Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Embarazo

Generalidades del tema

¿Es para usted este tema?

Este tema cubre información sobre el embarazo, incluyendo la planificación para el trabajo de parto y el parto. Si usted no está embarazada todavía, vea el tema Cómo prepararse para un embarazo saludable. Para obtener más información sobre el trabajo de parto y el parto, vea el tema Trabajo de parto y parto.

¿Qué puede hacer para tener un embarazo saludable?

Es posible que se sienta feliz y entusiasmada al descubrir que está embarazada. Y podría sentirse un poco nerviosa o preocupada. Si este va a ser su primer hijo, podría incluso sentirse abrumada por todas las cosas que necesita saber acerca de tener un bebé. Hay mucho que aprender. Pero no tiene que saberlo todo de inmediato. Puede leer todo sobre el embarazo ahora, o puede aprender acerca de cada etapa a medida que su embarazo avanza.

El embarazo se mide en trimestres a partir del primer día de su último período menstrual, un total de 40 semanas. Pero un embarazo a término puede conllevar un parto entre las semanas 37 y 42.

Durante el embarazo, se harán pruebas para detectar ciertos problemas que podrían ocurrir. Con todas las pruebas que le harán, es posible que le preocupe que algo salga mal. Pero la mayoría de las mujeres tienen embarazos saludables. Si existe un problema, estas pruebas pueden detectarlo temprano para que usted y su médico o partera puedan tratarlo u observarlo para ayudar a mejorar sus probabilidades de tener un bebé sano.

Cuidarse a sí misma muy bien es la mejor cosa que puede hacer por usted misma y por su bebé. Todo lo saludable que usted haga por su cuerpo ayuda a su bebé en crecimiento. Descanse cuando lo necesite, aliméntese bien y haga ejercicio con regularidad. Beba abundante agua antes, durante y después de estar activa. Esto es muy importante cuando hace calor afuera.

Necesitará hacerse chequeos con regularidad. En cada visita, su médico o partera la pesará y le medirá el abdomen para revisar el crecimiento del bebé. También le harán análisis de sangre y de orina, y le revisarán la presión arterial.

Es importante evitar el humo del tabaco, el alcohol y las drogas, las sustancias químicas y la radiación (como las radiografías). Estos pueden hacerles daño a usted y su bebé.

¿Qué tipos de exámenes y pruebas le harán?

Su primer examen prenatal brinda información importante a su médico o partera para que planifiquen su atención. Le harán un examen pélvico, y análisis de orina y de sangre. También le revisarán la presión arterial y el peso. Los análisis de orina y de sangre se usan para hacer una prueba de embarazo y para determinar si usted tiene niveles bajos de hierro (está anémica) o tiene señales de infección.

En cada visita prenatal la pesarán, le medirán el abdomen y le revisarán la presión arterial y la orina. Acuda a todas sus citas. Aunque estas visitas rápidas al consultorio podrían parecer sencillas y rutinarias, su médico está atento a señales de posibles problemas como presión arterial alta.

En algunos centros médicos, puede hacerse pruebas de detección durante el primer trimestre para detectar si su bebé tiene una probabilidad de tener síndrome de Down u otro problema genético. Por lo general, la prueba incluye un análisis de sangre y una ecografía.

Durante su segundo trimestre, pueden hacerle un análisis de sangre (prueba de detección triple o cuádruple) para ver si tiene usted una probabilidad superior a la normal de tener un bebé con defectos congénitos (de nacimiento). Según los resultados de la prueba, podría ser remitida a un genetista para hacer más investigaciones. O es posible que le hagan otras pruebas para averiguar con seguridad si su bebé tiene un defecto congénito.

Hacia finales de su segundo trimestre, le revisarán el nivel de azúcar en la sangre para detectar diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional). Cerca del final de su embarazo, le harán pruebas para detectar infecciones que podrían hacerle daño a su recién nacido.

¿Qué cambios puede esperar en su cuerpo y sus emociones?

Usted pasará por algunos cambios asombrosos durante su embarazo. Su cuerpo, sus emociones y sus relaciones crecerán todas de alguna manera. Estos cambios son comunes, pero algunos pueden ser un reto.

Cada mujer siente estos cambios a su manera. Aun la forma en que una mujer cambia puede variar. Al comienzo de su embarazo, es posible que usted se sienta tan cansada que a duras penas pueda mantener su cabeza levantada. Pero en otros momentos, es posible que le cueste dormir.

Muchas mujeres sienten náuseas por la mañana (náuseas matutinas) o en otros momentos del día durante la fase temprana del embarazo. Pero algunas mujeres nunca tienen este problema. Sus senos aumentarán de tamaño y pueden ponerse más sensibles. A lo largo de su embarazo, usted puede sentir acidez estomacal o tener antojos por ciertos alimentos, y podría experimentar dolores generalizados. También es posible que disfrute el revoloteo de su bebé moviéndose y pateando.

Sus emociones también pueden cambiar a menudo. Aun las mujeres que se sienten felices con su embarazo podrían preocuparse demasiado por su bebé. Incluso podrían sentir un poco de tristeza por los cambios de estilo de vida que se avecinan.

Su relación con su pareja y otros hijos que pueda tener también puede cambiar. Hable con su pareja y con su médico si tiene inquietudes sobre cómo se siente.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca del embarazo:

Herramientas interactivas:

Decisiones:

Inquietudes especiales:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Depresión: ¿Debería tomar antidepresivos mientras estoy embarazada?
  Embarazo: ¿Debería almacenar la sangre del cordón umbilical de mi bebé?
  Embarazo: ¿Debería hacerme pruebas de detección de anomalías congénitas?
  Embarazo: ¿Debería realizarme un análisis de MVC (muestra de vellosidades coriónicas)?
  Embarazo: ¿Debería realizarme una amniocentesis?
  Embarazo: ¿Debería realizarme una ecografía fetal en forma temprana?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Actividad física: Cómo caminar hacia el bienestar
  Alimentación saludable: Cómo cambiar sus hábitos alimentarios
  Alimentación saludable: Cómo reducir las grasas no saludables de su dieta
  Alimentación saludable: Cómo tomar decisiones saludables cuando hace compras
  Embarazo y diabetes: Cómo planificar el embarazo
  Embarazo: Cómo manejar las náuseas matutinas
  Lactancia materna: Planificación anticipada
  Manejo del estrés: Cómo manejar su tiempo
  Manejo del estrés: Cómo usar imágenes guiadas para relajarse
  Manejo del estrés: Ejercicios de respiración para relajación

Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Cuál es su fecha probable de parto?
  Herramienta interactiva: De embrión a bebé en 9 meses

Visitas y pruebas prenatales

Es posible que la primera prueba sea la que usted se hace en casa para ver si está embarazada. Después de que sepa que está embarazada, le harán una serie de pruebas a lo largo de su embarazo para asegurar que usted y su bebé estén sanos.

Prueba casera de embarazo

Si piensa que podría estar embarazada, puede usar una prueba casera de embarazo en cuanto piense que no ha tenido su período menstrual.

El embarazo se mide en semanas a partir del primer día del último período menstrual. Hay varios métodos para averiguar su fecha probable de parto.

Use esta Herramienta interactiva: ¿Cuál es su fecha probable de parto?

Chequeos y pruebas después de que sepa que está embarazada

Tan pronto como sepa que está embarazada, haga una cita con su médico o partera certificada. Su primera visita prenatal brindará información que puede usarse para detectar cualquier problema a medida que su embarazo avanza.

Una buena atención durante el embarazo incluye exámenes prenatales programados en forma regular. En cada visita prenatal la pesarán, le medirán el abdomen y le revisarán la presión arterial y la orina. Use este momento para discutir con su médico o partera su lista de problemas e inquietudes acerca del embarazo.

En distintos momentos del embarazo, es posible que le hagan estudios y pruebas adicionales. Aunque algunas son de rutina, otras son hechas solamente cuando usted las pide, cuando se sospecha un problema o cuando usted tiene un factor de riesgo de un problema.

Pruebas para detectar defectos congénitos

Las pruebas hechas en el primer y segundo trimestre pueden indicar si su bebé tiene un defecto congénito (de nacimiento). Es su decisión si se hace o no estas pruebas. Usted y su pareja pueden hablar con su médico o partera sobre las pruebas de defectos congénitos.

Para obtener más información sobre estas pruebas, vea el tema Pruebas de defectos congénitos.

Puede elegir entre diferentes tipos de pruebas. Si está preocupada por las posibilidades de un defecto congénito, podría querer los resultados de las pruebas tan pronto como sea posible. Si su riesgo de tener un bebé con un defecto congénito es muy bajo, o si descubrir que su bebé tiene un defecto congénito no cambiaría sus planes, usted podría decidir no hacerse las pruebas tempranas. O bien, usted podría decidir no hacerse estas pruebas en absoluto.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Embarazo: ¿Debería hacerme pruebas de detección de defectos congénitos?

Salud y nutrición

La mejor manera de ayudarse a sí misma a tener un embarazo sano es comer bien, hacer ejercicio con regularidad, descansar lo suficiente y evitar cosas que pudieran hacerle daño a su bebé.

Para obtener más información sobre cómo tener un embarazo saludable, vea el tema Consejos prácticos: Hábitos saludables durante el embarazo.

Aliméntese bien

  • Procure nutrirse adecuadamente. Preste especial atención a su consumo de ácido fólico, hierro y calcio, y a la necesidad de aumentar de peso de forma lenta y gradual. Las mujeres que son obesas tienen una meta de aumento de peso diferente a la de otras mujeres.
  • Una dieta vegetariana requiere atención especial para obtener suficiente proteína, vitamina B12, vitamina D y zinc, además del ácido fólico, hierro y calcio adicionales que todas las futuras madres necesitan. Estos nutrientes son vitales para el crecimiento celular, el desarrollo del cerebro y los órganos, y el aumento de peso de su feto.
  • El calcio es un nutriente importante, especialmente durante el embarazo. Si no puede comer o no come productos lácteos, puede obtener calcio en su dieta que provenga de fuentes no lácteas, como el tofu, el brócoli, el jugo de naranja fortificado o la leche de soya, las verduras de hoja y las almendras.

Para obtener más información acerca de cómo alimentarse bien, vea:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Cómo cambiar sus hábitos alimentarios.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Cómo tomar decisiones saludables cuando hace compras.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Cómo reducir las grasas no saludables de su dieta.
Consejos prácticos: Cómo agregar frutas y verduras a su dieta.

Manténgase activa

Qué evitar

Qué es aceptable cuando usted está embarazada

  • Las relaciones sexuales no causan problemas durante un embarazo sin complicaciones, y el interés sexual cambia con frecuencia durante las distintas fases de un embarazo.
  • Trabajar o estudiar, si no le exige demasiado físicamente, generalmente está bien durante el embarazo. Reduzca la actividad si comienza a sentirse demasiado cansada a medida que su embarazo avanza. Hable con su médico o partera si corre el riesgo de tener un trabajo de parto prematuro.
  • Viajar suele ser una opción segura hasta la última fase del embarazo. Hable con su médico o partera si tiene cualquier inquietud. Durante su tercer trimestre, lo mejor es permanecer a unas pocas horas de un hospital, en caso de cambios repentinos que necesiten atención médica.
  • Usar un cinturón de seguridad es vital para protegerlos a usted y a su bebé durante el embarazo.
  • El masaje durante el embarazo es seguro cuando es hecho por un terapeuta de masaje especialmente capacitado.

Cambios del cuerpo

El embarazo es un tiempo de muchos cambios. Su cuerpo pasará por mucho en el proceso de crear una persona nueva.

Cambios físicos y síntomas normales a lo largo del embarazo

Aunque pueden variar desde leves hasta graves, las siguientes afecciones son comunes durante el embarazo:

Muchas mujeres embarazadas también tienen:

Primer trimestre

El primer trimestre del embarazo dura desde la semana 1 hasta la semana 12. Su primer signo del embarazo puede ser la falta de un período menstrual. Otros signos iniciales del embarazo, causados por cambios hormonales, incluyen:

Segundo trimestre

El segundo trimestre del embarazo (de la semana 13 a la semana 27) es cuando la mayoría de las mujeres comienzan a verse embarazadas y pueden comenzar a usar ropa de maternidad. Para la semana 16, la parte superior del útero, llamado el fondo, estará aproximadamente a la mitad entre el hueso púbico y el ombligo. Para la semana 27, el fondo estará a unas 2 pulgadas (5 cm) o más por encima del ombligo.

Es posible que el segundo trimestre le resulte la parte más fácil del embarazo. Para algunas mujeres, la sensibilidad en los senos, las náuseas matutinas y la fatiga del primer trimestre disminuyen o desaparecen durante el segundo trimestre, mientras que las molestias físicas de la última etapa del embarazo aún no empiezan. La presión sobre la vejiga puede disminuir a medida que el útero crece hacia afuera de la pelvis.

Síntomas comunes que podría experimentar durante el segundo trimestre del embarazo incluyen:

Tercer trimestre

El tercer trimestre dura desde la semana 28 hasta el nacimiento. Muchas mujeres sienten algo de incomodidad durante este tiempo a medida que su abdomen se agranda. Es posible que le cueste ponerse cómoda para poder dormir. Y podría sentir otros pocos dolores.

Síntomas comunes que podría experimentar durante el tercer trimestre incluyen:

  • Contracciones de Braxton Hicks, que son contracciones "de calentamiento" que no causan dilatación del cuello uterino (no conducen al trabajo de parto).
  • Fatiga.
  • Dolor de espalda.
  • Dolor pélvico y dolor de cadera.
  • Hemorroides y estreñimiento.
  • Acidez estomacal (un síntoma de la enfermedad de reflujo gastroesofágico o GERD).
  • Dolor de mano, entumecimiento o debilidad (síndrome del túnel carpiano).
  • Dificultad para respirar, ya que ahora su útero está justo debajo de la caja torácica y los pulmones tienen menos espacio para expandirse.
  • Hinchazón leve en los pies y los tobillos (edema). El embarazo causa que se acumule más líquido en el cuerpo. Esto, más la presión adicional que el útero ejerce sobre las piernas, pueden conducir a hinchazón en los pies y los tobillos.
  • Dificultad para dormir y encontrar una posición cómoda. Acostarse boca arriba interfiere con la circulación de la sangre, y acostarse boca abajo no es posible. Duerma de lado, utilizando almohadas para apoyar el abdomen y entre las rodillas. Más adelante en el embarazo, es mejor que se acueste sobre el lado izquierdo. Cuando se acuesta sobre el lado derecho o boca arriba, el aumento de peso del útero puede bloquear parcialmente el vaso sanguíneo grande que está frente a su columna vertebral.
  • Micción frecuente, causada por el agrandamiento del útero y por la presión de la cabeza del feto sobre la vejiga.

Desarrollo del bebé

El embarazo se mide en trimestres a partir del primer día de su último período menstrual, un total de 40 semanas. El primer trimestre del embarazo comprende desde la semana 1 hasta la semana 12 o alrededor de 3 meses. El segundo trimestre va desde la semana 13 hasta la semana 27. Y el tercer trimestre del embarazo abarca desde la semana 28 hasta el nacimiento.

Su bebé cambiará de semana a semana. Para obtener más información sobre cómo está cambiando su bebé cada mes y acerca de las pruebas que podría considerar hacerse, vea la Herramienta interactiva: De embrión a bebé en 9 meses.

Primer trimestre

Durante la semana siguiente a la fecundación, el óvulo fecundado se convierte en una bola microscópica de células (blastocisto), que se implanta en la pared del útero. Esta implantación desencadena una serie de cambios físicos y hormonales en su cuerpo.

El período que va desde la tercera semana de crecimiento hasta la octava se llama etapa embrionaria, durante la cual el embrión desarrolla la mayoría de los órganos principales del cuerpo. Durante este proceso, el embrión es especialmente vulnerable a sustancias dañinas, como el alcohol, la radiación y las enfermedades infecciosas.

Una vez que alcanza un poco más de 1 pulgada (2.54 cm) de largo por la novena semana de crecimiento, el embrión se llama feto. Para entonces, el útero ha crecido aproximadamente desde el tamaño de un puño a aproximadamente el tamaño de una toronja (pomelo).

El primer trimestre es un tiempo de desarrollo asombroso. El embrión comienza pareciéndose a una semilla pequeña, luego a un renacuajo con cola, y luego tiene una forma más humana.

Segundo trimestre

Si este es su primer embarazo, empezará a sentir que se mueve el feto alrededor de las semanas 18 a 22 después de su último período menstrual. Aunque el feto se ha estado moviendo por varias semanas, los movimientos no han sido lo suficientemente fuertes para que usted los note hasta ahora. Al principio, los movimientos fetales pueden ser tan suaves que es posible que no esté segura de lo que está sintiendo.

Si ha estado embarazada anteriormente, puede notar el movimiento un poco antes, en algún momento entre las semanas 16 y 18.

Durante este tiempo, el feto todavía está acumulando grasa corporal y empieza a aumentar mucho de peso. Hacia el final del segundo trimestre, su feto mide aproximadamente 10 pulgadas (25.4 cm) de largo y pesa alrededor de 1.5 libras (680 g).

Tercer trimestre

El tercer trimestre del embarazo comprende desde la semana 28 hasta el nacimiento. Aunque su fecha probable de parto marca el final de su semana 40, el parto de un embarazo a término puede ocurrir entre las semanas 37 y 42. Durante este último trimestre, el feto aumenta de tamaño y los órganos del cuerpo maduran. El feto se mueve con frecuencia, especialmente entre las semanas 27 y 32.

Después de la semana 32, el feto se vuelve demasiado grande para moverse con facilidad dentro del útero y podría parecer que se mueve menos. Al final del tercer trimestre, el feto suele acomodarse en posición cabeza abajo en el útero. Es probable que sienta algunas molestias a medida que se acerque el momento del parto.

Emociones y relaciones

La experiencia emocional del embarazo es diferente para cada mujer. Es común tener una mezcla de sentimientos y sentir incertidumbre, aun si su embarazo fue planeado.

Debido al aumento de las hormonas y la fatiga en la etapa inicial del embarazo, los cambios en el estado de ánimo pueden ser peores que antes del embarazo. Muchas mujeres se preocupan de que su bebé vaya a tener un problema. O pueden sentirse preocupadas por el parto.

Las relaciones con su familia y sus amigos pueden cambiar a medida que se acostumbra a tener un nuevo miembro en la familia.

Con todos los cambios en su vida, usted puede sentirse estresada en algunos momentos. Pruebe en su casa algunos ejercicios de relajación y consejos de manejo del tiempo:

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo usar imágenes guiadas para relajarse
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Ejercicios de respiración para relajación
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Manejo del estrés: Cómo manejar su tiempo

Inquietudes sobre la salud

Algunas mujeres tienen problemas o preocupaciones de salud antes de quedar embarazadas. Para otras mujeres, los problemas pueden aparecer durante el embarazo. Su médico o partera colaborarán con usted para prevenir o manejar estos problemas y ayudarla a tener un embarazo saludable.

Si usted tiene una inquietud o problema de salud, usted podría tener un embarazo de alto riesgo. Esto quiere decir que su médico o partera necesitan prestarle atención de cerca. No quiere decir que algo malo ocurrirá durante el embarazo.

El embarazo cuando tiene otros problemas de salud

Infecciones comunes durante el embarazo

  • Las infecciones por candidiasis vaginal (infección por hongos en forma de levadura) son más comunes en el embarazo debido al aumento de los niveles de hormonas. Llame a su médico o partera si tiene síntomas de una candidiasis vaginal o de una infección vaginal bacteriana (vaginosis bacteriana).
  • Las infecciones urinarias son comunes durante el embarazo y deben ser tratadas con antibióticos para prevenir alguna infección peligrosa o trabajo de parto prematuro.
  • La vaginosis bacteriana (BV, por sus siglas en inglés) que causa síntomas suele tratarse con antibióticos orales.
  • Algunas mujeres portan la bacteria estreptococos del grupo B en su zona vaginal. Una mujer puede pasar esta infección a su bebé durante el parto vaginal. Esta infección no causa síntomas, pero le harán pruebas de detección de esta infección durante su tercer trimestre.

Problemas de salud que pueden ocurrir durante el embarazo

Otras preocupaciones durante el embarazo

  • Fumar durante el embarazo incrementa el riesgo de problemas como poco peso al nacer, trabajo de parto prematuro y aborto espontáneo.
  • El embarazo después de los 35 años supone algunos riesgos, pero la mayoría de las mujeres de más edad tienen embarazos sanos.
  • El uso de medicamentos (incluidos los remedios herbarios) durante el embarazo debería estar siempre aprobado por su médico o partera, para prevenir hacerle daño al feto.
  • La vacuna contra la gripe es segura y se recomienda para todas las mujeres embarazadas.
  • Algunas vacunas deberían hacerse solamente antes del embarazo. Usted puede aplicarse otras vacunas durante el embarazo.
  • Un embarazo después de una cirugía bariátrica puede significar que usted continúe viendo al médico que le hizo su cirugía para perder peso, al mismo tiempo que ve al médico o partera que le da atención durante el embarazo.
  • La violencia doméstica puede ocurrir con más frecuencia y/o volverse peor cuando una mujer está embarazada. Es peligroso tanto para la madre como para el bebé. Para obtener más información y para saber cómo obtener ayuda, vea el tema Violencia doméstica.

Cómo planificar para el trabajo de parto

Durante sus visitas prenatales, hable con su médico o partera acerca de lo que le gustaría que sucediera durante su trabajo de parto. Considere anotar sus preferencias respecto del trabajo de parto y del parto en un plan de nacimiento, ya sea en una clase de educación para el parto o por su cuenta. Puede encontrar ejemplos de planes de nacimiento en sitios web de crianza de hijos.

Puesto que ningún trabajo de parto ni parto pueden preverse o planificarse totalmente con anticipación, sea flexible. Su experiencia una vez que comience el trabajo de parto podría ser totalmente diferente de lo que usted esperaba. Si surge una emergencia o una situación de urgencia, sus planes podrían cambiar por su propia seguridad o la de su bebé.

Cuando esté haciendo planes para el nacimiento de su bebé, considere el lugar del parto, quién asistirá el parto de su bebé y si desea o no apoyo de trabajo de parto continuo por parte de una doula (asistente durante el embarazo), de un amigo o de familiares. Si aún no lo ha hecho, también es un buen momento para decidir si asistirá o no a una clase de educación para el parto, comenzando en su sexto o séptimo mes de embarazo.

Aprenda acerca del trabajo de parto y el parto con anticipación. Piense acerca de sus preferencias para medidas de comodidad, alivio de dolor, procedimientos médicos y monitorización fetal. Y piense acerca de cómo le gustaría pasar sus primeras horas con su recién nacido. Para obtener más información, vea el tema Trabajo de parto y parto.

Cómo planificar la lactancia

Planee con anticipación para la lactancia aprendiendo cómo amamantar y buscando una buena consultora de lactancia por adelantado y comprando los suministros necesarios. Para obtener más información, vea el tema Amamantamiento.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Amamantamiento: Cómo planificar por anticipado

Cómo almacenar sangre del cordón umbilical

En algún momento durante su embarazo, usted puede obtener información acerca de cómo almacenar la sangre del cordón umbilical. La sangre del cordón es la sangre que queda en el cordón umbilical después del nacimiento. Considere si usted desea almacenar la sangre del cordón umbilical de su bebé para un posible uso futuro.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Embarazo: ¿Debería almacenar la sangre del cordón umbilical de mi bebé?

Cuándo llamar al médico

En cualquier momento durante su embarazo

En cualquier momento durante su embarazo, llame a su médico o partera de inmediato si:

  • Tiene señales de preeclampsia, una afección que puede ser mortal, como:
    • Hinchazón repentina de su cara, manos o pies.
    • Problemas con la visión (como oscurecimiento de la visión o visión borrosa).
    • Dolor de cabeza intenso.
  • Tiene dolor, cólicos o fiebre con sangrado vaginal.
  • Elimina algo de tejido del útero.
  • Cree o sabe que tiene fiebre.
  • Vomita más de 3 veces al día, o tiene demasiadas náuseas como para comer o beber, sobre todo si también tiene fiebre o dolor.
  • Tiene un aumento de flujo o un chorro que sale de su vagina. Es posible confundir una pérdida de líquido amniótico con un problema de control de la vejiga.

En cualquier momento durante su embarazo, llame a su médico o partera hoy si:

  • Nota hinchazón repentina de su cara, manos o pies.
  • Tiene cualquier tipo de sangrado vaginal o aumenta la cantidad de flujo vaginal que tiene habitualmente.
  • Tiene dolor pélvico que no mejora ni desaparece.
  • Tiene comezón en todo el cuerpo (al principio generalmente en las noches y posteriormente a lo largo del día también) con o sin orina oscura, heces pálidas o color amarillento en la piel o en los ojos.
  • Siente dolor al orinar u orina frecuentemente, o la orina es turbia, de mal olor o sanguinolenta (con sangre).
  • Se siente excepcionalmente débil.

Entre las semanas 20 y 37

Si está entre las semanas 20 y 37 de embarazo, llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si usted:

  • Experimenta sangrado vaginal intenso.
  • Tiene dolor abdominal intenso.
  • Está en su tercer trimestre y ha tenido goteo o le han salido chorros de líquido de la vagina (el saco amniótico se ha roto) Y sabe o cree que el cordón umbilical se está saliendo por su vagina (prolapso del cordón). Si esto sucede, póngase de inmediato de rodillas de modo que sus nalgas queden más altas que su cabeza para disminuir la presión sobre el cordón umbilical hasta que llegue ayuda. El prolapso del cordón umbilical puede cortar el suministro de sangre al feto. (Estas medidas se aplican para usted si tiene por lo menos 24 semanas de embarazo).

Si está entre las semanas 20 y 37 de embarazo, llame a su médico o partera de inmediato o vaya al hospital si usted:

  • Tiene señales de trabajo de parto prematuro, incluyendo:
    • Espasmos leves o similares a los del período menstrual, con o sin diarrea.
    • Contracciones regulares durante una hora. Esto significa unas 4 contracciones o más en 20 minutos, o unas 8 o más en 1 hora, aun después de que usted ha tomado un vaso de agua y está descansando.
    • Presión pélvica o lumbalgia de origen desconocido.
  • Ha notado que su bebé ha dejado de moverse o se mueve mucho menos de lo normal. Vea Embarazo: Cantidad de patadas para obtener información sobre cómo revisar la actividad de su bebé.
  • Tiene sensibilidad uterina o fiebre inexplicable (posibles síntomas de infección).

Después de 37 semanas

Después de 37 semanas, llame al 911 o a otros servicios de urgencia de inmediato si usted:

  • Ha tenido goteo o le han salido chorros de líquido de la vagina (el saco amniótico se ha roto) Y sabe o cree que el cordón umbilical se está saliendo por su vagina (prolapso del cordón). Si esto sucede, póngase de inmediato de rodillas de modo que sus nalgas queden más altas que su cabeza para disminuir la presión sobre el cordón umbilical hasta que llegue ayuda. El prolapso del cordón umbilical puede cortar el suministro de sangre al feto. (Estas medidas se aplican para usted si tiene por lo menos 24 semanas de embarazo).

Después de 37 semanas de embarazo, llame a su médico o partera inmediatamente o vaya al hospital si usted:

  • Tiene sangrado vaginal (si es un manchado leve, puede llamar en cualquier momento el mismo día).
  • Ha tenido contracciones regulares durante una hora. Esto significa unas 4 contracciones o más en 20 minutos, o unas 8 o más en 1 hora.
  • Le sale líquido de la vagina de manera repentina.
  • Nota que su bebé ha dejado de moverse o se mueve mucho menos de lo normal. Vea Embarazo: Cantidad de patadas para obtener información sobre cómo revisar la actividad de su bebé.

Para obtener más información acerca de problemas durante el embarazo, vea el tema Problemas relacionados con el embarazo.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organizaciones

American Congress of Obstetricians and Gynecologists (ACOG)
Dirección del sitio web: www.acog.org

Office on Women's Health
Dirección del sitio web: www.womenshealth.gov

Referencias

Otras obras consultadas

  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2010). Your Pregnancy and Birth, 5th ed. Washington, DC: American College of Obstetricians and Gynecologists.
  • American College of Obstetricians and Gynecologists (2012). Update on immunization and pregnancy: Tetanus, diphtheria, and pertussis vaccination. ACOG Committee Opinion No. 521. Obstetrics and Gynecology, 119(3): 690–691.
  • U.S. Department of Health and Human Services, U.S. Environmental Protection Agency (2011). Mercury Levels in Commercial Fish and Shellfish. Available online: http://www.fda.gov/Food/FoodSafety/Product-SpecificInformation/Seafood/FoodbornePathogensContaminants/Methylmercury/ucm115644.htm.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Sarah Marshall, MD - Medicina familiar
Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología
Última revisión 22 octubre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.