Emmett Francoeur, MD, MDCM, CSPQ, FRCPC - Pediatría
Última revisión 26 noviembre, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.