Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Fobias

Generalidades del tema

¿Qué es una fobia?

Tener una fobia significa tener un temor extremo a un objeto, una situación o una actividad específicos. Tener una fobia a algo es muy distinto de la preocupación o el estrés cotidianos. Por ejemplo, la mayoría de las personas sienten preocupación y estrés en algún momento, como cuando hablan frente a un grupo grande de personas. Las personas con fobias tienen tanto temor que les resulta difícil hacer actividades normales, como ir a trabajar.

Tener una fobia incluye sentirse estresado por estar cerca del objeto, por estar en la situación o por hacer la actividad. También incluye tener temor al objeto, a la situación o a la actividad en sí. Las personas con fobias evitan aquello a lo que temen para no sentirse preocupados ni estresados.

Hay diferentes tipos de fobias:

  • Las fobias a los entornos naturales, como el temor a las tormentas o a los relámpagos.
  • Las fobias a los animales, como el temor a las arañas o a los perros.
  • Las fobias a la sangre/las inyecciones/las lesiones, como el temor a la sangre o a recibir una inyección.
  • Las fobias a situaciones, como el temor a volar, a los ascensores (y otros espacios cerrados) o a los puentes.
  • Otras fobias, como el temor a atragantarse o a vomitar. Otras fobias en los niños incluyen el temor a los ruidos fuertes o a los personajes disfrazados, como los payasos.

Muchas personas que tienen fobias también tienen otro problema, como un trastorno de ansiedad, depresión o abuso de sustancias.

¿Cuál es la causa de las fobias?

Se desconoce la causa de las fobias. Si tiene un familiar con una fobia, tiene más probabilidades de tener una fobia. A veces, una persona podría tener una fobia debido a que:

  • Le sucedió algo malo, como ser mordida por un perro.
  • Tuvo un ataque de pánico en una situación específica, como estar en un elevador.
  • Vio que algo malo le sucedió a otra persona, como ver a una persona caerse de un edificio.
  • Vio a otra persona que tenía mucho temor a algo, como sentarse en un avión cerca de una persona que tiene temor a volar.
  • Se enteró de que sucedió algo malo, como un accidente aéreo.

Por lo general, las fobias comienzan cuando la persona es un niño o un adolescente. Los niños tienen más fobias a los animales, a los entornos naturales y a la sangre/las inyecciones/las lesiones que los adolescentes o los adultos. Generalmente, las fobias a situaciones comienzan cuando la persona es adulta. Las mujeres suelen tener fobias a una edad más temprana que los hombres. Si una persona tiene una fobia, tiene probabilidades de tener también otra fobia.

¿Cuáles son los síntomas?

El síntoma principal de una fobia es tener más temor que la mayoría de las personas a estar cerca de un objeto, a estar en una situación o a hacer una actividad. Aun la sola idea de estas cosas puede causar estrés en gente que tiene fobias. Los niños demuestran su estrés llorando, mediante rabietas, paralizándose o aferrándose a otra persona.

Los adultos con fobias saben que la cantidad de temor y preocupación que sienten es mayor que el peligro de que les haga daño el objeto, la situación o la actividad. Los niños no comprenden este aspecto de las fobias.

Muchas personas con fobias tienen más temor a ser dañadas por el objeto o la situación que al objeto o a la situación en sí. Por ejemplo, una persona podría tener temor a viajar en un avión debido a que le preocupa que el avión se estrelle. Las personas con fobias podrían preocuparse porque las siguientes cosas podrían suceder cuando están cerca del objeto o de la situación:

  • Perder el control.
  • Sentir pánico.
  • Sentir temor o estrés físico, lo que incluye tener latidos cardíacos más rápidos o que le resulte difícil respirar.
  • Desmayarse. Muchas personas que tienen fobia a la sangre/las inyecciones/las lesiones se desmayan cuando están cerca del objeto que les provoca la fobia. Por ejemplo, una persona podría desmayarse cuando le aplican una inyección.

La cantidad de preocupación o de temor que tenga una persona depende de cuán cerca esté del objeto, de la situación o de la actividad a los que teme. Por ejemplo, una persona tiene más temor a una araña que está sobre la mesa, frente a ella, que a una araña que está del otro lado de una ventana. La preocupación y el temor que tiene una persona también dependen de cuán fácilmente la persona pueda escapar. Por ejemplo, una persona podría sentir más temor en un ascensor cuando las puertas están cerradas que cuando están abiertas.

¿Cómo se diagnostican las fobias?

Para averiguar si usted tiene una fobia, el médico le hará preguntas sobre sus síntomas, incluyendo cuánto tiempo los ha tenido. Su médico también le hará un examen físico y le hará preguntas sobre su historial de salud. Y le hará preguntas acerca de los medicamentos que está tomando. Esta información le ayudará a su médico a averiguar si tiene alguna otra afección.

Para que le diagnostiquen una fobia, probablemente tendrá la mayoría de los siguientes síntomas:

  • Tiene más temor que la mayoría de las personas a un objeto, una situación o una actividad específicos.
  • Se siente estresado o tiene un ataque de pánico cuando está cerca del objeto o de la situación.
  • Si usted es adolescente o adulto, comprende que la cantidad de temor que tiene respecto del objeto o de la situación no es razonable.
  • Evita el objeto, la situación o la actividad a los que teme.
  • El temor y el estrés que usted siente hacen que le resulte difícil hacer actividades normales, como ir a trabajar todos los días o ir de compras a la tienda de comestibles.
  • Si tienes menos de 18 años, has tenido síntomas durante al menos 6 meses.
  • Sus síntomas no coinciden con los de otro problema, como el trastorno de pánico.

¿Cómo se tratan?

Las fobias se tratan con terapia cognitiva conductual. Esta terapia incluye imaginar que está cerca del objeto, de la situación o de la actividad a los que teme, o estar realmente cerca de ellos. Esto se llama terapia de exposición. La terapia cognitiva conductual puede realizarse con una persona o con un grupo.

Un tipo de exposición implica una serie de pasos para acercarse al objeto, a la situación o a la actividad. Esto se llama desensibilización sistemática. Por ejemplo, si tiene fobia a las alturas, primero podría imaginarse en un lugar alto, como un balcón en el piso 10 de un edificio. Luego, haría un ejercicio que le ayude a relajarse, hasta que disminuyan su preocupación y su temor por las alturas. Después, intentaría ir a un balcón de un piso más bajo y hacer el ejercicio que le ayude a relajarse. Finalmente, con el tiempo, es posible que pueda ir al balcón del piso 10 sin sentir temor.

A veces, su médico podría recetarle medicamentos. Los medicamentos pueden ayudarle a aliviar los síntomas de la ansiedad que tiene debido a su fobia. Los medicamentos para las fobias son más útiles cuando se combinan con terapia cognitiva conductual.

Desafortunadamente, muchas personas no buscan tratamiento para los trastornos de ansiedad. Es posible que usted no busque tratamiento debido a que cree que los síntomas no son tan malos o porque cree que puede resolver las cosas por su propia cuenta. Pero recibir tratamiento es importante.

Si necesita ayuda para decidir si consultar a su médico, lea sobre algunos motivos por los que las personas no obtienen ayuda y cómo superarlos.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Anxiety Disorders Association of America (ADAA)
Dirección del sitio web: www.adaa.org

Referencias

Otras obras consultadas

  • Fyer AJ (2009). Anxiety disorders: Genetics. In BJ Sadock et al., eds., Kaplan and Sadock's Comprehensive Textbook of Psychiatry, 9th ed., vol. 1, pp. 1898–1906. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Hollander E, Simeon D (2008). Specific phobias section of Anxiety disorders. The American Psychiatric Publishing Textbook of Psychiatry, 5th ed., pp. 546–550. Washington, DC: American Psychiatric Publishing.
  • Huppert JC, et al. (2009). Anxiety disorders: Cognitive-behavioral therapy. In BJ Sadock et al., eds., Kaplan and Sadock's Comprehensive Textbook of Psychiatry, 9th ed., vol. 1, pp. 1915–1926. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Iacoviello BM, Mathew SJ (2010). Anxiety disorders. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 13, chap. 1. Hamilton, ON: BC Decker.
  • McClure-Tone EB, Pine DS (2009). Clinical features of Anxiety disorders. In BJ Sadock et al., eds., Kaplan and Sadock's Comprehensive Textbook of Psychiatry, 9th ed., vol. 1, pp. 1844–1856. Philadelphia: Lippincott Williams and Wilkins.
  • Reus VI (2012). Mental disorders. In DL Longo et al., eds., Harrison's Principles of Internal Medicine, 18th ed., vol. 2, pp. 3529–3545. New York: McGraw-Hill.
  • Shelton RC (2008). Phobic disorders: Specific phobia and social phobia section of Anxiety disorders. In MH Ebert et al., eds., Current Diagnosis and Treatment in Psychiatry, 2nd ed., pp. 359–392. New York: McGraw-Hill.

Créditos

Por El personal de Healthwise
Adam Husney, MD - Medicina familiar
Steven Locke, MD - Psiquiatría
Última revisión 11 abril, 2012

Última revisión: 11 abril, 2012

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.