Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
DONATE Donate
SHARE TEXT

Embarazo: ¿Debería aplicarme una epidural durante el parto?

Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Embarazo: ¿Debería aplicarme una epidural durante el parto?

Obtenga los hechos

Sus opciones

  • Aplicarse una epidural para controlar el dolor durante el parto.
  • No aplicarse una epidural. En lugar de ello, utilizar otros métodos para controlar el dolor.

Puntos clave para recordar

  • Una epidural es un medicamento que adormece la parte inferior del cuerpo para que el parto no sea tan doloroso. La dosis se puede cambiar para que usted esté parcial o completamente adormecida, según cuánto dolor esté sintiendo.
  • Para la mayoría de las mujeres, esta es una decisión personal que depende de dos factores: lo preocupada que esté acerca de sentir dolor y lo importante que sea para usted un parto natural (trabajo de parto sin analgésicos).
  • Una epidural se considera el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.1
  • Las epidurales son muy comunes. Pero hay algunos riesgos y posibles efectos secundarios que debería conocer.
  • El dolor del trabajo de parto es impredecible. Es posible que sienta más dolor que el esperado. Usted puede planear tener un parto natural y luego decidir que necesita un analgésico.
PMCs

¿Qué es una epidural?

Una epidural es un analgésico que le aplican a través de un tubo muy delgado (catéter) que se introduce en la espalda. La parte inferior del cuerpo se adormece parcial o completamente, según la cantidad de medicamento que se use. Pero usted permanece despierta y alerta.

Algunos hospitales y centros de partos ofrecen una "epidural leve" o "epidural ambulante". Esta es una dosis leve de medicamento que le permite caminar y pujar durante las contracciones. Pregunte a su médico si su hospital o centro ofrecen una "epidural leve".

A veces, usted no puede recibir una epidural:

  • Su trabajo de parto podría suceder tan rápido que no hay tiempo para una epidural.
  • Es posible que se encuentre en un hospital más pequeño que no las ofrezca. Si piensa que podría desear recibir una epidural, averigüe con anticipación si el hospital o el centro de partos donde planea ir las ofrecen.
  • Podría tener un problema de salud que implique que no puede recibir una epidural.

¿Cuáles son los beneficios de aplicarme una epidural?

  • Las epidurales se consideran el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.1
  • Una vez que se comienza con la epidural, usted puede experimentar rápidamente alivio del dolor si lo necesita y cuando lo necesita durante el trabajo de parto y el parto.
  • El medicamento en una epidural no la adormece, por lo tanto está despierta y alerta durante el parto.
  • Si finalmente necesitara una cesárea, la epidural podría rápidamente adormecer la zona por debajo de la cintura para la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de aplicarme una epidural?

  • Trabajo de parto más largo. En promedio, una epidural agrega una hora adicional al trabajo de parto.2
  • Disminución de la presión arterial. Esto puede reducir la frecuencia cardíaca de su bebé. Para ayudar a prevenir esto, usted recibe líquidos vía IV de antemano, y se le recomienda que se recueste de lado, lo que mejora el flujo de sangre al bebé.
  • No poder sentir sus contracciones ni pujar. Esto aumenta su riesgo de necesitar un parto asistido (fórceps o ventosa) y, tal vez, su probabilidad de necesitar una cesárea, que de otra manera no habría necesitado.2
  • Convulsiones. Esto es muy poco frecuente.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Después de un parto con una epidural, usted podría tener:

  • Dolor de espalda en el lugar del catéter. Esto no es común. Algunas mujeres temen que la epidural cause dolor de espalda a largo plazo. Pero los estudios no han demostrado una relación entre el nuevo dolor de espalda y el uso de la epidural.2
  • Dolor de cabeza intenso y prolongado. Esto puede suceder cuando se punza accidentalmente la envoltura de la médula espinal durante la epidural. La punción sucede en alrededor de 2 de cada 100 mujeres. Esto significa que la punción no sucede en 98 de cada 100 mujeres. Una vez que la punción se arregla con un medicamento diferente, el dolor de cabeza suele desaparecer.

¿Qué otros métodos se utilizan para controlar el dolor del trabajo de parto?

  • Analgésicos. Usted puede recibir una inyección de analgésicos o recibirlos vía IV. Los medicamentos más comunes que se usan son los opioides, también llamados narcóticos. Estos medicamentos:
    • La ayudan a relajarse entre las contracciones.
    • Disminuyen el dolor (pero no lo hacen desaparecer por completo).
    • Tienen efectos secundarios, incluidos somnolencia, náuseas y vómito.
    • Presentan menos probabilidades que una epidural de causarle un parto con fórceps o con ventosa.3
  • Métodos naturales. También existen varias maneras de controlar el dolor sin usar medicamentos. Estos incluyen:
    • Distracciones. Camine, juegue a las cartas, mire televisión, dese una ducha o lea para ayudar a que su mente no piense en las contracciones.
    • Masajes. Los masajes en los hombros y en la parte baja de la espalda durante las contracciones podrían aliviar su dolor.
    • Imágenes. Por ejemplo, piense en las contracciones como olas que pasan sobre usted. Imagine un lugar tranquilo, como una playa o un arroyo en una montaña, para que la ayude a relajarse entre las contracciones.
    • Respiración focalizada. Respirar siguiendo un ritmo puede distraerla del dolor. Las clases de educación para el parto le enseñan diferentes métodos de respiración focalizada.

¿Por qué podría recomendarle su médico una epidural?

Por lo general, esto es una decisión personal, pero una epidural podría recomendarse en determinadas situaciones, por ejemplo, cuando:

  • Su dolor de trabajo de parto es tan intenso que se siente exhausta o fuera de control. Una epidural puede ayudarla a descansar y a mantenerse concentrada.
  • Tiene una probabilidad más alta que el promedio de necesitar una cesárea. Si necesita cirugía, la epidural ya estaría colocada, y podrían adormecerla rápidamente.

Compare sus opciones

Compare

¿Qué implica generalmente?









¿Cuáles son los beneficios?









¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?









Aplicarse una epidural Aplicarse una epidural
  • Se utiliza una aguja grande para colocar un tubo pequeño, que se llama catéter, en la parte baja de la espalda. Se extrae la aguja, y se pega el catéter a la piel.
  • El medicamento la deja parcial o completamente adormecida por debajo de la cintura, según cuánto se use.
  • Probablemente deba permanecer en cama y vaciar su vejiga con una sonda urinaria.
  • Es probable que pueda mover las piernas y sentir cuando sea hora de pujar. Pero pujar podría ser más difícil y llevar más tiempo.
  • Una epidural da muy buen resultado para aliviar el dolor.
  • El medicamento no pasa al torrente sanguíneo, por lo que usted permanece despierta y alerta durante todo el trabajo de parto y el parto.
  • Los riesgos de una epidural incluyen:
    • Trabajo de parto más largo.
    • Una disminución de la presión arterial.
    • Estar demasiado adormecida como para pujar y necesitar un parto asistido.
    • Que el bebé adopte una mala posición.
  • Los posibles efectos secundarios incluyen:
    • Espalda dolorida.
    • Fuerte dolor de cabeza.
No aplicarse una epidural No aplicarse una epidural
  • Usted usa otras maneras de controlar el dolor, como analgésicos o métodos naturales como técnicas de respiración, masaje y distracción.
  • Usted evita los riesgos y los efectos secundarios de una epidural.
  • Sin el analgésico, usted tiene un parto natural.
  • El trabajo de parto podría ser más doloroso.
  • Demasiado dolor puede hacerla sentir tan cansada que podría necesitar otros métodos para ayudarla a dar a luz.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca del uso de epidurales durante el parto

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

Cuando tuve a mi primer hijo, no usé ningún tipo de analgésicos. Estaba muy firme con mi decisión de no usar ninguno y, afortunadamente, el dolor no fue terrible. Para este embarazo, tuve un obstetra que me incentivó a planificar con anticipación "por las dudas". Por suerte lo hice, porque tuve un dolor de espalda tan insoportable durante el trabajo de parto que tuve que recibir algún tipo de alivio del dolor. Me alegra el hecho de que ya había analizado mis opciones y había decidido que una epidural leve sería aceptable si fuera necesario. Obtener ese alivio, pero aún poder sentir lo suficiente como para pujar, ¡hizo toda la diferencia del mundo!

Carmen, 29 años

Estoy tan nerviosa acerca de la idea de tener una aguja en la espalda que simplemente no podría considerar una epidural. En realidad, no se me ocurrió ningún tipo de analgésico con el que me sentiría cómoda si lo tomara. Las mujeres han tenido bebés durante siglos sin analgésicos, y yo también.

Theresa, 34 años

El dolor me bloquea, pero realmente quiero sentirme bien acerca de tener a mi bebé. He hablado con mi enfermera partera acerca de los riesgos y los beneficios de aplicarme una epidural, y parece perfecta para mí.

Anne, 37 años

En realidad no pensé demasiado en cómo iba a manejar el dolor del trabajo de parto. Cuando estaba en el medio del trabajo de parto, me dijeron que podían aplicarme una epidural, y yo simplemente accedí. No me gustó para nada. No podía sentir lo suficiente como para pujar. Luego, tuve un dolor de cabeza intenso durante los días posteriores. Por supuesto, solo importa que mi bebé esté saludable, pero no me voy a aplicar una epidural otra vez.

Courtney, 22 años

¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para aplicarse una epidural

Motivos para no aplicarse una epidural

Tengo una baja tolerancia al dolor. Me preocupa no poder controlarlo sin medicamentos.

Tengo una alta tolerancia al dolor, por eso creo que puedo controlarlo sin medicamentos.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Creo que está bien usar analgésicos durante el trabajo de parto.

Estoy en contra de usar medicamentos durante el trabajo de parto.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupan los riesgos que implica una epidural.

Me preocupan los riesgos que implica una epidural.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa la necesidad de un parto asistido debido a una epidural.

Me preocupa mucho que una epidural pudiera requerir un parto asistido.

Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

Más importante
Igualmente importante
Más importante

¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Aplicarme una epidural

NO aplicarme una epidural

Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1.

Si decide aplicarse una epidural para controlar el dolor, ¿está haciendo algo mal?

  • Lo lamento, eso no es correcto. Nadie puede criticarla por desear tener la mejor experiencia posible. Si decide que necesita un analgésico, usted no ha "fracasado".
  • NoUsted tiene la razón. Nadie puede criticarla por desear tener la mejor experiencia posible. Si decide que necesita un analgésico, usted no ha "fracasado".
  • No estoy seguraEs posible que la ayude volver atrás y leer "Puntos clave para recordar". Nadie puede criticarla por desear tener la mejor experiencia posible. Si decide que necesita un analgésico, usted no ha "fracasado".
2.

¿Es la epidural el mejor tipo de medicamento de alivio del dolor de parto?

  • Usted tiene la razón. Una epidural se considera el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.
  • NoLo lamento, eso no es correcto. Una epidural se considera el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.
  • No estoy seguraEs posible que la ayude volver atrás y leer "Puntos clave para recordar". Una epidural se considera el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.
3.

¿Es una epidural completamente segura y sin riesgos ni efectos secundarios?

  • No, eso es incorrecto. Aunque las epidurales son muy comunes, tienen riesgos y posibles efectos secundarios.
  • NoUsted tiene la razón. Aunque las epidurales son muy comunes, tienen riesgos y posibles efectos secundarios.
  • No estoy seguraEs posible que la ayude volver atrás y leer "¿Cuáles son los riesgos de aplicarme una epidural?" y "¿Cuáles son los efectos secundarios?" Las epidurales tienen riesgos y posibles efectos secundarios.

Decida cuál es el siguiente paso

1.

¿Entiende usted las opciones que tiene?

2.

¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3.

¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1.

¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro
3.

Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

Resumen

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.

Su decisión 

Pasos a seguir

Hacia qué se inclina

Qué tan seguro está

Sus comentarios

Su conocimiento de los hechos 

Conceptos clave que ha entendido

Conceptos clave que pueden necesitar revisión

Prepárese para actuar 

Opciones del paciente

Créditos y Referencias

Credits
CréditosEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioKathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializadoKirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (2004, reaffirmed 2008). Pain relief during labor. ACOG Committee Opinion No. 295. Obstetrics and Gynecology, 104(1): 213.
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists (2002, reaffirmed 2012). Obstetric analgesia and anesthesia. ACOG Practice Bulletin No. 36. Obstetrics and Gynecology, 100(1): 177–191.
  3. Cunningham FG, et al. (2010). Forceps delivery and vacuum extraction. In Williams Obstetrics, 23rd ed., pp. 511–526. New York: McGraw-Hill.
Usted puede querer tener algo que decir en esta decisión, o simplemente puede desear seguir la recomendación de su médico. De cualquier manera, esta información le ayudará a entender cuáles son sus alternativas para que pueda hablar con su médico acerca de ellas.

Embarazo: ¿Debería aplicarme una epidural durante el parto?

Esto es un registro de sus respuestas. Puede usarlo para hablar con su médico o sus seres queridos sobre su decisión.
  1. Obtenga los hechos
  2. Compare sus opciones
  3. ¿Qué es lo que más le importa?
  4. ¿Hacia qué se inclina ahora?
  5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

1. Hechos

Sus opciones

  • Aplicarse una epidural para controlar el dolor durante el parto.
  • No aplicarse una epidural. En lugar de ello, utilizar otros métodos para controlar el dolor.

Puntos clave para recordar

  • Una epidural es un medicamento que adormece la parte inferior del cuerpo para que el parto no sea tan doloroso. La dosis se puede cambiar para que usted esté parcial o completamente adormecida, según cuánto dolor esté sintiendo.
  • Para la mayoría de las mujeres, esta es una decisión personal que depende de dos factores: lo preocupada que esté acerca de sentir dolor y lo importante que sea para usted un parto natural (trabajo de parto sin analgésicos).
  • Una epidural se considera el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.1
  • Las epidurales son muy comunes. Pero hay algunos riesgos y posibles efectos secundarios que debería conocer.
  • El dolor del trabajo de parto es impredecible. Es posible que sienta más dolor que el esperado. Usted puede planear tener un parto natural y luego decidir que necesita un analgésico.
PMCs

¿Qué es una epidural?

Una epidural es un analgésico que le aplican a través de un tubo muy delgado (catéter) que se introduce en la espalda. La parte inferior del cuerpo se adormece parcial o completamente, según la cantidad de medicamento que se use. Pero usted permanece despierta y alerta.

Algunos hospitales y centros de partos ofrecen una "epidural leve" o "epidural ambulante". Esta es una dosis leve de medicamento que le permite caminar y pujar durante las contracciones. Pregunte a su médico si su hospital o centro ofrecen una "epidural leve".

A veces, usted no puede recibir una epidural:

  • Su trabajo de parto podría suceder tan rápido que no hay tiempo para una epidural.
  • Es posible que se encuentre en un hospital más pequeño que no las ofrezca. Si piensa que podría desear recibir una epidural, averigüe con anticipación si el hospital o el centro de partos donde planea ir las ofrecen.
  • Podría tener un problema de salud que implique que no puede recibir una epidural.

¿Cuáles son los beneficios de aplicarme una epidural?

  • Las epidurales se consideran el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.1
  • Una vez que se comienza con la epidural, usted puede experimentar rápidamente alivio del dolor si lo necesita y cuando lo necesita durante el trabajo de parto y el parto.
  • El medicamento en una epidural no la adormece, por lo tanto está despierta y alerta durante el parto.
  • Si finalmente necesitara una cesárea, la epidural podría rápidamente adormecer la zona por debajo de la cintura para la cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de aplicarme una epidural?

  • Trabajo de parto más largo. En promedio, una epidural agrega una hora adicional al trabajo de parto.2
  • Disminución de la presión arterial. Esto puede reducir la frecuencia cardíaca de su bebé. Para ayudar a prevenir esto, usted recibe líquidos vía IV de antemano, y se le recomienda que se recueste de lado, lo que mejora el flujo de sangre al bebé.
  • No poder sentir sus contracciones ni pujar. Esto aumenta su riesgo de necesitar un parto asistido (fórceps o ventosa) y, tal vez, su probabilidad de necesitar una cesárea, que de otra manera no habría necesitado.2
  • Convulsiones. Esto es muy poco frecuente.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Después de un parto con una epidural, usted podría tener:

  • Dolor de espalda en el lugar del catéter. Esto no es común. Algunas mujeres temen que la epidural cause dolor de espalda a largo plazo. Pero los estudios no han demostrado una relación entre el nuevo dolor de espalda y el uso de la epidural.2
  • Dolor de cabeza intenso y prolongado. Esto puede suceder cuando se punza accidentalmente la envoltura de la médula espinal durante la epidural. La punción sucede en alrededor de 2 de cada 100 mujeres. Esto significa que la punción no sucede en 98 de cada 100 mujeres. Una vez que la punción se arregla con un medicamento diferente, el dolor de cabeza suele desaparecer.

¿Qué otros métodos se utilizan para controlar el dolor del trabajo de parto?

  • Analgésicos. Usted puede recibir una inyección de analgésicos o recibirlos vía IV. Los medicamentos más comunes que se usan son los opioides, también llamados narcóticos. Estos medicamentos:
    • La ayudan a relajarse entre las contracciones.
    • Disminuyen el dolor (pero no lo hacen desaparecer por completo).
    • Tienen efectos secundarios, incluidos somnolencia, náuseas y vómito.
    • Presentan menos probabilidades que una epidural de causarle un parto con fórceps o con ventosa.3
  • Métodos naturales. También existen varias maneras de controlar el dolor sin usar medicamentos. Estos incluyen:
    • Distracciones. Camine, juegue a las cartas, mire televisión, dese una ducha o lea para ayudar a que su mente no piense en las contracciones.
    • Masajes. Los masajes en los hombros y en la parte baja de la espalda durante las contracciones podrían aliviar su dolor.
    • Imágenes. Por ejemplo, piense en las contracciones como olas que pasan sobre usted. Imagine un lugar tranquilo, como una playa o un arroyo en una montaña, para que la ayude a relajarse entre las contracciones.
    • Respiración focalizada. Respirar siguiendo un ritmo puede distraerla del dolor. Las clases de educación para el parto le enseñan diferentes métodos de respiración focalizada.

¿Por qué podría recomendarle su médico una epidural?

Por lo general, esto es una decisión personal, pero una epidural podría recomendarse en determinadas situaciones, por ejemplo, cuando:

  • Su dolor de trabajo de parto es tan intenso que se siente exhausta o fuera de control. Una epidural puede ayudarla a descansar y a mantenerse concentrada.
  • Tiene una probabilidad más alta que el promedio de necesitar una cesárea. Si necesita cirugía, la epidural ya estaría colocada, y podrían adormecerla rápidamente.

2. Compare sus opciones

 Aplicarse una epiduralNo aplicarse una epidural
¿Qué implica generalmente?
  • Se utiliza una aguja grande para colocar un tubo pequeño, que se llama catéter, en la parte baja de la espalda. Se extrae la aguja, y se pega el catéter a la piel.
  • El medicamento la deja parcial o completamente adormecida por debajo de la cintura, según cuánto se use.
  • Probablemente deba permanecer en cama y vaciar su vejiga con una sonda urinaria.
  • Es probable que pueda mover las piernas y sentir cuando sea hora de pujar. Pero pujar podría ser más difícil y llevar más tiempo.
  • Usted usa otras maneras de controlar el dolor, como analgésicos o métodos naturales como técnicas de respiración, masaje y distracción.
¿Cuáles son los beneficios?
  • Una epidural da muy buen resultado para aliviar el dolor.
  • El medicamento no pasa al torrente sanguíneo, por lo que usted permanece despierta y alerta durante todo el trabajo de parto y el parto.
  • Usted evita los riesgos y los efectos secundarios de una epidural.
  • Sin el analgésico, usted tiene un parto natural.
¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios?
  • Los riesgos de una epidural incluyen:
    • Trabajo de parto más largo.
    • Una disminución de la presión arterial.
    • Estar demasiado adormecida como para pujar y necesitar un parto asistido.
    • Que el bebé adopte una mala posición.
  • Los posibles efectos secundarios incluyen:
    • Espalda dolorida.
    • Fuerte dolor de cabeza.
  • El trabajo de parto podría ser más doloroso.
  • Demasiado dolor puede hacerla sentir tan cansada que podría necesitar otros métodos para ayudarla a dar a luz.

Historias personales

¿Le interesa lo que otros decidieron hacer? Muchas personas han enfrentado esta decisión. Estas historias personales podrían ayudarle a decidir.

Historias personales acerca del uso de epidurales durante el parto

Estas historias se basan en información obtenida de profesionales de la salud y consumidores. Podrían ser útiles a medida que usted toma decisiones de salud importantes.

"Cuando tuve a mi primer hijo, no usé ningún tipo de analgésicos. Estaba muy firme con mi decisión de no usar ninguno y, afortunadamente, el dolor no fue terrible. Para este embarazo, tuve un obstetra que me incentivó a planificar con anticipación "por las dudas". Por suerte lo hice, porque tuve un dolor de espalda tan insoportable durante el trabajo de parto que tuve que recibir algún tipo de alivio del dolor. Me alegra el hecho de que ya había analizado mis opciones y había decidido que una epidural leve sería aceptable si fuera necesario. Obtener ese alivio, pero aún poder sentir lo suficiente como para pujar, ¡hizo toda la diferencia del mundo!"

— Carmen, 29 años

"Estoy tan nerviosa acerca de la idea de tener una aguja en la espalda que simplemente no podría considerar una epidural. En realidad, no se me ocurrió ningún tipo de analgésico con el que me sentiría cómoda si lo tomara. Las mujeres han tenido bebés durante siglos sin analgésicos, y yo también."

— Theresa, 34 años

"El dolor me bloquea, pero realmente quiero sentirme bien acerca de tener a mi bebé. He hablado con mi enfermera partera acerca de los riesgos y los beneficios de aplicarme una epidural, y parece perfecta para mí."

— Anne, 37 años

"En realidad no pensé demasiado en cómo iba a manejar el dolor del trabajo de parto. Cuando estaba en el medio del trabajo de parto, me dijeron que podían aplicarme una epidural, y yo simplemente accedí. No me gustó para nada. No podía sentir lo suficiente como para pujar. Luego, tuve un dolor de cabeza intenso durante los días posteriores. Por supuesto, solo importa que mi bebé esté saludable, pero no me voy a aplicar una epidural otra vez."

— Courtney, 22 años

3. ¿Qué es lo que más le importa?

Sus sentimientos personales son tan importantes como los hechos médicos. Piense en lo que más le importa en esta decisión e indique cómo se siente acerca de las siguientes afirmaciones.

Motivos para aplicarse una epidural

Motivos para no aplicarse una epidural

Tengo una baja tolerancia al dolor. Me preocupa no poder controlarlo sin medicamentos.

Tengo una alta tolerancia al dolor, por eso creo que puedo controlarlo sin medicamentos.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Creo que está bien usar analgésicos durante el trabajo de parto.

Estoy en contra de usar medicamentos durante el trabajo de parto.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupan los riesgos que implica una epidural.

Me preocupan los riesgos que implica una epidural.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

No me preocupa la necesidad de un parto asistido debido a una epidural.

Me preocupa mucho que una epidural pudiera requerir un parto asistido.

       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

Mis otros motivos importantes:

Mis otros motivos importantes:

  
       
Más importante
Igualmente importante
Más importante

4. ¿Hacia qué se inclina ahora?

Ahora que ha considerado los hechos y sus sentimientos, es posible que tenga una idea general de su posición sobre esta decisión. Indique hacia qué se inclina en este momento.

Aplicarme una epidural

NO aplicarme una epidural

       
Me inclino por
Indeciso
Me inclino por

5. ¿Qué más necesita para tomar su decisión?

Verifique los hechos

1. Si decide aplicarse una epidural para controlar el dolor, ¿está haciendo algo mal?

  • No
  • No estoy segura
Usted tiene la razón. Nadie puede criticarla por desear tener la mejor experiencia posible. Si decide que necesita un analgésico, usted no ha "fracasado".

2. ¿Es la epidural el mejor tipo de medicamento de alivio del dolor de parto?

  • No
  • No estoy segura
Usted tiene la razón. Una epidural se considera el tipo de medicamento de alivio del dolor de parto más eficaz y más fácil de ajustar.

3. ¿Es una epidural completamente segura y sin riesgos ni efectos secundarios?

  • No
  • No estoy segura
Usted tiene la razón. Aunque las epidurales son muy comunes, tienen riesgos y posibles efectos secundarios.

Decida cuál es el siguiente paso

1. ¿Entiende usted las opciones que tiene?

2. ¿Le queda claro cuáles beneficios y efectos secundarios son los más importantes para usted?

3. ¿Tiene usted suficiente apoyo y asesoramiento de otras personas para tomar una decisión?

Certeza

1. ¿Qué tan seguro se siente ahora acerca de su decisión?

     
Nada seguro
Un poco seguro
Muy seguro

2. Verifique lo que debe hacer antes de tomar esta decisión.

  • Estoy listo para actuar.
  • Yo quiero discutir las opciones con otras personas.
  • Yo quiero aprender más acerca de mis opciones.

3. Use el espacio siguiente para enumerar preguntas, inquietudes y pasos a seguir.

 
Créditos
PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primarioKathleen Romito, MD - Medicina familiar
Revisor médico especializadoKirtly Jones, MD - Obstetricia y ginecología

Referencias
Citas bibliográficas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (2004, reaffirmed 2008). Pain relief during labor. ACOG Committee Opinion No. 295. Obstetrics and Gynecology, 104(1): 213.
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists (2002, reaffirmed 2012). Obstetric analgesia and anesthesia. ACOG Practice Bulletin No. 36. Obstetrics and Gynecology, 100(1): 177–191.
  3. Cunningham FG, et al. (2010). Forceps delivery and vacuum extraction. In Williams Obstetrics, 23rd ed., pp. 511–526. New York: McGraw-Hill.

Nota: La "versión imprimible" del documento no contendrá toda la información disponible en el documento en línea; parte de la información (por ejemplo, referencias cruzadas a otros temas, definiciones o ilustraciones médicas) sólo está disponible en la versión en línea.

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.