Generalidades del tema

Los quistes mucoides suelen ocurrir cuando aparecen síntomas de la osteoartritis (artrosis), en personas de mediana edad o mayores. Este tipo de quiste es más común en las mujeres que en los hombres.

Los quistes mucoides se encuentran en la articulación más cercana a la uña del dedo (articulación interfalángica distal [DIP, por sus siglas en inglés]). El quiste es firme y no se mueve fácilmente bajo la piel. Estos quistes pueden ser dolorosos y pueden reventarse, lo que aumenta el riesgo de infección. La uña del dedo puede crecer de manera irregular o tener malformaciones porque el quiste está cerca de las células de crecimiento de la uña.

Debido al riesgo de infección, un quiste mucoide no debe reventarse a propósito. A veces, un quiste se revienta solo. El tratamiento casero puede ser todo lo que se necesita.

Las medidas de tratamiento incluyen extraer el líquido del quiste con una aguja (aspiración) para reducir el quiste en forma temporal, inyectar el quiste con hidrocortisona para reducir la inflamación y, posiblemente, reducir la probabilidad de que regrese, o extraer el quiste mediante cirugía. El quiste podría regresar después del tratamiento. A menudo hay espolones óseos (pequeños crecimientos óseos que se forman junto a una articulación) en la articulación adyacente a un quiste mucoide, y extraer los espolones óseos reduce la probabilidad de que reaparezca el quiste.

Una posible complicación de la aspiración y del tratamiento quirúrgico es que ocurra una infección.

Información relacionada

Créditos

PorEl personal de Healthwise
Revisor médico primario William H. Blahd, Jr., MD, FACEP - Medicina de emergencia
Revisor médico especializado Herbert von Schroeder, MD, MSc, FRCSC - Cirugía de mano y microvascular

Revisado14 noviembre, 2014