Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Posparto: Primeras 6 semanas después del nacimiento

Generalidades del tema

¿Qué es el posparto?

Durante las primeras semanas después de dar a luz, su cuerpo empieza a sanar y a adaptarse a no estar embarazada. Esto se llama posparto (o período posparto). Su cuerpo pasa por muchos cambios a medida que se recupera. Estos cambios son diferentes en cada mujer.

Las primeras semanas después del nacimiento también son un momento para formar vínculos con su bebé y establecer una rutina para cuidar a su bebé.

Su médico querrá verla para una revisión de 2 a 6 semanas después del parto. Es un buen momento para hablar sobre cualquier inquietud, como la anticoncepción.

¿Qué le sucede a su cuerpo durante el período de posparto?

Probablemente se sentirá adolorida unos días y muy cansada por varias semanas. Puede tardar de 4 a 6 semanas en volver a sentirse usted misma, y posiblemente más tiempo si el parto fue por cesárea.

Durante los próximos días y semanas, puede que tenga sangrado y entuertos, a medida que se contrae el útero.

¿Cómo puede cuidarse?

Durante las primeras semanas después del parto, es fácil cansarse demasiado o sentirse abrumada. No haga demasiados esfuerzos.

  • Trate de dormir cuando su bebé lo haga.
  • Pídale a otro adulto que la acompañe por unos días después del parto.
  • Permita que sus familiares y amigos le lleven comida o hagan las tareas del hogar.
  • Planifique el cuidado de los niños si tiene otros hijos.
  • Planee pequeñas salidas para estar afuera de la casa. El cambio puede hacerla sentir menos cansada.
  • Beba más líquido si está amamantando.

Su médico le dirá cómo cuidar su cuerpo a medida que se recupera. Su médico le indicará cuándo puede volver a hacer ejercicio, tener relaciones sexuales y usar tampones. También le dirá cómo manejar el dolor y la hinchazón mientras su cuerpo sana.

¿Cómo afecta el posparto a sus emociones?

Las primeras semanas después de que nazca su bebé pueden ser un momento de emoción, y de estar muy cansada. Es posible que se sienta feliz al mirar la maravilla de su pequeño bebé. Pero al mismo tiempo, puede sentirse agotada por falta de sueño y sus nuevas responsabilidades.

A muchas mujeres les llega la "melancolía de la maternidad" durante los primeros días después del parto. La "melancolía de la maternidad" suele alcanzar su máximo nivel alrededor del cuarto día y luego disminuye en menos de 2 semanas. Si está melancólica o deprimida más de unos días, o tiene pensamientos sobre hacerse daño a sí misma o de herir a su bebé, llame a su médico de inmediato. Es posible que tenga depresión posparto. Esta debe tratarse. Los grupos de apoyo y la asesoría psicológica pueden ser de ayuda. A veces, los medicamentos también pueden ayudar.

Para obtener más información, vea el tema Depresión posparto.

¿Qué debe saber sobre el cuidado del recién nacido?

Durante las primeras semanas de vida de su bebé, usted pasará la mayor parte del tiempo alimentándolo, cambiándole los pañales y reconfortándolo. A veces puede sentirse abrumada. Es natural que se pregunte si está haciendo lo correcto, especialmente si este es su primer hijo. El cuidado de los recién nacidos resulta más fácil con el correr de los días. Pronto puede aprender el significado de cada llanto y poder entender qué es lo que su bebé necesita y desea.

Al principio, los bebés suelen dormir durante el día y estar despiertos durante la noche. No tienen ningún patrón ni rutina. Pueden dar gritos ahogados, sacudirse y despertarse, o parecer como si tuvieran los ojos cruzados (bizcos). Todo esto es normal, e incluso la pueden hacer sonreír.

Usted forma naturalmente un vínculo emocional con su bebé simplemente por pasar tiempo juntos, estar físicamente cerca y responder a sus señales.

Preguntas frecuentes

Aprenda sobre el período posparto

Inquietudes especiales:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Actividad física: Cómo mantenerse activo cuando tiene niños pequeños
  Depresión: Cómo manejar la depresión posparto

Recuperación en casa

Durante los días y las semanas después de dar a luz a su bebé (período posparto), su cuerpo va a cambiar a medida que retorna a su estado anterior al embarazo. Al igual que con los cambios durante el embarazo, los cambios posparto son diferentes para cada mujer.

Cambios físicos después del parto

Los cambios en su cuerpo pueden incluir músculos adoloridos y sangrado.

  • Las contracciones llamadas entuertos reducen el tamaño del útero durante varios días después del parto. El encogimiento del útero a su tamaño de antes del embarazo puede llevar de 6 a 8 semanas.
  • Es común tener músculos adoloridos (especialmente en los brazos, el cuello o la mandíbula) después del parto. Esto se debe a la ardua labor del trabajo de parto. El dolor suele desaparecer en unos días.
  • El sangrado y la secreción vaginal (loquios) pueden durar de 2 a 4 semanas, y pueden aparecer y desaparecer durante alrededor de 2 meses.
  • El dolor vaginal, incluyendo dolor, incomodidad y entumecimiento, es común después de un parto vaginal. El dolor puede ser peor si tuvo un desgarro perineal o una episiotomía.
  • Si tuvo una cesárea, puede sentir dolor en la parte inferior del abdomen y es posible que necesite tomar analgésicos (medicamentos para el dolor) por 1 o 2 semanas.
  • La congestión mamaria es común entre el tercer y cuarto día después del parto, cuando los senos comienzan a llenarse de leche. Esto puede causar molestia e hinchazón. Colocarse compresas de hielo en los senos, darse una ducha caliente o usar compresas tibias puede aliviar la molestia. Para obtener más información, vea el tema Congestión mamaria.

Llame a su médico si está preocupada por alguno de sus síntomas. Para obtener más información, vea Cuándo llamar a un médico.

Atención después de un parto vaginal

La mayoría de las mujeres necesitan un poco de tiempo después del parto para retomar sus actividades normales. Es importante que se concentre en su sanación y en cuidar su cuerpo después del parto.

  • Use toallas sanitarias en vez de tampones para el flujo sanguinolento que puede durar hasta 2 semanas.
  • Alivie los cólicos y entuertos con ibuprofeno (como Advil). Si el médico le recetó un analgésico, tómelo según las indicaciones.
  • Si tiene hinchazón o dolor alrededor de la abertura de la vagina, pruebe a usar hielo. Puede aplicarse hielo o una compresa fría en la zona de 10 a 20 minutos cada vez. Póngase un paño delgado entre el hielo y la piel.
  • Límpiese con un chorrito suave de agua tibia de una botella en lugar de limpiarse con papel higiénico.
  • Trate de sentarse en algunos centímetros de agua tibia (baño de asiento) 3 veces al día y después de las evacuaciones.
  • Alivie el dolor de las hemorroides y la zona entre la vagina y el recto con compresas de hielo o compresas de hamamelis (witch hazel).
  • Alivie el estreñimiento bebiendo abundante líquido y comiendo alimentos ricos en fibra. Pregúntele a su médico sobre ablandadores de heces de venta libre.
Qué debería evitar

Dele a su cuerpo la oportunidad de sanar. Espere para empezar ciertas actividades.

  • Espere hasta que haya sanado (de 4 a 6 semanas) antes de volver a tener relaciones sexuales. Su médico le dirá cuándo puede tener relaciones sexuales.
  • Trate de no viajar con el bebé durante las primeras 5 o 6 semanas. Si hace un viaje largo en automóvil, haga paradas frecuentes para caminar y estirarse.
  • No se lave el interior de la vagina con líquidos (lavados vaginales).

Atención después de una cesárea

Si tuvo una cesárea, no deberá hacer esfuerzos mientras sane la incisión.

  • Evite actividades extenuantes, como montar en bicicleta, trotar, levantar pesas y hacer ejercicios aeróbicos, por 6 semanas o hasta que su médico lo apruebe.
  • Hasta que su médico lo apruebe, no levante nada más pesado que su bebé.
  • Podría tener un poco de sangrado vaginal. Use toallas sanitarias. No use tampones hasta que el médico se lo permita.
  • Sostenga una almohada contra la herida al toser o respirar profundamente. Esto le dará apoyo a su abdomen y reducirá el dolor.
  • Puede ducharse como de costumbre. Séquese la herida con toques suaves de toalla cuando termine.

Para obtener más información, vea el tema Operación cesárea.

Cómo sobrellevar las emociones

Tener un nuevo bebé es emocionante. Pero también puede ser agotador y estresante. Es común sentir una gama de emociones en este momento.

Los consejos para sobrellevar el período posparto incluyen aceptar la ayuda de otros, alimentarse bien y beber abundante líquido, descansar cada vez que pueda, limitar las visitas, tomarse algo de tiempo para sí misma y buscar la compañía de otras mujeres que tienen bebés pequeños.

Espere cambios en su relación

Si tiene una pareja y este es su primer bebé, su enfoque puede haber cambiado de ser parte de una pareja a ser padres. Ese es un cambio común y maravilloso. Pero adaptarse puede llevar algún tiempo. Usted y su pareja pueden no tener tanto tiempo ni tanta energía para el otro por un rato. Pero también conseguirán conocerse el uno al otro en diferentes formas, como padres.

Es común tener poco interés en las relaciones sexuales durante un tiempo después del parto. Durante el período en que su cuerpo está recuperándose y su bebé tiene muchas necesidades, usted y su pareja deberán tenerse paciencia. Hablar entre sí es una buena manera de manejar los cambios en su sexualidad después del parto.

Preste atención a la depresión

La "melancolía de la maternidad" es común durante las primeras 1 o 2 semanas después del nacimiento. Puede llorar o sentirse triste o irritable sin razón alguna. Si sus síntomas duran más de unas pocas semanas, o si se siente muy deprimida, pídale ayuda a su médico. Es posible que tenga depresión posparto. Puede tratarse. Los grupos de apoyo y la asesoría psicológica pueden ser de ayuda. A veces, los medicamentos también pueden ayudar. Para obtener más información, vea el tema Depresión posparto.

Obtenga apoyo de otras personas

Si se siente cansada o abrumada, hable con su pareja, amigos y familia de sus sentimientos. Además, podría querer:

  • Salir a caminar con su bebé.
  • Buscar una clase para nuevas madres y recién nacidos que tenga un tiempo de ejercicio.
  • Probar yoga, meditación, masaje u otras formas de sobrellevar el estrés. Para obtener más información, vea el tema Manejo del estrés.

Problemas comunes

Algunas mujeres tienen problemas que duran por un tiempo después del parto, como estreñimiento, hemorroides y senos adoloridos. Muchos problemas posparto menores pueden manejarse en el hogar. Si usted empieza a tener problemas y su médico le ha indicado que siga instrucciones específicas, asegúrese de seguir esas instrucciones.

Estreñimiento y hemorroides

Las medidas de tratamiento en el hogar suelen ser lo único que se necesita para aliviar la molestia leve de las hemorroides o el estreñimiento.

Para prevenir o aliviar síntomas de estreñimiento:

  • Consuma una dieta rica en fibras con muchas frutas, verduras y granos integrales.
  • Beba abundante líquido, especialmente agua y jugo de fruta.
  • Pruebe con un ablandador de heces, como Colace.
  • No haga esfuerzo (no empuje mucho) durante una evacuación del intestino.
  • Haga más ejercicio, como caminar, todos los días.

Para tratar la comezón o el dolor de las hemorroides:

  • Mantenga el ano aseado limpiándose cuidadosamente después de cada evacuación del intestino. Límpiese suavemente desde adelante hacia atrás. Las toallitas para bebés o las toallitas para hemorroides suelen ser más suaves que el papel higiénico. Si usa papel higiénico, use solo papel higiénico suave, sin colores ni fragancias.
  • Remójese en una tina con agua tibia o un baño de asiento. El agua tibia puede ayudar a reducir y aliviar las hemorroides. Agregue bicarbonato de sodio al agua para aliviar la comezón.
  • Use compresas frías. Puede aplicarse hielo o una compresa fría en la zona de 10 a 20 minutos cada vez. Póngase un paño delgado entre el hielo y la piel.
  • No se siente durante períodos prolongados, especialmente sobre sillas duras.
  • Beba abundante líquido y use ablandadores de heces, si es necesario. No haga esfuerzo (no empuje mucho) durante una evacuación del intestino.

Problemas vaginales y perineales

Dolor en la vagina y la zona entre esta y el ano (el perineo) es común después del parto. Puede aliviar el dolor con tratamiento en casa. Para reducir el dolor y sanar:

  • Intente usar hielo. Puede aplicarse hielo o una compresa fría en la zona de 10 a 20 minutos cada vez. Póngase un paño delgado entre el hielo y la piel.
  • Límpiese con un chorrito suave de agua tibia de una botella en lugar de limpiarse con papel higiénico.
  • Trate de sentarse en algunos centímetros de agua tibia (baño de asiento) 3 veces al día y después de las evacuaciones.

La recuperación de una episiotomía o desgarro perineal puede llevar varias semanas.

Problemas en los huesos pélvicos

La recuperación de problemas óseos en la pelvis, como huesos púbicos separados o fractura del huesito dulce (cóccix), puede demorar varios meses. El tratamiento consiste en hielo, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y, a veces, fisioterapia.

Problemas de los senos

La congestión mamaria es común entre el tercer y cuarto día después del parto, cuando los senos comienzan a llenarse de leche. Esto puede causar molestia e hinchazón en los senos. Colocarse compresas de hielo en los senos, darse una ducha caliente o usar compresas tibias puede aliviar la molestia. Si no está amamantando, utilice hielo en lugar de calor para el dolor de los senos. Para obtener más información, vea el tema Congestión mamaria.

Para problemas de los senos relacionados con la lactancia, vea el tema Amamantamiento.

Evaluación posparto

Su médico querrá verla para una revisión 2 a 6 semanas después del parto. Esta consulta le permite a su médico o partera evaluar su recuperación del parto y ver cómo se siente emocionalmente. Quizá le hagan un examen pélvico para asegurarse que está sanando bien. Si tuvo una cesárea, su médico revisará su incisión.

Su médico o partera le hablará sobre métodos anticonceptivos y averiguará cómo le está yendo con el amamantamiento. También le preguntará sobre su estado de ánimo y la evaluará en busca de señales de depresión posparto.

Esta visita también es un buen momento para hablar con su médico sobre cualquier inquietud o curiosidad que tenga.

  • Haga una lista de preguntas y llévela a su consulta posparto. Sus preguntas podrían tratar sobre:
    • Cambios en los senos, como bultos o sensibilidad.
    • Cuándo esperar que regrese su período menstrual.
    • Qué método anticonceptivo es el más adecuado para usted.
    • El peso que aumentó durante el embarazo.
    • Las opciones de ejercicio.
    • Qué alimentos y bebidas son mejores para usted, sobre todo si está amamantando.
    • Problemas que podría tener con la lactancia.
    • Cuándo puede tener relaciones sexuales. Algunas mujeres tal vez quieran hablar sobre lubricantes vaginales.
    • Cualquier sentimiento de tristeza o inquietud que tenga.

Salud y nutrición

Durante las primeras semanas después del parto, es fácil cansarse demasiado o sentirse abrumada. No se esfuerce demasiado. Descanse cada vez que pueda, acepte la ayuda de los demás, coma bien y beba abundantes líquidos.

Descanso

Al igual que el embarazo, el tiempo con el recién nacido puede ser un momento de entusiasmo, alegría y agotamiento. Es posible que se sienta feliz al mirar la maravilla de su pequeño bebé. También podría sentirse abrumada por su nuevo ritmo de sueño y las nuevas responsabilidades. Tómese tiempo para descansar.

  • Descanse todos los días. Trate de dormir una siesta cuando lo haga su bebé. Sea flexible para que pueda comer a horas fuera de lo común y dormir cuando lo necesite.
  • Pídale a otro adulto que la acompañe por unos días después del parto.
  • Planifique el cuidado de los niños si tiene otros hijos.
  • Planee pequeñas salidas para estar afuera de la casa. El cambio puede hacerla sentir menos cansada.
  • Pida ayuda para cocinar y hacer las tareas del hogar y las compras. Acuérdese de que su tarea principal es el cuidado de su bebé.

Sexualidad, fertilidad y métodos anticonceptivos

Su cuerpo necesita tiempo para sanar después del parto. Esto puede llevar aproximadamente de 4 a 6 semanas, pero es diferente para cada mujer. Evite tener relaciones sexuales y colocarse cualquier cosa dentro de su vagina (incluyendo tampones) hasta que haya dejado de sangrar. Su médico le dirá cuándo puede tener relaciones sexuales.

Su ciclo menstrual, y en consecuencia su capacidad de quedar embarazada de nuevo, volverán al ritmo de su propio cuerpo. Recuerde que puede ovular y quedar embarazada durante el mes anterior a su primer período menstrual, tan pronto como 3 semanas después del parto. Si no quiere quedar embarazada de inmediato, use métodos anticonceptivos aunque esté amamantando.

  • Si no amamanta, es posible que sus períodos menstruales comiencen al cabo de un mes o dos del parto.
  • Si amamanta a tiempo completo, es probable que sus períodos no se reanuden durante varios meses. El promedio entre las mujeres que amamantan solamente es de 8 meses. Pero la lactancia no es un método anticonceptivo confiable. Para obtener más información, vea Amamantar como método anticonceptivo.

La mayoría de los métodos anticonceptivos son seguros y eficaces después del parto. Pero en el primer par de semanas después del parto o si está amamantando, lo mejor es utilizar un método que no contenga estrógeno. Hable con su médico sobre qué tipo es el mejor para usted. Para obtener más información, vea el tema Métodos anticonceptivos.

Alimentación saludable

Comer una variedad de alimentos saludables es importante para ayudarla a mantener su energía y perder el peso extra que subió durante su embarazo. Coma alimentos sanos para tener más energía, producir una buena leche materna y adelgazar las libras adicionales del embarazo.

  • Coma una variedad de alimentos para obtener todos los nutrientes que necesita. El cuerpo necesita proteínas, carbohidratos y grasas para obtener energía.
  • Consuma una dieta rica en fibra. Incluya alimentos como panes y cereales integrales, verduras crudas, frutas frescas y deshidratadas, y frijoles (habichuelas).
  • Beba abundantes líquidos, sobre todo agua.
  • Coma refrigerios pequeños a lo largo del día para mantener su nivel de energía. No se salte las comidas ni pase muchas horas sin comer.
  • Si está amamantando, una dieta sana también puede ayudarla la producir leche. Para obtener más información, vea Nutrición durante la lactancia.
  • Si amamanta, evite el alcohol y las drogas. No fume. Si dejó de fumar durante el embarazo, felicitaciones.

Para obtener más información sobre cómo comer bien, vea el tema Alimentación saludable.

Ejercicio

El ejercicio la ayuda a sentirse bien y ayuda al cuerpo a volver a su forma anterior al embarazo. En general, puede comenzar a hacer ejercicios entre 4 y 6 semanas después del parto. Pero consulte con su médico antes de comenzar a hacer ejercicio, especialmente si tuvo un parto por cesárea.

  • Inicie ejercicios diarios después de 4 a 6 semanas, pero descanse cuando se sienta fatigada.
  • Trate de hacer ejercicio en forma regular. Salga al aire libre, camine o mantenga la circulación de la sangre con su ejercicio físico favorito.
  • Aprenda ejercicios para tonificar el abdomen.
  • Haga los ejercicios de Kegel para recuperar la fuerza de los músculos pélvicos. Puede hacer los ejercicios de Kegel mientras está de pie o sentada.
Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Actividad física: Cómo mantenerse activo cuando tiene niños pequeños

Fundamentos del recién nacido

Durante las primeras semanas de vida de su bebé, usted pasará la mayor parte del tiempo alimentándolo, cambiándole los pañales y reconfortándolo. A veces puede sentirse abrumada. Es natural que se pregunte si está haciendo lo correcto, especialmente si este es su primer hijo. El cuidado de los recién nacidos resulta más fácil con el correr de los días. Puede aprender el significado de cada llanto y poder entender qué es lo que su bebé necesita y desea.

Alimentación

Amamantar es una habilidad que se adquiere: con la práctica usted lo hará mejor. Es posible que tenga momentos en los que sea difícil amamantar. Las primeras dos semanas son las más difíciles para muchas mujeres. Pero no se dé por vencida. Puede superar la mayoría de los problemas. Los médicos, las enfermeras y los especialistas en lactancia pueden ayudarla. También pueden ayudarla sus familiares, amigos y grupos de apoyo de lactancia.

Algunas mujeres optan por alimentar a sus bebés usando fórmula. Si bien la leche materna es el alimento ideal para los bebés, su bebé puede obtener una buena nutrición de la leche de fórmula.

Para obtener más información, vea los temas Lactancia y Alimentación con biberón.

Sueño

La mayoría de los bebés duermen un total de 18 horas al día. Se despiertan por poco tiempo, como mínimo, cada 2 o 3 horas. Siempre debe hacer dormir al bebé boca arriba, no sobre el abdomen. Esto reduce el riesgo del síndrome de muerte infantil súbita (SIDS, por sus siglas en inglés).

Para obtener más información sobre el sueño, los pañales y otros aspectos del cuidado de un recién nacido, vea el tema Crecimiento y desarrollo en recién nacidos.

Cuándo llamar a un médico

Llame al 911 en cualquier momento que piense que puede necesitar atención de urgencia. Por ejemplo, llame si:

  • Tiene dolor repentino e intenso en el abdomen.
  • Se desmayó (perdió el conocimiento).

Llame a su médico ahora mismo o busque atención médica inmediata si:

  • Tiene sangrado vaginal intenso. Expulsa coágulos de sangre y empapa una toalla sanitaria cada hora por 2 horas o más.
  • El sangrado vaginal parece hacerse más intenso o sigue siendo rojo vivo 4 días después del parto, o elimina coágulos de sangre más grandes que una pelota de golf.
  • Siente mareos o aturdimiento, o que está a punto de desmayarse.
  • Vomita o no puede retener líquidos.
  • Tiene fiebre.
  • Tiene dolor abdominal nuevo o que aumenta.
  • Uno o ambos senos tienen zonas duras, enrojecidas o sensibles.
  • Tiene una necesidad urgente o frecuente de orinar, además de una sensación de ardor.
  • Tiene dolor intenso, sensibilidad o hinchazón en la vagina o en la zona entre el recto y la vagina.
  • Siente dolores intensos en el pecho, el abdomen, la espalda o las piernas.
  • Tiene sentimientos de intensa desesperación o gran ansiedad.

Referencias

Otras obras consultadas

  • Centers for Disease Control and Prevention (2011). Update to CDC's U.S. medical eligibility criteria for contraceptive use, 2010: Revised recommendations for the use of contraceptive methods during the postpartum period. MMWR, 60(26): 878–883. Available online: http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm6026a3.htm?s_cid=mm6026a3_w.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Kathleen Romito, MD - Medicina familiar
Kirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología
Última revisión 13 noviembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.