Generalidades del tema

¿Qué es el neuroma de Morton y cuál es la causa?

El neuroma de Morton es un nervio hinchado o engrosado en el antepié. Cuando los dedos de los pies se aprietan con demasiada frecuencia y durante demasiado tiempo, el nervio que corre entre los dedos de los pies puede hincharse y engrosarse. Esta inflamación puede hacer que sea doloroso caminar sobre ese pie. Los zapatos de tacones altos, apretados o estrechos pueden empeorar el dolor. A veces, puede ayudar cambiar los zapatos por otros que le den más espacio a los dedos de los pies.

¿Cuáles son los síntomas?

El neuroma de Morton puede causar un ardor muy doloroso o un dolor agudo en el pie que empeora cuando camina. Podría sentir que tiene un pequeño bulto dentro del antepié. Por lo general, ocurre entre el tercer y el cuarto dedo del pie, pero también puede ser entre otros dedos de los pies.

¿Cómo se diagnostica?

Generalmente, un médico puede identificar el neuroma de Morton durante un examen físico. El médico le apretará o presionará la parte inferior del pie o le apretará los dedos de los pies juntos para ver si le duele. Su médico también podría indicarle una radiograf√≠a del pie para asegurarse de que no haya otra causa del dolor.

¿Cómo se trata?

Es posible que pueda tratar este problema en el hogar:

  • Evite usar calzado apretado, puntiagudo o con tacones altos. Elija zapatos de buen calce con suficiente espacio para los dedos de los pies.
  • Colóquese hielo o una compresa fría en la zona de 10 a 15 minutos cada vez. Coloque un paño delgado entre el hielo y la piel.
  • Tome medicamentos antiinflamatorios para reducir el dolor y la hinchazón. Estos incluyen ibuprofeno (como Advil o Motrin) y naproxeno (como Aleve).
  • Descanse los pies cuando pueda. Reduzca las actividades que aplican presión en los dedos de los pies, como los deportes de raqueta o correr.
  • Trate de masajearse los pies para relajar los músculos que rodean el nervio.

Si estas medidas no alivian los síntomas, su médico podría indicarle que use almohadillas o dispositivos especiales que extienden los dedos de los pies para evitar que aprieten el nervio. En algunos casos, un médico podría aplicarle una inyecci√≥n de esteroides para reducir la hinchazón y el dolor. Si estos tratamientos no ayudan, su médico podría sugerirle cirugía.

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado H. Michael O'Connor, MD - Medicina de emergencia

Revisado14 noviembre, 2014