Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Obesidad

Generalidades del tema

¿Qué es la obesidad?

Ser obeso significa tener tanta grasa corporal que su salud está en peligro. Tener demasiada grasa corporal puede provocar diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, presión arterial alta, artritis, apnea del sueño y ataque cerebral.

Debido a estos riesgos, es importante bajar de peso, incluso si no se siente mal ahora. Es difícil cambiar los hábitos alimentarios y de ejercicio. Pero puede hacerlo si elabora un plan.

¿Cómo sabe usted si es obeso?

Puede usar una medición que se llama índice de masa corporal, o IMC, junto con su talla de cintura para determinar si su peso es peligroso para su salud. El IMC es una combinación de la estatura y el peso. Si tiene un IMC de 30 o más, no se alimenta en forma saludable y hace demasiado poca actividad física, su exceso de peso está poniendo su salud en peligro.

Use la Herramienta interactiva: ¿Está aumentando su IMC los riesgos para su salud? para determinar su índice de masa corporal.

Use la Herramienta interactiva: ¿Cuál es el IMC de su hijo? para revisar el IMC en niños con edades entre 2 y 19 años.

Las personas que tienen demasiada grasa alrededor de la parte media del cuerpo, en lugar de alrededor de las caderas, tienen más probabilidades de tener problemas de salud. En las mujeres, una talla de cintura de 35 pulgadas (88 cm) o más aumenta las probabilidades de tener una enfermedad. En los hombres, una talla de cintura de 40 pulgadas (101 cm) o más aumenta las probabilidades de tener una enfermedad.1

Si usted es asiático, su salud podría estar en riesgo si tiene un IMC de 27.5 o más y si tiene hábitos alimentarios que no son saludables y hace demasiado poca actividad física. Asimismo, se observan problemas de salud con una talla de cintura más pequeña. En las mujeres asiáticas, una talla de cintura de 32 pulgadas (80 cm) o más aumenta las probabilidades de tener una enfermedad. En los hombres asiáticos, una talla de cintura de 36 pulgadas (90 cm) o más aumenta las probabilidades de tener una enfermedad.2

Revise esta tabla para encontrar su riesgo de enfermedades mediante el índice de masa corporal y el tamaño de la cintura.

¿Cuál es la causa de la obesidad?

Cuando usted ingiere más calorías de las que quema, aumenta de peso. Cómo come, cuán activo es y otros factores afectan la manera en que el cuerpo usa las calorías y hacen que usted aumente o no de peso.

Si sus familiares son obesos, es posible que usted haya heredado una tendencia a aumentar de peso. Y su familia también ayuda a formar sus hábitos alimentarios y de estilo de vida, que pueden provocar obesidad.

Además, nuestras vidas ocupadas hacen que resulte más difícil planificar y cocinar comidas saludables. Para muchos de nosotros, es más fácil recurrir a alimentos preparados, comer afuera o ir al drive-thru. Pero estos alimentos suelen ser altos en grasas saturadas y en calorías. A menudo, las porciones son demasiado grandes. Los horarios de trabajo, los largos viajes al trabajo y otros compromisos también reducen el tiempo que tenemos para realizar actividad física.

Ha probado dietas, pero siempre recupera el peso que bajó. ¿Qué puede hacer?

Concéntrese en la salud, no en las dietas. Es difícil cumplir con dietas y, a la larga, generalmente no funcionan. Es muy difícil cumplir con una dieta que incluya una gran cantidad de cambios importantes en sus hábitos alimentarios.

En lugar de concentrarse en una dieta, concéntrese en los cambios en el estilo de vida que mejorarán su salud y alcanzarán el equilibrio adecuado entre energía y calorías. Para bajar de peso, necesita quemar más calorías de las que ingiere. Puede hacerlo comiendo alimentos saludables en cantidades razonables y volviéndose más activo. Y debe hacerlo todos los días.

Los pequeños pasos significan mucho. Bajar tan solo el 10% de su peso corporal puede marcar una diferencia en su salud.1

Elabore un plan de cambio. Colabore con su médico para elaborar un plan que le dé resultado. Hable con sus familiares y amigos para que le ayuden a seguir el plan. Pídale a su médico que le recomiende un dietista que le ayude con la planificación de las comidas.

No se disguste si se aparta de su plan. Averigüe por qué se apartó del plan y cómo puede revertir esta situación.

¿Cómo puede cumplir con su plan de cambio?

Es difícil cambiar los hábitos. Debe estar preparado. Asegúrese de que este sea el momento adecuado para usted. ¿Está preparado para elaborar un plan y cumplir con él? ¿Cuenta con el apoyo de su familia y de sus amigos? ¿Sabe cuáles serán sus primeros pasos? Volverse más saludable y mantenerse así es un esfuerzo de por vida.

La mayoría de las personas tienen más éxito cuando hacen cambios pequeños, de a un paso por vez. Por ejemplo, podría comer una fruta adicional, caminar 10 minutos más o agregar más verduras a sus comidas.

Los estudios demuestran que las personas que llevan un registro de lo que comen tienen mejores resultados cuando intentan bajar de peso. Anote en una libreta todo lo que come y bebe cada día. Es posible que se sorprenda al ver cuánto está comiendo. Use un contador de calorías para sumar sus calorías. (Puede encontrar contadores de calorías en línea y en librerías).

A medida que lleve un registro de las calorías, observe si salta comidas, cuándo come, con qué frecuencia come afuera, y cuántas frutas y verduras come. Anote cuándo sigue comiendo a pesar de sentirse lleno y si come por razones ajenas a sentir hambre. Esto le ayudará a ver los hábitos que le conviene cambiar.

Es recomendable que anote la cantidad de actividad física que realizó cada día y que compare las calorías que quemó con las que ingirió. Use la Herramienta interactiva: ¿Cuántas calorías quemó? para ver cuántas calorías quema al realizar actividades cotidianas.

¿Puede tomar medicamentos u operarse para bajar de peso?

La cirugía y los medicamentos no funcionan por sí solos. La mayoría de las personas también necesitan hacer cambios respecto de lo que comen y de cuánta actividad hacen.

Antes de que su médico le recete medicamentos o le indique que se opere, es probable que le recomiende que se concentre en alimentarse en forma saludable y que haga ejercicio durante al menos 6 meses. Incluso si su médico le da medicamentos o le recomienda que se opere, usted deberá mantener sus nuevos hábitos saludables por el resto de su vida.

Preguntas frecuentes

Aprender acerca de la obesidad:

Recibir un diagnóstico:

Recibir tratamiento:

Inquietudes a largo plazo:

Vivir con obesidad:

Herramientas de salud 

Las Herramientas de salud le permiten tomar decisiones acertadas sobre salud o tomar medidas para mejorar su salud.


Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud. Los Puntos de decisión se centran en cualquier decisión clave sobre la asistencia médica que sea importante para distintos problemas de salud.
  Obesidad: ¿Debería operarme para adelgazar?
  Obesidad: ¿Debería tomar medicamentos para bajar de peso?
  Obesidad: ¿Debería usar un plan de dietas para bajar de peso?

Las Medidas prácticas les ayudan a las personas a participar activamente en la gestión de una condición de salud. Las Medidas prácticas le ayudan a la gente a participar activamente en la gestión de una condición de salud.
  Actividad física: Cómo usar un podómetro o un cuentapasos
  Alimentación saludable: Cómo cambiar sus hábitos alimentarios
  Alimentación saludable: Cómo obtener apoyo cuando está cambiando sus hábitos alimentarios
  Alimentación saludable: Cómo reconocer las señales del hambre
  Alimentación saludable: Cómo reducir las grasas no saludables de su dieta

Las Herramientas interactivas le ayudan a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más. Las Herramientas interactivas están diseñadas para ayudarle a la gente a determinar los riesgos de salud, el peso ideal, la frecuencia cardíaca deseable y mucho más.
  Herramienta interactiva: ¿Aumentan su IMC y la talla de su cintura los riesgos para su salud?
  Herramienta interactiva: ¿Cuál es el IMC de su hijo?
  Herramienta interactiva: ¿Cuántas calorías quemó?

Causa

La obesidad es una enfermedad compleja que no tiene una única causa ni una única cura. Usted aumenta de peso cuando ingiere más calorías de las que quema. Pero la obesidad es influenciada por muchos otros factores, que incluyen:

  • Sus hábitos. En la actualidad, en nuestra cultura es fácil comer alimentos que no son saludables y comer en exceso. Muchos factores influyen en la conducta alimentaria, incluyendo las emociones, los hábitos y la disponibilidad de alimentos.
  • Su estilo de vida. Las comodidades modernas, como los elevadores, los automóviles y el control remoto para la televisión, reducen la actividad en nuestra vida.
  • Sus genes. Si uno de sus padres es obeso, usted tiene más probabilidades de ser obeso que una persona cuyos padres tienen un peso saludable.
  • Sus amigos y familiares. Si comen muchos refrigerios ricos en grasas saturadas, comen en horarios irregulares y saltan comidas, es probable que usted también lo haga. Y si no hacen suficiente actividad física, probablemente usted tampoco la haga.

Otros factores influyen en su peso y en si hace o no suficiente actividad física, incluyendo:

  • Baja autoestima. Tener sobrepeso o ser obeso puede bajar su autoestima y hacer que comer sea una manera de reconfortarse. El fracaso reiterado en las dietas también puede afectar la autoestima y hacer que bajar de peso sea aún más difícil.
  • Preocupaciones emocionales. El estrés emocional, la ansiedad o las enfermedades, como la depresión o el dolor crónico, pueden hacer que una persona coma en exceso. Algunas personas comen para calmarse, para evitar manejar tareas o situaciones desagradables, o para moderar emociones negativas.
  • Traumas. Eventos angustiantes —como abuso sexual o maltrato físico o emocional en la infancia, pérdida del padre o de la madre durante la infancia, o problemas maritales o familiares— pueden contribuir a que una persona coma en exceso.
  • Alcohol. El alcohol (la cerveza, el vino y los cócteles) es muy alto en calorías.
  • Medicamentos o afecciones médicas. Algunas afecciones médicas y medicamentos también pueden causar aumento de peso. Algunos ejemplos son tener síndrome de Cushing o hipotiroidismo, o tomar determinados antidepresivos o corticosteroides.

Riesgos para la salud por la obesidad

La manera en que la obesidad afecta su salud depende de muchos factores, incluyendo la edad, el sexo, la parte del cuerpo donde se concentra la grasa corporal y cuánta actividad física hace.

Riesgo de tener enfermedades

Si es obeso y tiene hábitos de alimentación o de actividad poco saludables, corre un riesgo más alto de tener cálculos biliares, diabetes tipo 2, presión arterial alta, colesterol alto y triglicéridos altos, enfermedad de las arterias coronarias (CAD, por sus siglas en inglés), un ataque cerebral y apnea del sueño, entre otras afecciones.

Los niños obesos corren riesgo de muchos de los mismos problemas de salud a largo plazo.

Si tiene hábitos saludables o baja de peso, se reduce su riesgo de tener estas afecciones.

Dónde almacena la grasa

Si la grasa se acumula principalmente alrededor del estómago (lo que a veces se llama forma de manzana), usted corre un riesgo mayor de tener diabetes tipo 2, presión arterial alta, colesterol alto y enfermedad de las arterias coronarias que las personas que son delgadas o las personas que tienen grasa alrededor de las caderas (lo que a veces se llama forma de pera). Su talla de cintura afecta su riesgo de problemas de salud.

Vea un cuadro de IMC, talla de cintura y riesgo de enfermedad.
Vea más información sobre los problemas de salud relacionados con la obesidad.

Beneficios para la salud por adelgazar

Las investigaciones indican los siguientes beneficios para la salud al adelgazar:

  • Adelgazar puede mejorar la supervivencia en las personas que tienen una enfermedad relacionada con la obesidad, especialmente diabetes tipo 2.3
  • La presión arterial disminuye al bajar de peso.4
  • Las personas con diabetes tipo 2 que bajaron de peso tenían niveles más bajos de azúcar en la sangre y pudieron usar menos medicamento para bajar los niveles de azúcar en la sangre.3
  • El adelgazamiento sostenido previno nuevos casos de diabetes tipo 2 en personas que eran obesas.3
  • Bajar de peso le facilita la respiración.4
  • Las personas con apnea obstructiva del sueño que bajaron tan solo el 10% de su peso mejoraron sus hábitos del sueño y tuvieron menos somnolencia durante el día.3

Exámenes y pruebas

Junto con un chequeo médico regular, es posible que le realicen algunas pruebas para revisar su salud.

Es posible que su médico quiera hacerle análisis de sangre para detectar diabetes tipo 2, problemas de la glándula tiroidea o del hígado, y niveles altos de colesterol o de triglicéridos.

Su médico le revisará la presión arterial, le preguntará sobre cualquier medicamento que esté tomando y analizará su historial médico y sus antecedentes familiares. Su médico le preguntará cuánta actividad hace, si bebe alcohol (y cuánto), le preguntará sobre sus antecedentes de aumento de peso y con qué frecuencia ha tratado de bajar de peso.

Conocer su talla de cintura junto con el índice de masa corporal (IMC) puede ayudar a su médico a verificar su riesgo de tener diabetes tipo 2 y enfermedad de las arterias coronarias (CAD).

Hay pruebas disponibles para calcular el porcentaje de grasa corporal (para determinar qué tanto de su peso es grasa). Esto es diferente de su IMC. Con algunas de estas pruebas, usted puede enterarse además de su índice metabólico basal (IMB). Saber su IMB puede ayudar a su médico o dietista registrado a planificar cuántas calorías necesita cada día.

Detección temprana

Los médicos usan el IMC para ayudar a detectar un peso no saludable. Si tiene un IMC de 30 o más, su exceso de peso —así como no alimentarse en forma saludable o demasiado poca actividad física— puede estar poniendo su salud en peligro. Si usted es asiático, su salud puede estar en riesgo con un IMC de 27.5 o más.2

Use la Herramienta interactiva: ¿Está aumentando su IMC sus riesgos de salud? para determinar su IMC.

Si le preocupa el peso de su hijo

Si le preocupa que su hijo tenga sobrepeso o corra el riesgo de tenerlo, pídale a su médico que revise las tablas de crecimiento y el historial médico de su hijo con usted. Si el IMC y el patrón de crecimiento de su hijo sugieren un problema de peso, su médico le hará a su hijo un examen para detectar problemas que pueden causar aumento de peso. Es posible que le haga preguntas acerca de hábitos alimentarios y de ejercicio. Los chequeos regulares también serán importantes con el tiempo.

Use la Herramienta interactiva: ¿Cuál es el IMC de su hijo? para determinar el IMC de su hijo de 2 años de edad o más.

Aspectos generales del tratamiento

El tratamiento para la obesidad será más exitoso si usted elabora un plan a largo plazo con su médico. Una meta razonable podría consistir en comenzar a hacer cambios en el estilo de vida aumentando la actividad física y comiendo alimentos saludables. Su meta inicial debería ser mejorar su salud, no alcanzar un peso ideal.

Las pautas sugieren una meta de bajar el 10% de su peso corporal en 6 meses.1 Los médicos suelen recomendar a las personas que hagan cambios en su estilo de vida durante al menos 6 meses antes de probar con medicamentos o con cirugía.

Posiblemente su médico también sugiera asesoría psicológica. Si usted usa los alimentos para sobrellevar la depresión, la soledad, la ansiedad o el aburrimiento, necesita aprender nuevas habilidades para manejar esos sentimientos.

Coma menos

Comer una menor cantidad de calorías a la vez que se aumenta la actividad es la mejor manera de bajar de peso. Concéntrese en tamaños de porciones más pequeños.

Vea ChooseMyPlate por la cantidad de comida que debería comer.

Las personas suelen convencerse a sí mismas que no comen de más. Llevar un diario de alimentación (¿Qué es un documento PDF ?) puede ayudarle a ver cuántas calorías ingiere en un día. Luego puede fijar una meta con su médico o dietista según sus necesidades.

Limitar sus calorías a niveles muy bajos podría parecer la vía más rápida para adelgazar. Pero puede tener efectos negativos graves en su cuerpo y en su capacidad para no volver a engordar.

Limitar las calorías y el tamaño de las porciones —no limitar los tipos de alimentos que come— hace que se adelgace más a largo plazo. Por ejemplo, eliminar solamente carbohidratos o grasa no hará que se adelgace más que un plan de alimentación saludable.

Coma alimentos más saludables, no siga una dieta

En lugar de concentrarse en un tipo de dieta en particular, intente comer alimentos más saludables. No intente restringir los alimentos que a usted le encantan. Coma menos de ellos. Coma porciones más pequeñas.

Eche un vistazo a las pautas dietéticas para una buena salud.

Un dietista puede mostrarle cómo hacer cambios saludables en sus hábitos alimentarios y ayudarle a Haga clic aquí para ver una Medida práctica. reconocer las señales del hambre. Para obtener más información, vea la sección Programas y estrategias para bajar de peso de este tema.

Aumente la actividad

La actividad física le ayuda a quemar más calorías. En general, los expertos recomiendan hacer actividad moderada o vigorosa para estar y mantenerse saludable.5

Una de las mejores maneras de aumentar su actividad es caminar.

Lleve un registro de sus pasos con un cuentapasos o con un podómetro. Si tiene un trabajo de oficina, posiblemente se sorprenda al ver lo poco que se mueve en un día habitual. Comience con una meta que consista en aumentar los pasos en 2,000 pasos al día y camine entre 10,000 y 12,000 pasos.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Actividad física: Cómo usar un podómetro o un cuentapasos

Para averiguar cuántas calorías se queman durante distintas actividades, use la Herramienta interactiva: ¿Cuántas calorías quemó?

Para más información acerca de hacer ejercicio y del estado físico, vea el tema Actividad física: Cómo comenzar a hacer actividad y mantenerse activo.

Realícese chequeos

Consulte a su médico después de 6 meses para revisar su progreso. Algunas personas dejan de bajar de peso en esta etapa, debido a que el cuerpo se adapta a una menor cantidad de calorías y a que su motivación comienza a decaer.

En este momento, su médico puede recomendarle que aumente su actividad y que visite de nuevo al dietista para hacer más cambios en sus hábitos alimentarios. Es posible que sus metas varíen de bajar más de peso a mantener el peso que alcanzó. Mantenerse activo es muy importante.

Si ha bajado de peso pero lo recuperó, no se desanime. No es inusual que una persona haga varios intentos antes de lograr bajar de peso y no recuperarlo. Hable con su médico acerca de volver a empezar. Puede ser útil trabajar con otras personas que están tratando de bajar de peso siguiendo un programa estructurado.

Cuándo considerar la posibilidad de tomar medicamentos o de operarse

Si usted no baja de peso, continúa aumentando de peso o ha bajado de peso varias veces y ha vuelto a recuperarlo, o si a su médico le preocupa un problema de salud relacionado, usted podría necesitar probar con medicamentos u operándose.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Obesidad: ¿Debería tomar medicamentos para bajar de peso?
Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Obesidad: ¿Debería operarme para adelgazar?

Programas y estrategias para bajar de peso

La mayoría de los programas para adelgazar pueden ayudarle a bajar de peso en un principio. Pero bajará más y tendrá más beneficios para la salud si puede seguirlos durante un tiempo más prolongado. Debe encontrar el equilibrio adecuado entre la alimentación y la actividad física que puede seguir haciendo o un programa que funcione con su estilo de vida.

¿Está listo para realizar cambios?

Antes de comenzar el tratamiento, decida si está preparado para hacer los cambios en el estilo de vida necesarios para bajar de peso. Bajar de peso y mantenerlo puede ser difícil. Piense en los éxitos que tuvo antes y en cómo logró alcanzarlos.

Si está usted preparado para elaborar un plan para seguir una alimentación saludable, es posible que su médico le sugiera bajar un 10% de su peso a un ritmo de 1 libra (0.45 kg) a 2 libras (0.9 kg) a la semana como su primer objetivo. Las investigaciones demuestran que bajar un 10% del peso puede mejorar la salud.1 Es mejor que adelgace poco y lo mantenga en vez de adelgazar mucho rápidamente y volver a engordar.

Consejos para ayudarle con su programa para bajar de peso

  • Fíjese metas realistas. Muchas personas esperan adelgazar mucho más de lo que realmente pueden adelgazar. Piense en por qué quiere bajar de peso y prepárese para tener deslices.
  • Busque lo que funcione mejor para usted. Encontrar un plan que incluya menús y recetas para todos los días puede ser lo mejor.
  • Haga que su familia y sus amigos se involucren para que le brinden apoyo. Hable con ellos acerca de por qué está cambiando sus hábitos alimentarios y la actividad física y de lo importante que es para usted bajar de peso.
  • Identifique los obstáculos para bajar de peso. Lleve un diario de alimentación (¿Qué es un documento PDF ?). Mírelo para tratar de encontrar cosas que hagan que usted coma en exceso, como el estrés o la depresión.
  • Reemplace las tentaciones de alimentos no saludables con alimentos más saludables, como fruta y yogur bajo en grasa.
  • Haga suficiente actividad física para bajar de peso. Para averiguar cuántas calorías se queman durante distintas actividades, vea la Herramienta interactiva: ¿Cuántas calorías quemó?

Consejos para ayudarle a cambiar la manera en que come

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Alimentación saludable: Cómo cambiar sus hábitos

Consejos para cumplirlo

Las investigaciones demuestran que las personas que llevan un registro de lo que comen y de lo que beben cada día tienen más éxito en bajar de peso:

  • Lleve un diario de alimentación para registrar todo lo que come y bebe.
  • Preste atención al tamaño de las porciones.
  • Use un contador de calorías para revisar las calorías. Puede encontrar un contador de calorías en una librería o en línea (visite www.supertracker.usda.gov/foodtracker.aspx).

Siga haciendo actividad física.

Haga clic aquí para ver una Medida práctica. Actividad física: Cómo usar un podómetro o un cuentapasos

Anticipe las situaciones que pueden ser difíciles. Pregúntese si está usted comiendo por razones ajenas a sentir hambre:

  • ¿Ha notado un cambio en su alimentación o en su peso desde que ocurrió un cambio en su estilo de vida o en su nivel de estrés?
  • ¿Usa la comida como recompensa?
  • ¿Come lo que está más a la mano porque no planifica con anticipación?

Programas para adelgazar

Se encuentran disponibles muchos programas comerciales para adelgazar (como Weight Watchers o Lifesteps) y grupos de autoayuda o de apoyo (como Comedores Compulsivos Anónimos). La calidad y la eficacia de los programas varían ampliamente, desde clínicas de obesidad serias asociadas con hospitales hasta programas fraudulentos para adelgazar rápidamente, que incluso pueden dañar la salud con productos "milagrosos" que no han sido probados.

Cuando considere participar en un programa para adelgazar, haga preguntas acerca de las aptitudes del personal y si se ofrece asesoramiento psicológico. Tenga en cuenta que las estrategias de publicidad de los programas y productos para adelgazar, como el uso de celebridades y las imágenes del "antes y después", suelen ser poco realistas.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Obesidad: ¿Debería utilizar un plan de dietas para bajar de peso?

Medicamentos

La mayoría de los medicamentos para bajar de peso que se utilizan en el tratamiento de la obesidad actúan haciendo que sienta menos hambre o haciendo que se sienta lleno más rápido. Se usan junto con hábitos alimentarios saludables y ejercicio.

Generalmente, los medicamentos solo se usan en las personas que tienen un índice de masa corporal (IMC) de 30 o más. Pero, a veces, se usan en quienes tienen un IMC de 27 o más y corren el riesgo de tener presión arterial alta, colesterol alto, enfermedad de las arterias coronarias, diabetes tipo 2 y apnea del sueño.1

Opciones de medicamentos

  • El orlistat (Xenical) es un medicamento recetado que evita que algunas de las calorías de grasas que usted come se absorban en los intestinos. El orlistat con receta es el único medicamento para adelgazar que está aprobado para niños. Ha sido creado para usarse solamente en niños de más de 12 años.
  • El orlistat (Alli) también se vende sin receta. Alli contiene la mitad del medicamento que se halla en Xenical. El orlistat de venta libre no está planeado para que lo usen personas menores de 18 años.
  • Los supresores del apetito, como la fentermina, suprimen el apetito. Están aprobados solo para el uso a corto plazo. La fentermina ya no se vende en Europa, debido a una posible vinculación con problemas del corazón y de los pulmones.
  • La lorcaserina (Belviq) es un medicamento recetado que se toma dos veces al día. Puede ayudarle a comer menos y a sentirse satisfecho comiendo cantidades más pequeñas de alimento.
  • La combinación fentermina/topiramato (Qsymia) es un medicamento recetado que combina los fármacos fentermina y topiramato. Tomarlo una vez al día puede ayudarle a comer menos.

Para pensar

Los medicamentos no funcionan para todas las personas. Y el medicamento solo no es tan eficaz como cuando se combina con hábitos alimentarios saludables o actividad.

No se recomiendan los productos para bajar de peso sin receta. Algunos tienen efectos secundarios peligrosos, y otros no tienen ningún beneficio comprobado.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Obesidad: ¿Debería tomar medicamentos para bajar de peso?

Cirugía

La cirugía podría ser una opción si usted tiene un índice de masa corporal (IMC) de 40 o más. También puede ser una opción si usted tiene un IMC de 35 y otro problema de salud relacionado con su peso, como diabetes o artritis.

Use la Herramienta interactiva: ¿Está aumentando su IMC sus riesgos de salud? para calcular su IMC.

Los entendidos todavía están debatiendo si la cirugía para la obesidad es adecuada para los niños.

La meta de la cirugía es hacer que se baje de peso en forma significativa. Esto debería reducir los problemas de salud relacionados con la obesidad, incluidas la diabetes tipo 2 y la presión arterial alta.

La cirugía puede ayudar a adelgazar en un par de formas. Las operaciones restrictivas (como la banda gástrica ajustable) reducen la cantidad de alimento que puede comer haciendo el estómago más pequeño. Las operaciones malabsortivas (como una derivación gástrica en Y de Roux) dificultan la digestión y la absorción de alimentos.

Es importante recordar que puede seguir siendo obeso o tener sobrepeso después de la cirugía. Además, la cirugía requerirá que haga cambios extremos en la manera en que come, como comer solo unas pocas onzas de alimento por vez, debido a que con la cirugía se crea un estómago mucho más pequeño.

Haga clic aquí para ver un Punto de decisión. Obesidad: ¿Debería operarme para adelgazar?

Opciones de cirugía

Banda gástrica ajustable
Cirugía de manga gástrica
Derivación gástrica en Y de Roux
Desviación biliopancreática y desviación biliopancreática con cruce duodenal

Inquietudes acerca de la nutrición

Después de la cirugía, deberá aprender nuevas maneras de comer. Deberá comer muy lentamente y masticar muy bien los alimentos. No podrá beber durante 30 minutos antes de comer, durante su comida ni durante 30 minutos después de comer. Si usted no hace estos cambios, es posible que vomite con frecuencia y tenga dolor. También podría presentar problemas de nutrición.

Es posible que su médico le recomiende suplementos de calcio, de hierro y de vitaminas.

Para pensar

Todas las cirugías tienen riesgos. Analice sus opciones de tratamiento con su médico para decidir lo que es mejor para usted.

La mayoría de las personas que se operan para tratar la obesidad comienzan a bajar de peso rápidamente. Por lo general, el adelgazamiento continúa durante alrededor de 2 años.

Los riesgos comunes a todas las cirugías de adelgazamiento incluyen una infección en la incisión, una filtración del estómago a la cavidad abdominal o al lugar donde se conecta el intestino (que tiene por resultado una infección que se llama peritonitis) y un coágulo de sangre que obstruye el flujo de sangre en el pulmón (embolia pulmonar). Algunas personas tienen anemia u osteoporosis.

Es importante comparar los riesgos de ser obeso con los riesgos de la cirugía.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

Shape Up America!
Dirección del sitio web: www.shapeup.org

Referencias

Citas bibliográficas

  1. National Heart, Lung, and Blood Institute, National Institutes of Health (2000). The Practical Guide: Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults (NIH Publication No. 00-4084). Available online: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/prctgd_c.pdf.
  2. Purnell JQ (2011). Obesity. In EG Nabel, ed., ACP Medicine, section 6, chap. 12. Hamilton, ON: BC Decker.
  3. American Gastroenterological Association (2002, reapproved 2008). AGA technical review on obesity. Gastroenterology, 123(3): 882–932. [Erratum in Gastroenterology, 123(5): 1752.]
  4. Klein S, et al. (2011). Obesity. In S Melmed et al., eds., Williams Textbook of Endocrinology, 12th ed., pp. 1605–1632. Philadelphia: Saunders.
  5. U.S. Department of Health and Human Services (2008). 2008 Physical Activity Guidelines for Americans (ODPHP Publication No. U0036). Washington, DC: U.S. Government Printing Office. Available online: http://www.health.gov/paguidelines/guidelines/default.aspx.

Otras obras consultadas

  • Longitudinal Assessment of Bariatric Surgery (LABS) Consortium (2009). Perioperative safety in the longitudinal assessment of bariatric surgery. New England Journal of Medicine, 361(5): 445–454.
  • American Cancer Society (2010). Cancer Prevention and Early Detection: Facts and Figures 2010. Atlanta: American Cancer Society. Available online: http://ww2.cancer.org/downloads/STT/Cancer_Prev_and_Early_Dect_2010.pdf.
  • American Diabetes Association (2007). Eating with type 2 diabetes. Clinical Diabetes, 25(3): 104.
  • American Gastroenterological Association (2002, reapproved 2008). AGA technical review on obesity. Gastroenterology, 123(3): 882–932. [Erratum in Gastroenterology, 123(5): 1752.]
  • American Institute for Cancer Research (revised 2007). The new American plate for breakfast. Available online: http://www.aicr.org/publications/brochures/new-american-plate/pub_new_amer_plate_br.html.
  • American Society for Metabolic and Bariatric Surgery (2011). Updated position statement on sleeve gastrectomy as a bariatric procedure. Available online: http://asmbs.org/guidelines-statements.
  • Barlow SE (2007). Expert committee recommendations regarding the prevention, assessment, and treatment of child and adolescent overweight and obesity: Summary report. Pediatrics, 120(Suppl 4): S164–S192.
  • Brethauer SA, et al. (2009). Systematic review of sleeve gastrectomy as staging and primary bariatric procedure. Surgery for Obesity and Related Diseases, 5: 469–475.
  • DeLaet D, Schauer D (2011). Obesity in adults, search date September 2010. BMJ Clinical Evidence. Available online: http://www.clinicalevidence.com.
  • Flier JS, Maratos-Flier E (2012). Biology of obesity. In DL Longo et al., eds., Harrison's Principles of Internal Medicine, 18th ed., vol. 1, pp. 622–629. New York: McGraw-Hill.
  • Heber D, et al. (2010). Endocrine and nutritional management of the post-bariatric surgery patient: An Endocrine Society clinical practice guideline. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, 95(11): 4823–4843. Available online: http://www.endo-society.org/guidelines/final/upload/FINAL-Standalone-Post-Bariatric-Surgery-Guideline-Color.pdf.
  • National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (2008). Choosing a safe and successful weight-loss program. Available online: http://www.win.niddk.nih.gov/publications/choosing.htm.
  • Paul IM, et al. (2009). Opportunities for the primary prevention of obesity during infancy. Advances in Pediatrics, 56: 107–133.
  • Pories WJ (2008). Bariatric surgery: Risks and rewards. Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism, 93(11, Suppl 1): S89–S96. Available online: http://jcem.endojournals.org/cgi/reprint/93/11_Supplement_1/s89.pdf.
  • Rao G (2010). Office-based strategies for the management of obesity. American Family Physician, 81(12): 1449–1455.
  • Tyo BM, et al. (2011). Effects of body mass index and step rate on pedometer error in a free-living environment. Medicine and Science in Sports and Exercise, 43(2): 350–356.
  • U.S. Department of Health and Human Services (2011). Bariatric Surgery for Severe Obesity (NIH Publication No. 08-4006). Available online: http://www.win.niddk.nih.gov/publications/gastric.htm.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2010). Screening for obesity in children and adolescents. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf/uspschobes.htm.
  • U.S. Preventive Services Task Force (2012). Screening for and Management of Obesity in Adults. Available online: http://www.uspreventiveservicestaskforce.org/uspstf11/obeseadult/obesers.htm.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
Rhonda O'Brien, MS, RD, CDE - Educador en diabetes certificado
Última revisión 19 marzo, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.