Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Pitiriasis rosada

Generalidades del tema

¿Qué es la pitiriasis rosada?

La pitiriasis rosada es un problema común en la piel que causa un salpullido. Aunque puede tenerse a cualquier edad, la mayoría de las veces se ve en personas de 10 a 35 años.

Por lo general, la pitiriasis rosada es inofensiva. Pero puede causar problemas graves y poco comunes en las mujeres embarazadas, como aborto espontáneo o parto prematuro.

Vea una imagen de la pitiriasis rosada.

¿Cuál es la causa de la pitiriasis rosada?

Los expertos no están seguros de qué causa la pitiriasis rosada. A diferencia de muchas otras afecciones de la piel, no es una reacción alérgica ni es causada por un hongo ni una bacteria. Podría ser causada por un virus.

El salpullido no parece transmitirse de persona a persona.

¿Cuáles son los síntomas?

La pitiriasis rosada causa un salpullido.

  • El salpullido a menudo comienza con una sola mancha rosada, redonda u ovalada, que es escamosa y tiene el borde elevado (placa heráldica). El tamaño de la mancha va desde los 2 cm (0.8 pulgadas) hasta los 10 cm (3.9 pulgadas). Las manchas más grandes son más comunes. Vea una imagen de una placa heráldica.
  • Después de unos días o semanas, aparecen manchas ovaladas de color salmón de 1 cm (0.4 pulgadas) a 2 cm (0.8 pulgadas) en grupos sobre el abdomen, el pecho, la espalda, los brazos y las piernas. A veces las manchas se propagan al cuello, pero rara vez a la cara.
  • A menudo, las manchas de la espalda son verticales y con ángulos que tienen aspecto de un "arbolito de Navidad" o un "abeto".
  • Una comezón leve es un problema para aproximadamente la mitad de las personas que tienen el salpullido.
  • Por lo general, el salpullido dura de 6 a 8 semanas, pero puede durar hasta varios meses.

En casos poco comunes, el salpullido podría adoptar otras formas. Es posible que en niños pequeños, mujeres embarazadas y personas que tienen piel oscura se vean bultos redondeados (salpullido papular). Es posible que en lactantes y niños pequeños se vean ampollas (salpullido vesicular). En algunas personas, podría no aparecer la placa heráldica o podrían aparecer dos placas heráldicas muy juntas.

Antes de que aparezca la placa heráldica, es posible que se sienta cansado, como si tuviera un resfriado. Podría tener dolor de cabeza, náuseas, dolor de garganta y pérdida del apetito.

El salpullido de la pitiriasis rosada es similar al salpullido que se ve en otras afecciones de la piel, incluidos la tiña de la piel, la tiña versicolor, el eccema y la psoriasis.

La sífilis y determinados medicamentos, como los antibióticos, también pueden causar un salpullido similar a la pitiriasis rosada.

Si tiene un salpullido en las palmas de las manos o las plantas de los pies, consulte a su médico. Esto puede ser señal de algo más grave que la pitiriasis rosada.

¿Cómo se diagnostica la pitiriasis rosada?

Su médico diagnosticará la pitiriasis rosada analizando el salpullido. El diagnóstico puede ser difícil cuando solo es visible la placa heráldica, debido a que la afección suele confundirse con la tiña o el eccema en este momento. Después de que aparece el salpullido, por lo general, el diagnóstico es claro.

Si el diagnóstico no es claro, es posible que su médico realice una prueba de hidróxido de potasio (KOH) para asegurarse de que el salpullido no sea causado por una infección micótica. Podría tomarse una muestra de piel de la zona infectada y examinarse bajo el microscopio (biopsia). Si se trata de una persona sexualmente activa y el diagnóstico no es claro, a menudo se realiza una prueba de sífilis.

¿Cómo se trata?

La pitiriasis rosada desaparece sin tratamiento. Suele durar alrededor de 6 a 8 semanas. Si el salpullido provoca comezón, quizá desee usar lociones y lubricantes para la piel, a fin de calmar la comezón. Si los síntomas son graves, su médico puede recetarle medicamentos antiinflamatorios, como corticosteroides, para aliviar la comezón y reducir el salpullido.

Aunque no requiere tratamiento, los medicamentos antivirales como el aciclovir pueden acortar la duración del salpullido, especialmente si los toma cuando recién aparece el salpullido.

La exposición del salpullido a la luz solar podría hacerlo desaparecer con mayor rapidez. Pero exponer la piel al sol durante demasiado tiempo puede provocarle quemaduras solares y aumentar su riesgo de tener cáncer de piel.

Si el salpullido dura más de 3 meses, comuníquese con su médico.

Para aliviar la comezón en el hogar:

  • Trate de mantenerse a temperatura fresca. Acalorarse y transpirar pueden empeorar la comezón y el salpullido.
  • Evite darse duchas o baños calientes. Mantenga el agua lo más fría que pueda soportar.
  • Pruebe un baño de avena, como el baño de avena Aveeno Colloidal Oatmeal, para ayudar a aliviar la comezón. También podría envolver 1 taza de avena en un paño de algodón y hervirla como lo haría si fuera a cocinar avena. Use esto como una esponja y báñese en agua fría sin jabón.
  • Pruebe una crema de hidrocortisona al 1% de venta libre para las zonas pequeñas que provocan comezón. En la cara o los genitales, use la crema con mucha moderación. Nota: No use la crema en niños de menos de 2 años, a menos que su médico se lo indique. No la use en la zona rectal o vaginal en niños de menos de 12 años, a menos que su médico se lo indique.
  • Pruebe un antihistamínico de venta libre, como maleato de clorfeniramina (Chlor-Trimeton) o difenhidramina (Benadryl). No le dé antihistamínicos a su hijo sin consultar primero con el médico.
  • Aplique un humectante o una loción de calamina en la piel mientras está húmeda.
  • Use el jabón lo menos posible. Utilice jabones suaves, como Basis, Cetaphil o Dove. Evite los jabones desodorantes cuando tenga un salpullido.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

American Academy of Dermatology
Dirección del sitio web: www.aad.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Hall JC (2010). Other papulosquamous dermatoses. In JC Hall, ed., Sauer’s Manual of Skin Diseases, 10th ed., pp. 164–173. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Muncaster A (2010). Pityriasis rosea. In MG Lebwohl et al., eds., Treatment of Skin Disease: Comprehensive Therapeutic Strategies, 3rd ed., pp. 571–572. Edinburgh: Saunders Elsevier.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Randall D. Burr, MD - Dermatología
Última revisión 8 noviembre, 2013

Última revisión: 8 noviembre, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.