Skip to Content
UW Health SMPH
American Family Children's Hospital
SHARE TEXT

Esteatohepatitis no alcohólica

Generalidades del tema

¿Qué es la esteatohepatitis no alcohólica?

La esteatohepatitis no alcohólica (NASH, por sus siglas en inglés) es una inflamación y daño al hígado provocada por una acumulación de grasa en el hígado. Es parte de un grupo de afecciones llamado enfermedad hepática grasa no alcohólica. Podrían decirle que usted tiene un "hígado grasoso". Muchas personas tienen una acumulación de grasa en el hígado, y para la mayoría de las personas no causa síntomas ni problemas. Pero en algunas personas, la grasa produce inflamación y daña las células del hígado. Como consecuencia del daño, el hígado no funciona tan bien como debería.

La NASH puede empeorar y causar cicatrización del hígado, lo cual conduce a cirrosis. Pero la enfermedad no siempre empeora.

La NASH es similar a la clase de enfermedad hepática causada por el consumo excesivo de alcohol a largo plazo. Pero la NASH ocurre en personas que no abusan del alcohol.

¿Qué causa la NASH?

Los entendidos no saben por qué algunas personas con acumulación de grasa en el hígado tienen NASH mientras que otras no la tienen. Podría ser que algo en el ambiente desencadena la inflamación en esas personas. O tal vez sea hereditaria.

Las cosas que ponen a las personas en riesgo de NASH y de daño hepático incluyen:

La mayoría de las personas que tienen NASH tienen entre 40 y 50 años y tienen uno o más de los problemas enumerados arriba. Pero la NASH puede ocurrir en personas que no tienen ninguno de estos factores de riesgo.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que no tenga ningún síntoma en las etapas iniciales de NASH. La mayoría de las personas que tienen NASH se sienten bien y no saben que la tienen.

A medida que la NASH avanza y el daño al hígado empeora, podría empezar a tener síntomas como:

  • Fatiga (sentirse cansado todo el tiempo).
  • Pérdida de peso sin un motivo claro.
  • Debilidad general.
  • Un dolor en la parte superior derecha del abdomen.

Pueden pasar muchos años antes que NASH se vuelva lo suficientemente grave como para causar síntomas.

¿Cómo se diagnostica la NASH?

No hay ninguna prueba que por sí sola pueda diagnosticar NASH. Su médico le preguntará acerca de otros problemas de salud que haya tenido.

Para ver si se le está acumulando grasa en el hígado y para descartar otras enfermedades, es posible que su médico le haga pruebas como:

Es posible que su médico le realice una biopsia de hígado para asegurarse de que usted tiene NASH. En una biopsia de hígado, su médico toma una muestra de tejido de su hígado y la analiza para detectar señales de NASH.

¿Cómo se trata?

El tratamiento para NASH incluye controlar factores que aumentan su riesgo de NASH o que la empeoran. Usted puede:

  • Reducir su nivel de colesterol total.
  • Alcanzar un peso saludable. Bajar de un 3% a un 10% de su peso corporal total puede establecer una diferencia.1
  • Controlar la diabetes.
  • Dejar de beber alcohol o reducir su consumo.
  • Hacer ejercicio en forma regular.

Además, pregúntele a su médico o a su farmacéutico acerca de todos los medicamentos que toma. Algunos pueden dañarle el hígado.

En algunos casos, su médico puede sugerirle medicamentos para controlar o revertir el daño al hígado provocado por la NASH.

Otros lugares en los que puede obtener ayuda

Organización

National Digestive Diseases Information Clearinghouse
Dirección del sitio web: www.digestive.niddk.nih.gov

Referencias

Citas bibliográficas

  1. Chalasani N, et al. (2012). The diagnosis and management of non-alcoholic fatty liver disease: Practice guideline by the American Association for the Study of Liver Diseases, American College of Gastroenterology, and the American Gastroenterological Association. American Journal of Gastroenterology, 107(6): 811–826.

Otras obras consultadas

  • Ahmed A, et al. (2006). Alcoholic and nonalcoholic fatty liver disease. In MM Wolfe et al., eds., Therapy of Digestive Disorders, 2nd ed., pp. 547–564. Philadelphia: Saunders.
  • American Gastroenterological Association (2002, reapproved 2008). AGA technical review on nonalcoholic fatty liver disease. Gastroenterology, 123(5): 1705–1725.
  • Collantes R, et al. (2004). Nonalcoholic fatty liver disease and the epidemic of obesity. Cleveland Clinic Journal of Medicine, 71(8): 657–664.
  • National Heart, Lung, and Blood Institute, National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (1998). Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Available online: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf.
  • St. George A, et al. (2009). Independent effects of physical activity in patients with nonalcoholic fatty liver disease. Hepatology, 50(1): 68–76.

Créditos

Por El personal de Healthwise
E. Gregory Thompson, MD - Medicina interna
W. Thomas London, MD - Hepatología
Última revisión 26 junio, 2013

Esta información no reemplaza la consulta médica. Healthwise, Incorporated niega toda garantía y responsabilidad por el uso de esta información. El uso que usted haga de esta información implica que usted acepta las Condiciones de Uso. Cómo se desarrolló esta información para ayudarle a tomar mejores decisiones de salud.

© 1995-2014 Healthwise, Incorporated. Healthwise, Healthwise para cada decisión de la salud, y el logo de Healthwise son marcas de fábrica de Healthwise, Incorporated.