Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Precauciones con la sangre y los líquidos corporales

Generalidades

¿Qué son las precauciones con la sangre y los líquidos corporales?

Las precauciones con la sangre y los líquidos corporales son recomendaciones diseñadas para prevenir la transmisión del VIH, el virus de la hepatitis B (VHB), el virus de la hepatitis C (VHC) y otras enfermedades mientras se administran primeros auxilios u otro tipo de atención médica que incluya el contacto con líquidos corporales o sangre. Estas precauciones tratan toda la sangre y los líquidos corporales como si fueran posiblemente infecciosos en lo que respecta a las enfermedades que se transmiten por la sangre. Los organismos que propagan estas enfermedades se llaman patógenos transmitidos por la sangre.

Las precauciones con la sangre y los líquidos corporales se aplican a la sangre y a otros líquidos corporales que contienen rastros visibles de sangre, semen y flujo vaginal. También se aplican a tejidos y otros líquidos corporales, como los que se encuentran alrededor del cerebro o la médula espinal (líquido cefalorraquídeo), alrededor de los espacios articulares (líquido sinovial), en los pulmones (líquido pleural), en el recubrimiento del estómago y la pelvis (líquido peritoneal), alrededor del corazón (líquido pericárdico) y el líquido amniótico que rodea al feto.

¿Por qué son importantes las precauciones con la sangre y los líquidos corporales?

Aunque la piel brinda algún grado de protección contra la exposición a sustancias posiblemente infecciosas, se recomienda enérgicamente que los profesionales de la salud tomen precauciones con la sangre y los líquidos corporales para lograr una protección adicional cuando están brindando atención médica. Estas precauciones también ayudan a protegerlo a usted de la exposición a una posible infección de su profesional de la salud en el caso poco probable de que usted entre en contacto con la sangre del profesional de la salud.

La Cruz Roja Americana recomienda que todas las personas tomen precauciones con la sangre y los líquidos corporales al brindar primeros auxilios.

¿Son siempre necesarias las precauciones con la sangre y los líquidos corporales?

Lo más recomendable es siempre tomar precauciones con la sangre y los líquidos corporales, incluso cuando no pueda ver nada de sangre ni haya probabilidades de presencia de sangre. Pero las precauciones no son absolutamente necesarias si no ve nada de sangre cuando entra en contacto con otros líquidos corporales, tales como:

  • Leche materna.
  • Heces.
  • Mucosidad nasal o pulmonar.
  • Sudor.
  • Lágrimas.
  • Orina.
  • Vómito.

¿Cómo puede usted reducir el riesgo de exposición a la sangre y los líquidos corporales?

Las precauciones con la sangre y los líquidos corporales implican el uso de barreras protectoras, como guantes, batas, mascarillas y protección para los ojos. Estos artículos reducen el riesgo de exponer la piel o las membranas mucosas a líquidos posiblemente infecciosos. Los trabajadores de atención médica deben usar siempre barreras protectoras para protegerse a sí mismos de la exposición a la sangre o los líquidos corporales de otras personas.

  • Los guantes lo protegen siempre que toque sangre; líquidos corporales; membranas mucosas; o heridas, quemaduras o raspaduras de la piel. El uso de guantes también disminuye el riesgo de transmisión de enfermedades si usted se pincha con una aguja.
    • Siempre use guantes para manipular superficies u objetos manchados con sangre o líquidos corporales.
    • Use guantes si tiene raspaduras, cortaduras o piel agrietada en las manos.
    • Cámbiese los guantes después de cada uso.
    • Lávese las manos inmediatamente después de quitarse los guantes.
    • Lávese las manos y otras superficies de la piel inmediatamente después de entrar en contacto con sangre o líquidos corporales.
  • Las mascarillas y los artículos protectores para la vista, como gafas o una máscara, ayudan a protegerle los ojos, la boca y la nariz de las gotitas de sangre y otros líquidos corporales. Use siempre una mascarilla y artículos protectores para la vista si está haciendo un procedimiento que pudiera exponerlo a salpicaduras o rociaduras de sangre o líquidos corporales.
  • Las batas o delantales lo protegen de las salpicaduras de sangre o líquidos corporales. Use siempre una bata o un delantal si está haciendo un procedimiento que pudiera exponerlo a salpicaduras o rociaduras de sangre o líquidos corporales.

¿De qué otra manera puedo reducir mi riesgo?

La Cruz Roja Americana recomienda que todas las personas tomen precauciones con la sangre y los líquidos corporales al brindar primeros auxilios. Quizás desee tener guantes disponibles en su hogar, oficina o vehículo si cree que se le pueda requerir que ayude a otra persona en una emergencia.

Hay otras precauciones que pueden ayudarle a minimizar su riesgo de exposición a sangre y líquidos corporales contaminados.

  • Si se aplica inyecciones o se las aplica a un familiar:
    • Use recipientes resistentes a las punciones para desechar agujas, bisturís y otros instrumentos afilados.
    • No vuelva a tapar las agujas.
    • No doble ni manipule agujas usadas ni jeringas desechables.
  • Evite tocar objetos que puedan estar contaminados.

Aprenda primeros auxilios y RCP, de manera que sepa qué hacer cuando enfrente una emergencia o una lesión.

¿Qué debo hacer si resulto expuesto?

  • Lávese las manos inmediatamente después de cualquier exposición a sangre o líquidos corporales, incluso si usa guantes.
  • Si se salpica los ojos, la nariz o la boca, enjuáguese con agua.
  • Si se pincha con una aguja (pinchazo de aguja), comuníquese con su médico de inmediato en busca de consejos adicionales.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Centers for Disease Control and Prevention (2003). Exposure to blood: What healthcare personnel need to know. Available online: http://www.cdc.gov/ncidod/dhqp/pdf/bbp/Exp_to_Blood.pdf.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2003). Guidelines for environmental infection control in health-care facilities: Recommendations of CDC and the Healthcare Infection Control Practices Advisory Committee (HICPAC). MMWR, 52(RR-10): 1–48.
  • Centers for Disease Control and Prevention (2007). Guideline for isolation precautions: Preventing transmission of infectious agents in healthcare settings 2007. Available online:

Créditos

Por El personal de Healthwise
William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia
Última revisión 6 junio, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.